Elección del Nombre

Nunca os conté cómo fue la decisión sobre el Nombre de Bebé Fúturo, pero estaba decidido antes de abrir el blog, tanto para chica como para chico.

No me gusta estar en búsqueda si no tengo ya elegido previamente los nombres con los que llamaremos a ese Futuro Bebé, me es inconcebible. Quizás porque a mi hermana pequeña en la barriga siempre le llamaba de un nombre y cuando fui a visitarla al hospital por primera vez, tenía otro. Mi madre dijo uno y mi padre decidió otro, creo que había tanto trasfondo en esa acción que me quedé un poco traumada (yo tenía 6 años). ¡Hasta lo recuerdo!

Así que con Bebé Fúturo estuve años persiguiendo a Papá Fúturo para que decidiéramos los nombres. Como no participaba mucho, pues tardamos más de lo que me habría gustado. Su participación se reducía a vetar los nombres que yo proponía. Fue una tarea ardua, pero finalmente entre los dos decidimos los que considero los nombres perfectos.

NO ESTAMOS EN BÚSQUEDA, pero, como os podéis imaginar, mi trauma genera una obsesión y necesito tener claro ya los nombres que podría tener Futurito Bebé.

Pues ya os puedo anunciar que los tenemos claros desde hace un mes. Hace un mes que Futurito (o Futurita) Bebé tiene nombre propio tanto femenino como masculino. ¡Ya puedo respirar en paz!

Son nombres preciosos. Uno de ellos me sorprendió porque tenemos ciertas condiciones para decidir el nombre:

  1. No conocer a nadie con ese nombre
  2. El significado del nombre tiene que ser bonito
  3. No puede causar posibles rimas en el colegio (todos sabemos que cualquier nombre genera cualquier rima cruel en edad escolar, pero por lo menos evitar los clásicos)
  4. Que sea corto. Dos sílabas o, como mucho, tres.

Y era un nombre muy sencillo y no es nada raro. Pero lo tuvimos claro los dos y además fue Papá Fúturo quien me comentó su existencia y posibilidad.

Hay gente que no quiere repetir nombres. Es decir, si Bebé Fúturo fuera Beba Fútura, no querrían usar ese nombre para Futurita Bebé. No es nuestro caso, pero para manías… colores. Igual que hay gente que no quiere decidir el nombre hasta que vean los ojos del recién nacido para ver en su mirada el nombre. ¡Los humanos somos un mundo!

Primer Aniversario

Érase una vez…

una chica jovencita que abrió su primer blog cuando estaba a punto de cumplir los 18 años. El mundo de internet se le abría por delante y los blogs personales estaban en auge. Uno en concreto, de una amiga, le inspiró para decidirse a abrir el suyo. No sabía cómo empezar y jamás se imaginó cómo iba a terminar… Porque unos años después toda su vida se puso patas arriba y descubrió con agria sorpresa que la persona que prometía que no lo leía, la espiaba en lo que decía. En ningún momento ella puso impedimento, pero la mentira de verse espiada en sus escritos le sobrecogió.

Todas las bases de su vida se tambalearon muy fuerte y con la caída, cerró el blog. Cerrando detrás de ella una etapa muy significativa en su vida que ya tiene casi olvidada.

Pero el mundo bloguero caló muy hondo dentro de ella… Abrió otros blogs, viéndose espiada, no quiso mezclar su personalidad en ellos y decidió investigar sobre muchos temas que le resultaron de infinito interés. Pero la verdad… ninguno perduró más allá del primer mes. Muchos fueron los blogs creados con tanto entusiasmo y cariño.

Al cabo del tiempo decidió volver a abrir la veda a sus sentimientos por internet, pero con cuidado. Todavía el resquicio de aquél espionaje sangraba la herida de vez en cuando. Y confirmó sus sospechas cuando el espía de entonces escribió felicitando por cosas que le ocurrían en su día a día. Aquello la convirtió en alguien que se desvivía por ocultar su vida en los escritos que hacía contándola. Pero se negó a vivir encerrada sin blog, lo tenía en las venas, el mundo del blog llenaba su vida.

Aunque la pareja no compartía esa ilusión, encontraron el equilibrio para no perjucidar a ninguno de los dos. Y, aunque el ritmo de las publicaciones se reducía, ella se negaba a cerrar la veda que tenía. A pesar de no recibir comentarios, a pesar de no verse apoyada… Dicen que un blog sin comentarios es un blog sin alma, ella se negaba. La falta de lectores no iba a acabar con su esencia blogueril.

Y llegó un 31 de enero… tal como hoy… y vio dentro de ella la mayor de las angustias que podía sentir. Ese instinto maternal que dio a luz cuando cumplía los 22 años reflotó con los 28 a un nivel insoportable y no podía aguantar más las ganas de compartir con el mundo el deseo de ser madre. No podía seguir achacando a la gente de su alrededor los deseos no cumplidos de no dejar ocurrir su mayor sueño, así que abrió esta nueva casa: Futura Mamá. Antes o después, de alguna manera, iba a ser madre…

Y un año después, sin saberlo, está a punto de ver su sueño cumplido. Y un año después, sin esperarlo, tiene un blog lleno de vida, lleno de gente, lleno de ganas y lleno de ilusión.

