No estoy de Vacaciones

Aunque parezca todo lo contrario, estoy más ocupada que nunca y disfrutando muy poquito de las vacaciones ajenas. En serio, no estoy de vacaciones. Niño Fúturo ya no va a la guardería y esto afecta a la cronología familiar rutinaria (por decirlo fisnamente). No paro. Si no es un curso, es otro curso y, en medio, Niño Fúturo y Podcasts en Directo. Lo bueno, es que últimamente me han salido los podcasts en directo más decentes y he tenido invitadas muy especiales.

No os perdáis a Azucena Caballero de la Pedagoía Blanca hablando sobre Homeschooling AQUÍ y AQUÍ. Ni a Meritxell de Tus Patucos y Mis Tacones hablando de Infertilidad AQUÍ.

Hay varios proyectos con los que me he tenido que poner las pilas. Cambios que afectarán a Mamifutura, cambios que veréis en un futuro (espero que no muy lejano, ¿pero quién sabe?). Son esos cursos los que estoy haciendo.

Ahora en verano no, pero también estoy metida en la búsqueda de empleo. ¡Menudo mundillo! Sociológicamente es apasionante, como experiencia personal es frustrante… Esta incertidumbre me mata un poco por dentro. Si ya se hubiera celebrado el juicio, pues sentiría un alivio. O si tuviera a mi estrellita en el vientre. Pero las cosas son como son y la vida, entre esas cosas, continúa.

Un poco de desahogo… he hablado con mi familia. He oído a mi padre más desanimado que nunca mientras mi madre festejaba que, entre 11 hermanos, mi padre era el único varón sobreviviente de todos los que tenía (y sólo tuvo 3 hermanas). La gestión emocional de la llamada se me escapa.

Urgencias con Niño Fúturo y Papá Fúturo

Dije que os hablaría de la visita a urgencias con Niño Fúturo y Papá Fúturo. Menudo día intenso, pero con los que tengo ahora, eso se queda en nada. Pero dije que lo contaría… Papá Fúturo salió antes del trabajo porque estaba febril y se encontraba muy mal, así que su jefe le mandó a casa.

Cuando fui a recoger a Niño Fúturo, éste había salido de la guardería llorando a mares y no paraba  de quejarse, tuvo un rato que estuvo también febril. Así que me encaminé con Niño Fúturo a urgencias (y con Abuelo Fúturo que me acompañó). Resulta que tenía otitis… Así que antibiótico y descanso.

Mientras volvíamos, Papá Fúturo se encontraba peor y también necesitaba su visita a Urgencias. Por lo que dejé a Niño Fúturo con el abuelo y lo llevé al Centro de Salud. Tenía anginas… Antibiótico y descanso recetado por el médico. Le hicieron, por primera vez, receta electrónica a Papá Fúturo. Después lo dejé en casa.

Me encaminé a la Farmacia con todas las recetas. El de Niño Fúturo me lo dieron sin problemas, pero la tarjeta sanitaria de Papá Fúturo no conseguían leerla. Así que vuelta al Centro de Salud para que me facilitaran la receta física. Y cuando llego a la Farmacia… ya pueden leer la tarjeta sin problemas.

Recojo a Niño Fúturo y lo llevo a casa quedándome al cuidado de mis dos hombres durante dos días enteros.

Con esto espero haberos puesto un poco al día. Estoy preparando novedades, ¡no os las perdáis!

Aprovecho para recordaros que podéis suscribiros por correo electrónico en una cajita lateral de la web.

Deja un comentario

catorce − 8 =