Visita a mi Ginecóloga: Revisión del Embarazo Semana 32

Pues ya estamos en la recta final y las visitas a mi ginecóloga empiezan a arrejuntarse un poco. Cada vez van siendo cada menos tiempo y es que ya estamos en la recta final.

Esta vez no tenía resultados de analíticas ni nada, sólo era para ver si el pequeño se ha colocado, si todo va bien, si tengo alguna duda y control de peso.

Yo iba muy contenta, apenas llevaba unos 9 o 10 kgs desde que empezamos el embarazo, pero me echó una soberana bronca. Admitió que voy bien en los parámetros generales, pero teniendo presente los parciales en el cual he subido 3 kgs el último mes y 3 kgs desde la visita anterior, es decir, 6 kgs en dos meses… Eso puede ser garrafal para mi cuerpo. Comentó que mi problema ciático era normal precisamente por esas subidas repentinas, y que las fechas en las que estamos no acompañan en absoluto para permitirme esos subidones. Me ha recomendado fervientemente que controle el peso y que baje el ritmo de esa subida o voy a pasarlo realmente mal en el parto.

Después de eso, nos dejó ver a Futuro Bebé en la pantalla… Y, para mi sorpresa, no está colocado todavía. No es preocupante, dado que tiene tiempo para moverse aún, pero yo pensaba que los hipos molestos eran cabezazos contra la cadera que se daba y no era así. La ginecóloga me aseguró que en esos casos, menos mal que está de nalgas, porque la cabeza es considerablemente más dura y podría ser más doloroso para mí.

Por lo visto viene grande, ha superado los parámetros en los que debería estar y hasta la ginecóloga ha dicho que tiene unos mofletes por los que no nos hará falta buscarle mucha carne para pellizcarle. Y que tiene unos morritos bien carnosos. Por lo demás, todo bien y normal.

También me ha recriminado por no ponerme la vacuna contra la gripe y no fui capaz de decirle que no la veo necesaria. En los últimos seis años sólo he enfermado una vez por la gripe, Futuro Papá casi todos los años y en alguno hasta dos veces y no ha conseguido contagiármelo. La vacuna no me asegura que no me resfríe y casi todos los casos que conozco de gente que se ha vacunado, se ha encontrado realmente mal durante los siguientes tres días, si no por el brazo, porque precisamente se contagió de la gripe con la vacuna. Quizás sea desperdiciar un recurso, como dice ella, pero no tengo ganas de arriesgarme voluntariamente.

Y nosotros muy contentos.

Feliz Navidad

16 comentarios en “Visita a mi Ginecóloga: Revisión del Embarazo Semana 32

  1. yo engordé mucho en la recta final porque empecé a retener mucho líquido y eso no podía controlarlo!! El mío venía colocado pero como era tan grande no acabó en encajar la cabeza 🙁 no te queda nada! Aun tienes tiempo para q se coloque y verás que saldrá todo muy bien! Un besazo

  2. Yo no me puse vacuna en ninguno de los dos embarazos, y aunque sí que cogí resfriados, de la gripe me libré. El segundo no se me colocó cabeza abajo hasta casi el final, así que te queda mucho tiempo, tranquila. Lo de que lo vas a pasar mal en el parto no se si se refiere al tema de ciática o al de los kilos, si es por la ciática yo te puedo decir que en mi caso con la mayor tuve ciática desde los cuatro meses (culpa de mi acentuada lordosis) y el último mes si lo pasé bastante mal, pero no me influyó en el parto para nada, si acaso que tras en nacimiento note de repente ¡¡que ya no me dolía!! (me dolían otras cosas pero la ciática no XD). Si es por los quilos pues ya no sé cómo influyen, con el segundo yo estaba más bien rellena y tampoco me afectó para nada, pero en mi caso ya estaba rellena de antes y en el embarazo al final pesaba 2 kilos menos que antes de embarazarme. Con el primero cogí 9 kilos eso sí. Mi madre cogió 20 kilos, yo nací de nalgas (parto vaginal aunque con episiotomía) y no hubo problemas con el peso, así que vete a saber. Cuidate pero tampoco te agobies en exceso que lo mismo es peor el estres de no engordar que algún kilo más.

    • Es que parece ser que el problema son los kilos que cojo de un mes a otro. Esos 3 kilos de un mes a otro pueden perjudicar el parto aunque tampoco tengo muy claro cómo, la verdad. No me ha mandado dieta, pero sí que vigile lo que como con estas fechas y que haga ejercicio… La ciática, por lo visto, es consecuencia del aumento de peso, pero no influye para el parto. Según mis cuentas voy por 14 kilos, según la gine voy por 9… Ya te contaré

  3. ostras, no sabía lo de la gripe… las embarazadas tienen que vacunarse?
    Por lo demás, me has recordado a mi. Yo también engordé 7kg en la recta final (en total 13) porque retenía muchísimos líquidos… Ánimo, llévalo lo mejor que puedas…

    • Pues es que no quiero, por ejemplo no me habría librado del catarro que tengo ahora… Así que para qué.

      Yo a ver, creo que tampoco debo dejar de comer. Hacer más ejercicio me vendría bien, sobre todo ahora que estoy de vacaciones… Si el catarro se va, porque cada día va a peor.

Deja un comentario

9 + 5 =