Empezamos la Piscina en Clase

Según tengo entendido, la piscina no es obligatoria (aquí en la Comunidad de Madrid) hasta el nivel 4 (la escolarización obligatoria). En la guardería se les presupone que no necesitan ir, aunque siempre es recomendable apuntarse a unas clases de matronatación. Nosotros hemos ido durante un tiempo y la experiencia fue increíblemente grata.

¿Por qué tienen piscina?

Creo que es la primera pregunta que nos hace todo el mundo. ¿Por qué mi hijo tiene clases de piscina en la guardería? No tanto por la piscina, si no por las clases.

Por lo que nos han contado, la idea no es que aprendan a nadar durante este curso. Si no ir introduciéndoles en el mundo de la piscina. Llevarles, que vean las instalaciones, que se cambien de ropa, que se mojen los pies. En definitiva, que se acostumbren un poco a esa rutina que sí tendrán el curso que viene. Si aprenden a flotar en este curso, ¡¡es un avance apoteósico!! Pero que la idea es más bien que se familiaricen con el entorno.

¿Y podemos hacer algo desde casa?

No es algo que hagan en todas las guarderías. Nosotros tenemos la suerte de que la guardería está en el colegio donde queremos matricularle para el curso que viene. Quizás no sería tan mala idea que también desde casa hagamos prácticas de piscina.

En general, todos los pueblos tienen piscinas municipales (a cubierto, por lo general) y podría ser una actividad más de los fines de semana. Yo, como ya os conté, he ido a piscina con Niño Fúturo cuando era muy pequeñito y lo disfrutó muchísimo. Quizás no estábamos más de una hora u hora y media en la piscina, pero era suficiente para que disfrutara del agua, aprendiera de un entorno nuevo, hiciera ejercicio y se cansara.

Entre lo que se tarda en cambiarse para entrar, lo que se está dentro (con media hora incluso podría bastar, pero si les gusta, nadie les quita una hora) y el tiempo en cambiarse de nuevo para salir. ¡¡Ya tenéis toda una mañana entera organizada!!

#FotoFinde XCVII

Normas y Manual AQUÍ

#FotoFinde XCVII

Pues aquí podéis ver parte de nuestro pack básico para… ¡ir a la piscina!

Y es que en esta ocasión, la segunda de Bebé Fúturo, llevamos a Tita Fútura con nosotros. He de decir que ella ha sido socorrista muchos años y Tito Fúturo es educador físico y trabaja en la piscina municipal como monitor. Eso nos da una ventaja enorme.

Ambos nos recomendaron no apuntarnos a matronatación porque tan pequeño, había pocas cosas que se pueden hacer y que no merece la pena la diferencia de precio, que podíamos hacerlo solos en cualquier horario. Haciendo caso, la primera vez fuimos solos… Y aquello fue muy divertido, pero no estaba segura de las posibilidades que tenía.

En cambio hoy, Tita Fútura nos ha enseñado un montón de cosas que podemos hacer ahora y seguir practicando. Os hablaré de ello en otro post. Aquí nos quedamos con lo agradable que fue la experiencia y las ganas de repetir.

Conseguir Linky