Día de la Tierra 2017

Igual que el año pasado, vengo a daros más ideas ecológicas para cuidar del Planeta en el que vivimos, que, queráis o no, es nuestro verdadero hogar.

Para empezar, vengo a hablaros de los Kits Ecológicos. Nosotros llevamos usando un año y medio un kit solar con bombillas LED para el salón. Pero antes, os pongo en situación. El niño se ha dormido, tú ya has cenado, no necesitas nada más que un rato delante de la caja tonta para adentrarte poco a poco en ese estado de relax antes de dormir. ¿Cuánta luz necesitas entonces? Más bien la justa para no tropezar con el gato alfombra que tienes por ahí tirado, ¿o no?

En estos casos, desde siempre, hemos usado bombillas de bajo consumo. Pero descubrimos los kits de los que os hablo, Papá Fúturo (hombre mañoso donde los haya) montó la instalación en casa, y desde entonces disfrutamos de más luz por mucho menos gasto. Como se carga con energía solar, no gastamos de la red eléctrica, como son bombillas de LED dan mucha más potencia con menos energía. ¡Estamos realmente encantados con el sistema!

Por cierto, si no eres de los mañosos, se venden bombilla de LEDs también por separado, son más caras, pero os aseguro que es una inversión a favor de vuestra economía y a la ecología de todo el mundo.

Lo que os vengo a contar ahora quizás no sea para todo el mundo, pero llevamos muchos años usando y creo que es algo revolucionario que para cualquier amante de la naturaleza puede ayudar. Como es algo multiusos apto para todo amante de la supervivencia, os lo cuento, que el saber no ocupa lugar y si no es para vosotros, quizás sea para alguien que conozcas.

Os quiero hablar de la BioLite, pocas cosas conozco más ecológicas que ésta. Ahora tienen muchas cosas, pero cuando yo las conocí y cuando empezaron sólo tenían este producto como marca propia. Ahora tienen múltiples accesorios (también compramos éste y estamos super encantados).

Originalmente se trataba de una estufa que funcionaba sólo con palitroques que te encontrabas por el campo, pero tiene un agregado que transforma la energía calorífica que produce en energía eléctica de manera que alimenta un pequeño ventilador incoporado que ayuda a alimentar el fuego, por lo que lo hace más potente y a cargar cualquier aparato con cargador USB (móviles, tablets, etc.).

Además, con el acople que copramos después se puede calentar comida y hacer una barbacoa totalmente ecológica sin encendedores industriales de gasolina que contaminan demasiado y huelen fatal y sin tener que comprar carbón aparte. Por lo que igual que lo anterior, es una inversión que se traduce en economía para uno y ecología para el mundo. ¡Si te gustan las barbacoas, ¡éste es tu kit!! Más ecológico, pocas cosas en el mundo. (Por cierto, también lo tienes en Amazon).

Sólo me queda recordaros una cosa de la que os hablé hace muchísimo tiempo y nunca más he vuelto a mencionar. La Copa Menstrual, os recuerdo que aquí os cuento mi experiencia con ella.

 

Sello de Calidad con Madresfera: Cabify Baby

He tenido la oportunidad de probar Cabify Baby, un sello de calidad ofrecido a través de Madresfera.

¿Qué es Cabify?

Cabify es un servicio de vehículos privados que te recogen para llevarte a un destino. Se diferencian de un servicio de Taxi normal porque los coches son de alta gama y puedes hacer reservas por adelantado del servicio. Es más, antes de realizarlo ya vas a conocer el precio y podrás geolocalizar el coche que va a venir a buscarte en la aplicación.

Incluso te facilita el contacto del conductor que realizará tu servicio, los datos básicos del coche para que puedas reconocerlo, los datos básicos del conductor. Te ofrecen agua en cada servicio y tienes disponible revistas. Los coches son realmente amplios.

¿Y qué es Cabify Baby?

Quienes somos padres y priorizamos la seguridad de nuestros hijos sabemos muy bien que los Sistemas de Retención Infantil (SRI) son de extrema importancia. Cuando usas un servicio de Taxi ordinario y necesitas llevar a tu bebé/niño en el coche eres tú quien debe responsabilizarse del SRI. Si no lo llevas, el Taxi os traslada, pero no se hace responsable de la seguridad del bebé/niño (ni de los 200€ de multa si te pillan).