Me habría gustado daros las gracias a todas y a todos con un sorteo en condiciones, pero os podéis imaginar que estando en la última etapa de mi preñez me fallen las fuerzas para organizar nada que no sea la llegada de lo mejor de mi vida: Futuro Bebé. Una vez que vuelva la normalidad a mi vida, retomaré el proyecto de organizar un sorteo, os lo prometo, ¡¡¡porque os lo merecéis!!!

Mochila del Hospital para Futuro Bebé

Prometí que haría un post sobre ello, y aquí lo traigo. Las cosas que nos llevamos para Futuro Bebé al hospital. No sé si son muchas, si son pocas, si son demasiadas, o si falta cualquier chuminada. Así que podéis criticarla como gustéis que seguramente tengamos presente la opinión de madres ya experimentadas.

La lista que elegimos para seguir sobre las cosas que habría que llevar al hospital la sacamos de AQUÍ y AQUÍ. Para tener una referencia más o menos clara. Sabemos que en los hospitales públicos sólo te dejan llevar la primera puesta de salida del hospital, todo lo demás lo proporciona el hospital en sí y no llevan muy bien que te lleves tus propias cosas. Pero no es así en el privado, y depende mucho del privado. Así que nos lo llevamos todo que más vale que sobre a no que falte (o como dirían en mi tierra: “máh vale que zozobre a no que zofarte”).

La lista definitiva es más o menos una cosa así:

  • 6 bodies;
  • 2 pares de patucos;
  • 3 jerséis y polainas y 3 pijamas;
  • 4 baberos;
  • un gorrito de algodón;
  • un par de manoplas;
  • una manta polar para salir del hospital;
  • Aseo. Un paquete de pañales, crema protectora para el culito y loción hidratante;
  • Una bolsa aparte con la primera puesta del bebé.

Hemos recibido la recomendación de una amiga de llevar también lima y tijeras para cortar uñas porque hay bebés que nacen ya con las uñas largas y la broma en el hospital sale por un pico. En su experiencia tuvo que pagar 25 euros por una lima en la tienda del hospital cuando ya lo tenían en casa. Así que me llevo ya la que tengo y me lo ahorro.

Y ahora las fotillos de lo que me voy a llevar para guardarlo en el recuerdo.

Para empezar, los bodies. Habíamos dicho que había que llevar seis, los llevamos de 1 mes. Si le queda la ropa grande no me preocupa, pero sería un fastidio que le quedara pequeña, así que preferimos que “zozobre”.

Mochila Futuro Bebé

Habíamos dicho también jeréys y polainas y pijamas. Como no sabemos qué es lo más cómodo, llevamos de los dos y así no nos complicamos. Mitad y mitad, ya veremos qué usamos o qué dejamos de usar. Todo sea que me ponga a lavar ropa en el lavabo del hospital…

 Mochila Futuro Bebé

Por cierto, el primer jersey azul que se ve, el que está por encima, lo hizo a mano Futura Tía Abuela para Futuro Primo, pero no se lo llegó a poner y le toca estrenarlo a Futuro Bebé.

Mochila Futuro Bebé

El aseo que nos llevamos es amplio, lo sé. Más de lo que se recomienda, ¿pero cómo sé yo si es mucho o es poco o es lo necesario? Soy madre primeriza y, dejándome de pijadas porque no las llevo nada bien, me llevo lo que quiero que mi hijo use… Todo sea que en medio de la experiencia las cosas se queden en el fondo del bolso.

Mochila Futuro Bebé

Los baberos los gané en un sorteo de PequesGuapos, os los recomiendo totalmente. No sólo son preciosos, si no que también se puede apreciar la buena calidad. Según veamos el uso que tengamos de baberos, seguro que les hago más encargos.

El conjunto de gorrito, manoplas y patucos lo ha comprado Futuro Papá un día de recados… Son su antojo para Futuro Bebé en el hospital y a mí me derriten de amor sólo de recordar cuándo me los “presentó”.

Mochila Futuro Bebé

Y llegamos a mi caprichito, la primera puesta. Parece grande, lo sé, pero se puede arremangar. Nos hemos negado a comprar Talla 0, esperamos usarlo en más de una ocasión, no sólo para salir del hospital. Pero vi esa camisa a cuadros como body y el vaquero, ¡¡y no me pude resistir!! Todo el mundo le pone alguna pega, pero vamos a ver… Sólo es para salir del hospital y hasta llegar a casa, tampoco creo que tengamos que hacer un mundo de un capricho de madre.

