Experiencia: Test de Ovulación

Como ya he anunciado en podcasts anteriores, voy a hablaros de mi experiencia con los test de ovulación. Es mi primer ciclo de búsqueda, por lo que no puedo certificar su resultado hasta el comienzo de mi próximo ciclo o un test de embarazo positivo. En ningún caso, un test de ovulación es garantía de embarazo. Se realiza para conocer mejor el ciclo menstrual de una mujer y ese conocimiento puede ayudar a tener un embarazo con éxito, pero no es imprescindible para quedarte embarazada si hay dificultades. Sólo es útil para conocerte mejor como mujer.

Un test de ovulación consiste en unas tiras reactivas a la hormona LH. Esta hormona se libera cuando se produce la ovulación y se puede medir a través de la orina. Nos ayuda a conocer el mejor momento para tener prácticas sexuales y concebir un bebé. O todo lo contrario, cuándo no tener prácticas sexuales para evitar un embarazo.

Se pueden comprar en la farmacia o, como todo, por internet. Hay mucha variedad de precios y es importante fijarse en la fiabilidad de las tiras y en las instrucciones de la misma, que también pueden variar. Yo compré en farmacia por la urgencia de realizar los test y tuve que comprar los que tenían disponibles, habría preferido otros más económicos e incluso más fiables, pero para realizar esta experimentación no tuve opción.

Los que he podido probar dan diez tiras reactivas que te recomiendan realizar a partir del día 10 del ciclo cada 24 horas hasta obtener una tira en positivo. Después, desechar el resto de tiras para el siguiente ciclo o, como están convencidos y te convencen de que te vas a quedar embarazada, para tirar. También traen un dispositivo que te indica si la tira es positiva o no a través de una pantalla.

Conozco otros test de ovulación que te recomiendan comenzar en el día 10 del ciclo cada 24 horas y, cuando se empieza a marcar un poco la posibilidad de ovulación, hacer la prueba cada 12 horas hasta que obtienes un positivo sin lugar a dudas. Eso ya es cuestión de quien se hace los test de ovulación.

Yo he seguido las instrucciones y me he hecho los test cada 24 horas, pero me las he seguido haciendo hasta que se han terminado las tiras de los test de ovulación. Así que en total me he hecho 10 tests de ovulación.

Día 11 del ciclo – Test 01

Me podía la emoción de empezar a probar, así que a las 17h comencé a hacerme la prueba con Niño Fúturo pululando por ahí. Conseguí que se quedara medianamente tranquilo y la pude realizar con relativa tranquilidad. Estaba muy entusiasmada por probar el cachibache.

Éste fue el resultado de aquél día, yo quería ver rayita aunque no la hubiera:

01

Día 12 del ciclo – Test 02

En este día estaba Papá Fúturo en casa, era día no lectivo y se había pillado vacaciones a mi solicitud. Así que mientras jugaban en el pasillo a la pelota, yo ahí entretenida a lo mío. Yo no noté nada raro, pero la ilusión me seguía pudiendo:

02

Día 13 del ciclo – Test 03

Esperaba que ya se viera algo más de rayita, posiblemente saliera un positivo. nos pillaba de viaje a casa de Abuelos Fúturos de MF (mis padres, vaya). Así que me lo hice en cuanto pude y fue bastante más tarde que las 24 horas. Pero no me sorprendió nada lo que vi:

03

Día 14 del ciclo – Test 04

Yo esperaba ovular este día, la verdad. Yo esperaba ver la cara sonriente y un positivo enorme de grande. Pero no fue así. Era el primer día que pasaba en casa de mis padres y no sabía cómo iba a poder realizarme la prueba, pero conseguí despistar a mi madre y me la hice:

04

Día 15 del ciclo – Test 05; Día 16 del ciclo – Test 06

Tendríais que verme cómo me he hecho los test en casa de mis padres para que no me pillaran porque mi madre enseguida se pensaría que estoy directamente embarazada… Buah, momentazos.

