Pequeño Gran Desahogo

Este post no debería ir aquí… He pensado en escribirlo en muchos sitios, pero la verdad es que me tiene totalmente bloqueada con este blog. Pensé que jamás escribiría algo así, pero ha llegado el día.

Es un post en el que voy a criticar a alguien, a alguien muy cercano que espero que jamás lo lea, pero no es imposible. Necesito decirlo porque llevo dos semanas sin pasar por aquí por ello, entre otras cosas. Cada vez me veo más cuesta abajo y no me lo quiero permitir.

Mi padre me ha llamado gorda…

Y no tendría mayor efecto si no fuera la gotita que colma el vaso… y no precisamente un vaso de chupito. Podría seguir hablando y despotricando sobre la vida con mis padres, pero lo voy a dejar ahí. No tengo intención de estropear su reputación, sólo quiero sacar el tapón que no me deja seguir escribiendo con la mente libre.

Y es que me chocó mucho. No era la primera vez que me lo decía, pero lo dijo de una manera tan convencida de tener la razón, porque estaba convencido de que lo decía por mi bien. Su intención al llamarme gorda es ayudarme…

Me siento tan mal desde entonces que no hago más que evocar los recuerdos de mi infancia con mi padre. Tengo que indagar mucho para encontrar alguno en el que mi autoestima se vea favorecido. Entre la superprotección de mi madre y la dejadez de mi padre… Ufff, no tengo recuerdo bueno ahora mismo.

Siempre he creído que los quería, al menos me he convencido de ello profundamente. He querido imaginarme tantas veces mi vida sin ellos que he conseguido incluso convencerme de que los quería. Pero mucho me temo que no es así.

En fin, mejor lo dejo aquí antes de desenterrar más mierda…

Me lo voy a tomar como un aprendizaje intenso y perpetuo de qué no debo hacer con Bebé Fúturo.

43 comentarios en “Pequeño Gran Desahogo

  1. Yo soy de las que piensan que los papeles familiares (padre, madre, abuel@,…) no vienen con el cariño o el amor implícito, hay que ganárselo!
    La relación con mi madre es amor/odio siempre ha estado muy volcada con mi hermano, ahora el se ha ido a México a vivir y yo me he hecho independiente… Entonces recuperar una relación ahora es complicado, yo he visto cosas que no le gustan de ella, otras que admiro y se que la quiero, pero no ese amor incondicional, ese lo tengo con mi hija, y lo bueno, es que he aprendido a como NO ser en algunos aspectos de la vida gracias a mi madre.
    De mi padre no hablo porque desde que se divorciaron, desapareció de mi vida gradualmente… Así que, que veas… En todas casas cuecen habas!! ☺️

    • Simplemente no pensaba que este tipo de post debiera ser escrito en este blog… Pero tras pensarlo mucho he preferido desahogar lo a abandonar el blog. Tu experiencia me ayuda a superar la mía, eso no me lo esperaba. Muchas gracias por compartirlo conmigo.

  2. Soltarlo a veces es lo más difícil, y muchas veces es como si te quitaras una losa de encima. Que las cosas se hagan con buena intención no implica que sean correctas o que podamos hacer daño al que las escucha simplemente porque lo “hacemos por su bien”. Ánimo y un superabrazo

    • Es que sentía que dejaba de levantar la cabeza por la mañana pensando que ya no iba a ser la misma (en el mal sentido). Recordar que nunca me ha apoyado… Muchas cosas que solo me hundía.

  3. Pufff, mis padres también me han hecho mucho daño, y he visto y vivido cosas que me han servido para aprender qué es lo que NO debo hacer con mi peque… Es muy duro que tu propio padre en lugar de favorecer tu confianza, te la hunda aún más. Mi madre es una experta en ese tema, pero aunque me duele, me lo tomo de quien viene ya, y por supuesto no me callo, y le digo que si no va a aportar o decir nada positivo, que se calle la boca. Punto. Me tiene tan cansada a veces que es lo más diplomático que me sale por la boca en esos momentos…

  4. Hablas de dejadez… Pues mira, entonces todo lo que tienes entonces es por ti, tuyo. Te lo has ganado a pulso y deberías estar orgullosa. Has formado una familia y con experiencias como esa como bien dices aprendes qué debes y que no debes hacer con tu peque. No hay mal que por bien no venga. Ánimo

  5. Bueno, supongo a todas nos pasan cosas similares y cuando somos madres tenemos muy claro que cosas de nuestra infancia inculcadas por nuestros padres no repetiriamos. Son nuestro modelo a seguir y todas esas suposiciones… pero no por eso hay que tomarlo como que ha sido la forma perfecta de educarnos

  6. Tranquila. A palabras necias oídos sordos, ese “ayuda” nunca la entendido. Si te sirve de consuelo mi madre es “mejor” q tu padre me ha hecho ya tantas… pero tantas q hoy en día la ignoro por completo. Le deseo q todo le vaya bien en la vida… pero fuera de la mía, eso sí, no pongo ningún impedimento a q llame o vea a Bombón, aunq de poco sirve ya q pasa de ella totalmente, eso sí cuando inevitablemente mos tenemos q ver (en los cumpleaños) se marca el.papelón de súper abuela q no veas y a mí eso me.repatea el.hígado. También he tenido ganas de hablar de ella en alguna ocasión pero no me atrevo, me da.miedo dar demasiada rienda suelta . En fin, pasa de todo tu familia ahora sois tú Papá Futuro y Bebé Futuro, no dejes q lo demás te afecta y lo q no te haga bien… borrón y cuenta nueva. Feliz día! Muack!

