Tema Cojín de Lactancia: Primer Encuentro

Pues la verdad es que en verano, en plenas rebajas, tuve la suerte de comprarme un cojín de lactancia rebajado, por lo que estaba tan feliz y contenta con mi cojincito para arriba y para abajo pensando en los mil y un usos que iba a propinarle. No sabia qué tipos de cojines había ni cómo eran o para qué se usaba cada uno exactamente, pero el que me compré era el que más me “motivaba” en ese momento.

Es de los que hacen una media luna muy gorda, una cosa así:

Como ya os he planteado, ha llegado mi cita con la época de no dormir y llevaba por lo menos un mes pensando en usar el cojín a ver si aliviaba mi dilema postural nocturna… La verdad es que la primera vez que lo probé me llevé un chasco muy gordo. ¡Aquello no había manera!

Todo el mundo me decía que como más cómodo ha dormido durante la última etapa del embarazo era poniendo una almohada entre las piernas y abrazándose a ella. Yo me imaginaba que alguna manera habría para hacerlo con el dichoso cojín de lactancia dado que estaba específicamente diseñado para eso. Pero no, me lo intentaba poner entre las piernas y ahí no había manera de encontrarse cómoda ante ninguna postura. ¡¡Qué desilusión más grande!! Y ya había pasado demasiado tiempo para devolverla…

Hasta que la otra noche tuve una revelación. Hay una postura con la que siempre duermo de mil maravillas: una pierna estirada y la otra encogida. Como en la Posición Lateral de Seguridad. Pero claro, ahora tengo una tripa en medio que la pierna que me gusta poner en alto no llega a donde me gusta o se retuerce tanto que cuando me despierto lo primero que siento es un latigazo en el lado derecho de las nalgas… Así que decidí poner el cojín debajo de la rodilla que pongo en alto y…

Vi el “Haleluya”… Me sentía hasta cómoda, estaba a gusto, aquello era lo mío… ¡El cojín de lactancia tenía sentido! El cojín por fin me funcionaba. Así que bueno, no es, en absoluto, lo que yo me esperaba durante la época de embarazo, pero he encontrado una utilidad para el cojín y espero que me haga más apaño con Futuro Bebé en vida.

Feria de Bebés & Mamás ’14

No sé si lo sabéis, pero he tenido la gratísima suerte de ganar el sorteo de Planeando Ser Padres para recibir una entrada doble a la Feria de Bebés & Mamás a la que pude acudir este domingo con AmigaV. En principio iba a ir con Futuro Papá, pero tenía TurnoTarde y nos temíamos unas prisas y un estrés que la feria no se merecía, para aprovecharla del todo he acudido finalmente con AmigaV para que todos estuviéramos contentos.

Tal y como me esperaba, la cantidad ingente de personas que acudieron a la feria por la mañana era abismal. Había colas y aglomeración en todos los stands y era un poco difícil poder fijarte en algo para comprarlo. AmigaV y yo nos dimos una vuelta rápida para situar los stands interesantes y una visita al servicio, tras el cual nos encontramos con Garbanzita y SraDíaz. ¡¡Menudo momentazo!! Me encanta haberles dado un enorme abrazo, son gente espectacular con quienes merece la pena pasar las horas.

Yo con las aglomeraciones me acelero muchísimo y estaba supernerviosa por verlo todo, apuntarme a todos los sorteos y echar un vistazo rápido. Eso de tener que pasar a empujones por sitios, que los carritos se me entremezclen por las piernas e intentar no perder la cabeza, se me hace a ratitos algo complicado. Así que de repente las perdí de vista y me veías a mí arrastrando a AmigaV (para no perderla también) de stand en stand calculando dónde merecía la pena pararse.

A la hora de comer, nos volvimos a encontrar con Garbanzita y SraDíaz, pero también con Querido Bebé: y ChicaTribuM. Y todos juntos (cada una con sus respectivos) pasamos un grato rato muy agradable comiendo y compartiendo experiencias. Lo pasé realmente genial y sólo por esa comida, toda la visita mereció la pena.