Cabify ha ido un paso más allá y ha puesto a nuestra disposición el servicio de llevar el SRI en sus vehículos, sin tener que preocuparnos nosotros por llevarlo.

Suelen llevar el Grupo 1/2/3. Si tienes un Bebé que necesita un Grupo 0 o Grupo 0+ sí que deberás reservar el servicio con antelación. O si necesitas llevar dos SRI. Cualquiera de estas dos últimas opciones supone un recargo de 5 euros. Pero el servicio Cabify Baby no tiene recargo respecto a un Cabify Lite si no necesitamos usar el servicio adicional.

Qué me ha parecido después de probarlo

A mí me ha sorprendido muchísimo. Pero mejor voy paso a paso de cómo ha sido mi experiencia.

Lo he usado dos veces a través del sello de calidad. Ambas para acudir a un evento de Madresfera (para la ida y la vuelta desde el Intercambiador de Buses Interurbanos al evento en cuestión y ahorrarme todo el viaje en Metro que implicaba dicho recorrido).

El primer recorrido lo reservé el día anterior a través de la aplicación. Me notificaron tanto a través de la aplicación, como a través de correo electrónico, que la reserva estaba confirmada en cuanto asignaron un conductor a dicho recorrido, es decir, al día siguiente, unas horas antes de la reserva, lo tenía todo confirmado sin problemas.

Yo llegué antes de la hora prevista y, por suerte, el conductor también había llegado antes. La aplicación me avisó en cuanto llegó el conductor y me encaminé a la zona del mapa donde se veía reflejado que estaba el vehículo. Como indicaba qué vehículo era, color y matrícula, no tuve ningún problema en identificarlo y el conductor fue muy amable ayudándome en todo momento. Por un lado a instalar el SRI y por otro lado a cargar el carrito de paseo en el maletero. Yo enganché a Niño Fúturo a la silla y me subí al otro lateral.

Nada más subirme me ofreció agua y revistas, me preguntó si había usado el servicio anteriormente y me facilitó el acceso a la WiFi del coche si quería usarlo. Siempre fue muy cordial y muy atento a mis necesidades. La aplicación me indicaba el recorrido que estábamos realizando y el tiempo que faltaba para llegar a destino. Además del precio que tendría hacer ese recorrido, que no varió y me pareció realmente económico para lo que estaba recibiendo a cambio.

Cuando llegamos, igualmente me ayudó a sacar el carrito del maletero y desinstaló el SRI para su siguiente servicio. Me comentó que siendo un día entre semana no tendría problema en adquirir otro servicio al terminar el evento, dado que no sabía cuándo terminaría y no podía reservarlo con antelación. Así que el siguiente recorrido lo solicité “en directo”.

La verdad es que mi experiencia cuando lo pedí fue un poco desafortunada. Tardó mucho tiempo en llegar, pero la conductora tuvo la amabilidad de llamarme para indicarme dónde se encontraba y porqué estaba tardando. Sí podía ver que otras compañeras del evento tuvieron menos problemas para solicitarlo y llegaron antes.

Cuando conseguimos encontrarnos, igual que en el servicio anterior, fue muy amable, atenta y agradable. Mantuvimos una conversación durante el recorrido muy ameno y, como el recorrido me lo conocía, siguió mis recomendaciones al indicarlas. Parece ser que llevaba muy poco tiempo trabajando y por ello tuvo algunos pequeños errores que, para mí, son perdonables.

Si tuviera que objetar algo, la verdad, sería que los SRI son a favor de la marcha, en lugar de a contramarcha, como me hubiera gustado. Pero siendo un recorrido dentro de ciudad a baja velocidad he hecho la vista gorda.

Por lo demás, me ha gustado mucho lo asequible que me parece el servicio. Es más, ahora conociéndolo, seguramente lo use sin tener Sello de Calidad. La experiencia ha sido muy agradable y el precio está a la mano de cualquier bolsillo. Y en caso de no estarlo, se conoce el precio antes de hacer el recorrido (tipo presupuesto), por lo que se puede tomar la decisión en cada momento.

¡Hosting Nuevo!

Espero que vosotros no notéis mucho el cambio, pero a pesar de todo, os lo creáis o no… ¡¡Mamifutura ha cambiado!! No en su esencia, tampoco en su aspecto, sólo en sus tripas.

Después de una operación quirúrgica llevada a cabo por Induscomp, ¡Mamifutura se ha independizado de WordPress.com para irse a su hosting privado!

