Ataques de Miedo

Quería escribir, desde hace una semana, sobre los pañales de tela que nos han llegado ya a casa. Enseñarlos, cómo los encontramos, por cuáles nos decidimos y por qué. Pero llevo unos días en los que siento el corazón un poquito acongojado.

Ayer concretamente todo estalló en una diferencia de opinión con Futuro Papá. Creo que las diferencias de opiniones enriquecen a una pareja que las afronta de forma madura y tranquila (cosa que Futuro Papá me enseñó a hacer, porque yo en ese aspecto soy más de echar sapos y culebras por la boca). Era sobre lo que siempre tenemos diferencias de opinión, sólo que cada vez me deja más echa polvo…

Llevo un tiempo en los que me sorprendo porque las hormonas del embarazo no se han hecho presentes en mi cuerpo. Pero creo que ya no puedo decir los mismo. Llevan unos días también haciendo mella y no ayudó a mi día de ayer. Pero hoy han estallado directamente…

Tengo pánico a la maternidad.

Sé que estoy embarazada, llevo disfrutándolo un tiempo y la verdad es que me encuentro mejor que nunca. Tengo ánimo y fuerzas para hacer lo que deseo, todavía no he tenido que comprar ropa premamá, aunque ya se ve la tripita. No sé, ¡¡me siento genial!!

Pero a veces… ¡¡me sorprendo de estar embarazada!! Por mucho que lo deseaba, lo veía como algo tan irreal, algo tantas veces pospuesto, algo tan lejano… Que estarlo ahora es como si no lo viviera con intesidad. Y no me preocupa estar embarazada, lo disfruto y lo vivo como algo natural, ¡¡como si siempre lo hubiera estado!!

Sólo que… cuando pienso que algún día Futuro Bebé saldrá de ahí, ¡¡¡¡me da pánico!!! ¿Mi teta le dará leche? ¿Dormirá a gusto en la cuna? ¿Estará a salvo en el carro? ¿Sabremos portearlo? ¿Sabré educarle? ¿Escucharé su primera palabra o la disfrutará otra persona? ¿Y sus primeros pasos? ¿Le daré lo que necesita?

Pero quitando esas cosas, ¡no llego a fin de mes! ¿Cómo voy a ser capaz de darle a Futuro Bebé todo lo que necesita? Soy un desastre en casa, ¿cómo podré quitarle de todos los peligros que le acechan en casa?

Hoy no me siento preparada, en absoluto, para ser madre…

#FotoFinde XXX

Normas y Manual AQUÍ

#FotoFinde XXX

A Futuro Papá le encanta ir al campo y pasar allí el rato aprendiendo cosas sobre la vida natural, a AmigoE también… y yo me acoplo a cualquier plan donde la diversión y las risas están aseguradas (también me gusta el campo, aunque me faltan muchos conocimientos). Así que decidimos irnos a un sitio que ellos saben que está a muchos kilómetros lejos de casa para hacer una cena campestre, al final resulta que allí era romería y el lugar tranquilo y solitario en medio del campo… estaba a rebosar de gente. Así que nos volvimos y nos vinimos a un sitio igual de campestre al lado de casa. Me tuve que reír muchísimo con esa vuelta inesperada a una hora y media de casa. Pero el paseo fue agradable.

La intención era preparar una cena en el campo y nos llevamos de todo, gazpacho, chorizo para freírlo y sopita. También un transistor que, mientras charlábamos, nos presentaba el mundo (concretamente Cuarto Milenio). Llegada a una hora, después de cenar hasta ponernos ceporros, nos pusimos un poco en silencio a escuchar la radio. Y os aseguro que escuchar Cuarto Milenio mientras estás a medio oscuras en el bosque no es apto para miedicas de ninguna clase.

Futuro Bebé parecía encantado con la experiencia, le he notado en algún momento, pero no parecía molesto. La sopa preparada por Futuro Papá creo que le encantó.

Conseguir Linky

¡Habemus Carrito!

