#AclaraLaPsoriasis

La primera vez que me topé con una persona con psoriasis fue una persona a quien me presentaron. Hablaba poco, escondía las manos, pero parecía una persona con muchas cosas que contar y que yo tenía interés en conocer porque me parecía una persona interesante.

Cuando no estuvo presente me explicaron que tenía psoriasis y que se sentía un poco inseguro con ello. No era nada contagioso, pero el tema era delicado para él.

Hablo de esto porque está activa la campaña de #AclaraLaPsoriasis donde Madresfera participa con ESTE POST, que lo explica superbien toda la campaña, la verdad y no me atrevería a decir algo que no estuviera dicho ya. Además, está este carnaval de post para que escribamos todos algo que nos haya ocurrido y que no hayamos tirado la toalla.

A mí me ha recordado a una situación que ya escribí AQUÍ. Y quiero rescatarlo para que, si lo lee alguien con psoriasis, sepa que de todo se sale. No hay nada más bello que sufrir la vida para hacernos grandes de verdad. Pásate por estos sitios y encuentra apoyo, e incluso solución, a lo que te aflige: AccionPsoriasis, Tú Cuentas Mucho.

Escucha”#AclaraLaPsoriasis – PM 18″ en Spreaker.

Sello de Calidad con Madresfera: Cabify Baby

He tenido la oportunidad de probar Cabify Baby, un sello de calidad ofrecido a través de Madresfera.

¿Qué es Cabify?

Cabify es un servicio de vehículos privados que te recogen para llevarte a un destino. Se diferencian de un servicio de Taxi normal porque los coches son de alta gama y puedes hacer reservas por adelantado del servicio. Es más, antes de realizarlo ya vas a conocer el precio y podrás geolocalizar el coche que va a venir a buscarte en la aplicación.

Incluso te facilita el contacto del conductor que realizará tu servicio, los datos básicos del coche para que puedas reconocerlo, los datos básicos del conductor. Te ofrecen agua en cada servicio y tienes disponible revistas. Los coches son realmente amplios.

¿Y qué es Cabify Baby?

Quienes somos padres y priorizamos la seguridad de nuestros hijos sabemos muy bien que los Sistemas de Retención Infantil (SRI) son de extrema importancia. Cuando usas un servicio de Taxi ordinario y necesitas llevar a tu bebé/niño en el coche eres tú quien debe responsabilizarse del SRI. Si no lo llevas, el Taxi os traslada, pero no se hace responsable de la seguridad del bebé/niño (ni de los 200€ de multa si te pillan).

Cabify ha ido un paso más allá y ha puesto a nuestra disposición el servicio de llevar el SRI en sus vehículos, sin tener que preocuparnos nosotros por llevarlo.

Suelen llevar el Grupo 1/2/3. Si tienes un Bebé que necesita un Grupo 0 o Grupo 0+ sí que deberás reservar el servicio con antelación. O si necesitas llevar dos SRI. Cualquiera de estas dos últimas opciones supone un recargo de 5 euros. Pero el servicio Cabify Baby no tiene recargo respecto a un Cabify Lite si no necesitamos usar el servicio adicional.

Qué me ha parecido después de probarlo

A mí me ha sorprendido muchísimo. Pero mejor voy paso a paso de cómo ha sido mi experiencia.

Lo he usado dos veces a través del sello de calidad. Ambas para acudir a un evento de Madresfera (para la ida y la vuelta desde el Intercambiador de Buses Interurbanos al evento en cuestión y ahorrarme todo el viaje en Metro que implicaba dicho recorrido).

El primer recorrido lo reservé el día anterior a través de la aplicación. Me notificaron tanto a través de la aplicación, como a través de correo electrónico, que la reserva estaba confirmada en cuanto asignaron un conductor a dicho recorrido, es decir, al día siguiente, unas horas antes de la reserva, lo tenía todo confirmado sin problemas.

Yo llegué antes de la hora prevista y, por suerte, el conductor también había llegado antes. La aplicación me avisó en cuanto llegó el conductor y me encaminé a la zona del mapa donde se veía reflejado que estaba el vehículo. Como indicaba qué vehículo era, color y matrícula, no tuve ningún problema en identificarlo y el conductor fue muy amable ayudándome en todo momento. Por un lado a instalar el SRI y por otro lado a cargar el carrito de paseo en el maletero. Yo enganché a Niño Fúturo a la silla y me subí al otro lateral.

