Quiero descansar y no quiero estar sin ti

Creo que más de una madre me comprende al decir estas palabras. Recuerdo haber leído más de un post así y nunca me imagine lo que significaba.

Pero así es. Quiero descansar contigo, y de ti, hijo mío. No quiero dedicarme a mí, exactamente. Quiero que durmamos juntos una siesta y ser yo quien decida cuándo la empezamos y la terminamos. Quiero ser yo quien marque a veces el ritmo de nuestro descanso sin tener que prescindir de ti, hijo mío.

Y no me puedo quejar porque dejas dormir, al menos a todo el mundo menos a mí. Que soy, con bastante gusto, la esclava de tus deseos. Por mucho que diga, me despierto con ganas de verte, pero las ojeras pesan.

18 comentarios en “Quiero descansar y no quiero estar sin ti

  1. Mucha paciencia, es lo único que te puedo decir jejeje

    Por cierto me gustaría que vieseis mi post de hoy y que diérais vuestra opinión sobre los pañales que vosotros habéis utilizado, ya que con las valoraciones de la OCU no estoy yo muy conforme y pienso que mejor que una madre nadie lo puede valorar. Muchas gracias de antemano 🙂

  2. Claro que te entiendo! Yo creo que casi todas las madres tenemos estos sentimientos encontrados…. Querer descansar pero no querer separarte de tu hijo… Ahora por las noches lo tengo más o menos controlado, lo que me encantaría es echarme una siestecita con ellos los sábados, pero nunca coincidimos! Mucha paciencia y piensa que todo llega!

  3. He sentido exactamente lo mismo ¡¡y dos veces!! 😛 Con el tiempo a mí me surgió también otro sentimiento “raro” alegría por ver que ya son capaces de hacer determinada cosa solitos y tristeza porque ya no me necesitaban para ello. Las madres, que estamos mu locas, jajajaja

  4. Creo que así nos hemos sentido más de una vez todas las mamis, sobre todo al principio… Mucha paciencia! Y todo pasa. En unos meses el renacuajo empezará a dormir del tirón posiblemente, irá distanciando las tomas, y te irá necesitando menos… Y luego lo echarás de menos! jajaja Ánimo que lo estás haciendo fenomenal!

  5. Ayyyy qué bien te entiendo! Yo ahora no me quejo porque ya duerme casi siempre del tirón con 16 meses. Pero los inicios son duros. Mucho ánimo! Menos mal que esas caritas nos quitan todos los males (menos las ojeras jejjeje)

  6. Que recuerdos! Y que pereza me da pensar en sentirme como tú en un par de meses de nuevo!
    Pero lo vale, seguro que si!
    Te puedo decir que en unos meses se vuelven mas autonomos (ellos) y tu mas dependiente, porque una vez que ellos hacen cositas solos, pues en lugar de ponerme a hacer cosas mias, me dedicaba a mirarlo embobada.

Deja un comentario

tres + 10 =