Hermanos de Leche Anónimos. Primer Encuentro

O de cómo he donado leche en la Capital…

Conocí la posibilidad hace tiempo a través de Planeando Ser Padres y para mí era el curso natural de los acontecimientos. Soy donante de sangre desde que he podido y siempre que se me ha puesto el autobús delante. Ya desde CiudadPequeña quise hacerlo, pero ahí no hay tantas facilidades.

Al mes de nacer Bebé Fúturo, cuando vi que era capaz de sacarme biberones por la mañana con el sacaleches y él no ponía ninguna queja al respecto ni mis pechos sentían molestia alguna, me informé sobre el Banco de Leche de mi provincia (Madrid). Menuna Manada lo explica muy bien AQUÍ.

La verdad, vivo lejos, muy lejos. Acercarme hasta allí supone perder la mitad del día en el transporte, por lo que me decepcioné un poquito. Aún así, llevaba dos semanas dándole vueltas a hacer el sacrificio y cuando leí que hacían falta donaciones de leche urgentemente en el Hospital 12 de Octubre, no lo dudé. Menuda Manada también estaba decidida y nos pusimos de acuerdo para ir juntas.

En serio, le estaré eternamente agradecida por ello. Me habría perdido enseguida y encima que nos llevara. Simplemente no tengo palabras.

Bueno, llegamos al aparcamiento y nos dirigimos al Hospital (si a día de hoy me preguntan qué entrada es, la verdad es que no sabría indicarla. La próxima vez que vaya, estaré más atenta). Al lado de la entrada tienes dos puertas una que pone “Donación de Sangre” y la siguiente que pone “Banco de Leche” y nos dirigimos a la segunda.

Entras a un pasillo bastante larga y en la primera puerta (que casi me salto) pone “Recepción / Sala de Espera”. Es una habitación que tiene un sofá y dos sillones. Además de unas ventanas que dan a una oficina. Al lado de la ventana estaba lo que nosotras pensábamos que era el interruptor de la luz y resultó ser el timbre. Se asomó una mujer que nos indicó que esperásemos…

Después nos hicieron pasar a cada una para la entrevista. Te hacen un pequeño cuestionario sobre tus hábitos de vida (alcohol, fumar, comida, etc). Muy corto comparado con el megatest de las donaciones de sangre. Después te informan de todo, tanto del procedimiento, como para quienes son la leche que donas, como las indicaciones para extraerte la leche. Y te hacen firmar dos consentimientos donde te informan de porqué te extraen sangre y qué van a hacer con tu leche.

Un minipinchacito para una analítica básica y descartar enfermedades contagiosas. Te dicen el número de identificación como donante de leche y empiezan a darte cosas… Muchas cosas. Te preguntan si necesitas ticket para el parcking dado que te dan una hora gratuita.

Otra cosa que te dicen es que para la primera vez debes ir en horario de oficina, por la analítica. Pero el resto de las veces puedes ir en cualquier momento, te recomiendan que llames antes para tener tu nuevo pack preparado y el ticket del parking si lo necesitas, lo cual es un lujo.

Por cierto, te llaman al día siguiente para confirmar que la analítica está bien… Y yo que pensaba que sólo te llamaban para decirte que estaba mal. ¡Menudo susto!

Para no hacer este post eterno, hasta aquí mi experiencia sobre cómo ha sido la inscripción para hacerme donante de leche… En el próximo, qué cosas me han dado.

PD: Os cuento más AQUÍ