Nada más subirme me ofreció agua y revistas, me preguntó si había usado el servicio anteriormente y me facilitó el acceso a la WiFi del coche si quería usarlo. Siempre fue muy cordial y muy atento a mis necesidades. La aplicación me indicaba el recorrido que estábamos realizando y el tiempo que faltaba para llegar a destino. Además del precio que tendría hacer ese recorrido, que no varió y me pareció realmente económico para lo que estaba recibiendo a cambio.

Cuando llegamos, igualmente me ayudó a sacar el carrito del maletero y desinstaló el SRI para su siguiente servicio. Me comentó que siendo un día entre semana no tendría problema en adquirir otro servicio al terminar el evento, dado que no sabía cuándo terminaría y no podía reservarlo con antelación. Así que el siguiente recorrido lo solicité “en directo”.

La verdad es que mi experiencia cuando lo pedí fue un poco desafortunada. Tardó mucho tiempo en llegar, pero la conductora tuvo la amabilidad de llamarme para indicarme dónde se encontraba y porqué estaba tardando. Sí podía ver que otras compañeras del evento tuvieron menos problemas para solicitarlo y llegaron antes.

Cuando conseguimos encontrarnos, igual que en el servicio anterior, fue muy amable, atenta y agradable. Mantuvimos una conversación durante el recorrido muy ameno y, como el recorrido me lo conocía, siguió mis recomendaciones al indicarlas. Parece ser que llevaba muy poco tiempo trabajando y por ello tuvo algunos pequeños errores que, para mí, son perdonables.

Si tuviera que objetar algo, la verdad, sería que los SRI son a favor de la marcha, en lugar de a contramarcha, como me hubiera gustado. Pero siendo un recorrido dentro de ciudad a baja velocidad he hecho la vista gorda.

Por lo demás, me ha gustado mucho lo asequible que me parece el servicio. Es más, ahora conociéndolo, seguramente lo use sin tener Sello de Calidad. La experiencia ha sido muy agradable y el precio está a la mano de cualquier bolsillo. Y en caso de no estarlo, se conoce el precio antes de hacer el recorrido (tipo presupuesto), por lo que se puede tomar la decisión en cada momento.

#noestápagao y porqué odio el “Feminismo”

Madresfera nos invita hoy a un día reinvindicativo para hablar sobre lo que odiamos o nos hace enfadar muchísimo en esto de las diferencias entre hombres y mujeres, niñas o niños…

Y… yo soy muy tolerante. Mucho, más de lo que podría llegar a imaginar con mis preferencias bélicas en ciertas situaciones (normalmente bajo sábanas). Pero hay una cosa que realmente me saca de quicio.

La palabra “Feminismo“.

Representa una filosofía en la que creo, la igualdad entre hombres y mujeres, o mujeres y hombres (ya que nos ponemos reinvindicativas). La igualdad de condiciones laborales, sociales y un enorme etcétera que estoy segura que Madresfera os explica de mil amores (cabreados).

Pero la palabra… ¡¡se confunde demasiado fácilmente con lo que reinvindica el HEMBRISMO!! Porque lo contrario al “machismo” es el “hembrismo”. El Hembrismo busca la supremacía de la mujer en las condiciones sociales, laborales, etc. No la igualdad. Y mucha gente, que desconoce por completo el Hembrismo, cree que el Feminismo representa esta filosofía.

Me saca muchísimo de quicio cuando alguien habla de Feminismo sin conocer su verdadero significado. Y, la verdad, creo también que no sería la palabra adecuada si no fuera porque hay mucho que luchar en favor de la mujer para que las cosas realmente se igualen. Si no, yo propondría las palabras “Igualismo” o “Sexualismo Igualitario”.

#NoEstáPagao que por ser diferentes, nos traten diferentes.

Escucha”#NoEstaPagao y porqué odio el “Feminismo” – PM 04″ en Spreaker.

PD: AQUÍ tenéis el carnaval de todos los que participamos.

Mi #MBDay17

El año pasado no pude ir porque a última hora Niño Fúturo (por entonces Bebé Fúturo todavía) se había puesto bastante enfermo del catarro y me tuve que dedicar a su cuidado. Rabié todo y más, pero me prometí que este año iría sí o sí. Más que nada porque ya sería bastante más independiente.

