Sello de Calidad con Madresfera: Cabify Baby

He tenido la oportunidad de probar Cabify Baby, un sello de calidad ofrecido a través de Madresfera.

¿Qué es Cabify?

Cabify es un servicio de vehículos privados que te recogen para llevarte a un destino. Se diferencian de un servicio de Taxi normal porque los coches son de alta gama y puedes hacer reservas por adelantado del servicio. Es más, antes de realizarlo ya vas a conocer el precio y podrás geolocalizar el coche que va a venir a buscarte en la aplicación.

Incluso te facilita el contacto del conductor que realizará tu servicio, los datos básicos del coche para que puedas reconocerlo, los datos básicos del conductor. Te ofrecen agua en cada servicio y tienes disponible revistas. Los coches son realmente amplios.

¿Y qué es Cabify Baby?

Quienes somos padres y priorizamos la seguridad de nuestros hijos sabemos muy bien que los Sistemas de Retención Infantil (SRI) son de extrema importancia. Cuando usas un servicio de Taxi ordinario y necesitas llevar a tu bebé/niño en el coche eres tú quien debe responsabilizarse del SRI. Si no lo llevas, el Taxi os traslada, pero no se hace responsable de la seguridad del bebé/niño (ni de los 200€ de multa si te pillan).

Cabify ha ido un paso más allá y ha puesto a nuestra disposición el servicio de llevar el SRI en sus vehículos, sin tener que preocuparnos nosotros por llevarlo.

Suelen llevar el Grupo 1/2/3. Si tienes un Bebé que necesita un Grupo 0 o Grupo 0+ sí que deberás reservar el servicio con antelación. O si necesitas llevar dos SRI. Cualquiera de estas dos últimas opciones supone un recargo de 5 euros. Pero el servicio Cabify Baby no tiene recargo respecto a un Cabify Lite si no necesitamos usar el servicio adicional.

Qué me ha parecido después de probarlo

A mí me ha sorprendido muchísimo. Pero mejor voy paso a paso de cómo ha sido mi experiencia.

Lo he usado dos veces a través del sello de calidad. Ambas para acudir a un evento de Madresfera (para la ida y la vuelta desde el Intercambiador de Buses Interurbanos al evento en cuestión y ahorrarme todo el viaje en Metro que implicaba dicho recorrido).

El primer recorrido lo reservé el día anterior a través de la aplicación. Me notificaron tanto a través de la aplicación, como a través de correo electrónico, que la reserva estaba confirmada en cuanto asignaron un conductor a dicho recorrido, es decir, al día siguiente, unas horas antes de la reserva, lo tenía todo confirmado sin problemas.

Yo llegué antes de la hora prevista y, por suerte, el conductor también había llegado antes. La aplicación me avisó en cuanto llegó el conductor y me encaminé a la zona del mapa donde se veía reflejado que estaba el vehículo. Como indicaba qué vehículo era, color y matrícula, no tuve ningún problema en identificarlo y el conductor fue muy amable ayudándome en todo momento. Por un lado a instalar el SRI y por otro lado a cargar el carrito de paseo en el maletero. Yo enganché a Niño Fúturo a la silla y me subí al otro lateral.

Nada más subirme me ofreció agua y revistas, me preguntó si había usado el servicio anteriormente y me facilitó el acceso a la WiFi del coche si quería usarlo. Siempre fue muy cordial y muy atento a mis necesidades. La aplicación me indicaba el recorrido que estábamos realizando y el tiempo que faltaba para llegar a destino. Además del precio que tendría hacer ese recorrido, que no varió y me pareció realmente económico para lo que estaba recibiendo a cambio.

Cuando llegamos, igualmente me ayudó a sacar el carrito del maletero y desinstaló el SRI para su siguiente servicio. Me comentó que siendo un día entre semana no tendría problema en adquirir otro servicio al terminar el evento, dado que no sabía cuándo terminaría y no podía reservarlo con antelación. Así que el siguiente recorrido lo solicité “en directo”.

La verdad es que mi experiencia cuando lo pedí fue un poco desafortunada. Tardó mucho tiempo en llegar, pero la conductora tuvo la amabilidad de llamarme para indicarme dónde se encontraba y porqué estaba tardando. Sí podía ver que otras compañeras del evento tuvieron menos problemas para solicitarlo y llegaron antes.