Esa mañana sentí perfectamente dolor de regla en el útero y un pinchazo enorme. Pensé que después de retirarme el DIU dejaría de notar la ovulación con tanta evidencia, pero no fue así. Sentí perfectamente como por la mañana, sobre las 10h ahí salía el óvulo a vivir su vida. Aún así, me esperé a la hora aproximada para realizar el test pensando que saldría negativo. Con eso de estar en casa de mis padres no pude hacer foto en directo para comparar del test sin aparato. Lo mismo me pasó con el siguiente, así que las junté.

Al día siguiente volvíamos de vuelta a casa y otra vez, durante el viaje, tuve un dolor de regla y un pinchazo enorme… Como era por la tarde y paramos en un área de servicio, me hice el test ahí. Que si en casa de mis padres es una odisea, en un baño público no tiene parangón:

05

Y sí, esto significa que, definitivamente, he ovulado dos veces este ciclo. Otra cosa es si ambos óvulos llegarán a buen término, pero los antecedentes están ahí… (os recuerdo que mi padre es mellizo y mi suegra es melliza).

Día 17 del ciclo – Test 07; Día 18 del ciclo – Test 08; Día 19 del ciclo – Test 09; Día 20 del ciclo – Test 10

Como he dicho con anterioridad, me hice todos los tests para hacer una comparativa fiable. No sabía si al día siguiente el test seguiría dando positivo, cómo sería. Así que os cuento. Ya volvía a estar en la comodidad de mi hogar y me lo podía hacer tranquilamente en la intimidad de mi casa. Como me esperaba, pero no me terminaba de querer creer, salió negativo

Y ya aquí la cosa se desbarajustó un poco. Me despisté a la hora de archivar las fotografías en la galería del móvil. Tener vacaciones y un niño pequeño es incompatible con la lucidez mental:

07

Como podéis ver, me hice todos los tests. Sabiendo lo que sé ahora, creo que me habría dejado alguno para demostrar si se pueden usar realmente como test de embarazo, cómo hacerlo y si da resultado (en caso de que este ciclo haya resultado positivo, por supuesto). Os lo contaré con más detalle en el post del Test de Embarazo.

Os hice la foto en el mismo día que me hacía el test con cada cada tira por dos razones. El resultado de test en la maquinita sólo está visible durante diez minutos después de obtener el resultado tras hacerse la prueba y, cuando retiras la tira, podrás verlo únicamente durante 3 minutos más.

Os lo cuento al detalle. Cuando insertas una tira, el aparato señala que espera recibir la prueba de orina, una vez que la recibe, parpadea durante 3 minutos para señalar el resultado mientras la tira se reactiva con la orina. Una vez que tiene el resultado lo muestra durante 10 minutos y si retiras la tira (aunque ya haya pasado una hora desde que te dió el resultado) te lo deja ver durante 3 minutos más. Esto pasa porque el aparato funciona con pila y si lo deja puesto de forma permanente, se gastaría la pila con la primera muestra.

La foto de la tira cada día la he realizado por si luego cambia perceptiblemente. Así podréis comparar en qué casos da positivo y en qué negativos aunque luego la tira desvirtúe el resultado que la reactiva.

Y aquí os dejo una foto recién hecha con todas las tiras señaladas en su día y en su hora (menos la del 14/04 que debí perderla y no la encuentro):

Todos

Ha sido una experiencia muy grata realizar los tests de ovulación. Ahora conozco mejor mi cuerpo y sé que puedo confiar en que me señala por sí mismo cuándo ovula. Quizás me anime a probar con otra marca por hacer la comparativa y desde aquí invito a que me hagáis recomendaciones de marcas, tests y me contéis vuestra propia experiencia para quien haya realizado estos tests.

Escucha”Experiencia: Test de Ovulación – PM 10″ en Spreaker.

Primer Ciclo de Búsqueda

Comienza nuestro primer ciclo de búsqueda. A pesar de ser mi futuro segundo embarazo, realmente es mi primera búsqueda. Niño Fúturo fue una estrella fugaz que se hizo realidad, por lo que tengo todos los nervios a flor de piel.