A la vuelta de la comida había mucha menos cantidad de gente, pero vamos… Ni una cuarta parte de todo lo que había antes. Por lo que ya pasamos con más tranquilidad por los sitios. Me llevé una pequeña decepción porque los stands pequeños tampoco tenía mucha oferta ni precio respecto a sus precios normales. Aunque sí debo reconocer que las grandes marcas en este mundillo maternal llevaron unos precios que costaba muchísimo resistirse para dejarse engatusar por sus ofertas.

Creo que soy de esas personas que disfrutan yendo de feria y que en una que me gusta, como el mundo de la puericultura, lo paso genial. Si fuera por mí, me habría llevado un convertible sin pensarlo mucho, un colchón para Futuro Bebé, el tema del cordón umbilical y el vinilo de Bubulu. Pero bueno, he conseguido resistirme y comprar sólo lo que iba a mirar, algún capricho también… que no excediera de 10 euros del precio, pero ya tenemos Bañera… con el que ha caído también un chupete termómetro.

Tema Fajas: Primer Encuentro

Trayendo al recuerdo: Mi Ginecóloga en la última visita a urgencias me recomendó usar faja. Pues llevo un tiempo buscando información al respecto y me ha costado mucho encontrar opiniones personales de experiencias con fajas.

Pues ha dado la casualidad que la esposa de un Compañero de Trabajo es dueña de Coccolati. Es una tienda con productos de maternidad y de bebés. Podéis echarle un vistazo, seguro que encontráis algo interesante. Tiene juegos y cosas de premamá a un precio muy aceptable.

Dentro de su catálogo tiene tanto Faja de Embarazo como Faja Cinturón de Embarazo. Productos que no sabía por cuál elegir. Le pedí opinión a mi compañero y ha sido tan amable de traerme ambos para que probara por cuál me decidía.

Esta mañana tuve la oportunidad de probarlos y la verdad es que me ha costado mucho decidirme y como los precios son muy aceptables no me importa y me quedo con los dos.

El cinturón me resulta más cómodo para las jornadas de trabajo, en los que paso mucho tiempo sentada y tengo ratos en los que me paseo por todo el edificio. Es fácil de quitar y de poner.

Hoy lo he llevado al trabajo, acabo de terminar y después de probarlo durante todo el día me reitero en la opinión de que llevarlo puesto siempre es molesto, pero en los ratos de ir de un sitio a otro viene muy bien.

Esta mañana mientras fregaba la pila he notado una gran diferencia entre llevarlo y no. Ayer estuve parando por etapas porque me cansaba mucho. Fregaba platos y tenía que sentarme antes de seguir con los vasos. En cambio hoy no he tenido problemas en acabar con la pila antes de sentarme.

Ahora en el autobús me lo acabo de quitar porque aprieta mucho en posición sentada y como es un cinturón con velcro, ha sido muy fácil.

En cambio la faja sé que me va a venir genial para cuando pase el día en casa y quiera dedicarme a organizarla. Se nota que es cómoda para llevarla todo el día y no quitarla, sujeta bastante bien la tripa, pero creo que no es cómoda para una jornada laboral. Llamémoslo intuición.

Todavía no he podido probarla como el cinturón y no tengo una opinión tan firme. Pero me gusta mucho la sujeción que tiene.

Antes de decidirme la verdad es que en Internet he encontrado todo tipo de opiniones sobre el uso de la faja para el embarazo. Algunas les ha ido bien, otras no la han soportado, hay quienes no han notado diferencia y hay quien no las recomiendan por expertos. Yo creo que es algo que debe medir cada mujer, a mí, de momento me viene muy bien. Es el primer encuentro, tengo intención de dar otra opinión dentro de un mes cuando las haya probado con más asiduidad.

Os recuerdo que tuve la oportunidad de ver el cinturón faja de Basallo (AQUÍ), pero el precio casi se triplica respecto al que tengo y no lo he podido encontrar en tienda física. Pero no he querido dejar de recordarlo.

Dou dou o Muñeco de Apego

Creo que las que nos movemos en el mundo de la maternidad tenemos muy presente el apego en nuestra Futura Vida con el nene que llega. Pero hay gente que por falta de información, no sabe que estas pequeñas cosas existen y son tan fáciles de hacer.

¿Qué es un dou dou o un muñeco de apego? Pues básicamente es cualquier peluche con el que el niño se encariña especialmente, suele tener una característica muy especial: huele a la madre.

