Visita a Urgencias. Bronquitis Aguda

Como ya os anuncié con anterioridad, teníamos el puente entero desde el martes hasta el domingo, y, por tanto, fuimos a visitar a la Familia Fútura de Mamá… allá en una provincia del Sur. A pesar de la Bronquiolitis, porque nos recomendaron que el aire de playa le sentaría de lujo para curarse cuanto antes.

El viaje fue intenso, 4 horas en un tren que, como me imaginaba, Bebé Fúturo estaría muy reventado por tantas emociones, pero no se dejaría dormir para retomar fuerzas. Llegamos a casa, maldormimos por el cansancio y llegamos al martes tan anchos… pero no tan panchos.

Por la tarde, casi entrada la noche, le achacó a Bebé Fúturo una fiebre que no había tenido con anterioridad. Así que fui a la farmacia de guardia por un apiretal y, mal que bien, fue recuperando un poquito. Pero al día siguiente, bien temprano por la mañana, fuimos al hospital…

Nada más verle, le pusieron el pulsi y mi niño saturaba a 93% de oxígeno, le hicieron placas de RayosX para descartar neumonía (por suerte no había), pero tenía una bronquitis que no le dejaba respirar. Se pasó el día llorando y durmiendo, es lo único que hacía. Y el resto del tiempo, al pecho con la lactancia.

Llegó a tener 90% de saturación de oxígeno en sangre sin estar en reposo, así que ingresado con medicaciones y vigilancia durante 3 días. ¡Os lo podéis imaginar!

La recuperación fue bastante lenta. Entre sus medicaciones estaba el oxígeno, estilsona, ventolin y amoxicilina, ¡una bomba de relojería! Pero tres días después estaba como nuevo y nos dieron el alta y más medicación.

Finalmente todo ha salido bien, pero la verdad es que el viaje no nos lo esperábamos tan accidentado.

Mega Acueducto y Visita a Urgencias. Bronquilitis Leve

El pasado puente de Halloween teníamos pensado ir a visitar a Familia Fútura del Sur para que Bebé Fúturo estuviera con los Abuelos Fúturos de Mamá, pero un pequeño incidente con Bisabuela Fútura nos lo impidió y los Abuelos Fúturos de Mamá se quedaron muy tristes.

Así que en este acueducto no teníamos pensado ir dado que no quedaban días de vacaciones para gastar, pero nos hemos conseguido organizar para bajar un rato a verles.

¿Qué planes tenemos? No lo sé, pero estoy agobiada sólo con la idea. Va a ser un viaje que hago a solas con Bebé Fúturo en un medio de transporte nuevo para él. Papá Fúturo se nos une más adelante, pero el viaje a solas me produce algo de ansiedad.

Cualquier consejo, recomendación, idea es bienvenida. ¿Qué se puede hacer con un bebé de 21 meses en un tren en un viaje de más de cuatro horas?

Me llevo preparado vídeos que le gustan ya descargados en el móvil, el iPad por si por casualidad hubiera conexión WiFi, algún juguete y algún libro. Y, lo más importente, comida y agua.

Llegaremos bastante de noche para él, lo cual le volverá muy inquieto. No he dormido mucho esta noche, lo cual me da dolor de cabeza y un humor tirando a rancio. ¡Espero que no se me olvide nada! Y que el ibuprofeno haga efecto pronto…

Además, ayer empezó a salirle un poco de moco por el ojo y dado que no estaba mejorando con la tos Papá Fúturo lo llevó a urgencias. Allí le dijeron que lo único que tenía era moco y nos mandaron un ventolin que no puede darse a la vez que los aerosoles del otorrino (¡¡Fiesta!!). Por suerte no hay fiebre ni nada que se le parezca. Y también, el aire del sur parece ser que le conviene muchísimo para su estado de salud actual.

Entonces, ¿qué me recomendáis hacer durante el viaje para entretener a Bebé Fúturo? A tener en cuenta: ya no puedo comprar nada ni coger nada de casa.

6º Fin de Semana de 2016

Ya sabéis que no publicaré más #FotoFinde, pero sí hablaré de los fines de semana que merecen ser mencionados.

Concretamente como éste, el sexto fin de semana de 2016, lo hemos pasado en CiudadPequeña con Abuelos Fúturos de Mamá y, sobre todo, con Amigos R, R, A y F. Pero todo a su debido orden…

Después de un viaje en coche de unas 9 o 10 horas, perdimos la cuenta en el momento en el que llegar se convirtió en necesidad en lugar de un deseo. En ese viaje en coche, lógicamente, hacíamos varias paradas y en cada una de ellas había prácticamente los mismos requerimientos: comida de Bebé Fúturo, cambio de pañales (¿hace falta decir que de Bebé Fúturo?), esparcimiento de Bebé Fúturo para estirar sus piernas… y, ya de paso, nosotros también un refrigerio. Y en alguna ocasión hasta una comida entera.

Llegamos ya de noche con el tiempo justo para “encasquetar” (léase la palabra como algo irónico, no literal) a Bebé Fúturo con los abuelos y salir corriendo a saludar a AmigaR, AmigoR, AmigaA y AmigoF. Sólo un ratito, el que ha tardado el camarero en atendernos, traernos la comanda y la cuenta (algo más de lo deseado).

El día siguiente lo pasamos entero de visitas. A VecinaT (de quien ya hablaré) a presentarle al hijo de la hermana de la vecinita superamiga de su hija… Sigo pensando que parece que vivimos en un pueblo.

La casa a la que se ha mudado Tita Fútura de MF con su actual pareja. Muy bien de precio y muy bien situada. Pequeña, pero nueva. Lo justo y lo necesario para una pareja reciente con un pequeño a su cargo.

Y finalmente a AmigoI… AmigoI es un amigo de hace muchísimo tiempo, tanto, que no tenía conocimiento de la existencia de Papá Fúturo… y por supuesto que ni de Bebé Fúturo. También me ha puesto al día de muchas cosas suyas… Y os contaré su historia.

Después de tantas visitas colapsamos un poco y descansamos esa noche…

Al día siguiente programamos una ruta en 4×4 por la Sierra y se nos unieron AmigaR y AmigoR. Postales preciosas de una tierra hermosa… Después seguimos la marcha de nuevo con todo el grupo, se nos unieron AmigaA y AmigoF y para cenar dejamos a Bebé Fúturo con los abuelos de nuevo. Nos lo pasamos genial.

Y el domingo todo el camino de vuelta, se nos hizo eterno, sobre todo a Bebé Fúturo…