Cuando conseguimos encontrarnos, igual que en el servicio anterior, fue muy amable, atenta y agradable. Mantuvimos una conversación durante el recorrido muy ameno y, como el recorrido me lo conocía, siguió mis recomendaciones al indicarlas. Parece ser que llevaba muy poco tiempo trabajando y por ello tuvo algunos pequeños errores que, para mí, son perdonables.

Si tuviera que objetar algo, la verdad, sería que los SRI son a favor de la marcha, en lugar de a contramarcha, como me hubiera gustado. Pero siendo un recorrido dentro de ciudad a baja velocidad he hecho la vista gorda.

Por lo demás, me ha gustado mucho lo asequible que me parece el servicio. Es más, ahora conociéndolo, seguramente lo use sin tener Sello de Calidad. La experiencia ha sido muy agradable y el precio está a la mano de cualquier bolsillo. Y en caso de no estarlo, se conoce el precio antes de hacer el recorrido (tipo presupuesto), por lo que se puede tomar la decisión en cada momento.

Sello de Calidad con Madresfera: Nonabox

Os tengo que hacer una confesión. Las cajas Nonabox las conozco desde que he comenzado el blog, hace año y medio, siempre me han suscitado curiosidad… PERO… (es un pero muy grande, en mayúscula, así como de: “me van a matar si lo digo”) ¡nunca me gustaban los productos que traía! Ea, ya lo he dicho. Ufffff, ya puedo respirar tranquila y seguir escribiendo, con normalidad, como si nada hubiera pasado.

Y ahora empezamos de verdad.

Las Caja Nonabox son cajas personalizadas para cada madre que, teniendo un valor de 29,95 €, traen productos que superan los 75 € de valor en total de cada caja. Puedes recibir una caja solamente o realizar una suscripción. En su página tenéis más información al respecto.

La idea original me gustaba muchísimo. ¿Qué madre no desea tener productos de gran valor para ella y su bebé? Me informé más y cuando hacían críticas personales de las cajas en otros blogs me topé con la realidad. ¡Esa caja no era para mí! Los productos que traía no eran los que yo me compraría y todas las cajas que he visto no me gastaría los 29,95 € que invertiría en ellas en los productos que sí me resultaban de interés.

Pero el gusanillo seguía picando… ¡Yo también quería una caja!

Y aquí apareció Madresfera para darme la oportunidad. Me han permitido probar una caja de Nonabox. Y, siendo total y completamente sincera, ¡me han sorprendido gratamente! No es porque me hayan regalado la caja, es porque dentro he visto cubiertas en parte mis necesidades y en otra parte mis gustos. No todos los productos me han chiflado, pero sí la mayoría.

¡Voy a contaros mi experiencia con mi primera caja Nonabox!

Caja Nonabox

Os parecerá una tontería, es absurdo, pero no puedo evitarlo ni quiero evitarlo. ¡Me encanta la caja en sí! Es muy buena, es decir… no es una caja de zapatos, es una caja casi cuadrada muy robusta que me sirve para guardar chorrocientas cosas que se me ocurran o para servir en sí mismo como caja de regalo. Llamadme tontaina, pero es así. Abrirla da una sensación de: “soy especial” que mola.

Caja Nonabox

Lo primero que me encontré fue la revista Petit Style. Para madres que les gusta la moda y vestir a sus hijos con outfits actuales está genial. Van a encontrarse con su mundo, trae alguna receta de comida cuqui y algún artículo interesante. Pero tienes muchísimas ideas para vestir a los retoños. Como os podéis hacer una idea, esto no era para mí. Pero sí he reconocido en el target a más de una blogger que le gustaría, seguro (guiño, guiño).

Caja Nonabox

Al detalle: Revista Petit Style Número 22

En lo siguiente que se fijó mi mirada fue un biberón y unos chupetes. Lo primero que pensé fue: “¡¡Genial!! Me vienen de perlas.” Había perdido los chupetes de Bebé Fúturo, todos los chupetes. Las que tenéis más experiencia, ¿dónde se pueden meter diez chupetes de bebé? Luego ya me fijo, y resulta que es un biberón “de aprendizaje” que va como paso previo a la taza de aprendizaje y chupetes ultracuquis a partir de seis meses. Pues si ya de primeras pensé bien, ahora todavía mejor. Papá Fúturo el biberón lo aprovechará genial, porque lleva un tiempo quejándose de que las tetinas no sale bien las hebras del zumo de naranja o los potitos que él prepara, así que seguro que le saca buen provecho al regalito. Y los chupetes, en cuanto cumpla seis meses, van a sustituir los que tiene ahora. Aunque… Bebé Fúturo no es amante de los chupetes, sí me han salvado en alguna ocasión. Esto ha sido totalmente un acierto para mí.