Este año Niño Fúturo también estaba sufriendo de un catarro, pero para el fin de semana ya había mejorado y, además, había plan mejor con Papá Fúturo por el campo, así que tuve una preocupación menos que llevarme conmigo.

El día fue magnífico, muy buen tiempo y el entusiasmo también muy grande. Como siempre, las reuniones en masas me ponen un poco histérica y con ese histerismo entré en la sala de conferencias. De la mano de Supermamas, a quien conocí gracias a la experiencia.

Las ponencias, a mí, me gustaron. Reconozco que el año pasado me habría llevado una sorpresa algo más desagradable porque no me esperaba que la temática fuera sobre blogs, pero este año he ido prevenida y también entusiasmada. Acabo de comprar un hosting para este rincón y quería mejorarlo. Tengo ganas de darle una vuelta y hacerlo más confortable, por lo que tengo mucho que aprender a ese respecto.

Llevaba un tiempo planteándome el mundo Podcast y que sobre ello tratara la primera conferencia con Sunne fue un auténtico placer. Me ayudó a tomar forma e ideas en la cabeza y a tomar apuntes. Tanto me entusiasmó, ¡¡que voy a hacer el curso!! Espero contaros pronto cosas al respecto…

Las otras conferencias fueron muy emotivas. Con alguna no he podido evitar llorar a moco tendido. Otras no me gustaron tanto porque esperaba que tuvieran otro enfoque, pero también se aprende de ello.

Me sentí muy acogida. Saludé a muchas personas que ya conocía, puse cara y voz. ¡Eso siempre gusta! También he podido conocer a nuevas blogueras. Me encantó estar al lado de Tus Patucos y Mis Tacones cuando recogió su premio… En esta parte hay un cúmulo de sensaciones indescriptibles que hay que vivir. Creí que no, ¡pero pude darle un abrazo a Cuentos de Amatxu! Y me encantó confirmar que leía correctamente con su voz a La Aventura de mi Embarazo. Ese abrazo enorme de Cuestión de Madres tampoco lo quiero olvidar y es que me dejo a muchísimos blogs en el tintero. ¡Pero es imposible mencionarlos a todos! He puesto cara (porque en mitad de la conferencia no hemos podido darnos ni un abrazo) a Mamá Sin Red. Y ufff, es que no podría parar de mencionar a gente, ¡siento muchísimo a las que no menciono! Os sigo llevando en el corazón.

Crónica de mi #ElCorteInglésKIDS

No estoy obligada a hablar de ello, pero la verdad es que me lo pasé tan bien que quiero recordarlo para siempre…

Uno de mis propósitos de año nuevo fue ir, por lo menos, a un evento de Madresfera y, aunque ya casi empezaba a tirar la toalla, conseguí apuntarme a uno que me venía fetén por horario y por lugar. La presentación de la Revista El Corte Inglés KIDS.

A mediodía descubrí que iba a coincidir con Patadita y me sentí muy feliz, ¡por lo menos a alguien a quien conocía! (Aunque sólo fuera por letras, porque nunca antes nos habíamos visto).

Llegué muy temprano, demasiado. Lo cual me dio la oportunidad de tener una conversación muy agradable con Mónica de Madresfera, Rocío de Corriendo Sin Zapatillas y Blanca Martínez de Pequeña Fashionista. Con la única con quien había tenido algo de trato era con Mónica (cuando el blog era más activo, que últimanente reconozco que está algo de capa caída) y confirmé lo que las líneas ya me dejaban entrever: ES UN ENCANTO. Me encanta confirmar estas cosas.

En ese momento me acordé lo mal que se me dan las relaciones interpersonales cuando hay implicadas tres o más personas incluyéndome a mí. Pero con la experiencia de varios años en situaciones parecidas, he podido capear el temporal y sentirme a gusto. También influye que las tres son un auténtico encanto.

Nos ofrecieron un stand de maquillaje para las asistentes y, la verdad, como iba sin maquillar, allí me presenté. Y tuve la oportunidad de ser maquillada por Montse Martin con maquillaje de Urban Decay. Me ha encantado, ha sido un maquillaje muy suave que me ha renovado la cara sin quitarme mi identidad.

Seguimos de parranda y de postureo un rato, aprovechándonos de la instalación de un artilugio que imprimía las fotos que subíamos a Instagram. Fue todo un detallazo del evento. Sobre todo para mí, que me encanta imprimirlas y guardarlas como pequeños tesoros en físico.