    • No te creas que me quejo de vicio, jajaja. Ya te digo que ha sido la gota que ha colmado el vaso. Y ya sabes que justo después de un parto estamos muy sensibles y he aguantado hasta ahora… Ya tenía decidido que pasaba y eso, ya te digo que nunca me ha tratado de forma equilibrada. Pero cuando ya estaba afectando a mis publicaciones, he tenido que sacarlo.

      La verdad es que siempre me he sentido con suerte al vivir a 600 kms…

      Muchas gracias por comentar

  7. Nena el blog es tuyo, es para que cuentes tus cosas, te desahoges así que no problemo, escribe lo que necesites que para eso es tuyo jeje En cuanto al tema principal…si, hay padres y madres. Es curioso porque el mio siempre me dice lo mio. Lo veo de casualidad por la calle despues de meses sin saber de el y lo primero que me dice es lo gorda que estoy o lo fea o cosas así. Aunque a su manera me quiere siempre me a chafado, bajado la autoestima y echo sentir una M…. pero sabes? paso. El está en mi vida porque es mi padre y en mi caso a pesar de todo lo quiero pero he llegado a un punto en el que me la repampinfla porque quien ha de sentirse bien consigo misma soy yo. Si, estoy gorda y soy fea como un orco pero paso de vivir con dietas continuas y tengo a mi pareja desde hace 13 años para la que soy la mas guapa. Así que…tu ahora tienes a tu nene y para el vas a ser la mas mejor ^^

    Muchos besos, animos y como ya te han dicho, a palabras necias oidos sordos, provengan de quien provengan.

    • Estoy de acuerdo contigo, pero había decidido no poner este tipo de entrada. No formaba parte del objetivo del blog y aunque el blog sea mío, va en contra de mi propio principio. Pero si no lo ponía, acabaría por abandonarlo y eso lo quiero menos todavía.

      Te entiendo perfectamente. Si lo he escrito ha sido porque estoy más que harta de tener que defender un amor inexistente. Simplemente he decidido que me dedicaré a mí, pero no de ahora, es algo que ya tenía decidido de antes. Muchas gracias por tu comentario

  8. Desahogarse es muy bueno, necesitabas decirlo y lo has hecho, ahora a mirar hacia delante.
    Yo también he visto y escuchado muchas cosas de mis padres que quizá en su momento no ví, pero ahora que soy madre y analizando mi infancia si que las veo, y me alegro de verlo, porque sé lo que no quiero hacer ni decir a mis hijos.
    Besos y ánimo

    • Yo me daba cuenta in situ… De siempre he sabido que necesitaba un psicólogo para entender el mundo, pero curiosamente nunca lo tuve y me obligué a ser mi propia psicóloga. Creo que en parte es de lo mejor que he hecho 🙂 Ahora a seguir construyendo la vida que deseo 😀

  9. Las relaciones con nuestros padres…que complicadas, mas cuando nosotros nos hacemos padres y vemos que no haríamos nunca lo que ellos hacen.
    Yo soy de la idea de que a los padres hay que educarlos, así como ellos nos han “educado”. Que voy a tu casa y te metes conmigo, pues no voy mas. Cuando preguntes que porqué no voy, te lo digo clarito, clarito. Y ten en cuenta que hoy se meterán contigo y mañana con el bebé, entonces hay cosas que hay que cortar por lo sano.
    Que son tus padres, pero no se ganaron el derecho a decir cualquier cosa, en eso estan muy equivocados.
    Y respecto al blog, es lo bueno que tienen los blogs, que van mutando y se van convirtiendo en lo que tú necesites en cada momento. A mi me parece muy bien 🙂

    • La verdad es que en parte tengo la suerte de que nos separan 650 kms y eso de que vengan a mi casa debe ser planeado (aunque por la última visita que hicieron prefiero que no vengan jamás). Sé cómo serían con Bebé Fúturo si lo tuvieran cerca y les digo muy claramente porqué no quiero estarlo… Por un oído les entra y por otro les sale, pero que no sea porque no lo intento.
      Yo espero no tener que escribir más posts así, sino posts más constructivos 🙂 Pero para construir hay que destruir lo que nos hace mal 😉

  10. Vaya, mucho ánimo, imagino que como bien dices lo sacas como una enseñanza para el futuro, pero aunque él quiera ayudarte al decirtelo claro, creo que hay otras maneras. No sé…

    • No se trata sólo de otra manera de decirlo, sino que si el mensaje ya llegó en la tercera ocasión (que obviamente llegó antes, pero fue cuando lo confirmé abiertamente), decirlo hasta el infinito (quizás esta ocasión haya sido la décima o vigésima), no hace falta, cansa, agota, harta a cualquiera… Y me sentí francamente hundida 🙁

      Muchas gracias por tu comentario, los tuyos consiguen siempre sentirme mejor 😀

  11. awwwwwww sabes me siento igual, mi madre vino a verme y a cuidarme despues del parto, y no paraba de decirme cuan gorda estaba, y hasta lo mucho que me habia crecido la nariz, y lo peor de todo es que yo crei que lo estaba haciendo genial, ahora me veo gorda y con una nariz del tamano de una papa. El impacto que tienen los padres sobre nosotros es impresionante, incluso cuando somos adultos.

    • Bueno, la verdad es que conseguí bloquearlo hasta que ya me lo dijo por décima vez… Sé que no lo hace queriendo, pero ufffff… Son taaaantos detalles de tantos años que una gotita tan pequeña hizo muchísima mella.
      Lo de tu madre no tiene nombre, no es la única que conozco, pero, por mucho tópico que suene esto, ¡no te dejes avasallar! Eres una buena madre y en la foto pequeña que veo, ¡eres preciosa! Y en ese aspecto no debería importar otra opinión que no sea la del padre de tu hijo.

Deja un comentario

20 − 8 =