Y como la experiencia ha sido tan increíblemente grata, fácil y buena, no quiero perder la oportunidad de hacer una recomendación, cosa que siempre me gusta, sobre todo para lo bueno.

Llevaba un año dándole vueltas al hecho de irme a Hosting… ¿Qué narices es eso del hosting? No noto diferencia y no veo en qué cambia eso para mí? Si eso es lo que te estás preguntando, te respondo, no te preocupes.

La plataforma de WordPress puedes gestionarla de forma gratuita o de forma privada. Cada una tiene sus ventajas. La plataforma gratuita es toda facilidades: lo tienes montado, es gratis, funciona bien, ¡te lo da todo hecho! Pero… la página la tienes que diseñar con ciertas limitaciones (no permite javascript), en la política que aceptas está explícitamente puesto que no se te permite generar beneficios con ella, ni siquiera con AdSense o algo parecido y las estadísticas, para mi gusto, dejan mucho que desear…

Había recibido muchas recomendaciones para hacer el taspaso con WebEmpresa e incluso tengo una agenda llena de descuentos para irme a esa plataforma. Pero no me convencía del todo el precio. Y, tengo mucha curiosidad para muchas cosas y nada de miedo, por lo que no me generaba miedo el cambio, pero sí… una molestia. ¡Y eso que ya había hecho un cambio a esa plataforma anteriormente de otro blog! Pero me daba pereza, sinceramente.

Un día, por casualidad, después de leer un comentario de Historia de Pitufines, descubrí Induscomp. Como son una pareja a la que sigo por FB desde hace tiempo (aunque desde la distancia, que eso de entrometerme en una vida no me gusta) fui directa y pregunté. ¡Dios mío! Había descubierto lo que estaba buscando, más que para este blog, para otro proyecto. Así que los contraté con los ojos cerrados y… ¡¡en menos de 24 horas podía gestionar la web de mi nuevo proyecto!! Con todo facilidades.

Al poco me llegó un correo de WordPress para recordarme que en un mes mi dominio (¿y eso del dominio? Ya te cuento…) estaba a punto de renovarse y dado que el servicio que incluye Induscomp es hosting y dominio por un precio muy poco superior al dominio de WordPress, además, te hacen como servicio especial el traspaso de tu blog a su hosting… ¡Vi el cielo abierto! Sin duda, contraté el servicio para Mamifutura y aquí estamos…

Como ya os expliqué AQUÍ: Hosting es el terreno donde construimos nuestro hogar 2.0 y el dominio es la dirección para llegar a nuestra casa.

Colaboración: 20 actividades con niños que respetan tu Ser Mujer

Hoy os traigo una colaboración que me parece de mucho interés para todas nosotras. Espero que así lo percibáis.

20 actividades con niños que respetan tu Ser Mujer

Soy Lily Yuste, Coach y Terapeuta Menstrual, y hoy tengo el placer de colaborar en MamiFutura dándote unos consejos que mejorarán notablemente tu forma de relacionarte con tu hijo.

Sé como te sientes al ser madre de un niño de 1 año y medio a 3, soy madre soltera de un niño y una niña que se llevan 23 meses así que sé EXACTAMENTE cómo te sientes.

Conozco las ojeras, el cansancio, los juguetes por el suelo, la falta de tiempo para ti…

Porque como madres, sentimos que nuestros hijos son nuestro mayor tesoro sin embargo hay días en los que no sabemos demostrar al 100% nuestro cariño, días en los que nos sentimos más cansadas, días en que solo querríamos descansar.

He tardado AÑOS en descubrir lo que te enseño en este artículo, años de sentirme mala madre, de no saber cómo lidiar con muchos problemas cotidianos que parecen dilemas… hasta que, por motivos personales, me acerqué al conocimiento de mi CICLICIDAD.

La Ciclicidad es el ESTUDIO del CICLO MENSTRUAL, de las transformaciones que exprimentas a lo largo del mes en base a tus cambios hormonales.

La Ciclicidad me ha dado LA BASE de mi Vida, y sí, también de la relación con ms hijos.