Es la primera vez que no hay barreras anticonceptivas sin estar ya embarazada. Se me acumulan las sensaciones, las esperanzas, las ganas, las ilusiones.

Se me juntó el hecho de que empezara la regla y tuviera el síndrome premenstrual a la vez. Normalmente el premenstrual me llega una semana antes. Además, al retirarme el DIU, la regla vino con su sangrado de antes de quitármelo y con el dolor de aquél entonces. ¡¡Que ya tenía hasta olvidado!! Por lo que se me juntaron todas las hormonas con todo el comienzo de ciclo. ¡Menuda pesadilla!

Pero en estos momentos es inevitable que las ilusiones ganen un poquito. A pesar de que en casa el resto de los miembros de familia se la pasan pochos o trabajando. Papá Fúturo lleva dos meses sin levantar cabeza, ¡¡todos los fines de semana está enfermo por algo!! Y Niño Fúturo le va a la zaga… esta semana estamos teniendo noches realmente horribles.

Pero quitando esta parte, me resulta inevitable mirar el calendario de Womanlog o de Ovuview y hacer mis cálculos. Me sé mis sexy days de memoria, más o menos he calculado cuándo me haría la prueba de embarazo… Ya he calculado mi posible FPP.

Aún así, por mi pesimismo natural, también me voy concienciando que puede ser un ciclo negativo. Es difícil entrar en esta dinámica, la ilusión supera cualquier barrera. Pero pensar que puede salir una prueba con resultado negativo desde el principio es difícil de asimilar. ¿Por qué lo hago?

Bueno, soy una persona muy pasional, que vive por sus emociones. Las emociones se alimentan con ilusiones y cuando dejo que éstas se hagan dueñas de mi vida… la desilusión me mata. Si no dejo que la posibilidad de un negativo me “agüe” la fiesta, llegar a tener un negativo de verdad podría arrasar con todo mi ser.

La posibilidad está ahí, es mi primer ciclo de búsqueda y me siento inflada de nuevas emociones.

¿Cómo fue tu primer ciclo de búsqueda? ¿Llegaste a pensar que podría ser negativo? ¿Cómo te sentiste cuando tuviste el resultado?

PD: Podcast pendiente de enlazar. Podéis seguir el enlace AQUÍ. Lamento las molestias.

Escucha”Primer Ciclo de Busqueda – PM 08″ en Spreaker.

Copa Menstrual después del Parto

¿Por qué uso copa menstrual y desde cuándo? Esas respuestas las tienes AQUÍ.

Ahora os vengo a contar la experiencia de usarla después de haber dado a luz a Bebé Fúturo.

Al principio me daba miedo usarla porque con todo aquello tan delicado, preferí esperar a que mi ginecóloga me diera el visto bueno. Y me lo dio en la siguiente consulta después de comprobar que todo estaba en orden, creo que hice bien en esperar.

El nacimiento de Bebé Fúturo fue por cesárea programada, así que no tuve dilatación, ni contracciones ni nada de eso que se tiene en un parto vaginal, así que mi experiencia está basada en ese parto por cesárea programada, debe tenerse presente.

Desde entonces, usar la copa me ha resultado incluso más fácil. Empecé a usar la misma Talla S que antes, pero la verdad es que se me quedó pequeña en cuanto a cantidad de sangrado y me pasé a la Talla M. Pero ya se están regulando nuevamente mis sangrados, ya no son tan abundantes y ya no son tan irregulares, por lo que me imagino que podría volver a la Talla S. Pero me siento cómoda con la Talla M.

No hay mucho más que contar, pero sí que yo tenía curiosidad por saber cómo sería después y espero haber ayudado a alguien con mi experiencia, aunque por primera vez, no tiene nada dramático.

