Visita al Pediatra. Conocerlo

¿La verdad? Hasta ahora sólo hemos ido al pediatra privado, entre unas cosas y otras al asignado por la Seguridad Social ni lo hemos conocido. Pero la verdad es que pensando creo que conviene que también tenga su historial en el Centro de Salud… Nunca se sabe en un futuro. Así que aprovechando que teníamos algunas dudas, solicité una cita.

Ayer nos acercamos a nuestra cita y conocimos al único pediatra que hay por la mañana (puedes elegir al pediatra de la mañana o al pediatra de la tarde). Como no había que poner vacunas ni nada tampoco pedí cita en la enfermera. Total… Sólo era para conocerlo y que conociera a Bebé Fúturo.

Al entrar nos pareció bastante simpático (esencial para mí, que mi fobia a la bata blanca sigue imponiéndose con médicos serios). Miró a Bebé Fúturo y nos preguntó qué tal las comidas. Le dije que le daba pecho y que no tenía intención de darle cereales. Nos dijo que no hacía falta, se le veía que estaba sano y feliz y que no nos preocupáramos por ello hasta los seis meses. 

Le preguntamos por unas escamas que le han salido en el pie. Nos dijo que como era blanco eso era normal y sólo se trata con mucha hidratación. Que en la piscina con el cloro (¿a esta edad se meten los bebés a la piscina? A mí ni se me ocurre) se reseca más la piel y que simplemente habrá que echarle más crema hidratante. Le comenté que le echo aceite de almendras y dijo que perfecto, que con el baño diario y su aceite le va fenomenal.

Un día nos acusaron por sentarle demasiado y cuando le preguntamos por el tema nos dijo que no había ningún problema. Que la cuestión era no tenerle recto las 24 horas, pero tal y como le veía, estaba bien.

Reitero que sólo le miró, así como de lejos. Nada de explorarle ni nada.

Al terminar nuestras cosultas nos dijo que si que con este calor habría que darle un poquito de agua de vez en cuando y antes de la toma de la merienda, un poco de zumo de naranja. Y que las vitaminas D ya se las podemos quitar (sin mirarle la fontanela). 

Nos pasó con la enfermera para que en la cita con ella nos abriera el historial.

Al salir fue Papá Fúturo el que dijo que no le vamos a hacer caso (yuhuuu). Alguien que ni siquiera se ha dignado a explorar a mi hijo y que contradice lo que nos recomendó nuestra pediatra no es quién para dictar los procedimientos (en cuanto a las vitaminas). Sobre el agua y el zumo, vamos a seguir tal y como estamos, sólo leche materna. Aunque sí es verdad que cuando tenemos que hacer viajes largos en coche, que es donde Bebé Fúturo pasa mayor calor, preferimos tener un biberón con 50 ml de agua. No es lo suficiente como para sustituir una toma, pero le hidrata lo que pierde mientras suda en el viaje.

En conclusión, no ha sido un pediatra desagradable, lo cual es importante para mí, pero me ha parecido una visita inocua. No sé, ni ha mirado la evolución de los percentiles hasta ahora, ni los informes que le he llevado, ni le ha explorado físicamente. Simplemente le ha mirado por encima. No me parece algo profesional.

12 comentarios en “Visita al Pediatra. Conocerlo

  1. Como es eso de “se le ve sano y feliz”?? Tócate las narices, y sin tocarlo ni explorarlo, lo tenía allí mismo y se limita a hacer un diagnostico basándose en la apariencia?? ….hacéis bien, ni puñetero caso.

  2. Lo de las vitaminas puede tener su lógica porque con la llegada del verano ya reciben la que necesitan del sol, pero vamos que al menos lo que tú dices, q le mirase la fontanela, le midiese y pesase, lo auscultara… vamos una primera cita debería ser así creo yo. Cada vez tengo más la sensación de q hay médicos públicos q se chinan si vas por privado y t tratan mal aposta… q vaya al seguro q para eso paga dirán. y la verdad, yo lo hago así para no marearme de médicos, pero contribuyo con mi dinerito al Estado,luego estoy en MI DERECHO de ir al público si me da la gana!!! lo q tú dices, poca profesionalidad!

  3. Vaya guasa. El hombre se esmeró… Modo ironía ON. La conclusión es que mejor que tú, nadie para saber lo que necesita tu hijo. Los médicos atienden enfermos, no están para hablar de hábitos de alimentación o sueño de un niño sano. Otra cosa es que el niño esté enfermo.
    Yo me harté de que a cada pediatra que iba, me decían una cosa diferente o se contradecían. Encontramos uno “medio normal” y con ese nos quedamos. Menos mal que no hemos tenido que ir más que para las revisiones y por un par de resfriados comunes en dos años. Cuanto más lejos, mejor. No entiendo por qué no se actualizan. En mi profesión si no estás al día, estás en la calle.

  4. Ainsss eso también lo hago yo jjejeje no necesito ser pediatra ven tráemelo y te diré lo feliz que lo veo, eso si lo siento pero yo si lo voy a tener que tocar que tengo que comerme esos pies jijiji os quiero

  5. Jolin! Yo tambien llevo al mio al privado y las veces que he hecho lo mismo que tu, que he pensado: lo llevo al publico, para que lo conozcan, para sacarme dudas, etc…un chasco!