Obviamente en el mercado no existe un Osito de Peluche con Fragancia de Esencia de Futura Mamá. Cada una somos únicas hasta para eso. Para conseguirlo, deberemos elegir un peluche que nos guste e ir durmiendo con él durante el embarazo. De esta manera va adquiriendo nuestro olor, nuestra esencia, y el Futuro Bebé sentirá aprecio por ese peluche dado que lo identifica con la madre.

¿Para qué sirven? Obviamente, siempre que estemos nosotras presentes, preferirán que les tengamos nosotras (o los padres) antes que al muñeco. Pero a veces debemos separarnos de ellos, por ejemplo, para dormir. En esas ocasiones estos muñecos de apego son muy útiles para que no sientan el abandono que les produce la ausencia de la madre, porque con el muñeco saben que siempre van a tenerla consigo.

Hoy en día en el mercado ya los venden como “Dou Dou”, son esos muñecos que son como un trapito con una cabecita de animal (ASÍ). Con textura especialmente suave para resultar lo más agradables posible. De toda la vista he conocido a mis primos que siempre llevaban “su mantita favorita” encima y a todas partes, supongo que se podría considerar lo mismo.

Los que me conocéis, ya sabéis como soy… Para Futuro Bebé tenía que ser algo especial. Así que le encargué a La Costurera de los Niños el siguiente dou dou con diferentes texturas:

Dou Dou

¡¡A nosotros nos tiene totalmente enamorados!! Nos encanta por cada uno de sus detalles. ¿Qué os parece a vosotros?

Feria de Puericultura en IFEMA 2014

¡¡Me ha encantado ir!! Habría preferido escribir sobre ello el mismo día, pero me ha sido totalmente imposible.

Fui gracias a la invitación que hacía Madresfera para el Bloggers Day, aunque concretamente a esa cita sí que era totalmente imposible que asistiera. Aún así, no me lo quería perder. Era el día para profesionales del sector y yo fui más bien con una visión algo más de novatilla que de experta, pero no quería perderme la oportunidad de ver y conocer las novedades en el sector para Futuro Bebé.

Lo primero fue buscar el Stand de Nuna, para apuntarse al sorteo del nuevo carrito. Y aunque estaban totalmente localizables, ¡¡nos costó encontrarlo!! Mientras andaba perdida entre diferentes stands, aprovechamos para echar un vistazo por los alrededores y en el primero que me paré fue el de Basallo Premamá (pena que la página web no funcione). Me sorprendió mucho ver la variedad tan sensual y seductora que tenían de ropa interior para la lactancia, pero fue muy agradable que el chico se entretuviera a enseñarnos algunas novedades sobre faja, dado que antes o después iba a tener que mirarlo.

Entre sus novedades me interesó mucho el Cinturón Regulable Preparto. Es un cinturón que se pone alrededor de la tripa, a la altura del lumbar, y ayuda a sujetarla, con lo que te evitas tiranteces en la piel que se convertirían en estrías, en dolores de espalda, incluso el desprendimiento de la placenta. Pero lo que más me gustó es que también está indicado para la ciática. Si queréis más información o poneros en contacto con ellos, escribidme y os lo doy. Me han parecido realmente majos.

Después de estar a punto de rendirnos buscando el stand, ¡¡lo encontramos!! La verdad es que las azafatas del IFEMA no estaban muy por la labor de colaborar. Pero eso no nos desalentó, fuimos las primeras en acudir en representación de la blogosfera y el trato de la gente de Nuna fue excepcional. Totalmente dedicados a enseñarnos sus productos en su más mínima función. No conocía la marca, pero me ha gustado mucho.

El producto que estaban presentando en esencia era el Carrito IVVI. Es un carrito que merece mucho la pena. Todo terreno, lo cual me viene genial viviendo en PueblitoMadrid, para el campo, para el asfalto, ¡y para lo que haga falta! Me encanta todas las novedades que trae, podéis verlas AQUÍ.

Tienen otra gama de carritos de paseo muy interesante también, el Pepp Luxe. Dado que el Pepp normal va a dejar de venderse el año que viene. Y la hamaca me he enamorado totalmente, la Nuna Leaf. Si no fuera porque ya nos han dicho que nos regalan hasta varias, no lo dudaría. Y no tenemos intención de comprar la cuna de viaje, pero es para echarle un vistazo. Es totalmente una cuna de viaje, se pliega en un momento, pesa poco y trae cambiador, ¡¡me ha encantado!!

