Volviendo… otra vez

Me gusta hacer balance de fin de año, lo he hecho siempre. Y proponerme unos propósitos nuevos. El 2019 parece que se me ha escurrido entre la oposición y la bimaternidad. Han pasado muchas cosas, he contado unas pocas. Y ese ciclo se ha terminado, ¡empezamos un nuevo año! Además, un año redondo.

He tomado una serie de decisiones que por la fecha en la que estamos se podrían llamar propósitos y me gustaría imponerles ese nombre. Todas tienen que ver con mi vida 2.0 y afectan directamente a este blog en gran medida.

Hay cosas que van a desaparecer y cosas que van a volver. ¿Novedades? Pues no, he experimentado lo que tenía que experimentar y quizás aparezcan, pero no forman parte de esos nuevos propósitos.

El blog volverá a ser un blog, así que ya no promocionaré los productos que había puesto en venta. Seguramente el día que tenga tiempo de sobra (si eso vuelve a ocurrir) actualizaré el Kakebo para las fechas de este año. Ya que lo tendré hecho, lo dejaré disponible en su sección por un módico precio. El hosting y el dominio no son gratuitos y si puedo quitarle peso a esa factura anual, se agradece mucho. Pero no le dedicaré tiempo para promocionarlo ni tendrá su propio dominio. He liberado la web del Kakebo en Excel.

Lo mismo he hecho con las copas menstruales. Me queda algo de stock, seguramente para personas más allegadas. Pero ya no estarán disponibles en la web. Ya no me reportan ningún beneficio ni emocional ni económico y creo que su ciclo ha terminado y hay que dejarlo ir.

Vuelvo a este blog y Papá Fúturo y yo volvemos también a Supervivencia en Familia. Esperamos que con regularidad, así que nos leeremos más a menudo.

Respecto a las redes sociales, puedo decir que las he “concentrado”. Me dedicaré públicamente a Instagram. Me he quitado el WhatsApp del móvil y voy a dejar Facebook solo para los ratos realmente libres con el iPad.

Mi libro, pues pasará lo mismo que con el Kakebo. Ahí está, muchas personas me están diciendo que les está ayudando mucho, no sólo con la maternidad, si no con la organización en general. Quizás me anime a promocionarlo un poquito más, pero no le voy a dedicar el tiempo de mis hijos.

Tengo algunos proyectos en mente, pero no tienen nada que ver con este blog, aunque tienen relación. Si surge, os iré comentando.

Mi vida laboral… es cuestión de días que comience. Bebito Fúturo ya tiene día de comienzo en la guardería para hacer una adaptación adecuada. Antes de terminar este mes probablemente ya tenga una rutina respecto a mi vida laboral. También os iré contando, porque será una rutina ya para siempre.

¡Gracias por estar ahí! Os deseo un próspero 2020 de todo corazón.

Deja un comentario

Soy Zana, al marcar esta casilla consientes que gestione tu información personal para mantenerte informado de las novedades de mi web. No cederé tus datos a nadie y puedes darte de baja en un click. Más información en la política de privacidad de mi página.

tres × 3 =