En las nubes…

Hoy me he despertado distante de mí misma. No hago más que ver las nubes pasar por la ventana. Tengo la mente vaga y no se centra en los pensamientos a los que me gustaría dirigirle.

Me gustaría escribir esas entradas que tengo pendientes sobre nuestro porteo, nuestra alimentación complementaria, sobre nuestras compras útiles o sobre lo cachiguay que es mi móvil nuevo (no, no es una entrada pendiente, pero es tan chachiguay que podría serlo).

Pero hoy es un día en el que los pensamientos parecen sueños flotantes que giran alrededor de mi mente sin penetrarle. Y me apetece escribir… aunque sea sobre ello. Soy humana y bloguera y como bloguera humana puedo escribir sobre cosas que nos pasan a las humanas madres.

Como por ejemplo dormir sólo 3 horas, 6 horas como mucho, en toda la semana. 3 a 6 horas en las que Bebé Fúturo reclama también su teta y como madre amorosa que me siento, se la ofrezco… entre ronquido y ronquido (aunque yo no ronco, por supuesto).

Y es que esta semana me ha reclamado como nunca, a veces resulta agotador, pero ilusionante… Aunque otras pienso que no me reclama a mí, reclama mi teta. ¡Seguro que la quiere más que a nada en el Mundo! ¿Pero qué soy yo para él? Me consuela su sonrisa para mí, esa sonrisa zocarrona de: “Si tú estás aquí, nada puede ir mal.”. Y no quiero otra cosa.

Pero mi inexistente calidad de sueño de estas últimas tres o cuatro noches hacen que mi mente sea una nube flotante, como las que están pasando ahora mismo por encima de mi cabeza. Esponjosa, llena, pero flotante y que se deja llevar por el viento caprichoso del destino.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

6 replies on “En las nubes…”

  1. MamaMono dice:

    Conozco bien esa sensación, no caminas, flotas, te dejas llevar…. Ánimo reina❤

  2. liela dice:

    Sé de lo que hablas. Cuando mi pichón se dormía siendo un bebé de poquitos meses, muchas veces, sonreía en sueños y yo imaginaba que estaría soñando con una gran teta gigante rebosando leche, jajaja.
    No dormir pasa factura y lo más normal es que se te vaya la cabeza… Te lo dice una mamá que ha dormido muy poco en más de dos años. Cuando tenía épocas de mucha demanda le decía en plan medio en broma, medio en serio: ¡Hijo, estamos en crisis! (entiéndase crisis de crecimiento o crisis de lo que sea).

    Un abrazo y mucho ánimo.

  3. Ay pobre… tienes que estar agotada ¡Animo que tu puedes!

  4. Ayyy cómo te entiendo! Tengo esos días de dormir nada y menos y estoy en la oficina que no sé ni dónde estoy! Es durillo, pero yo siempre digo, que hemos sido nosotras las que lo hemos elegido, así que lo hago con el mayor de los gustos!
    Mucho ánimooooo! Un besote y buen finde!

  5. rizosypicoso dice:

    Yo estoy igual…. Flotando, se lo que es perfectamente flotar, es estar sin estar, dormir sin dormir…lo mío es por el estrés del trabajo, esperó un día flotar pensando en un pichón nuestro pichón!!! Besitos

  6. Mamá Jumbo dice:

    Te entiendo, no dormir termina pasando factura, pero cuando nos miran con esos ojitos lo olvidamos (o casi)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro − tres =