Ciclos Menstruales en Abril

Bueno, no sólo me ha venido ya mi primera regla después del parto sino que he batido récords. Al menos los míos propios…

Tres ciclos menstruales en el mes de abril. ¡Ahí es nada! No bastaba con la depresión de que volviera…

Todas han sido en general muy parecidas. Sin dolor y con un sangrado en plan matanza de Texas. Las hormonas han estado también con ciertos altibajos, pero controlable. Lo bueno es que he podido usar por fin mi copa menstrual de nuevo y sigo encantada como el primer día, además de que no necesito cambiar el tamaño de la copa, aunque me esperaba que sí (si no por ser primípara, por los sangrados desorbitados).

A ver si en algún momento vuelven a un ritmo más normal, porque me siento como la madre que tiene todas las reglas que no tienen todas las demás madres.

Visita al Especialista. Ecografía de Caderas + Visita a Urgencias. Sangrado

Este miércoles, aprovechando la cita que teníamos de la ecografía de caderas, lo primero que hicimos fue sacar sangre de Bebé Fúturo para la analítica solicitada por la endocrino. Nos venía muy bien de hora.

No nos pusieron ningún problema. Papá Fúturo decidió que lo mejor era que entrara él y yo quedarme fuera con el carro y no sé si fue lo mejor o no. Esperando de repente escucho a Bebé Fúturo berrear de dolor y todo mi instinto me pedía que entrara a matar. Pienso que si hubiera entrado al ser consciente de lo que estaban haciendo me habría calmado más rápido porque al ver lo que tardaban en salir cada segundo tenía más claro que debería entrar y matar. Me senté un poco lejos de la puerta e intentaba hacer oídos sordos.

Ya salió y después de decirme que es un campeón y que le salieron gotas muy gordas (yo no entendí lo que eso significa), me dijo que el esparadrapo había que quitarlo antes de los 3 minutos porque si no, irrita la piel. Así que me hizo quitárselo. Yo estaba obsesionada con darle el pecho para calmarlo, aunque la que necesitaba calmarse era yo. Me lo enchufé y ya Papá Fúturo con más calma me explicó cómo fue la extracción. Se lo hacen en la mano con la aguja más pequeña que existe y pinchan, pero no extraen. Lo que hacen es dejar que las gotas salgan hasta llenar el tubo. Tenían varios preparados por si se un manotazo lo tira, que suele ser muy común. Y lloraba principalmente porque le tenían agarrado del brazo con bastante fuerza y eso le tenía enfadado. Pero los enfermeros admiraron lo bien que le salían las gotas.

__________________________________________________________________________________________

En fin, ya nos fuimos a la ecografía de caderas, en otro edificio del mismo hospital. Estuvimos un buen rato esperando y al entrar nos encontramos con una mujer muy atareada. Pero mucho, la pobre reconoció su estrés, pero por lo demás muy maja. Me sorprendió que no fuera brusca con tanto estrés. Mientras se la hizo, Bebé Fúturo se portaba muy bien y se dejó hacer de todo. La doctora nos dijo que estaba todo perfecto y nos fuimos. Es una prueba rutinaria que hacen a los que están de nalgas en el momento del parto, como fue el caso de Bebé Fúturo.

______________________________________________________________________________________

¿Por qué fuimos también a urgencias? Cuando me desperté por la noche para ir al servicio me encontré sangrando y me asusté. Era como una regla, pero no me la esperaba tan pronto y, aunque no me sentía mal, quería confirmar que todo estaba correcto. La cita de la revisión después de la cuarentena la tengo el 10, pero sangrar tan pronto me dejó muy patudifusa.

Cuando por fin entramos a consulta nos encontramos con un ginecólogo muy majo, pero se le veía muy cansado al pobre. Me dijo que era la regla y que era algo normal. Me explicó que estar dando pecho no inhibe los ciclos, que éstos siguen el cauce, pero la prolactina, dependiendo de sus niveles, hace que el sangrado se produzca o no. Cada mujer es un mundo y puede ser que por la mañana la prolactina está a 10 y por la tarde a 110. No debemos dejar de usar anticonceptivo porque no sería la primera ni la última que me quedara embarazada. Que al haber sufrido una cesárea se recomienda esperar un año para comenzar la búsqueda del hermano para que la herida cicatrice bien.