Pero con lo que me quedo definitivamente es con su trona. Tiene todo lo que yo quiero: que no sea un trasto de estar en medio, que sea seguro, el diseño no me preocupaba, aún así es muy bueno, se puede seguir usando durante mucho tiempo, es fácil de limpiar, se puede configurar con sus diferentes edades. ¡¡¡Me ha encantado!!! Futuro Papá la ha dejado poner en la lista de opciones (de momento es la única), pero no quiere dejar de mirar. Aquí os dejo la Nuna Zaaz para que me digáis o no si realmente es la opción definitiva. Si me hubiesen dejado llevármela, ya estaría en casa.

De ahí fuimos al stand de Chicco, que está a la entrada. Tenía ganas de ver el sacaleches y los biberones para ver opciones y, bueno, esas cosas que se hacen en las ferias para conocer cosas. Nos atendió una chica también muy agradable que se explayó en explicarme sus biberones y el sacaleches. Me gustaron mucho, aunque luego descubriera que son algo exclusivos y hay cosas a las que no se les pueden adaptar. También me sorprendió el nuevo chupete exclusivo de silicona, ¡¡y me regalaron uno!! El Chicco Physio Soft concretamente el de silicona (y no vais a adivinar el color). La verdad es que es un chupete que me habría gustado mucho probar. También me regalaron un muñequito y un paquete entero de toallitas. Además, por supuesto, del catálogo, que le echaremos un vistazo en cuanto el tiempo nos deje…

Buscando el stand de Asalvo al que me invitó a ir Álvaro por correo electrónico nos paramos a ver también Nuby, que fueron algo secos al atendernos. Prácticamente nos despacharon rápido con un catálogo…

Después estaba el de JoyKids, donde descubrí un híbrido entre fular y mochila que me gustó muchísimo. Tiene la espaldera de una mochila y por delante es como el fular, es el SimplyGood Carrier Wrap. Creo que es interesante para quien tiene problemas de espalda o no se apaña bien con el fular.

En la siguiente nos paró un chico de Dutch The Point que puso mucho interés al descubrir en nosotros unas blogueras. Fue realmente muy amable enseñándonos todos los productos que comercializaban y me he enamorado de alguno de ellos.

Para empezar, nos enseñó el Pacific Baby, que ya conocía por Madresfera, pero me gustó mucho poder ver el producto en mano. Es más ligero de lo que me imaginaba y no sabía que la pajita era antigoteo. En casa somos muy fans de las cantimploras, cada uno llevamos la nuestra siempre encima con agua y seguramente adquiera este producto.

Otra cosa de la que me enamoré fue de la gama de Cherub Baby. Son biberones y demás que cambian de color si la temperatura de lo contenido es superior a 40º C. Me encantó especialmente el cubrebiberones. No me quiero explayar en todo lo que vimos porque me pasaría la tarde posteando, y ya va tostón el post. Pero me encantó la Bolsa de Dadanana Big Mama, que puede ir bandolera y llevar hasta 75 kgs y se ajusta fácilmente al carrito. Y también debo mencionar la variedad de juguetes infantiles y educativos que tienen de la marca Walou. Me gustó mucho conocerles, seguro que les compro algo.

Y por último ya, sin tener más tiempo, sólo nos detuvimos en Asalvo. Nos atendieron de lujo y los productos también son dignos de mención… En serio que menos mal que no podías comprar allí, ¡¡me habría llevado la media feria que he visto!! Las cunas de viaje son una pasada, tienen columpios con música y diferentes velocidades, los carritos gemelares me han enamorado y nos han tratado fenomenal. Tienen un sorteo para blogueras en los que puedes elegir entre su catálogo diferentes familias como premio, aunque depende de si ganas el 1º, el 2º o el 3º… De verdad que es una visita obligada.

Y siento que me quedo tan corta de todo, pero como siga escribiendo, ¡¡¡vuelvo!!! Una pena que no pudiéramos ver el resto de la feria y quedarnos para el Bloggers Day, pero lo poco que estuve, lo disfruté mucho.

¡¡Habemos Cuna!!