Porque como Mujer, VIVES, sientes y te relacionas de 4 formas DISTINTAS a lo largo del mes, según la fase del ciclo que atraviesas :

Menstrual

Físico : Flujo menstrual, Pecho y vientre hinchados, Pico más bajo de actividad, Más apetito

Emocional : Desapegada, Sabia, Introspectiva, Sensible, Desinteresada en los juicios

Preovulatoria (la semana después de la menstruación)

Físico : Flujo vaginal poco, blanco-transparente, Pecho y vientre deshinchando, Más actividad, Menos apetito

Emocional : Activa, Planificadora, Sociable, Concentrada, Independiente

Ovulatoria

Físico : Flujo Vaginal abundante, tipo clara de huevo, Pecho y vientre deshinchados, Menos actividad respeto a la semana anterior

Emocional : Empática, Comunicativa, Femenina, Sociable

Premenstrual

Físico : Flujo vaginal blanco opaco, cremosos, Pecho y vientre hinchando, Menos actividad respeto a la semana anterior, Más apetito

Emocional : Intuitiva, Creativa, Inquieta, Honesta, Minimalista

Por tanto, también la relación con tus hijos CAMBIA a lo largo del mes.

Hoy te regalo 20 actividades con niños que respetan tu Ser Mujer, 20 actividades para hacer con tus hijos durante cada una de tus fases cíclicas para :

  • eliminar la ansiedad
  • dar lo mejor de ti
  • sentirte a gusto contigo misma
  • tener una relación más tranquila y placentera con tus hijos

Durante la semana menstrual te recoges en ti misma, te sientes más cansada, necesitas espacio y silencio para ti, por otro lado también estás más sensible tanto a lo negativo como a lo positivo.

Es el momento ideal para :

Ver películas : toda la familia tumbada en el sofá, un bol de palomitas y a disfrutar de la tranquilad que necesitas

Leer : una tarde de cuentos en la cama es ideal para entretener a los niños dejándote tiempo de descanso

Juegos tranquilos : a tu hijo le encantarán las sombras chinescas, aprender los sonidos de los animales, cantar una canción … cualquier juego tranquilo que te permita jugar desde el sofá, descansando

Ir al Teatro o al Museo : los niños no son demasiado pequeños si se le transmite el arte con sentimientos, una tarde al museo permitirá a tu hijo aprender muchas cosas y a ti … disfrutar del arte.

Yoga o meditación : puedes introducir tu hijo a sencillas técnicas de yoga o meditación, ambos saldréis beneficiados, sobre todo a largo plazo.

Descanso : cuenta con una ayuda externa que te permita las pocas horas de descanso que necesitas, tu pareja, una amiga, una vecina … cualquier persona de las que te fíes dejándole tu hijo para poder descansar tranquila.

Durante la semana preovulatoria (la semana después de la menstruación) te despiertas, estás llena de energía y de ganas de hacer, te sientes libre, independiente.

Es el momento ideal para :

  • Actividades físicas : a ponerse las zapatillas y al parque, a correr, saltar … vuelve niña al lado de tu hijo, disfruta!
  • Salidas en grupo : estás a tope de energía y de ganas de ver gente, organiza una salida en grupo con otras madre y sus pequeños, todos la pasaréis genial
  • Disfraces : Rescata los disfraces de carnaval y juega a disfrazarte con tu hijo, inventa personajes, historias … lleva a tu hijo a un mundo fantástico
  • Importancia del tiempo a sola: en esta semana es cuando vas a sentir más la falta de un tiempo a sola para ti, si no puede ser durante el día, organiza una salida nocturna con otras madres (el papá o la abuela se pueden quedar un ratito con el niño dormido 😉 ) y tú volverás con las pilas recargadas y con muchas ganas de estar con tu hijo, un solo café con las amigas a sola te “nutrirá” por todo un mes.

Durante la semana ovulatoria te siente (y eres hormanalmente hablando) la MADRE IDEAL, estás muy empática, sientes que puedes hacer todo para los demás … y a veces te olvidas de ti misma

Es el momento ideal para :

  • Sembrar y cuidar plantas : unas simples macetas con unas flores bonitas enseñarán a tu hijo las maravillas de la naturaleza y te permitirán re-conectarte con la Tierra
  • Paseos en la Naturaleza en familia : organiza un día en el campo con toda la familia, una forma preciosa de pasar un domingo disfrutando
  • Manualidades y Artesanía: no tienen que ser obras de arte sino simples objetos de papel y pegamento que entretendrán a tu hijo y os permitirán disfrutar del crear juntos
  • Cocina : tu hijo no es muy pequeño para ayudarte a cocina, puede traerte los ingredientes,amasar, recortar la masa, seguro que pasaréis una mañana divertida y el resultado será … gnam!
  • Rituales familiares : es la semana para ir a visitar la familia, para hacer con tus hijos eso que hacías con tus padres, para recuperar rituales familiares
  • Pintura y Diseño: a sacar la caja de los colores y … a pintar!
  • Música : unas simples cucharas de madera y un bol … y ya puedes enseñar a tu hijo la música y disfrutar de sus “primeros acordes”.