  6. Enhorabuena por tu bebé 😄
    Si me lo permites, puede que no te haya parecido muy riguroso el pediatra (si he entendido bien no le llevabas a ninguna de las revisiones del niño sano de la SS en las que le pesan, miden y exploran, salvo que así fuera) pero realmente a simple vista hay signos externos que indican que el bebe esta bien sin explorarle (labios que están húmedos, color de la piel, si esta activo el bebe y observador…. Por ejemplo) que si por el contrario el bebe esta alicaído, cuencas de ojos hundidas etc…indican que algo va mal.
    No soy pediatra, soy solo madre de tres, y entiendo que el primer hijo es todo nuevo y desconocido para las mamás. Pero creo que un voto de confianza para el pediatra, quiero creer que no exploró porque los signos externos le indicaban que el bebe esta mas que perfecto y no a todos los bebes les gusta que les exploren, toquen, midan etc….
    Digo, que no tengo ni idea, por tratar de dar una explicación.
    Que sigáis tan bien! 😄

    • En ningún momento he opinado que sea un mal pediatra. Me he animado a ir porque han sido varias madres las que me han dicho que era bueno y la primera impresión ha sido positiva… Y estoy convencida de que mi hijo es feliz a simple vista, pero que no le haya mirado la fontanela, que no se ve a simple vista porque claramente si le rozas la cabeza la tiene bastante abierta.
      Mi pediatra sí lo miró y me dijo que teníamos que seguir con las vitaminas porque sigue bastante abierta.
      Le señalé lo del pie y ni lo miró… Que vale, que un pediatra es para cuando hay enfermedades y que no deberían dar pautas de crianza, cosa que hizo. Y puede que este pediatra sea un hacha en enfermedades pediátricas… Pero se me ha olvidado contar lo del hipotiroidismo.
      Bueno, en fin, que no me importa acudir cuando esté enfermo, pero para las revisiones me pareció que lo mira muy por encima. No quiso mirar ni las curvas de percentiles, ni los informes que le he llevado, ni nada…

      • No no, si se que no has dicho que fuera mal pediatra, digo que a lo mejor no te parecía riguroso. Pero creo (que no lo sé, que por intentar explicar el por qué no le exploró mas) que no le exploró detenidamente porque no ibas a revisión sino a consulta para conocerle. Lo de la fontanela es que no se cierra hasta casi el año y la anterior incluso es difícil palparla pero que hay signos externos si hubiera un cierre prematuro de la fontanela. Lo de la vitamina pues como te dicen mas arriba que ahora con el sol puede ser por eso que te dijera que la podías quitar. Pero incluso hay algunos pediatras que ni siquiera la recetan (porque con el sol es suficiente, y porque cada pediatra tiene su criterio…). Lo del pie pues le parecería superficial y habitual en los bebés…. Que lo mismo no fue todo lo extenso que debería (porque no todo el mundo tiene por que saber lo de fontanelas etc….y debería haberte explicado mas eso si) o lo mismo es que estaba colapsado ese día, no sé. Prueba a ver otro día o incluso un día de revisión del niño sano según calendario, a ver que tal. Y si aun así no te gusta pues fíate de tu instinto que eso no suele fallar 😄

  7. Lo importante es encontrar el pediatra que te deje contenta, no hay más. Al pedir una consulta y no una revisión el tiempo que tienen estipulado es menor y no les da para mucho, les dan X minutos para cada consulta y pasados esos tienen ya otra adjudicada, si tardan más luego las mamás nos quejamos de la espera, además de que los bebés cuanto menos estén en la sala de espera mejor, porque pueden coger lo que no tienen. Mi pediatra lo que hace si sabe que en la próxima consulta va a tardar más, es que me la pone como revisión, en el momento de coger hora y día, para tener más margen. Yo tengo las dos opciones, privado y SS, y salvo una o dos consultas del privado, siempre voy a la SS, me inspira mayor confianza en mi caso. Me sabe tranquilizar y que no me preocupe por chorradas, además de que es muy adaptable a la forma de crianza de cada mamá. En mi caso en verano también me dijo que si quería dejar de darle la vit D no había problema (les sentaba fatal a los dos), pero que en octubre lo llevara a ver si se la volvíamos a poner o no. En el caso de la mayor fue la primera en diagnosticarle el trastorno que sufre, el del privado me dijo lo típico “cada niño tiene su ritmo, bla, bla, bla”. Al pequeño el privado ni lo conoce, así que ya ves, más que privado o SS depende del médico en concreto y de lo que tu como madre esperes/pidas de él. Me acuerdo cuando le dije que iba a intentar con el peque el baby led weaning, me dijo que como quisiera, que en el fondo así era como les daban de comer antes las abuelas a los niños, cuando no había batidoras ni ná y salieron sanos así que.. Resumiendo, encuentra y ve al que más tranquila te deje 🙂

Deja un comentario

cuatro × cinco =