¿Qué pasa cuando haces planes y éstos no salen? Pues que te renuevas o mueres… y creamos otros. El hijo de AmigoD y AmigaS cumplió años esta semana y nos apetecía hacerle un regalo, ya lo teníamos decidido (internet, cuánta sabiduría) de una cadena de juguetes infantiles que hay en un centro comercial cercano. Así que fuimos, uno de los regalos nos gustó tanto que también se lo cogimos a Futuro Bebé, si nos sale astrofísico como deseaba serlo su madre ya os diré.

Aprovechando que en el mismo centro comercial había un Carrefour, nos acercamos a ver la sección de nuestra pesadilla… ¡¡y es que todo estaba de oferta!! Para Futuro Papá era importante que el carrito tuviera ruedas grandes y buenos amortiguadores, para mí ya lo sabéis: sin capazo y con Grupo 0+ que tuviera Isofix. Mis condiciones los cumplía a medias uno, cuyas ruedas eran enanas y los amortiguadores no eran muy allá…

Después de media hora de estudiarnos los carritos que tenían nos decidimos por un trío (con capazo) y un Grupo 0+ sin isofix que tenía ruedas grandes y buenos amortiguadores. Concretamente el Nurse Town Trio, podéis verlo AQUÍ.

El precio de Carrefour sin oferta era 359 €, pero nos costó 299 €. Por internet lo estoy viendo hasta por 429 €. Ya os contaré si nos mereció la pena, aunque para eso hay que esperar.

PD (26/09/2016): AQUÍ podéis leer la opinión después de 18 meses de uso.

Charla Preparto I. En el Hospital

Se supone que se pondrían en contacto conmigo a partir de la Semana 20 para recibirla alrededor de la semana 24, pero la verdad es que me avisaron mucho antes como podéis imaginaros. Aprovechando que ahora es una época de curro tranquila, cosa que el mes que viene no podré decir lo mismo, y que Futuro Papá podía ir, dado que trabajando a turnos dependemos de muchas citas por él, aprovechamos y fuimos.

La charla trataba de que cada profesional que asistía el parto te explicaba cómo funcionaba el mecanismo desde su punto de vista y que conocieras las responsabilidades del personal en cada una de sus actividades. De esta manera la charla la impartió un matrón, un neonatólogo, una ginecóloga y una anestesista.

El matrón nos habló, sobre todo, de los signos del parto. Cuándo debemos acudir al hospital. Primero nos explicó sobre las contracciones, que según se va acercando la fecha, éstas se juntan más en el tiempo y en el momento que tengamos contracciones regulares, porque al principio no lo son, cada 5 minutos y que no se relajan con el reposo, debemos ir preparándonos para acudir tranquilamente al hospital. También si la bolsa tiene rotura o fisura, son dos cosas diferentes. En el caso de rotura de bolsa, lo que vulgarmente se llama romper aguas, debe acudirse con tranquilidad al hospital. La fisura es más difícil de detectar porque va más bien goteando, así que cuando la zona está demasiado húmeda como para ser el flujo, pues de caminito que vamos. En ambos casos es muy importante el color, si el color del líquido que empieza a salir es transparente o blanquecino, podemos ir en un rango de dos horas, esperar al marido que salga de trabajar y todo eso, en cambio si el líquido es verdoso (el feto ha hecho necesidades dentro) debemos olvidarnos de la tranquilidad, pero si ya es rojo… no hay tranquilidad que valga.

Todo esto no se contempla en caso de partos y cesáreas programados, claro. Que en esos casos funciona todo de manera distinta. Primero, no se entra por urgencias, si no por la recepción del hospital.

Otra cosa que nos ha explicado es el sangrado durante la gestación. En caso de que sea menor o igual que una regla, no hay que alarmarse en absoluto, es normal. El problema es cuando está acompañado de dolor y es bastante más que una regla… Luego nos ha explicado que él da clases preparto y que llamemos alrededor de la semana 21 o 22 para coger sitio en el siguiente comienzo de clases. Nos puso un vídeo muy bonito y se despidió.