De todas formas me invito a pasar a hacerme una ecografía para descartar quistes o miomas. Me puso el aparato sobre la tripa (me sorprendió que no fuera vaginal, pero me imagino que por el sangrado no lo hizo) y confirmó que no había de qué preocuparse. El útero todavía estaba grande, más de lo que debía, pero nada peligroso ni nada. Todo estaba correcto.

Así que con todo el pesar de mi corazón, ya tengo la regla, a un mes y veinte días del parto. No ha sido ni un año completo. En cualquier caso, me alivia pensar que todo está bien. Eso sí, a veces pienso que me estoy desangrando viva, la cantidad es desproporcionada.

Prueba de Helecho

Creo que pocas personas sabemos lo que es la prueba de helecho. Yo me he enterado gracias a Tus Patucos y Mis Tacones en este post, la verdad. Porque antes no tenía ni idea sobre qué era eso.

Resulta que se trata en un Test de Saliva por el cual, después de secar la saliva puesta en la placa de un microscopio, se pueden apreciar unas formas de helecho en ellas en el momento en el que se está ovulando. La verdad es que ella lo explica mejor en su post, pero yo he querido reflejar mi experiencia con el tema.

Por suerte, en un sorteo que hizo precisamente Tus Patucos y Mis Tacones AQUÍ, fui la afortunada que se llevó una Prueba de Fertilcontrol para realizar el Test de Saliva o Prueba de Helecho y conocer mejor mi ovulación.

Tenía intención de hacer una evaluación después de un mes de prueba, pero resulta que fue mi último ciclo y no he podido completarlo hasta el final. Pero sí os quiero contar una curiosidad. ¿Recordáis la Historia de la Concepción?

Pues ese mismo 23 de mayo me llegó mi premio y me hice la primera prueba de helecho que resultó así:

Prueba Helecho I

En principio se deduce que no estaba ni cerca de ovular, por lo que me temo que no lo estaba haciendo bien.

Ahora para conocer cómo hacer que funcione mejor tendremos que esperar al próximo ciclo menstrual… Y me temo que tardará un año o así en llegar. Pero aquí os dejo esta información por si os interesa investigar más.

Día 36

Muchos ya sabéis a lo que me refiero cuando lo voy poniendo en las redes sociales como un pequeño toque de desahogo ante los nervios que me produce el paso del tiempo. Más de una me alienta alabando mi santa paciencia ante la espera de que Futuro Papá reaccione al paso de los días.

Pero debo decir que no me pide un imposible. Sólo quiere que tenga el suficiente autocontrol como para que hacerme un test no sea obligatorio para que aparezca la regla, como ya ha pasado en dos ocasiones anteriores. Y quiero respetar su decisión (aunque él sabe cuánto me cuesta…).

Y para quien todavía no sepa de qué estamos hablando… Es el día del ciclo en el que estoy. Hace 36 días comenzó mi último ciclo y todavía sigo esperando que aparezca el siguiente. Quien me sigue sabe que todavía no hemos comenzado a buscar, así que sería una sorpresa absoluta que un test diera positivo, pero tampoco es imposible.

En la consulta anterior (la del martes pasado AQUÍ), la doctora nos dió indicaciones básicas a seguir cuando empezáramos a buscar bebé (no para hacerlo, sino para confirmarlo). Nos contó que, dada mis circunstancias hormonales, un ciclo normal para mí es desde el día 20 hasta el día 35, después de eso, nos recomendaba esperar una semana de falta para realizar el test de embarazo.

Y aquí las interpretaciones creo que son un poco libres… ¿Una semana desde la falta “normal” de la persona? Dado que el ciclo anterior era de 30 días, ¿el día 30 es el día normal? ¿O se refiere a una semana después del día 35, que se considera un ciclo regular todavía? No lo sé, pero para no rayarme, le dejaré tomar esta decisión a Futuro Papá.

Sé que os dejo con las expectativas de qué podrá ser o dejará de ser… ¡más las sufro yo! Os diré algo en cuanto lo sepa, prometido.