Post a la andaluza 

Tengo ya el c*ñ* muy revenío para que nadie venga a decirme lo que tengo o no tengo que hacer con mi vida o la de los míos. 

Qué ganas tenía de soltar una burrada de esta índole. Porque yo soy esa que en lugar de decir un amable “porque me da la gana” suelto un dulce “porque me sale del c*ñ*”. Y sí, lo digo muy dulcemente, a lo natural. Y sí, de verdad que lo digo de forma muy dulce. 

Quizá por eso la gente no se mete donde no les llamo. Porque igual que te explico cómo se hace un rico pescado al horno con mayonesa, te hago entender que mi decisión es mía, si concierne a mi familia también es decisión de mi marido, y de nadie más. 

Por eso cuando me vienen con el clásico “¿para cuándo la pareja?” o el “no dejes a Bebé Fúturo crecer solo”, yo les miro directamente a los ojos y les digo un “no quiero más hijos” que me quedo más ancha que Pancha. Hasta a quien se lo digo sabe que es mentira (en este caso es sobre todo mi madre). Pero la cara de loca que debo poner les deja más traspuestos que a mí su intrusión en mi vida. 

¿Qué p*t* manía tiene la gente con controlar las vidas ajenas cuando no se controlan ni a sí mismos? Ayer me he enterado que en el trabajo se creen que estoy embarazada. De verdad que las ganas de reír me pueden, sobre todo por lo pobre que tiene que ser la vida de quienes inventan. Sí, he manifestado mis ganas de tener más hijos muy abiertamente, pero también que uso DIU. No necesito a nadie que invente sobre mí, si ya promulgo yo solita mi vida muy libremente. Para eso es mía…

Para que os hagáis a la idea de mi origen, yo no digo “la madre que te parió”, yo soy de “la madre que te echó por c*ñ*”. Sinceramente, me parece más correcto. Y es que cuando me sale la vena andaluza… Últimamente está algo dormida, pero no ha dejado de existir. No por nada me llamaban la “Candy Camionera”. 

16 comentarios en “Post a la andaluza 

    • Pues… no recuerdo si me lo contaste, ¡¡qué mal!! En principio es más fiable la que tengo puesta que la píldora… pero claro, imposible no hay nada.

      Y no sabes cuánto echo de menos esos besazos. ¡¡Qué ganas de darte un abrazo!!

  1. Qué pesada la gente… Y qué ganas de inventar o meterse en lo que no les importa. A mí jamás de los jamases se me ocurre, ni se me pasa por la cabeza, preguntar a nadie (ni amigos cercanos) sus deseos de tener/ampliar familia. Si me lo quieren contar, bien y si no, también. Lo que me importará a mí… Son cuestiones personales e íntimas.
    También he aguantado comentarios del estilo “¿para cuándo la parejita?” :/

    Por cierto, que soy andaluza y no digo esas expresiones, ni mi familia ni en mi entorno se usan expresiones de ese estilo XD Y tampoco bailo ni me gusta el flamenco jajaja XD

    Abrazo y pasa de lo que te digan.

    • Yo sí tengo curiosidad, pero siempre desde el respeto. Una cosa es: ¿Y te apetece tener más” y otra es: “¿Para cuándo la parejita?”. Son enfoques distintos y, por supuesto, todo depende de la confianza y la intimidad que haya con la otra persona, por supuesto.

      A ver, yo tampoco bailo en absoluto flamenco ni soy tan andaluza, pero a veces me sale la vena del: “Coño ya” en lugar del “Hombre ya”… y me gusta. Me gusta ese arranque de sacar todo hacia fuera de golpetazo.

  2. Con el tiempo ya se darán cuenta en el curro de que no estás embarazada, aunque igual que se inventan un embarazo, se inventan un aborto y se quedan tan panchos… Es lo que pasa cuando la gente se aburre mucho.
    A mi no me molestaba que me preguntasen si iba a tener más hijos, lo que me enfadaba eran las siguientes frases a mi respuesta, si decía que no, el consabido “mujer, no la dejes como hija única”. A ver, que yo soy hija única y no me ha dado ningún soponcio. Y si contestaba que si quería otro, rápido me decían que me diera prisita porque se me pasaba el arroz, o que mi hija ya era muy mayor que si estaba segura… Si conteste lo que conteste, te va a parecer mal, pa qué co*o preguntas.
    Hay gente que pregunta porque sabe que querías más hijos, o que no querías o simplemente por curiosidad, y una vez contestados, aceptan la información y se guardan su opinión. Estos no me molestan, pero el primer tipo… GRRR
    Ahora entre mi edad y que tengo dos, niño y niña (que debe ser el estandar “ideal”) ya no me preguntan eso. Ahora les da por: ¿tienen celos? ¿cual es más estudioso/tranquilo/nervioso/dormilón…?, que pena que el pequeño sea niño es mejor que sea el mayor, que pena que no sean dos niñas para poder aprovechar todo, que…. bla bla bla. En fin, que toca narices hay siempre, tengas la vida que tengas.

    • Es que es eso, una cosa es interés… del de verdad, del que te confiere la intimidad y la confianza con la persona. Y otra es el metomentodo porque me da la gana y nadie me ha preguntado.
      Y sí, ya se darán cuenta que, por suerte o desgracia, mi bombo (todavía) no está relleno. 😉

  3. Oleee, pues claro, la gente se mete en todo!!! Yo también soy de decir “porque me sale del c*ñ*” jejejejeje aunque soy demasiado pacifica y poco respondona pero también las suelto, tu vida es tuya y tu decides di que si, aveces vale mas que saques esa vena que la gente es muy cansina!!!

  4. Jajajaja mira cuando tengas dos entonces te dirán lo de: ahora ya no tendrás más no? Sobre todo si tienes la parejita…. que digo yo, y si quiero tener 4, qué más les dará…. pero en fin la cuestión es decir algo que se ve que callados no se puede estar….

  5. La gente por meterse en la vida ajena es capaz de decir cualquier cosa, con el primero que para cuando el segundo, con el segundo que si te plantas ahí, y yo que quiero ir a por el tercero ya te contaré lo que me dice todo el mundo incluida la familia, por dios que viva cada uno su vida y ya está. Y que viva tu vena andaluza!!!!!!

Deja un comentario

cuatro × 3 =