La semana premenstrual es la más difícil de vivir para muchas Mujeres y demasiadas veces los niños pagan por nuestros enfados.

En esta semana

– Analiza PORQUE te enfadas : ¿realmente es tan grave ese vaso de agua que tu hijo ha tirado o estás desahogando en él otras frustraciones?

– Actividades simples y que generan pocos conflictos : especialmente en esta semana, busca juegos que sean simple, que no te obliguen a pensar mucho, y que generen los mínimos conflictos (especialmente si tienes más de un hijo)

-Necesidad de orden : esta semana particularmente necesitas ver la casa ordenada, transforma el recoger en un juego y enseña a tu hijo las primeras tareas básicas de orden.

Como ves, las MISMAS actividades que probablemente YA haces con tu hijo pero organizada de forma diferente, respetando tus ritmos de Mujer, una nueva organización que te invito a probar y a sorprenderte con los resultados. No solo tú saldrás beneficiada, sino toda la relación madre-hijo y de consecuencia toda la Vida familiar.

Te has dado cuenta en este breve artículo que vives de 4 maneras distintas a lo largo del mes y has aprendido a aplicarlo a las actividades para hacer con tu hijo pero, como entenderás, puedes aplicarlo a todos los ámbitos de tu Vida.

Mi especialidad es enseñarte a aplicar tu Ciclicidad a tu Trabajo on-line.

Si eres una Mujer Emprendedora que vende servicios y productos en la web, te invito a visitarme en Emprendedora Consciente, tengo un regalo que te espera.

lily-yuste

LilyYuste

Coach de Inteligencia Emocional, Terapeuta Menstrual, Creadora del Sistema Potenciador de las Habilidades Femeninas.

Www.Emprendedoraconsciente.com

 

Cómo leemos en Casa 

En casa somos muy lectores, tanto es así que durante una época conseguí trabajo como librera por ser cliente habitual de una librería. Aún así, Papá Fúturo es más lector que yo. Por lo que somos ejemplo para Bebé Fúturo… pero curiosidades de la vida, ¡nunca leemos delante de él! Preferimos disfrutar de él cuando él está espabilado y nos tiramos al suelo a hacer lo que le apetezca hacer, que normalmente es repetir lo que hace en la guarde.

Pero siempre, siempre y desde siempre, se aburre rápido del juego y se va a la caja de libros, coge un libro a su antojo y me lo tira para que se lo lea.

Todo empezó cuando con 4 meses tenía su libro de tela. Le encantaba que jugáramos con él a tocar el libro, a mover el libro y a hacer ruidos con el libro. Y nosotros encantadísimos de que le encante jugar a eso (círculo vicioso donde los haya).

Poco a poco los libros evolucionaban según evolucionaba Bebé Fúturo, pero nuestra gran sorpresa fue cuando rechazaba los libros de cartón propios de su edad y prefería libros de algo más mayores. Con hojas blandas, tapa dura y más grandes que él, si fuera posible. Como eran libros que requerían de más atención y Bebé Fúturo carece de paciencia propia de su edad (aunque tiene más paciencia que la media) yo le acorto la historia… y se la canto.

Le fascina que le cante, si le encantan los libros aún más le fascinan cantados y como soy la única que le canta los libros, todos los días. Y digo TODOS LOS DÍAS, me exige que le cante uno (pero no una vez, mínimo cinco). A veces coge otro libro para que también se lo cante (otras cinco o siete veces).

Como también es aficionado a los animales, el último libro de GRAN ÉXITO que tenemos en casa es el de MIAU de Kalandraka. Es propio de su edad (cartón duro, sencillo, con mucho dibujo y animales). Con él descubre los sonidos de los animales de forma cantada y ve el animal y el nombre. Nos ha gustado muchísimo y lo recomiendo fervientemente. Antes teníamos, de la misma edición, el de Luna que siempre le gustaba leer antes de dormir. Le sigue gustando, pero como ya he dicho, se hace mayor y dice que quiere libro de mayores. Como lo hemos tenido de muy pequeño, quizás ya lo tenga “muy visto”.