La verdad es que Futuro Papá es muy pragmático y es algo que me encanta. En su día decidimos que la cuna era algo importante, pero lo más importante de la cuna era el colchón. Nos planteamos comprar una cuna de colecho, pero los precio no nos encajaban y, la verdad, es que nuestra intención es no colechar durante demasiado tiempo. Futuro Papá no quiere que se acostumbre a estar enganchado a sus padres. Yo le respeto la opinión, pero bueno, también habrá que ver la personalidad propia de Futuro Bebé, como todavía no le conozco, pues no tomo decisiones al respecto y creo que la suya es tan válida como la mía.

Lo que yo sí tengo claro es que quiero un colchón bueno. Y después de hacerme el Máster de Colchones encontré la respuesta a la mayoría de mis dudas AQUÍ. No quiero un colchón caro, quiero un colchón bueno, así que no me conformaré con menos que un colchón de muelles con capa de viscoelástica. Pero ese es otro tema…

Aquí vamos a hablar de la cuna y su adquisición. En esta ocasión fue fácil, Futuro Papá tiene una compañera que nos la vendía a buen precio. Quizás no era como nosotros la queríamos, pero cumplía con los principales requisitos: que se pudiera bajar un lateral, que tuviera ruedas y que fuera de madera maciza, nada de aglomerado. No habíamos visto precios del mercado, aunque nos acercamos un día al Ikea para echar un vistazo y las cunas que había de exposición no nos convencieron en absoluto.

Nos hablaron de un stock de muebles cerca de casa donde pensábamos ir a mirar, pero con la oferta de la compañera de trabajo de Futuro Papá no nos esperamos, la verdad. De todas maneras habrá que ir para buscar un mueble cambiador.

Esta mañana la hemos montado y ya está puesta en su sitio definitivo (aunque durante un tiempo estará al lado de nuestra cama). Estamos muy contentos, porque ya es una cosa menos.

El Infierno de los Carritos

No puedo llamarlo de otra manera, es una auténtica pesadilla. Me pasa lo que me pasa siempre y con todo, tengo la manía de saber lo que quiero, demasiado bien…

Recuerdo la pesadilla de mis zapatos de boda. Sé lo que quiero y no acepto otra cosa, soy flexible… Pero hay cuestiones básicas que tengo claras. Por ejemplo en el caso de los zapatos: los quería rojos, sandalias, cerrados en la parte de atrás del tobillo, con tacón de 9 cms mínimo y tacón grueso. Lo encontré de chiripa por internet por 25 euros, se presentaba el problema de que tengo una horma complicada y debo probarme el zapato antes, aún así me arriesgué… ¡¡¡fui la mujer más feliz del mundo!!! Eran como un guante.

Y ahora con el carrito nos pasa lo mismo, somos flexibles, pero tenemos cuatro cosas muy claras:

  1. Tenemos intención de portear más que usar carrito, por tanto no queremos un trío, al menos sin tener la experiencia de portear primero. El capazo, creemos, nos sobra.
  2. Nos interesa que el Grupo 0 (sillita para el coche) se pueda adaptar al carrito para momentos puntuales, por si acaso más que nada.
  3. El Grupo 0 (sillita para el coche) con ISOFIX, nos resulta totalmente imprescindible.
  4. No vamos a comprarlo hasta después de que nazca Futuro Bebé, pero el Grupo 0 es imprescindible antes de que nazca.

El Grupo 0, la verdad, es que me he dejado guiar por la OCU y su valoración sobre la seguridad. Futuro Papá está de acuerdo conmigo en decidirnos por el Recora Privia. Como Futuro Coche tendrá ISOFIX, no necesitamos adaptador. Os dejo aquí las características de la sillita:

Recaro Privia OCU2

Acabo de investigar un poco más. Pensaba que podía comprar el Recaro Privia sin el Recarofix Base y por eso estaba toda emocionada y decidida a ese Grupo 0. ¡¡¡Pero se nos sale de presupuesto!!! De todas maneras, con los quebraderos de cabeza que me ha dado el tema, ahí os dejo la información para quien pueda resultarle útil y se lo pueda permitir.

Esto simplifica muchísimo las cosas, la verdad. Porque la única opción de carrito combinable con sillita de coche con ISOFIX que hemos encontrado es ésta. Aún así, este fin de semana, que haremos las primeras compras de muebles para Futuro Bebé, preguntaremos en tiendas especializadas. ¡¡Acabo de descubrir que no trae la base para poner al coche!!

