Buscando un Embarazo: cosas que debes saber

Normalmente la gente no busca cosas hasta que se ha quedado embarazada, o lo que encuentra es excesivamente específico y pierdes un poco el concepto de búsqueda. También los hay que nunca buscan, si no que se lo encuentran. En cualquier caso, me gustaría ayudar a alguien que está buscando un embarazo a aclararse con las cosas con las que tiene que tener cuidado. Os voy a contar las cosas que me habría gustado que me dijeran antes de buscar o durante la búsqueda.

Antes de buscar un embarazo

  • Ve al médico

Ya lo sé, no crees que sea importante hasta que te quedas embarazada, ¡pero todo lo contrario! Te mandará una analítica de sangre para ver el estado general de salud y comprobará si estás correctamente inmunizada contra ciertos virus que podrían ser letales para tu bebé durante el embarazo (rubeola o varicela, por ejemplo. Y te vacunará si no lo estás). Esto se llama analítica preconcepcional.

Muy importante. Si en algún momento de tu vida has tenido problemas con la tiroides, aunque ya se haya solucionado, aunque haya sido muy leve y muy poco tiempo, antes de buscar un embarazo deberás acudir a un endocrino. Si no, recibes una bronca monumental.

  • Toma Ácido Fólico

Si vas al médico, ya te lo dirá él. Pero si no, porque te cae mal y sólo quieres verlo lo justo y lo necesario, pregunta a tu farmacéutico. El Ácido Fólico es bastante importante en la primera etapa de la gestación. Te lo venden como suplemento alimenticio en las farmacias, pero lo tienes en todas las verduras de hoja verde. Previene las patologías del tubo neural.

Buscando un embarazo

  • Alimentación

De esto puedo hablar largo y tendido. Os dejo este podcast (segunda parte) que hice en su día hablando sobre ello. Pero ya te aviso que deberás actuar como si ya estuvieras embarazada. Es decir, debes evitar los siguientes alimentos:

  1. Quesos Blandos (sólo se salvan los quesos hechos con leche pasteurizada)
  2. Atún, Pez Espada, Tiburón (limitar su consumo. Por la cantidad de mercurio que contienen)
  3. Carnes crudas (a menos que en la analítica salga que has superado la toxoplasmosis)
  4. Embutidos sin cocinar (¡Adiós Jamón! ¡Hasta luego Fuet! Lo puedes congelar 2 días a -20ºC y comerlo)
  5. Infusiones y tés (si quieres más info, busca en internet, pero especial cuidado con el hinojo)
  6. Café (limitar su consumo)
  7. Lavar muy bien las verduras (esto también es por la toxoplasmosis)
  8. Pescado crudo (¡Adiós Sushi!)

Por supuesto debemos abandonar el consumo, por muy poco habitual que sea, del alcohol y del tabaco. Por un lado es malo para el bebé y por otro lado puede causar muchos daños incluso durante el embarazo, además de dificultar la fecundación.

  • Medicinas

Pues igual que en el punto anterior, en cuanto sabemos que ovulamos debemos tener mucho cuidado con los medicamentos que tomamos. Hay que olvidarse de muchísimos, pero uno de los más habituales que deben evitarse es el ibuprofeno. Durante el embarazo, el único analgésico permitido es el paracetamol.

  • Vibraciones y burbujas

La verdad es que no supe cómo llamar esta categoría, pero toda actividad que requiera vibraciones o burbujas por la zona pélvica deben evitarse. Entre ello está montar en moto, spa, jacuzzi, vibradores, etc. Ojo, es como todo, tampoco hay que ser una radical cuando todavía no se está embarazada, pero sí que conviene consultarlo. Cuando me quedé embarazada y lo consulté con mi ginecóloga, me dijo que no lo tenía prohibido, pero sí que debía intentar evitarlo.

Otras curiosidades

A ver, esto no es que haya que evitarlo o hacerlo, pero sí me gusta mencionarlo por las veces que yo lo he hecho. Por ejemplo usar tests de ovulación para saber cuándo tener relaciones efectivas que provoquen el embarazo. O la prueba de helecho, de la que me gustaría volver a hablar pronto. También hay aplicaciones como Womanlog u Ovuview (que han cambiado desde que las reseñé y tengo que escribir sobre ellas de nuevo) para ayudar a controlar los ciclos menstruales. Hay muchas más.

Por cierto, no os preocupéis ni por el tatuaje, ni por la lactancia de un hermano mayor durante el embarazo. Tenéis más info en los enlaces que os facilito.

En cualquier caso, ante la duda, acudir al profesional sanitario. Ya sea médico de cabecera, médico de familia, matrona, ginecólogo… pero no fiarte de las cosas que encuentras por internet (aunque a veces, son más fiables).

Buscando un embarazo

Ácido Fólico: Sí

Llevo semanas pensando en el tema del ácido fólico. Al final decidí que me lo empezaría a tomar el día de mi cumpleaños, que ya no queda nada. Sería como un homenaje a mí misma cuidándome como Futura Mamá que soy. Pero con el incidente del fin de semana, al comprar el test de embarazo, también compré el ácido fólico, porque si ya estaba embarazada, iba con bastante retraso al respecto.

Decidí cuál por esta entrada de Bitxuni. Me he aprovechado que ya se ha informado sobre esto y no me he planteado qué marca gracias a ella. Pero sigo teniendo dudas.

En principio no es incompatible con ningún medicamento de los que estoy tomando (ahora mismo: Enantyum por la rodilla). Tampoco tengo ninguna contraindicación más. Pero no sé si debería hacerme una analítica primero. Pero tampoco me quiero obsesionar con el asunto…

Total, que después de consultarlo con Futuro Papá, que me apoya al 100% en lo que decida, creo que me lo voy a empezar a tomar a partir de hoy.