Cuando vamos a casa de Abuelos Fúturos siempre tiene los mismos juegos, pero ocurre lo mismo que en casa. Se aburre bastante deprisa de cada uno de ellos. Aunque se sienten con él a jugar, no aguanta más de diez minutos. Hace poco le compraron un libro, con un intento de captar la atención por las texturas, cogieron uno para un peque más mayor. Y como soy la única que le canta el libro, viene a mí y me pide que se lo lea. Aguanta hasta media hora o más cuando le canto el libro. Eso de que se lo lean le parece inaceptable.

Lo que más nos gusta a todos de todo ello es ver que a veces, aunque son las menos, decide cantarse el libro a sí mismo. Es fascinante. O, a veces, va a la librería de casa y se pone a hojear (con cuidado) libros de mayores.

La última gran experiencia al respecto fue ir a la Biblioteca Municipal del pueblo, tiene sala infantil y fuimos a descubrirla. Ahí, quizás abrumado ante tanto libro, lo único que hizo fue reorganizar la estantería de prelectores. No estaba a su gusto… Pero se lo pasó muy bien (y fue un rato bastante más largo que cuando juega en casa a sus juegos) sacando y metiendo libros en cajones.

biblioteca

Ania Méndez. Ropa para prematuros

Y con el título de este post diréis, ¿esto a que viene? Bebé Fúturo no es prematuro ni lo ha sido nunca… Pero la verdad es que vengo encantada a daros a conocer a Ania Méndez.

He tenido el placer de probar las muselinas que vende en su tienda online y el proyecto que tiene me parece digno de darse a conocer, sinceramente.

Desde que estoy en el mundo maternidad, antes de concebir a Bebé Fúturo incluso, el mundo prematuro existía en mi mente, era una posibilidad, pero realmente no conocía ninguna opción para enfocarlo. Para mí, pasar la semana 37 de embarazo sin complicaciones fue tan importante que lo puse en mi Facebook personal y fue con lo que la mayoría se enteró de que estaba embarazada (con eso lo digo todo).

Pero si me hubiera encontrado en el caso, no sé si hubiera sido capaz de enfrentarlo. Por eso, el caso de Ania Méndez que dio inicio a su proyecto empresarial (Ropa para Prematuros) me parece totalmente loable y me encanta poder daros lo a conocer también a las demás.

Su segunda hija nació muy prematura y tras encontrar que estaba en el hospital día tras día y sin ropa para ponerle porque de su talla no existía, verla en la incubadora se le hacía un infierno. Todo salió bien y ahora tiene dos hijas preciosas con quienes disfruta de su maternidad. Pero la espinita se le quedó clavada y quiso poner remedio.

De ahí nació Ania Méndez. Una tienda online donde comprar ropa para bebés prematuros. Toda su ropa está especialmente diseñada para prematuros. Son bebes con necesidades especiales y se puso en contacto con diferentes especialistas (entre los que se cuentan matronas, enfermeras, pediatras, etc), de esta forma no hay costuras que molesten a la delicada piel del recién nacido. Ella misma os lo cuenta en su web, es una historia de lucha de una madre coraje que quiere ayudar a otras en su misma situación. A mí me ha conquistado como mujer bandera que considero que es.

Como no es mi caso os puedo hablar de sus muselinas que sí he podido probar. Y estoy encantada. Tengo dos de tamaño pequeño y una de tamaño grande que me vienen de perlas. Tienen un tacto muy suave y el diseño es sencillo. En mi caso particular es perfecto, porque os recuerdo que Bebé Fúturo para mí siempre será mi estrella fugaz cuyo deseo se ha hecho realidad. Mis muselinas tienen unas estrellas sencillas y recalco que me encantan.

La de tamaño grande (1m x 1m) es perfecta para salir a la calle y aprovechar los mil usos que tiene. Y las pequeñas me gustan mucho para usar en casa cuando estamos en su hora de la comida.

Os lo recomiendo fervientemente si queréis hacer un regalo para una madre de un hijo prematuro, o si eres una madre de un hijo prematuro podrás encontrar la ropa ideal. ¿Os ha gustado?

