Copa Menstrual después del Parto

¿Por qué uso copa menstrual y desde cuándo? Esas respuestas las tienes AQUÍ.

Ahora os vengo a contar la experiencia de usarla después de haber dado a luz a Bebé Fúturo.

Al principio me daba miedo usarla porque con todo aquello tan delicado, preferí esperar a que mi ginecóloga me diera el visto bueno. Y me lo dio en la siguiente consulta después de comprobar que todo estaba en orden, creo que hice bien en esperar.

El nacimiento de Bebé Fúturo fue por cesárea programada, así que no tuve dilatación, ni contracciones ni nada de eso que se tiene en un parto vaginal, así que mi experiencia está basada en ese parto por cesárea programada, debe tenerse presente.

Desde entonces, usar la copa me ha resultado incluso más fácil. Empecé a usar la misma Talla S que antes, pero la verdad es que se me quedó pequeña en cuanto a cantidad de sangrado y me pasé a la Talla M. Pero ya se están regulando nuevamente mis sangrados, ya no son tan abundantes y ya no son tan irregulares, por lo que me imagino que podría volver a la Talla S. Pero me siento cómoda con la Talla M.

No hay mucho más que contar, pero sí que yo tenía curiosidad por saber cómo sería después y espero haber ayudado a alguien con mi experiencia, aunque por primera vez, no tiene nada dramático.

Mi Experiencia con la Copa Menstrual

La verdad es que ya forma parte de casi todas mis amigas y hay pocas mujeres que no la conocen, pero creo que nunca sobra hablar de ella para seguir difundiendo la palabra. Parece que me pagan por venderla, y aunque me lo han ofrecido, no es así, lo prometo. (Ahora sí las vendo, os cuento más al final o podéis pasar AQUÍ). Os cuento cuál ha sido mi experiencia con la Copa Menstrual hasta este febrero del 2014.

¿Qué es la Copa Menstrual?

Es una herramienta para el ciclo menstrual como el tampón o la compresa.

¿Cómo es la Copa Menstrual?

Es un recipiente muy parecido a una copa (de ahí su nombre) hecha por silicona médica y un pitorro.

experiencia con la copa menstrual copa menstrual

¿Cómo funciona?

Se introduce en la vagina y se cambia cada 12 horas aproximadamente. Se usa la misma copa cada vez.

Esto suele dar mucho asquito y es lo que principalmente echa para atrás. Pero no debería ser un problema, ya que se pone a hervir cada principio y final de ciclo y sacarla y volverla a poner no tiene riesgo. Lo siguiente de lo que la gente que no lo ha probado se queja es que ves tu sangre. Si esto es un inconveniente, mejor no sigas leyendo.

Curiosamente lo que no sabe la gente es que la sangre huele cuando tiene contacto con el oxígeno. Al no haber llegado a salir y no tener contacto, esta sangre no huele.

Ventajas de la Copa Menstrual

No tiene productos químicos que dañan la flora vaginal. No hay riesgo del síndrome del shock tóxico por el que mueres sin darte cuenta. Dura unos 10 años. No genera residuos. Puedes bañarte con ella sin problemas. La amortizas en menos de cuatro meses.

Pero lo mejor es lo increíblemente cómoda que es. La gente no se lo cree, pero te olvidas durante un tiempo que eres mujer. No quita los dolores, pero sí la molestia de cambiarte.

Yo la he llegado a tener puesta sin cambiarla durante todo lo que me dura la regla. El último día manchaba, es verdad, pero no era peligroso.

Inconvenientes:

Sólo la primera vez que la pones. Aunque en mi caso fue al quitarla. Pero sólo es la “insapiencia” de la primera vez. Al siguiente ciclo ya le has pillado el truco y te ríes de esa primera vez.

Por lo demás, no conocidas.

Indicaciones

Cada mujer, igual que su regla, es única. Las hay que no usan el pitorro para nada y se lo cortan, las hay que sin pitorro son incapaces. Luego está el tema de ponerla, hay varias maneras de hacerlo. También de cuánto tiempo se pone, depende del flujo. Eso cada mujer tiene que descubrir la suya porque hay tantas maneras de llevarla como colores del pelo naturales.

Mi experiencia con la Copa Menstrual

Estamos hablando de una mujer a la que le encanta probar todo aquello desconocido y nuevo. Pero que encima tenía la desgracia de ser alérgica a las compresas (incluso a las hipoalergénicas) y que no conseguía empapar bien los tampones, así que los tenía más tiempo del recomendado con los riesgos que eso implica o le dolía bastante cuando llegaba la hora de quitarlo.

Cuando descubrí su existencia me lancé a todas las farmacias del pueblo y los herbolarios dado que al día siguiente comenzaba un ciclo nuevo. Todas me miraban con cara de asquito. (Sé que el herbolario ahora la vende).

Como no la encontré, tuve que comprar por Internet y esperar al siguiente ciclo.

Me pillé una Fleurcup pequeña. La primera vez que me la puse estaba encantada, mi problema fue al sacarla. ¡Ya me estaba planteando ir al hospital! Fleurcup es una marca que sólo tiene dos tamaños y la pequeña que tenían me quedaba bastante grande. Acabé acostumbrándome, pero se me hacía raro la fuerza que tenía que hacer para sacarla.

Descubrí una oferta de la Copa Meluna y decidí probarla. Tienen diferentes texturas y más tamaños. Primero probé la Clasic Tamaño M, y me pasaba lo mismo que con la Fleurcup. Así que me enviaron la Soft Tamaño S, ¡¡y fenomenal!! Me gustó mucho, pero cuando ya tienes costumbre de usarla, es mejor una con más consistencia. Creo que la recomiendo como primera copa, para quien no está muy segura a la hora de quitarla. Yo no aguanté más de un año con ella y me pasé a la Clasic Tamaño S. Ahora estoy realmente encantada.

No me extiendo mucho más, aunque podría, para no aburrir a quien ya la tiene.

copa meluna

PD: AQUÍ mi experiencia después del parto.

Ahora hago Asesoramiento para la copa menstrual. Después de tanta experiencia y con un estudio de mercado exhaustivo, me tomo la libertad de invitaros a pasaros por mi página de Asesoramiento de la Copa Menstrual: AQUÍ.