Parece mentira, pero cada uno de estos pequeños pasos que no suponen una diferencia en nuestra vida, pero que llevan a algo tan grande como a concebir a otro ser, se convierte en algo tan importante que sólo deseamos compartirlo con quien nos comprende. ¿No os pasa? Sin venir a cuento, tomar una vitamina es crucial y muy importante.

¿Ácido fólico?

Hoy estoy posteando desde la cama. Llevo unos días de madrugón y de volver tarde a casa que ya no soy persona. Tengo ganas de seguir con el diseño del blog porque he tenido nuevas ideas, incluso voy a cambiar de plataforma y me paso a WordPress. Siempre me ha gustado mucho más la organización interna, pero no da mucho juego con el diseño, aunque de momento tampoco es tan importante. 

 
Ayer estuve hablando con MamaPrimerizaR sobre maternidad y la verdad es que me he quedado un poco más tranquila. A sus 42 años se ha quedado embarazada a la primera tomándose las cosas con tranquilidad. Me dijo sobre todo que hay que disfrutar del momento y aunque lleva meses sin dormir 3 horas seguidas, siempre compensa.
 
La novedad que me ha contado que no he tenido en cuenta todavía es que me convendría tomar desde ya el ácido fólico. Aunque había oído hablar sobre ello, no tenía claro ni el nombre ni para qué sirve. Me comentó que es para evitar que el niño nazca con la espina bífida. 
 

Ahora, mi primera pregunta es, ¿qué es y qué hace? Me he quedado un poco difusa pensando que me creo que sé un poco y no sé nada. Que ya llego tarde para aprender cosas.
 
Iba a guardar el secreto de mis planes de ser pronto una Futura Mamá, pero no puedo evitar contárselo a la primera MamáPrimeriza o Mamá de cualquier clase que veo. Lo bueno es que aprendo de cada experiencia, lo malo es que tampoco quiero que se difunda el mensaje.
 
Bueno, voy a levantarme…
 
[…]
 
Ya es por la tarde y después de marear un poco la perdiz por Twitter, SraDiaz ha resuelto un poco mis dudas, pero he encontrado un sitio donde responden a más dudas que han ido surgiendo.
 
MamaPrimerizaR llevaba un año tomándolas antes de empezar a buscar bebé y tuvo la suerte que lo encontró a la primera. Ya llego tarde para estar un año tomándolas y aunque no es nada malo, tampoco quiero empezar ya a obsesionarme con el tema que eso sí que no es sano para la concepción. Pero gracias a SerPadres he encontrado la solución (lo copio por si es una web que no persiste al tiempo):
 

Se trata de una vitamina del grupo B, concretamente, la B 9. Desempeña un papel primordial en el embarazo: reduce el riesgo de tener un hijo con espina bífida, graves anomalías del corazón y otros defectos.

Estas alteraciones se producen en las primeras semanas de gestación, cuando la mujer aún no sabe que está esperando un hijo. Si empieza a tomar ácido fólico cuando el embarazo se ha confirmado, es tarde para prevenir esos defectos.

¿Durante cuánto tiempo antes debe tomarlo?
Como mínimo durante un mes antes. Dado que es imposible saber cuándo va a producirse la concepción, la futura madre debe tomar esta vitamina cuando la pareja todavía no ha dejado de utilizar un método anticonceptivo seguro. Sólo de esta forma la mujer podrá estar completamente segura de que está tomando ácido fólico durante las primeras etapas del desarrollo embrionario de su hijo.

¿Pasa algo por tomarlo mucho tiempo debido a que el embarazo no llega?
No sólo no pasa nada, sino que es bueno para la mujer. El consumo de dosis bajas de ácido fólico en la edad adulta reduce el riesgo de padecer problemas cardiovasculares y, muy posiblemente, de cáncer de colon.

¿Hasta que mes hay que tomarlo?
Para prevenir defectos congénitos sólo es necesario ingerir ácido fólico hasta el final de la 14ª semana de gestación, contando desde el primer día de la última regla.

¿Por qué en algunos casos hay que tomarlo a lo largo de toda la gestación?
En algunas situaciones, cuando la embarazada tiene anemia el médico le recomienda seguir tomando ácido fólico. No hay ningún problema. Ciertos estudios han mostrado que esta vitamina puede disminuir el riesgo de complicaciones durante el embarazo, como las alteraciones placentarias o la hipertensión.

¿No basta con el que se encuentra en los alimentos?
Algunas frutas y verduras contienen ácido fólico, pero esta vitamina se disuelve en el agua de la cocción y se destruye con el calor. Por tanto, habría que consumir cinco o más raciones de verdura o frutas todos los días, para estar seguros de tomar suficiente. Pero como esto es difícil, se recomienda ingerirlo en pastillas. En ciertos países se ha añadido ácido fólico a la harina para asegurarse de que esta vitamina le llega a toda la población. Pero aún no se ha hecho en España. Una medida preventiva adicional consiste en alimentarse bien desde antes de buscar el embarazo, a ser posible siguiendo la dieta mediterránea.

¿Cuál es la dosis recomendada?
Depende de las circunstancias de cada pareja. Si han tenido un hijo afectado de espina bífida u otro defecto del tubo neural (o lo han perdido durante la gestación), la mujer debe tomar una pastilla de 4 miligramos. Si no tienen antecedentes familiares de esos defectos, basta con que tome 0,4 ml. Algunos expertos sugieren consumirlo con vitamina B 12. 

 
 Así que me esperaré un poco a que se acerque la fecha para empezar a tomarlo.