Semana a Semana XXIII

¿De Cuánto tiempo?: 27 semanas

Tamaño de Futuro Bebé: Ahora tiene el tamaño de una coliflor. No tengo ninguna en casa, pero me gustaría cogerlo en brazos o simularlo.

Peso de Futuro Bebé: ¡1 kg enterito! Así, sin más… todo un kilazo, mi campeón. Está en percentil 50, pero yo me siento toda orgullosa.

Latido de Futuro Bebé: Constante y vital, como debe ser.

Movimientos de Futuro Bebé: Hoy ha ido a hacer daño… Me ha dolido más de una patada.

Compras para Futuro Bebé: Como os comenté en el post de la feria: la bañera (que ha llegado de color rosa. Tendríais que imaginaros mi cara cuando me lo dice Futuro Papá. Pero me puede la pereza de ir a cambiarlo, así que se va a quedar de color rosa… Así estimulamos también su lado femenino, ¿no?) y el chupete termómetro. Ahora bien, Futuro Papá le ha comprado con mucho tino y mucho amor su primer gorro, su primeras manoplas y unos bodies.

Género Sexual de Futuro Bebé: Sigue siendo un chico.

Ecografía de Futuro Bebé: Os tengo que contar, espero encontrar un hueco mañana.

Peso Ganado de Futura Mamá: Esta mañana ha marcado la báscula 82,2 kg, por tanto he subido 7,1 kg desde el principio. Estamos consiguiendo bajar la media de nuevo.

Somnolencia de Futura Mamá: Hoy especialmente mucha, me siento muy cansada y agotada física y emocionalmente.

Síntomas de Futura Mamá: Un agotamiento anormal, hoy no es físicamente posible. Debo tener una variable baja, ya sea de azúcar, tensión o lo que fuera…

Antojos de Futura Mamá: Ninguno

Estado de Ánimo de Futura Mamá: Como ya he dicho, hoy especialmente cansada, pero ha sido la tónica de toda la semana…

Compras para Futura Mamá: Futuro Papá me ha comprado unos gamusinos, que no sabíamos lo que era.

Estrías u otras marcas de Futura Mamá: Si no recuerdo mal, os he dicho ya que tengo la línea del alba desde hace mucho tiempo, ¿verdad?

Mejor momento de la Semana: Ver a Futuro Bebé sacar la lengua y saber que no tengo anemia.

Esperando con ganas por parte de Futura Mamá: La sigiuente ecografía… un mes entero que se me va a hacer muy largo.

Resumen de la Semana: ¡¡Ha llegado el caos absoluto!! Mi jefe está de baja… y me temo que va para largo, por lo que me quedo a cargo de todo. No estoy estresada, pero a ratos las hormonas tienen unos subidones que me hacen estar a mí de bajón. Así que a matacaballo estoy con todo.

Comentarios no deseados de otra gente: Hasta ahora nadie me ha dicho lo que tengo que hacer con mi cuerpo, pero hay una marujilla en mi curro que ha decidido que debe hacerlo por los demás. Así que se ha puesto a decirme que si Futuro Papá debe darme masajes y hasta cómo dármelos, como las cremas que me tengo que echar y las que no.

A Vista de Tripa:

A Vista de Tripa XXIII

18 comentarios en “Semana a Semana XXIII

  1. Ayyy que mala madre soy! Justo hace dos días me preguntaban cuanto pesa ya la Birkiki y no supe qué decir!! Creo que en la última eco o no me lo dijeron o no presté atención, pero como estamos del mismo tiempo calculo que parecido a Futuro Bebé así que si me vuelven a preguntar diré que un kilo! 😉 y no hagas caso a la petardi esa del trabajo que se mete donde no la llaman, tú a lo tuyo que ahora además sin jefe bastante tienes que hacer!

    • Pues sí, por esta época tienen que pesar eso más o menos. A mí me dieron una eco con las mediciones que ellos hacen, en él aparece un peso aproximado, por eso lo sé, jeje. No te creas tú que yo presto atención a los gramines, me dijo un kilo y ya estaba más feliz que unas ascuas!!! Jajaja.

      Buah, era por comentarlo porque me molestó y pasó el viernes en el que lo escribí… No me cruzo mucho con ella y obviamente paso de gente que contesta a preguntas que no se han hecho.

      Lo de mi jefe… pues sí, creo que a ratitos de subidón de hormonas me dan bajones de seguridad y me siento sola y abandonada. Es que encima le ha pasado algo grave 🙁

    • Bueno, todo hay que decirlo, antes de quedarme embarazada tenía bastante sobrepeso. Aunque esté engordando poco, ya llevaba los 10 kgs incorporados con anterioridad, así que es un logro si llego bien de peso al parto. ¿Quién sabe? ¡Igual llego a mi peso ideal con el parto! Jajaja.

      Sí, ya está grandecido, empiezo a tener muchas ganas de conocerle.

    • A mí tampoco, la verdad… Pero creo que ayuda a hacerse una idea. O al menos es lo que pensaba en un principio. No voy a dejarlo ahora.

      El estrés en el trabajo es casi inevitable ahora mismo, pero bueno, se va saliendo 😉

Deja un comentario

5 × 3 =