Semana a semana XXIV

¿De Cuánto tiempo?: 28 semanas

Tamaño de Futuro Bebé: Una berenjena… ahora es una berenjena de grande. Yo pensaba que una coliflor es más grande que una berenjena… Nada, esto ya no me convence en absoluto.

Movimientos de Futuro Bebé: Por la mañana, por la tarde, por la noche, ¡da igual! Le encanta hacerse de notar, sobre todo encajando la cabeza como si quisiera sacarla para saludar.

Compras para Futuro Bebé: Este precioso vinilo. Que como tengo gotelé hasta en el techo, hemos pensado ponerlo en un panel de manera como si fuera un cuadro y así lo podemos cambiar de sitio el día de mañana (y quedarse en mi habitación).

Género Sexual de Futuro Bebé: A ver si conseguís adivinarlo.

Peso Ganado de Futura Mamá: Creo que ha llegado el momento en el que debo ser realista y ser consciente que bajar de 80 kgs sin haber parido ya no es factible. Peso 83,0 kgs, por tanto he subido, desde el principio del embarazo (75,1 kgs) unos 7,9 kgs, prácticamente 8 kgs. Los 8 que debí coger en todo el embarazo… ¡¡¡Así que ahora a mantenerlos!!!

Somnolencia de Futura Mamá: Sin ningún problema, la verdad es que tengo más sueño y cansancio que de costumbre, pero sigo pudiendo dormir con cierta normalidad (aunque no postural).

Síntomas de Futura Mamá: La barriga sigue doliendo bastante de vez en cuanto, pero nada insoportable. Eso sí, esta semana los pies me tienen como en alerta, estoy planteándome una visita al podólogo porque me duele muchísimo el talón de vez en cuando y siento que cuando hago ejercicios circulares con los pies, algo no “encaja” adecuadamente.

Antojos de Futura Mamá: Dulce en general, pero sólo si lo veo. Si no me lo ofrecen o no lo veo, no me cuesta nada resistirme a ello.

Estado de Ánimo de Futura Mamá: Después de un comienzo de semana totalmente estresada y con trabajo sin parar, el relax total llegando casi a pasividad. Gasté demasiada energía a principios de semana y me ha costado terminarla con buen pie.

Anillos de Futura Mamá: Hace mucho que no respondo a esta pregunta, pero la verdad es que no he sentido variación al respecto. Supongo que debo agradecer la bajada de temperaturas para no tener que preocuparme, por el momento, de la retención de líquidos.

Ombligo de Futura Mamá: Cada vez más abajo, no consigo verlo ya ni aunque procure asomarme. Algo aplastadito, como si fuera una rendija pequeña.

Estrías u otras marcas de Futura Mamá: Se me había olvidado hablaros de la escamación que me ha salido en el párpado del ojo derecho. Lleva por lo menos 2 meses, pero en esta última etapa empeora mucho. Seguramente se deba al estrés del trabajo, lo estoy tratando con aceite de rosa mosqueta y noto cierta mejoría.

Mejor momento de la Semana: Cuando por fin me han asignado a la persona que me va a ayudar en el trabajo.

Cosas que echa de menos Futura Mamá: La verdad es que estoy muy a gusto, en general. Pero creo que alguna copita de Legendario con Coca-Cola sí me tomaría.

Esperando con ganas por parte de Futura Mamá: Darme de baja, cada día tengo más y más ganas de descansar.

Resumen de la Semana: Trabajo – casa, trabajo – casa y así hasta el viernes. Con Futuro Papá de TurnoNoche no había otra cosa mejor que hacer.

¿Quién se ha enterado esta semana?: Los habituales de un bar al que solíamos acudir hace un tiempo.

A Vista de Tripa:

A Vista de Tripa XXIV

7 comentarios en “Semana a semana XXIV

Deja un comentario

siete − cinco =