Después entró el neonatólogo. Es el pediatra que debe asistir el parto. Nos explicó las ventajas y el funcionamiento del piel con piel en el bebé. No tardan nada en ponerlo y durante dos horas no separan al bebé de la madre para hacer las mediciones. Durante las cesáreas el padre no puede estar con la madre, y la madre no está para hacer el piel con piel, así que se lo llevan enseguida al padre para que el padre sea el que haga el piel con piel al bebé. Después nos enseñó la sala de incubadoras, que no tienen horario para los padres, son de puerta abierta para padres, para que estén con el hijo todo el tiempo que ellos consideren oportuno mientras el bebé recibe los cuidados especiales. La familia cercana puede visitarlos durante el día del jueves, el resto se lo dejan sólo a padres. Nos explicó en qué casos se llevan a los niños a las incubadoras y cómo funcionan.

Tras él llegó la ginecóloga. Yo estaba un poco inquieta por los casos de los bebés que necesitaban incubadoras y Futuro Bebé se había manifestado por primera vez por entonces, así que no recuerdo mucho de la charla que dió la ginecóloga, la verdad. Recuerdo algo de que hablaba del proceso del embarazo y del parto, y cuáles eran los protocolos en caso de parto urgente y parto programado, y cuándo se da cada uno. Pero no me preguntéis detalles que yo estaba buscando más signos de Futuro Bebé.

Y entonces entró la anestesista. Nos habló de los escasos efectos secundarios de la epidural y de cómo la aplicaban. Te la puedes poner en cuanto desées, no hay tiempo mínimo ni tiempo máximo (luego especifico), en cuanto entras al hospital puedes decir que te la pongan, te llevan a quirófano, te ponen un catéter (que es una especie de vía directa a la zona epidural de la espalda), te suministran la mitad de la dosis en el acto y luego la otra mitad te la van poniendo poco a poco, de esta manera si el parto es más largo, te siguen poniendo la anestesia según la vayas necesitando. En caso de que solicites la epidural demasiado tarde para que haga el efecto deseado, te inyectan la raquídea, tiene más efectos secundarios y es más delicada de poner, pero evitan en lo máximo que sufras. Nos puso un vídeo de su aplicación y se terminó la charla.

Primeros Movimientos

Hoy iba a escribir doble post para contar mi experiencia en mi primera charla de maternidad. Pero ahora mismo me puede la emoción.

A mitad de la charla noté como algo se retorcia por dentro, lo primero que pensé fue que eran gases y tenían intención de estallar en plena sala, así que procuré retenerlo. Pero me relajé y esa sensación desapareció. Después de nuevo… ¡¡¡y todo mi ser dió un brinco!!!

Creo que era Futuro Bebé manifestando el aburrimiento general de la sala. Luego pensé que eran imaginaciones mías, todavía lo pienso un poquito, pero creo que no, que Futuro Bebé se quiere hacer ya de notar.

Es como un retortijoncillo que quiere hacer cosquillas y no llega.

Primera Canción de Futuro Bebé

Y es que ha llegado el momento, todavía es pronto, pero ya está desarrollando el oído y la vista. Así que le quiero ir descubriendo mundo poquito a poco e incitarle a tener curiosidad.

En contra de lo que podáis pensar las personas que conocéis mis gustos musicales, no le puse heavy metal…

Le puse esta canción:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=EIg5_JXgZs4&w=480&h=360]

Analítica Concepcional I

Después de la Analítica Preconcepcional I, que tuve la suerte de poder hacérmela y justo en el ciclo en el que Futuro Bebé vino a mi vida, ya con 10 semanas toca la primera Analítica Concepcional. Yo voy contando las cosas según van pasando porque la verdad es que tengo una falta de información muy grande. Según pasan los días, mi embarazo está siendo tan natural para mí que incluso me olvido de que estoy embarazada y lo que al principio me hacía ilusión… ahora es como “natural”. Comentándolo con una amiga, le pasa lo mismo, creemos que puede ser un mecanismo de defensa por si el embarazo llega a término antes de lo previsto, pero me parece muy curioso.