Aquello fue una vorágine de gente llegando y, sinceramente, a cada rato me resultaba más difícil entablar conversación con otras compañeras blogueras que tenía muchas ganas de conocer. Con la mayoría no había coincidido ni en las redes sociales (esto de estar desconectada). Pero he tomado nota, nos hemos hecho fotos y la lista es de gran calidad. Os dejo aquí sus enlaces para que paséis por sus blogs que, de verdad, ha sido un placer coincidir con ellas (aunque quizás ellas me tachen un poco de antisocial, porque se me dan fatal estos eventos):

Sobre la revista, como escuché comentar a Daniel Calamonte (organizador de la fiesta): “Se lee sola, no necesita presentación”. Y la verdad es que es muy cierto. Entre dormir al peque y dormirme yo pude echarle una ojeada y me ha gustado (lo dice alguien que la Moda y ella no van muy juntas).

Con deciros que tiene unos looks que me gustan hasta a mí (en serio, que yo diga esto no es muy habitual). Me lo pasé muy bien y me he llevado unos recuerdos realmente gratos de la fiesta. Conversaciones interminables con Patadita, poner caras a gente que estoy por conocer… Ha sido una reentrada al mundo madresférico digno de mención.

La Gota de la Vida – #TetaVSHambre (Vídeo)

Ya os he adelantado algo aquí.

Pero os vuelvo a hablar de ello porque sólo quedan 5 días (hasta el 17 de julio 2016) y no quiero que no donéis porque yo no os lo haya contado. Obviamente es opcional y podéis, simplemente compartir, pero si tenéis intención de donar, que no os olvidéis que ya queda poquito plazo.

Nuestro equipo hemos hecho este vídeo que esperamos que lo disfrutéis:

 

Por cada 5 euros tendréis una participación en una rifa multitudinaria donde hay 23 premios para repartir. Para donar, tenéis que entrar en ESTE ENLACE y después rellenar ESTE FORMULARIO.

#TetaVSHambre con #AccionContraElHambre

Cuando leí la campaña que estaba preparando Madresfera con Acción Contra el Hambre me entraron unas ganas tremendas de participar, pero no me veía capaz de ser capitana de nada. No por nada, simplemente no me veo capaz. Es una iniciativa en la que sabía que tenía ganas de participar, pero no de liderar. Al cabo de una semana entró en mi la posibilidad. Y entonces me planteé que quizás el grupo sería de los que luchan a muerte y se pisotean entre sí para hacer las cosas. Pero dentro de mi pesimismo natural siempre habrá una positiva para intentarlo.

¡Por suerte me equivocaba! En el grupo que hacemos ninguna está por esa competencia de ganar ni sin ganas de participar para que se lo den todo hecho. Todas en general tenemos muy buenas ideas, cada una en lo suyo. ¡¡Os estamos preparando un montón de sorpresas!! Pero queremos hacerlo bien, por eso vamos con cuentagotas.

Lo que sí es importante es que seáis conscientes en qué consiste la campaña, aunque creo que lo ha explicado de forma magnífica nuestra capitana Aventura Mi Embarazo en este post. Aún así, os resumo o refresco:

Vivimos en una era llamada “Información” por la que todos, o casi todos, tenemos el privilegio de acceder a todo tipo de datos en cuanto se nos saltan las dudas a la cabeza. Y si no, te lo ponen en bandeja con las TL de Twitter, el Muro de Facebook, etc. Las Redes Sociales junto a los buscadores gratuitos nos lo dan todo. Por esta misma razón, cuando nos planteamos ser madres (unas antes del embarazo, otras en el embarazo y alguna incluso después de parir) necesitamos mucha cantidad de información. Entre ella, la Lactancia Materna.

Te encuentras de todo, es verdad. Pero somos seres humanos con criterio propio que puede dilucidar por sí mismo lo que es cierto de lo que no lo es. Se llama instinto. Pero nos lo han atrofiado, ya no somos capaces de hacer nada sin recibir una clara indicación para ello.

No sólo pasa en España, también pasa en otros países. En este caso vamos a hablar de Sehal. Un lugar, como otros muchos, asolados por el hambre, la sequía y la guerra. Un lugar donde sin la ayuda humanitaria de ONGs como Acción contra él Hambre no tendrían futuro en el que sobrevivir. En esos lugares el instinto también se ha atrofiado y la lactancia materna no es tan habitual como debería.