Caja Nonabox

Caja Nonabox

Al detalle: Biberón y chupetes de la marca Tigex. A partir de seis meses.

Lo siguiente que vi fue un bote entero de crema solar de Apivita. El bote viene en varios idiomas, es factor +50. Pero cuando busco si la protección es química o física no encuentro la respuesta. La verdad es que no usamos apenas crema solar, preferimos ir por la sombra y taparle con ropa más que usar crema, dado que no sabemos si su piel soporta bien las cremas y es menor de seis meses. De todas maneras buscando por internet parece ser que sí es muy respetuosa, así que me relajo.

Caja Nonabox

Además, también traen muestras de crema para la mamá. Se agradece mucho, aunque apenas uso.

Caja Nonabox

Al detalle: Crema Suncare de la marca Apivita

Y de repente ahí estaba, un sobre donde sólo se veía “MySalus”. Tuve la grandísima suerte de ganar un sorteo de Planeando Ser Padres donde pude probar durante 15 días sus servicios. Fue justo cuando nació Bebé Fúturo y la verdad es que le saqué muchísimo provecho. Así que os puedo hablar incluso desde la experiencia. ¡¡Es un regalazo!! Siempre existen dudas sobre si ir o no al pediatra ante ciertos síntomas y poder probar MySalus en un regalo de 15 días que podéis activar cuando guste es genial. Responden enseguida y puedes enviar fotos o vídeos para ver casi en directo lo que le sucede. Es por WhatsApp y realmente merece mucho la pena.

Caja Nonabox

Al detalle: 15 días de prueba del servicio MySalus.

Cuando yo pensaba que llegaba al fondo y veía una preciosa lámina de Bandide pensaba que la caja estaba muy bien. Cuando pude ver la lámina por completo lo tuve clarísimo: va a la pared de mi trabajo. ¡¡Me encanta!! Soy muy fan de ese tipo de láminas y ésa en especial es genial. Buscando en la página he visto realmente muchas monadas, pero me desencantó que no tuvieran láminas. Así que puedo afirmar que es una lámina exclusiva y me siento muy afortunada de tenerla.

Caja Nonabox

Al detalle: lámina exclusiva de Bandide.

También había una muestra gratuita de Iogolino. Aunque es apta para bebé, son cosas que prefiero comer yo dado que quiero que Bebé Fúturo coma cosas sanas, básicamente producto en lugar de preparado (tema pendiente). Y la verdad es que aunque era fresa y plátano, me supo muchísimo a plátano. ¡¡Y no me sentó mal!! Es algo que agradezco mucho dado que no tolero bien el potasio del plátano.

Caja Nonabox

Al detalle: muestra de Iogolino de Nestlé.

Hace poquito tiempo he comprado un saco de dormir de Aden Anais… ¡¡Qué sorpresa cuando veo en la caja una muselina!! Me encantan las muselinas, pero ésta me sorprendió sobremanera. ¡¡¡Era enorme!!! Por lo menos, por lo menos 90 cms x 90 cms. Es más… ¡¡¡¡con estrellitas!!!! Nos encanta la muselina, es muy grande, apañada y preciosa. Muy suave y útil para todo. Simplemente es genial.

Caja Nonabox

Al detalle: muselina grande de Aden Anais.

Para culminar, ¡un libro! Además, un libro para toda la familia. Dentro te enseña a hacer tus propios peluches de animales. Creo que es una manera muy buena de hacer actividades en familia y las explicaciones son fáciles. Me gustan mucho las ilustraciones, la manera de enseñarlo, lo fácil que lo hace parecer todo. Me ha sorprendido mucho.

Caja Nonabox

Al detalle: ANIMALES. Crea tus propias mascotas – Jane Bull

¿Con cuál de los productos me quedaría sin dudar? ¿Cuál es mi favorito? Pues me resulta más difícil de lo que pensaba. Me gusta la gran mayoría, menos el Iogolino (que me bebí yo) y la crema solar (porque ya tenía), todos me encantan. Pero finalmente mi favorito es la muselina de Adain Anais. Ya conocía la marca, cuya historia me gustó mucho, y la muselina es genial. Aunque la exclusividad de la lámina de Bandide también la hace extraordinaria… Y los 15 días de uso de MySalus… Pero no me echo para atrás, la muselina me ha conquistado.

Caja Nonabox