Visita al Anestesista

Como ya sabéis, ¡me queda un suspiro! Estoy en la recta final y estamos con las últimas pruebas, de las que estoy más perdida que un barco de arroz. Casi todo el embarazo me he ido encontrando con las cosas que iba a tener que hacer, pero ahora ya, con lo poquito que queda, es muy diferente en cada caso.

Así que para las que todavía no han pasado por este trago, como yo, os digo lo que me queda para que no estéis tan perdidas. Ojo, os lo cuento en cuestión de consulta privada, dado que en el público creo que se gestiona bastante diferente al depender más de la matrona.

1.- Anestesista: es una visita previa que hay que hacer para evaluar la compatibilidad que tenemos con la epidural. Tienen que ver los últimos análisis de sangre para considerar si la coagulación de la sangre es buena para recibirla.

2.- Monitorizaciones: esto puede que os suene, como me suena a mí… Pero no sabía lo que es. Se trata de controlar el latido del feto durante media hora, para conocer las contracciones o posibles problemas en la última fase del parto. Después realizan una ecografía de control y miran a ver cómo te encuentras tú y cómo se encuentra tu futuro bebé justo antes del parto. Se realizan en la semana 38 (cuando ya se considera que has llegado con la gestación a término), semana 39 y semana 40.

Por si no lo sabéis, si el futuro retoño no se ha dado la vuelta en la primera monitorización, programan la cesárea.

En este caso os voy a hablar de mi visita al anestesista.

Dado que estoy casi recién operada de la rodilla (apenas acaba de pasar un año), puedo comparar las diferencias. No son las mismas pruebas ni se le parecen. En una visita al anestesista preoperatoria normal, te hacen una analítica de sangre, una radiografía del tórax y un electrocardiograma en reposo y realizando ejercicio. Con todos esos datos, el anestesista tiene referencias.

En cambio en el embarazo, sólo solicitan la analítica. Como ya he comentado anteriormente, comprueban principalmente la coagulación y si hay alguna anormalidad en la analítica general.

Me ha tocado una doctora realmente muy maja. Por curiosidad he preguntado si es posible la sedación en una cesárea. Tengo entendido y desde luego que me parece lo menos recomendable del mundo, pero tenía mis dudas. Al no ser una anestesia propiamente dicha y hablando de una operación tan importante, tuve la curiosidad de preguntarlo. Nos comentó que sí es posible, normalmente el pediatra que acompaña el parto es el más afectado al respecto porque el Test de Apgar estaría falseado debido a que toda la medicación que yo recibo, la recibe también el bebé. Procuran apurar hasta el último minuto en caso de ser solicitado para que al bebé le llegue lo menos posible, pero el problema no es tanto para la madre, sino para el bebé.

No supone ningún problema real, no le va a pasar nada al bebé, sólo que va a nacer dormido… Con lo que eso implica. Estamos hablando que el bebé está sedado y las pruebas del Test de Apgar saldrían falseadas, cosa que el pediatra tendría que tener presente. Y, desde luego, no tendríamos el conocimiento real de cómo está el bebé hasta pasado un tiempo.

No tengo intención de solicitar ser sedada durante la cesárea.

22 comentarios en “Visita al Anestesista

  1. Está visto que cada médico hace de su capa un sayo con el tema cesárea XD El mío parecía que las tenía alergia cada vez que le nombraba la posibilidad, cosa de la que me alegro porque con el expulsivo tan complicado que tuve con el peque, fui candidata a cesárea. Me parece raro que no te hicieran electro, a mi en los dos partos me lo hicieron, tanto en la seguridad social como en el privado , supongo que dependerá del protocolo de la aseguradora o del mismo hospital.
    Ains que ya no queda naaaa, supongo que no pondrás fotos del bebé, pero ¿un piecito o una manita? para calmar la curiosidad de esta que te escribe por lo menos 😀

    • No sé si el que tuvieran mis antecedentes y fueran tan recientes tiene algo que ver, pero creo que no… Y menos mal, me lo estaba temiendo como un nublado. La rodilla ahora, con el sobrepeso del bebé y mi propio sobrepreso, está que no da a basto. Tengo ganas de recuperarme prontillo de eso.
      No queda nada, a veces lo veo tan inminente como otras lo veo todavía demasiado lejano. No sé si tengo ganas o dejo de tenerlas, no sé si prefiero o no cesárea, yo me voy concienciando. Al final, con las ganas que tenía, me va a decepcionar hasta tener un parto natural, jajaja.
      Y no te preocupes, que algo enseñaré de Futuro Bebé 😉 ¡Hasta voy a poner algo en FB! Aunque será menos que nada, pero algo 😉

  2. Si, cada medico es un caso. El mío muy majo pero pasaba 33 de todo y no explicaba nada 🙁
    De hecho en privado no me hicieron ni anestesista, ni monitores (todo el mundo que conozco, privada y publica incluso mismo médico le han hecho monitores)
    Tuve cesárea que la hizo otro por estar éste de vacaciones,y muy bien. Con epidural y dejaron entrar a mi pareja a que estuviera dándome la mano (que yo pensaba que no se podía)

    • Pues ya tuviste que tener un embarazo de los buenos, la verdad. Porque me extraña que no te hicieran nada de eso, no sé… ¿Ni la matrona te ha ido informando? Menos mal que salió todo bien al final, pero yo me habría quedado muy mosqueada, en serio.
      Este embarazo me he dejado llevar, muy mucho, pero estoy segura que con el siguiente estaré al quite con todas las cosas.