Siento como si llevara cuatro duros días buscando información de carritos, ¡¡PARA NADA!! ¿Os he dicho ya que esto es el infierno de las pesadillas?

Cinturón de Seguridad para Embarazadas

Los cinturones, esa herramienta que salva vidas, aunque en ocasiones también la eliminan. En la mayoría de las veces las ha salvado, por eso persisten en los coches, pero las embarazadas debemos tener cuidado con ellos. Ahora depende otra vida de nosotras y hay una parte del cinturón que incide directamente en ella.

Aquí os dejo un pequeño diagrama de cómo debe usarse un cinturón en caso de embarazo:

cinturoncomousar

Siempre he tenido presente estas recomendaciones y hasta ahora he procurado colocarme adecuadamente el cinturón. Sabía que había acoples para los cinturones en caso de estar embarazada, pero no sabía ni cómo funcionaban ni cómo eran ni qué precio tenían. Pensaba averiguarlo más adelante, cuando viera a Futuro Bebé en peligro, pero la verdad es que, de nuevo, nos vino la casualidad a ver.

Futuro Papá entró en una tienda de recambios para coches a comprar y vio en el escaparate un “Cinturón de Seguridad para Embarazadas”, no lo dudó ni un instante. Para nosotros la seguridad es muy importante y no se escatima en ella. Aún así, debo reconocer que no nos esperábamos el precio de esa seguridad. Cuando el tendero lo marcó en caja y resultó ser 80 euros, fue un trago un poquito amargo, debo reconocer. ¡Pero no nos arrepentimos!

El acople es muy sencillo, se amarra al respaldo del asiento del copiloto y después tiene una tira que sujeta adecuadamente la parte de abajo del cinturón para que siempre esté en su colocación óptima. Me lo esperaba inmensamente más incómodo, pero me sorprendió lo cómodo que es a pesar de ir en falda y tener que rozar directamente con las piernas el acople. Me siento un poco más segura, porque mi temor siempre era que en caso de accidente, ¿bastaría con tener el cinturón bien colocado? No me sentía satisfecha con poner el cinturón donde debía, la verdad es que prefiero el acople del cinturón de seguridad para embarazadas.

Aquí os dejo fotos de la caja del Cinturón de Seguridad para Embarazadas que me compró Futuro Papá:

Cinturón Embarazo

Cinturón Embarazo

Cupets

Me encantan las tecnologías y probar cosas nuevas y cuando madresfera me envió el e-mail de la promoción sobre los cupets, donde podías probarlos… ¡¡no tardé ni dos minutos en apuntarme!! Y tuve la suerte de ser una de las seleccionadas para probar estos bichejos virtuales.

Mi primera sorpresa fue cuando llegaron a casa. Me los esperaba de mucho más tamaño, pero creo que el tamaño que tienen es ideal. Caben en la palma de cualquier mano, incluso de los nenes de nueve años y te los puedes llevar a jugar al parque sin tener un trasto más que cargar, dado que cabe en cualquier bolsillo. Me ha gustado mucho el tamaño. No veo demasiado útil el enganche, pero en un momento dado se podría aprovechar, así que mejor dejarlo.

No vienen casi instrucciones y es algo que sí eché de menos, porque no tenía nada claro. Entendí que había que descargar la app e instalarla. Tarda, no es algo que puedas hacer en cinco minutos, pero tampoco es insoportable. Te va enseñando los dibujitos y qué puedes hacer con ellos. Una vez instalada, cuando quieres jugar con una de las mascotas, no te deja… tienes que comprarla o introducir un código. Como ya la tenía, pues puse el código de uno de los cupets… ¡¡¡y a jugar!!!

Es muy jugable, perfecta para la edad recomendada. De 9 a 14 años, cuando empiezan a pedirte perritos o mascotas a casa. Y con cómo corren los tiempos hoy en día, al menos una tablet sí que tienen. Como tienes muchísimos entre los que puedes elegir, pues seguro que alguno encajará con el niño. Yo me tiré a por el murciélago y la verdad es que ando enganchada a las mascotitas. GatitaNegra de vez en cuando insiste en recordarme que ella también existe. Debo confesar que yo ampliaría el rango de edad a los más jóvenes, más a partir de los 6 o 7 años. Tiene colores chillones con los que ellos se quedan embobados.

