#TetaVSHambre con #AccionContraElHambre

Cuando leí la campaña que estaba preparando Madresfera con Acción Contra el Hambre me entraron unas ganas tremendas de participar, pero no me veía capaz de ser capitana de nada. No por nada, simplemente no me veo capaz. Es una iniciativa en la que sabía que tenía ganas de participar, pero no de liderar. Al cabo de una semana entró en mi la posibilidad. Y entonces me planteé que quizás el grupo sería de los que luchan a muerte y se pisotean entre sí para hacer las cosas. Pero dentro de mi pesimismo natural siempre habrá una positiva para intentarlo.

¡Por suerte me equivocaba! En el grupo que hacemos ninguna está por esa competencia de ganar ni sin ganas de participar para que se lo den todo hecho. Todas en general tenemos muy buenas ideas, cada una en lo suyo. ¡¡Os estamos preparando un montón de sorpresas!! Pero queremos hacerlo bien, por eso vamos con cuentagotas.

Lo que sí es importante es que seáis conscientes en qué consiste la campaña, aunque creo que lo ha explicado de forma magnífica nuestra capitana Aventura Mi Embarazo en este post. Aún así, os resumo o refresco:

Vivimos en una era llamada “Información” por la que todos, o casi todos, tenemos el privilegio de acceder a todo tipo de datos en cuanto se nos saltan las dudas a la cabeza. Y si no, te lo ponen en bandeja con las TL de Twitter, el Muro de Facebook, etc. Las Redes Sociales junto a los buscadores gratuitos nos lo dan todo. Por esta misma razón, cuando nos planteamos ser madres (unas antes del embarazo, otras en el embarazo y alguna incluso después de parir) necesitamos mucha cantidad de información. Entre ella, la Lactancia Materna.

Te encuentras de todo, es verdad. Pero somos seres humanos con criterio propio que puede dilucidar por sí mismo lo que es cierto de lo que no lo es. Se llama instinto. Pero nos lo han atrofiado, ya no somos capaces de hacer nada sin recibir una clara indicación para ello.

No sólo pasa en España, también pasa en otros países. En este caso vamos a hablar de Sehal. Un lugar, como otros muchos, asolados por el hambre, la sequía y la guerra. Un lugar donde sin la ayuda humanitaria de ONGs como Acción contra él Hambre no tendrían futuro en el que sobrevivir. En esos lugares el instinto también se ha atrofiado y la lactancia materna no es tan habitual como debería.

¿Quieres ayudar para acabar con esta situación y conseguir que la tasa de mortalidad infantil por hambre se reduzca e, incluso, desaparezca? Pincha aquí y ayúdales con la donación que consideres. No es mensual, no es anual, es puntual.

¿Qué consigues tú a cambio? Pues la verdad, antes que nada, la satisfacción de colaborar en una buena causa. Pero también, ¿sabías que en la declaración del año siguiente se desgrava el 75% de lo donado? Es decir, en realidad sólo pagarías, al final, el 25% de lo que vayas a donar. También, una participación en nuestra rifa. Os lo cuenta todo Aventura de mi Embarazo en el post.

Deja un comentario

4 + Trece =