    • Yo es que todavía no me lo creo… La verdad es que estamos a un suspiro. Ya no sé ni qué pensar ni qué dejar de pensar ni nada, creo que lo tengo, pero me falta tanto, pero luego y entonces… Ayyyy, que me pongo nerviosita yo solita, jajaja.

    • Aquí más bien depende de cuál esté de guardia, pero la verdad es que hasta ahora con todas muy bien, también por la vez anterior. Lo que me parece curioso es que hasta ahora han sido todos chicas. Eso sí, si me puedo pedir una, me pido a ésta… Es puro amor.

    • ¡Claro! Como yo… pero a mí me tienes por delante para ir sabiendo qué ir haciendo. La mía me tocó en la 35 y como la analítica estaba bien y todo eso, pues nada. A las siguientes pruebas… Que, como ya te digo, es la visita con el anestesista para que dé el visto bueno a la epidural y luego ya control de las últimas semanas para decidir. Pero creo que tampoco es para todas por igual… Si el 2 de febrero no se ha girado, me olvido de las siguientes citas de monitorización porque vamos a cesárea.

    • La verdad es que una cesárea programada es como lo más facilito y menos complicado de todo. Sabes cuándo, sabes cómo y con las novedades de hoy en día, sin complicaciones… No te tienes que comer la cabeza con si has perdido el moco, si las contracciones van a no sé cuánto, que si puedo aguantar más dolor, que si cuánto he dilatado…

    • Con la cesárea la epidural es casi obligatoria… Estamos hablando de una operación propiamente dicha, no es lo mismo que un parto, donde puedes elegir. Al ser una intervención quirúrgica no se la juegan.

    • En el público, estas analíticas las pide la matrona, que incluye la coagulación y después las analiza el anestesista en el propio parto. Pero como con el privado tienes que andar autorizando las intervenciones y demás, pues tienes que pasar consulta antes para tener el historial bien escrito 😉 (O eso tengo entendido)

  3. Yo no estoy de acuerdo con eso que te comentó el anestesista de que con la sedación al bebé no le pasa nada y que “sólo va a nacer dormido”… Como pediatra puede decirte que en estos casos es más probable que el niño precise reanimación,precisamente porque si está más dormido, se olvidará de respirar. Y cuando precisa reanimación, hay más probabilidades de que cueste más o precise una reanimación más intensa. Cuando no hay más remedio, se hace, pero tampoco es inocuo del todo, que no nos cuenten milongas ¬¬

    • Totalmente de acuerdo, por eso creo que no es lo más recomendable. Pero mi pareja decía que era imposible que te sedaran y no era lo que yo tenía entendido y por eso pregunté. Por mi experiencia y la gente que yo conozco, los anestesistas son siempre muy prochute, cosa que tampoco me hace gracia. En charlas les he oído decir que podemos pedir la epidural desde el minuto 1 de entrar al hospital y que es tontería pasar dolor en un parto… Cosa con la que no estoy de acuerdo tampoco, porque el dolor es información y como tal, precisa ser estudiada. Y que todo forma parte del parto… No sé si me he explicado.

  4. Bueno, bueno, no queda nada!!!
    Mi primer parto fué una inducción en semana 41 con epidural que terminó en cesarea. La misma vía que me pusieron la epidural usaron luego para la anestesia local.
    Tu llamas sedada a que te duerman entera? Eso no me hicieron.
    Yo estaba despierta, escuché a la ginecóloga contar sus vacaciones, cuando salió bebé, lloró, me lo acercaron, todo. Si terminas en cesarea yo creo que es preferible que estés despierta, ademas que luego despertate es menos traumático.
    Animoooo, todo saldrá genial!!

    • La anestesia puede ser local o general, mientras que la sedación es que te duermen. La anestesia es para que no te duela la zona a operar, a veces hace falta que sea anestesia general, con químicos muy fuertes, nada recomendable. En cambio la sedación es como si te tomaras una dormidina muy fuerte.

      No es recomendable para una cesárea 🙂 Pero yo quería saber si era factible.

  5. No se “falsea” el Apgar, es que realmente el Apgar es más bajo. Por eso es más frecuente tener que realizar reanimación a los recién nacidos tras una sedación. Si el bebé no respira por sí solo, no vale que el anestesista diga “no pasa nada, es que la sedación falsea”, habrá que dar ventilación artificial a ese niño, porque si no, falseando, falseando, se nos muere… suena catastrofista, pero es así. Afortunadamente con un poco más de estímulo de lo normal, los bebés salen en perfectas condiciones de esa, pero la puntuación de Apgar es 100% real (es decir, si no respira, no respira).
    Qué curioso que deriven a monitores en la semana 38, se recomienda no hacerlo antes de la 40. No te han propuesto una versión cefálica externa para tratar de darle la vuelta y que quede en cefálica??

    • Yo tengo la teoría de que los anestesistas están deseando drogar a todo el mundo para que seamos más felices. También en la presentación del hospital nos decían que si fuera por ellos, pedirían la epidural desde el minuto 1 de entrar al hospital porque no hay consecuencias… Cosa con la que no estoy de acuerdo. Yo sólo quería saber si era posible o no la sedación por curiosidad, pero no tenía intención. Quiero vivir el parto al 100% en la medida de lo posible y claro, sedada eso no es posible.

      La verdad es que no me han propuesto nada, más bien me han informado que si no se ha dado la vuelta para la primera monitorización en la semana 38, me programaban cesárea. Preguntamos en su día la posibilidad de un parto de nalgas y la ginecóloga se negó en rotundo. Sobre la versión cefálica externa, me pillas totalmente en blanco, no tengo ni idea…

Deja un comentario

3 × tres =