¿Quieres ayudar para acabar con esta situación y conseguir que la tasa de mortalidad infantil por hambre se reduzca e, incluso, desaparezca? Pincha aquí y ayúdales con la donación que consideres. No es mensual, no es anual, es puntual.

¿Qué consigues tú a cambio? Pues la verdad, antes que nada, la satisfacción de colaborar en una buena causa. Pero también, ¿sabías que en la declaración del año siguiente se desgrava el 75% de lo donado? Es decir, en realidad sólo pagarías, al final, el 25% de lo que vayas a donar. También, una participación en nuestra rifa. Os lo cuenta todo Aventura de mi Embarazo en el post.

Sello de Calidad con Madresfera: Nonabox

Os tengo que hacer una confesión. Las cajas Nonabox las conozco desde que he comenzado el blog, hace año y medio, siempre me han suscitado curiosidad… PERO… (es un pero muy grande, en mayúscula, así como de: “me van a matar si lo digo”) ¡nunca me gustaban los productos que traía! Ea, ya lo he dicho. Ufffff, ya puedo respirar tranquila y seguir escribiendo, con normalidad, como si nada hubiera pasado.

Y ahora empezamos de verdad.

Las Caja Nonabox son cajas personalizadas para cada madre que, teniendo un valor de 29,95 €, traen productos que superan los 75 € de valor en total de cada caja. Puedes recibir una caja solamente o realizar una suscripción. En su página tenéis más información al respecto.

La idea original me gustaba muchísimo. ¿Qué madre no desea tener productos de gran valor para ella y su bebé? Me informé más y cuando hacían críticas personales de las cajas en otros blogs me topé con la realidad. ¡Esa caja no era para mí! Los productos que traía no eran los que yo me compraría y todas las cajas que he visto no me gastaría los 29,95 € que invertiría en ellas en los productos que sí me resultaban de interés.

Pero el gusanillo seguía picando… ¡Yo también quería una caja!

Y aquí apareció Madresfera para darme la oportunidad. Me han permitido probar una caja de Nonabox. Y, siendo total y completamente sincera, ¡me han sorprendido gratamente! No es porque me hayan regalado la caja, es porque dentro he visto cubiertas en parte mis necesidades y en otra parte mis gustos. No todos los productos me han chiflado, pero sí la mayoría.

¡Voy a contaros mi experiencia con mi primera caja Nonabox!

Caja Nonabox

Os parecerá una tontería, es absurdo, pero no puedo evitarlo ni quiero evitarlo. ¡Me encanta la caja en sí! Es muy buena, es decir… no es una caja de zapatos, es una caja casi cuadrada muy robusta que me sirve para guardar chorrocientas cosas que se me ocurran o para servir en sí mismo como caja de regalo. Llamadme tontaina, pero es así. Abrirla da una sensación de: “soy especial” que mola.

Caja Nonabox

Lo primero que me encontré fue la revista Petit Style. Para madres que les gusta la moda y vestir a sus hijos con outfits actuales está genial. Van a encontrarse con su mundo, trae alguna receta de comida cuqui y algún artículo interesante. Pero tienes muchísimas ideas para vestir a los retoños. Como os podéis hacer una idea, esto no era para mí. Pero sí he reconocido en el target a más de una blogger que le gustaría, seguro (guiño, guiño).

Caja Nonabox

Al detalle: Revista Petit Style Número 22

En lo siguiente que se fijó mi mirada fue un biberón y unos chupetes. Lo primero que pensé fue: “¡¡Genial!! Me vienen de perlas.” Había perdido los chupetes de Bebé Fúturo, todos los chupetes. Las que tenéis más experiencia, ¿dónde se pueden meter diez chupetes de bebé? Luego ya me fijo, y resulta que es un biberón “de aprendizaje” que va como paso previo a la taza de aprendizaje y chupetes ultracuquis a partir de seis meses. Pues si ya de primeras pensé bien, ahora todavía mejor. Papá Fúturo el biberón lo aprovechará genial, porque lleva un tiempo quejándose de que las tetinas no sale bien las hebras del zumo de naranja o los potitos que él prepara, así que seguro que le saca buen provecho al regalito. Y los chupetes, en cuanto cumpla seis meses, van a sustituir los que tiene ahora. Aunque… Bebé Fúturo no es amante de los chupetes, sí me han salvado en alguna ocasión. Esto ha sido totalmente un acierto para mí.