Es como un “vale, estoy embarazada”, pero te estás tocando la barriguita y te olvidas de que lo haces porque otro corazón está latiendo ahí. Me siento culpable por ello, pero creo que es algo natural también. Me muero de amor por Futuro Bebé y es increíble lo que puedes amar a alguien antes de conocerlo, pero también es verdad que la cantidad de miedos que aparecen cuando piensas en un bebé que estará en tus brazos abruma.

Bueno, a ver si me centro… La analítica concepcional de hoy es, por un lado, control y el Triple Screening. El Triple Screening calcula las probabilidades que tiene Futuro Bebé de salir con algún problema, entre ellos, las posibilidades de que sufra Síndrome de Down.

Me han hecho rellenar un formulario con datos básicos como mi peso, mi edad, si he hecho esa prueba con anterioridad, abortos, etc.

Hoy me han sacado 4 o 5 tubitos de sangre. Como el resultado depende también de la ecografía de las 12 semanas, que está pendiente para el 8 de agosto, no tendremos los resultados hasta el 14 o 18 de agosto.

Tenemos que tener muy claro que te sacan las probabilidades de que salga algo mal, no es una prueba definitiva para determinar el estado de salud de Futuro Bebé, pero te guía en el punto en el que podría haber un problema.

Sinceramente, me suena a la carta astral que te ofrece la astrología… pero oye, es más científico.

Algo que no me habían dicho es que tenía que autorizar esa prueba con mi compañía, pero no ha habido problema para hacerlo. Lo único es que no lo sabía y no me lo esperaba, pero esto sólo es por llevar el embarazo por vía privada.

Resfriado en el Embarazo

Llevo tres años sin resfriarme, al menos algún resfriado que he tenido me ha durado, como mucho, 3 días… pero sin estornudar ni malestar en la garganta ni fiebre.Vamos, que nada de faltar al trabajo como veía al resto del despacho pegándose la gripe de uno a otro. De eso se deduce que mis defensas siempre han trabajado muy bien y han sabido combatir los virus desde el principio…

Pero oye, tú. Quédate embarazada y verás. Sé cuándo me resfrié… un domingo a media tarde en la terraza de mis suegros. Llevaba una chaqueta vaquera puesta y me preguntaban constantemente si tenía frío. Y la verdad es que no, evité beber algo fresco y cuando ya sí empezaba a sentir una pequeña bajada de temperatura me refrugié dentro. Yo me creía salvada…

Hasta que el lunes se me vino todo encima. Era incapaz de pensar de forma clara y todo mi cuerpo me exigía tranquilidad. Me sentía muy febril, como no me sentí nunca. Preguntaba si había termómetro, si mi frente estaba caliente… ¡¡pero nada!! Yo estaba mal. Por suerte mi jefe se compadeció de mí y me ofreció irme a casa. Ni lo dudé… me fui a casa, me puse el termómetro. ¡¡Y nada!!

Al día siguiente, entre la primera ecografía, medio día de descanso  y estrés en el trabajo no pude ser consciente de cuán malita estaba, pero me ha costado mucho disfrutar de los eventos. Igual el miércoles y el resto de los días.

Hasta que el sábado por la mañana la calentura me ha explotado en la cara, literalmente. Va desde la base de la nariz hasta la comisura de los labios. Obviamente tenía mucha fiebre y por dentro.

Pero claro… ¿qué te tomas? Nunca has tenido un resfriado de tal magnitud y la verdad es que si estuviera en circunstancias más normales, me tomaría ibuprofenos como si no hubiera un mañana. No me gusta tomar muchos, pero menos me gusta pasarlo tan mal… Pero con Futuro Bebé en la barriga no quería tomar nada.En un momento de desesperación tomé un poco de propóleo (después leí que los efectos en el embarazo son desconocidos y me sentí culpable). Había leído en las recomendaciones de mi ginecóloga que sólo se recomienda tomar paracetamol, así que fui a la farmacia a pedir las dosis más bajas posibles (500 mg).

