El Macetohuerto

Todo lo relacionado con el Macetohuerto que estamos haciendo en nuestra terraza lo estoy contando en el blog de Supervivencia en Familia y en el Instagram. Pero aquí os quiero contar las ventajas que tiene.

¿Por qué hacerme un macetohuerto?

Creo que en el colectivo común está la idea de que un huerto, obligatoriamente, necesita un gran terreno. Necesita echar raíces hasta el centro de la tierra para que resulte realmente productivo. Y yo era incapaz de imaginarme regar un huerto sin que hubiera manguera, era inconcebible regarlo con una regadera.

Obviamente lo primero que te planteas cuando te quieres animar a hacerlo es que nos tenemos que conformar con hacerlo en macetas o tiestos. Como si fuera un amago de intento que no sería productivo, pero mejor eso que nada.

Pero en realidad el enfoque correcto quizás sea el producir tu propia comida. No en suficiente cantidad, pero lo poco que produjera sería comida auténtica. Cuando tienes hijos, esto se convierte en más importante aún. El tomate que te comes es tomate que has “criado” tú y que tiene un gusto especial por ello. También le pones verde a tu casa y en lugar de ser con flores, es con algo que te comes. Y los niños pueden ver de primerísima mano, ayudando en su cuidado, cómo se producen las comidas esenciales. No lo ven por un vídeo de youtube y tienen que aprender a mantener esa paciencia de ver germinar la semilla, regarla con cuidado y que luego salga el fruto.

La verdura no nace de la caja del súper y eso lo ven aunque solo plantes una única hortaliza. Realmente es muy satisfactorio ver que algo que cuidas se convierte en tu alimento. Ya os digo, a los niños les aporta un conocimiento muy valioso que no tendrían de otra forma. Y a los adultos, nos hace sentir más realizados. Incluso el aprendizaje de que hay cosas que se quedan por el camino puede ser valioso.

Qué necesito para empezar el macetohuerto

Pues lo primero de todo es tener muchísimas ganas. Desterrar la idea de que no lo podemos conseguir porque solo está en maceta. Esa ilusión hará que las plantas tengan alimento especial porque todo lo que crece con amor tiene un fundamento especial.

Por experiencia quizás sí convendría tener conocimientos previos. Pero hoy en día Youtube te los da y con variedad. Nosotros empezamos plantando por plantar unos ajos y esta primavera hemos ido estudiando qué conviene más cultivar. Que esa falta de conocimientos no ganen a la ilusión de tenerlo. Decídete por algo que te guste mucho, investiga sobre ello solamente y aplica. Todo acaba rodando solo.

Realmente todos tenemos una tienda de plantas cerca e incluso invernaderos donde podemos conseguir el material que necesitemos. Aún así, cuando necesitamos ajustar el presupuesto, incluso se pueden reutilizar cosas de casa. Es un post que tengo pendiente más específico en el otro blog, pero ya os aviso que con bricks, botellas de plástico y la primera maceta que encuentres puedes hacer un macetohuerto. Así incluso somos más ecológicos. Incluso el abono lo hacemos con nuestro propio alimento si queremos. Que el dinero nunca sea un impedimento.

Y ahora cuéntame, ¿te animas a hacer tu propio macetohuerto?

Deja un comentario

Soy Zana, al marcar esta casilla consientes que gestione tu información personal para mantenerte informado de las novedades de mi web. No cederé tus datos a nadie y puedes darte de baja en un click. Más información en la política de privacidad de mi página.

10 + tres =