Caja Nonabox

Caja Nonabox

Al detalle: Biberón y chupetes de la marca Tigex. A partir de seis meses.

Lo siguiente que vi fue un bote entero de crema solar de Apivita. El bote viene en varios idiomas, es factor +50. Pero cuando busco si la protección es química o física no encuentro la respuesta. La verdad es que no usamos apenas crema solar, preferimos ir por la sombra y taparle con ropa más que usar crema, dado que no sabemos si su piel soporta bien las cremas y es menor de seis meses. De todas maneras buscando por internet parece ser que sí es muy respetuosa, así que me relajo.

Caja Nonabox

Además, también traen muestras de crema para la mamá. Se agradece mucho, aunque apenas uso.

Caja Nonabox

Al detalle: Crema Suncare de la marca Apivita

Y de repente ahí estaba, un sobre donde sólo se veía “MySalus”. Tuve la grandísima suerte de ganar un sorteo de Planeando Ser Padres donde pude probar durante 15 días sus servicios. Fue justo cuando nació Bebé Fúturo y la verdad es que le saqué muchísimo provecho. Así que os puedo hablar incluso desde la experiencia. ¡¡Es un regalazo!! Siempre existen dudas sobre si ir o no al pediatra ante ciertos síntomas y poder probar MySalus en un regalo de 15 días que podéis activar cuando guste es genial. Responden enseguida y puedes enviar fotos o vídeos para ver casi en directo lo que le sucede. Es por WhatsApp y realmente merece mucho la pena.

Caja Nonabox

Al detalle: 15 días de prueba del servicio MySalus.

Cuando yo pensaba que llegaba al fondo y veía una preciosa lámina de Bandide pensaba que la caja estaba muy bien. Cuando pude ver la lámina por completo lo tuve clarísimo: va a la pared de mi trabajo. ¡¡Me encanta!! Soy muy fan de ese tipo de láminas y ésa en especial es genial. Buscando en la página he visto realmente muchas monadas, pero me desencantó que no tuvieran láminas. Así que puedo afirmar que es una lámina exclusiva y me siento muy afortunada de tenerla.

Caja Nonabox

Al detalle: lámina exclusiva de Bandide.

También había una muestra gratuita de Iogolino. Aunque es apta para bebé, son cosas que prefiero comer yo dado que quiero que Bebé Fúturo coma cosas sanas, básicamente producto en lugar de preparado (tema pendiente). Y la verdad es que aunque era fresa y plátano, me supo muchísimo a plátano. ¡¡Y no me sentó mal!! Es algo que agradezco mucho dado que no tolero bien el potasio del plátano.

Caja Nonabox

Al detalle: muestra de Iogolino de Nestlé.

Hace poquito tiempo he comprado un saco de dormir de Aden Anais… ¡¡Qué sorpresa cuando veo en la caja una muselina!! Me encantan las muselinas, pero ésta me sorprendió sobremanera. ¡¡¡Era enorme!!! Por lo menos, por lo menos 90 cms x 90 cms. Es más… ¡¡¡¡con estrellitas!!!! Nos encanta la muselina, es muy grande, apañada y preciosa. Muy suave y útil para todo. Simplemente es genial.

Caja Nonabox

Al detalle: muselina grande de Aden Anais.

Para culminar, ¡un libro! Además, un libro para toda la familia. Dentro te enseña a hacer tus propios peluches de animales. Creo que es una manera muy buena de hacer actividades en familia y las explicaciones son fáciles. Me gustan mucho las ilustraciones, la manera de enseñarlo, lo fácil que lo hace parecer todo. Me ha sorprendido mucho.

Caja Nonabox

Al detalle: ANIMALES. Crea tus propias mascotas – Jane Bull

¿Con cuál de los productos me quedaría sin dudar? ¿Cuál es mi favorito? Pues me resulta más difícil de lo que pensaba. Me gusta la gran mayoría, menos el Iogolino (que me bebí yo) y la crema solar (porque ya tenía), todos me encantan. Pero finalmente mi favorito es la muselina de Adain Anais. Ya conocía la marca, cuya historia me gustó mucho, y la muselina es genial. Aunque la exclusividad de la lámina de Bandide también la hace extraordinaria… Y los 15 días de uso de MySalus… Pero no me echo para atrás, la muselina me ha conquistado.

Caja Nonabox