Finalmente decidí ir a la Clínica debajo de casa (donde no hace falta pedir cita). Esa mañana estaba mal, me levanté mareada, estaba más febril que nunca y la verdad es que estaba muy embotada. La doctora se aprovechó de mi malestar y coló a todos los que podía colar y cuando me atiende, tiene la desfachatez de decirme que no puedo tomar absolutamente nada (concretamente ni paracetamol)… sólo efferalgan. Cuando miras la composición, ¡¡es de paracetamol de 1gr!! Me lo ha recetado cada 4 horas. Porque estaba mal… pero a esa clínica no vuelvo.

Futuro Papá tiene la teoría de que mis defensas no pueden actuar porque también actuarían contra Futuro Bebé y el cuerpo es sabio, por lo que mis defensas están dedicadas a cuidar a Futuro Bebé y a mí… que me zurzan. Por fin estoy mejor, pero me duele la calentura del labio.

Semana a semana IV

¿De Cuánto tiempo?: 8 semanas

Tamaño de Futuro Bebé: Una uva… o eso dicen por internet. El martes tenía concretamente 1,74 cms.

Peso de Futuro Bebé: Ciento y poco gramos el martes, quiero recordar 140 grs según la ginecóloga.

Latido de Futuro Bebé: ¡¡A todo trapo!! Tiene un ritmo mi niño que no para.

Compras para Futuro Bebé: Cuando ha venido Futura Tita de FM ha traído el ajuar que tenía Futura Abuela en casa… compra no es, pero desde luego que ya empieza a tener sus jerseys de primera puesta y un pequeño cambiador a parte de unos patucos y unas manoplas hechas a mano por Futura Abuela.

Ecografía de Futuro Bebé: ¡¡Ya la hemos visto!! Más info: AQUÍ

Peso Ganado de Futura Mamá: Esta vez no he perdido más, pero sigo más baja que cuando tomé la primera… Ando por 74,8kgs y por tanto -0,3 kgs.

Contorno de Barriga de Futura Mamá: Sigo con 77 cms, por lo que en teoría no ha cambiado nada, aunque me noto el bajo vientre más abultado.

Síntomas de Futura Mamá: ¿Un resfriado mortal de verano cuenta? De lo contrario, sigo igual… Sin náuseas claras ni nada particular.

Estado de Ánimo de Futura Mamá: Básicamente enferma, muy enferma, la mayoría de los días, febril… Y todavía no mejoro.

Mejor momento de la Semana: Cuando hemos escuchado ese latido por primera vez… Anunciarlo también han sido momentazos, pero nada comparado con escuchar el corazoncito de una parte de ti y que la ginecóloga te diga que todo va bien. Todavía se me saltan las lágrimas.

Cosas que echa de menos Futura Mamá: Comer jamón sin tener que preocuparme si estaba congelado o no…

Esperando con ganas por parte de Futura Mamá: Estar bien y tener tiempo…

Resumen de la Semana: Sigo igual que la semana pasada… es más, con tanto estrés que esta semana no he podido poner a tiempo ni el Semana a semana. He tenido dos entregas de diplomas (a falta de uno), hemos visto la eco, ha sido todo una auténtica locura. A ver si ya termina esta época.

¿Quién se ha enterado esta semana?: Nuestros amigos más importantes: AmigoE, AmigoJ, AmigaM, AmigaV, AmigoD, AmigoR y sus respectivos familiares. Ya contaré al detalle cada historia.

Comentarios absurdos de otra gente: ¡¡Es niño!! Sí o sí y por varias razones… (por la posición en la eco, por lo guapa que estoy, porque no tengo síntomas…). Ah, y disputarse su relación de pareja en caso de que no sea niño (y también si es niño). No ha pasado de ser una uva que ya tiene novia o novios…

Comentarios no deseados de otra gente: ¡Que me quite a mi gato de encima! No me lo ha dicho la ginecóloga y tengo información suficiente para haberlo planteado, pero es que no me lo tengo ni que pensar… Que se vaya de casa me dicen. NI HABLAR.

A Vista de Tripa:

A Vista de Tripa IV

Reflexiones de Futuro Papá: Las cosas siguen con calma, aunque ya podemos empezar a mirar qué comprar. Y GatitaNegra fuera de los brazos por si acaso.