Kakebo Digital en Excel de Zana para el Año 2017

Creo que hay gente para quienes el Ahorro es un sueño, yo soy de las que me conformo con llegar a final de mes sin números rojos. No doy para más, así que si cumplo con ese objetivo, me doy por satisfecha.

Este año tuve el placer de conocer la edición escrita del Kakebo Clásico japonés en castellano y conseguí llevarlo a la práctica durante un mes y medio. Me aportó muchas cosas positivas, pero el tiempo que tenía que dedicar a la aritmética de sumar y restar no lo disponía. Así que me encontré con una pesada cartera llena de tickets y números rojos en la cuenta del banco que no desaparecían.

Un día me entró una idea en la cabeza, hacer el Kakebo Digital . Me imaginé que seguramente alguien ya habría tenido la idea y quise aprovecharlo. Encontré cosillas, pero nada tan completo. En todos los casos, la calculadora seguía siendo material imprescindible. Así que decidí crearlo yo.

Resultado:

Kakebo Digital en Excel de Zana para el Año 2017

Dado que mi primera idea era aprovechar lo que haya hecho otra persona, no puedo pedir que no se haga lo mismo con lo mío. Así que ahí os lo dejo para que, quien quiera ahorrar con los escasos presupuestos que tenemos, pueda hacerlo.

No voy a describir lo que ya está descrito dentro. Simplemente espero recibir vuestros comentarios para mejorarlo. Y quien sabe… ¡Estoy abierta a ofertas de trabajo!

PD: Actualizado el Kakebo el 14/11/2016 para poder editar los Gastos Fijos que pone “Otros”.

PD2: AQUÍ tenéis unas versiones nuevas y mejoradas.

Copa Menstrual después del Parto

¿Por qué uso copa menstrual y desde cuándo? Esas respuestas las tienes AQUÍ.

Ahora os vengo a contar la experiencia de usarla después de haber dado a luz a Bebé Fúturo.

Al principio me daba miedo usarla porque con todo aquello tan delicado, preferí esperar a que mi ginecóloga me diera el visto bueno. Y me lo dio en la siguiente consulta después de comprobar que todo estaba en orden, creo que hice bien en esperar.

El nacimiento de Bebé Fúturo fue por cesárea programada, así que no tuve dilatación, ni contracciones ni nada de eso que se tiene en un parto vaginal, así que mi experiencia está basada en ese parto por cesárea programada, debe tenerse presente.

Desde entonces, usar la copa me ha resultado incluso más fácil. Empecé a usar la misma Talla S que antes, pero la verdad es que se me quedó pequeña en cuanto a cantidad de sangrado y me pasé a la Talla M. Pero ya se están regulando nuevamente mis sangrados, ya no son tan abundantes y ya no son tan irregulares, por lo que me imagino que podría volver a la Talla S. Pero me siento cómoda con la Talla M.

No hay mucho más que contar, pero sí que yo tenía curiosidad por saber cómo sería después y espero haber ayudado a alguien con mi experiencia, aunque por primera vez, no tiene nada dramático.

Opinión de Nurse Town Trio

Hace alrededor de dos años que os contaba AQUÍ mi compra “maestra” del carrito. Prometí que os daría una valoración objetiva del mismo y creo que ya ha pasado tiempo suficiente para ser todo lo crítica que este tipo de elementos se merecen. Sobre todo ahora que ya hemos cambiado de artilugio.

Como ya habéis podido leer en ese post, nos salió bastante bien de precio para todo lo que llevaba.

La capota nos duró, al menos, hasta los cinco meses. Tiene acople para usarse anclado en el coche, pero, personalmente, no nos pareció nada seguro. Es muy sencillo y cumple perfectamente con las necesidades. Me gustó mucho que viniera con un cobertor para la cesta, de esta manera no había forma de pasar frío o agua cuando lloviera, dado que era impermeable.

El otro acople era el Grupo 0+ que usamos en nuestros primeros traslados en coche. Muy fácil de instalar y Bebé Fúturo parecía muy cómodo en él. Hasta que se le quedó pequeño… demasiado pronto para nuestro gusto. A los 5 meses, cuando Bebé Fúturo no tenía todavía el peso para el que estaba recomendado el Grupo 0+, ya se le caían las cintas por los hombros (señal de tener que cambiar la silla o la adaptación a la misma). Y no nos era posible subir más las cinchas del cinturón de agarre. Por lo demás, muy bien. Bebé Fúturo parecía encantado en sus viajes, hasta que parecía algo encajado.