Jugar con ellos es fácil, no me gustan las comparativas, pero tiene una mecánica parecida a Pou. Eso sí, con multitud más de opciones y creo que lo que más me gustó de todo y lo más genial de los Cupets es su Realidad Aumentada.

Es como si interactuaras con ellos en el escenario donde pongas la mascota (el jugete físico). Además puedes hacer fotos con ellos.

Bueno, después de esta impresión personal, voy a seguir el criterio impuesto para esta crítica:

– Facilidad de Uso

Es muy fácil, no tiene complicación ninguna. Todo muy intuitivo, sobre todo para cómo son a esas edades, que nos adelantan en menos de nada. Sí he echado de menos una guía básica, pero es perfectamente jugable sin ella.

– Jugabilidad

Perfecta, me encanta. Tiene tantas opciones que podrías estar durante horas con un sólo cupet divirtiéndote. Si no es en sus cuidados básicos, es en las opciones de realidad aumentada o sus minijuegos. Me sorprendieron mucho por lo fáciles que son y educativos.

– Diversidad de opciones de juego

¡Tienes para aburrir! Si quieres sólo cuidarlos, puedes hacerlo. Tienes para jugar a minijuegos y también para la realidad aumentada, haciendo fotos y demás. Eso sí, eché de menos que las características fueran más específicos a los animales que representan. Ejemplo, el gato siempre va a necesitar más mimos que una rana, pero en el juego esto no se contempla. Tampoco la alimentación. ¿Una rana comiendo filete? Quizás esto podría ser un poco más educativo aprovechando la programación.

– Material del juguete

Perfecto, ni blando ni duro, y nada pesado. Creo que el material está genial. Impermeable… Es que no se me ocurriría otro mejor.

– Diversión

¡Total! Como ya he dicho antes, si sólo quieres cuidarles, te lo pasas bien. Los minijuegos son fáciles, divertidos, educativos y curiosos, me gustaron mucho. La realidad aumentada ha sido también un descubrimiento completo.

Dejo aquí algunas fotos:

Cupets

Cupets

Cupets

Cupets I

Cupets II

Cupets III

Cupets IV

Cupets V

Cupets VI

Cupets VII

Cupets VIII

La Regla Mágica

Después de mi post de FotoFinde VIII he descubierto que hay mucha gente que no sabe lo que es una regla mágica. Debo confesar que no conocía este nombre hasta este sábado pasado, porque cuando yo jugaba con ello de pequeña, vivía en PaísGermano y la denominación era diferente (aunque tampoco la recuerdo).

La regla mágica no es más que esto (es mi modelo en concreto):

Regla Mágica

Y la grandísima mayoría me dirá que eso para qué sirve. Pues para hacer peciosidades como éstas:

espirales

Por poner un ejemplo, claro. Porque así no parece ni siquira que queden cosas bonitas, aunque os puede ayudar para la hora de haceros a la idea de qué se podría hacer.

En realidad se llama espirógrafo (el nombre técnico) y sirve para hacer diversas espirales de mil formas, maneras y colores diferentes. Jugar con ello es más difícil de lo que parece, porque la rueda a veces se escapa de sus dientes o sin querer nos desviamos, por lo que la práctica es bastante importante. Creo que la edad más apta para jugar con ello es de 10 años en adelante… y digo “en adelante” porque a mis casi 30 años también me gusta jugar con ello, ¿qué queréis que os diga?

Yo me la encontré en el Mercado de Antigüedades de PueblitoMadrid por 5 euros, con bolígrafos de diferentes colores y todo. Lista para ser usada. Y como experimento usé mi agenda:
Espirales

Poco a poco voy cogiendo el truco y creo que podría quedar muy mono en algunas decoraciones tipo Scrapbook. O en tarjetas de felicitación… no sé, se me ocurren mil ideas.

La que tengo ahora es igual que la que yo tenía de pequeña. Como las espirales no se me daban tan bien como ahora, lo que más usaba era la plantilla de las letras, me pasaba horas escribiendo cosas con la regla. Ahora la parte que más usaré será el espirógrafo.