Mochila Futuro Bebé

Y finalmente la bolsa con todo dentro. Parece que va a explotar, pero tiene su historia y no quiero otra. Es la bolsa que Futura Abuela usó cuando salió del hospital con Futuro Papá. ¡No puede ser otra!

Mochila Futuro Bebé

Con vuestra experiencia, ¿consideráis que nos falta algo?

Visita Familiar Noviembre ’14

Ya os conté un poco en Visita Familiar I algo de mi familia. He ido más veces, pero la verdad es que no había nada memorable que contar. Tampoco en esta ocasión, pero esta vez ha sido la más tranquila de todas con diferencia.

Futura Abuela de FM estaba loca de contenta por tener a Futuro Bebé más cerca. Ha hecho varios conjuntitos de ropa para ponerle, sobre todo patucos. Está muy emocionada y tiene muchas ganas de conocer a Futuro Bebé.

Futuro Abuelo de FM se lo toma como algo más natural. Para él es el quinto nieto y, le hace mucha ilusión, pero se lo toma con más calma.

Futura Tita de FM estaba un poquito pocha… Pero también con muchas ganas de conocer a su sobrinito.

Y creo que MiniSobri se está haciendo a la idea de que va a tener un Futuro Primo. Tiene muchas ganas de jugar con él a la peonza y le he tenido que explicar que Futuro Bebé primero tiene que aprender muchas cosas antes de poder jugar juntos a eso. Y que va a estar encargado de enseñarle muchas de esas cosas cuando estemos en CiudadPequeña. Se ha reído mucho cuando le he dicho lo que tiene que aprender primero.

Como siempre, todos muy contentos con vernos tan felices ante el próximo acontecimiento tan esperado en la familia. He intentado que asimilaran que posiblemente para Navidades no podamos hacer la visita de rigor, que haremos lo máximo posible, pero no me puedo comprometer a ello. Creo que lo entenderían en un momento dado, aunque se mueren de ganas porque vuelva.

Futuro Coche les ha encantado a todos. Mi Familia es muy crítica con el tema de los coches, hay mucha tradición familiar dedicada al tema. Y ha cuajado muy bien también. Además de que se ha portado genial en el viaje.

Halloween ’14

Esta vez no he llegado al #Retomes. Lo siento mucho, pero la parte de realizar el postre ha sido imposible de cumplir…

Pero la parte de disfraz, ¡¡aunque no haya salido!! Me da igual, me encanta disfrazarme en Halloween. Ayer tuve unos cambios hormonales épicos, me pasé media noche en la cama llorando con Futuro Papá haciendo lo imposible por consolarme (y consiguiéndolo). Pero los planes que tenía, se fueron al traste. Nos quedamos juntos y abrazados a ver series de miedo (que no me gusta, pero eran algo ligth).

Hoy he cogido y he hecho lo que me habría gustado haber hecho ayer… Ponerme así:

Halloween 2014

¿Os gusta el primer disfraz de Futuro Bebé? Creo que sale muy guapo y favorecido…

Y ahora a ver cómo me quito el maquillaje.

Ecografía 20 Semanas

El lunes, ¡por fin!, tuvimos la tan ansiada y esperada ecografía. No he podido hablar antes de ella por los posts pendientes y calentitos. Y por otro lado, el más importante, estoy a punto de tener estrés laboral. No damos a basto. Os daría detalles para que viérais hasta qué punto llega la sobreexplotación, pero sabéis que prefiero dejar las cosas dentro de cierto anonimato.

Pero no quiero embargar la alegría que tengo por haber visto, de nuevo, a Futuro Bebé. Todo va fenomenal, no hay ninguna malformación que se pueda observar por ecografía. Nos han confirmado el sexo, no ha cambiado así que tendremos un precioso niño (si sale a Futuro Papá, será un chico de infarto de guapo). El lunes tenía un peso aproximado de 356 grs y por la biometría, está más grande de lo que realmente le toca.

Según algunos parámetros, sólo es 1 día más grande, pero según otros, llega a ser 4 días más grande de lo que toca.

Esto me deja bastante tranquila, porque una de las consecuencias de tener Hipotiroidismo durante el embarazo es que el bebé puede crecer más pequeño de lo que debería. Pero deduzco por la ecografía que no va a ser el caso de Futuro Bebé.

Sin dilatarme en más palabras (porque no tengo tiempo), aquí os lo presento:

20 semanas

Primeros Movimientos para Futuro Papá

No voy a extenderme, la verdad, pero a mí me ha hecho mucha ilusión. Es una de las cosas que más ganas tenía que ocurrieran y quiero reflejarlo para que Futuro Bebé lo sepa en su momento.

Anoche no paraba quieto y le notaba como nunca, llegaba sobresaltarme y podía sentirlo a través de la tripa. Invité a Futuro Papá a que me tocara la tripa y ocurrió… Futuro Papá fue testigo de los primeros movimientos de Futuro Bebé.

Sólo tenéis que imaginaros nuestras caritas.