El último acople era la silla de paseo. Se puede poner mirando hacia delante o hacia atrás, en función del deseo de los padres y del niño. Bebé Fúturo quería ponerse mirando para adelante a partir de los 9 o 10 meses, la verdad. No nos pareció una silla especialmente cómoda, pero Bebé Fúturo no mostró ninguna queja en ningún momento. Cumplía con su función de llevar a Bebé Fúturo de paseo. Era más alta que cualquier otra silla de paseo, lo cual era muy cómodo para ciertas cosas, sobre todo para cuando salíamos fuera y estuviera a nuestra altura cuando nos sentábamos en algún sitio.

El resto de estructura, básicamente las ruedas, la compramos más anchas por el tipo de calzado que había mayoritariamente en mi pueblo. En este aspecto nos ha ido bien, no podemos destacarlo, pero creo que estamos más conformes que otros carritos. Aunque chirriaron al muy poco tiempo y hubo que engrasarlo cada cierto tiempo.

Después, también ha habido ascensores en los que no nos hemos podido meter porque no cabía el carrito. Sí, el carrito no cabía, no es que no cupiéramos todos, pero el ascensor era más estrecho que el carrito y no hubo forma de meterlo. Por suerte sólo fue esporádico, pero a mí me dejó una mala sensación.

En el maletero, hablando de un coche con un maletero medio, lo ocupaba todo entero. Sobre todo en modo de silla de paseo. Quedaba bastante justo.

Por lo demás, sinceramente, por el precio… no me quejo. Nos ha servido durante casi 18 meses. Lo cambiamos porque a Bebé Fúturo ya le colgaban los pies fuera de la silla (tiene un percentil muy alto en cuanto a altura). ¿Me habría comprado otro? Pues teniendo en cuenta el precio… no. ¿Lo recomiendo? Pues si se pueden permitir un precio más alto, no. Me ha sido útil y no estoy especialmente descontenta, pero siempre teniendo en cuenta que compramos un carrito barato.

A esto también hay que tener presente que, sobre todo, y durante esta época, hemos porteado más que llevado en carrito.

En cambio hemos invertido más en la Silla de Paseo y ahí estoy más que contenta con la inversión dado que se le da uso durante más tiempo.

PequeTrucos: Culito sin Rojeces

La hidratación dermatológica del bebé es una cuestión básica que toda madre sabe. Es importante hidratar su piel y con productos afines. Ya sabéis que soy mucho de usar aceites naturales, como el aceite de Rosa Mosqueta.

Al principio usamos todas las cremas hidratantes que nos llegaron de muestra. A Bebé Fúturo le vinieron muy bien, pero a Papá Fúturo le causaban alergia (curiosidades de la vida).

Después compré de nuevo aceite de almendras y fue lo que usamos.

Aunque Papá Fúturo se negaba a usarlo porque no le gusta quedarse pringado y en ese tiempo laboral en el que yo no veía a Bebé Fúturo quien se encargaba era él, así que le hidrataba con otras cremas.

Para mi sorpresa, Bebé Fúturo tenía el culete rojo mucho más a menudo, nunca gasté tanta crema para culo como en esa etapa. Todavía no lo asociaba, pero gastaba los tubos de muestra casi por semana. Y él se mostraba en general mucho más incómodo y enfadado que de costumbre.

Como ya sabéis, volví a una rutina laboral que me permitía hacerme cargo de Bebé Fúturo y volví a usar el aceite de almendras.

¡Milagro! Al día siguiente se le habían quitado las rojeces mucho más deprisa que con cualquier crema… Y al cabo de los días, revisando todos los días a ver cuanta rojez tenía, ¡ni rastro!

Desde entonces, no ha vuelto a tener ni una sola rojez. Y la sonrisa que me echa cuando ve que le pongo pringoso del bote azul (donde está el aceite) comparado con usar otra crema hidratante no tiene precio. Parece como si supiera, pero sin poder hablar.

Si me pedís recomendación, vuelvo a sugerir Manuel Riesgo para este producto. Yo compro el bote de un litro y tengo un bote que reutilizo rellenado (mucho más práctico). Lo compré al poco de nacer Bebé Fúturo y todavía me queda la mitad.