¿Náuseas?

Uno de mis mayores temores cuando me quedara embarazada eran las náuseas. Ya dije en algún post que no me gusta comer… no encuentro el placer en ingerir alimentos, lo hago porque lo necesito, pero hasta los 22 años no he tenido la sensación de hambre nunca. Todavía se percibe la desesperación de mi madre cuando cuenta cómo me ataba a la silla y me tenía dos y hasta tres horas en la mesa sin televisión ni juguetes para que me comiera un plato y yo seguía teniendo la voluntad más fuerte. Es más, recuerdo perfectamente cuánto lloraba cuando me hacía ingerir cápsulas para tener hambre… Lo reconozco, darme de comer era una pesadilla.

Cuando descubrí el hambre se me abrió el apetito… De repente todo era comestible, tuviera el sabor que tuviera (menos la fruta), pero no me negaba a probar lo más absurdo del mundo. Recuerdo un día que un compañero vino a traerme algo que le regalaron: lenguas de pato. Era una bolsita como de chuches cerradas herméticamente que tenía dentro 3 o 4 lenguas de pato que se vendían en tierras orientales, me los ofreció… Y me los comí. Por cierto, saben a choped.

Y no sé porqué, pero Futuro Papá afirma que tengo un estómago a prueba de bombas. Una vez fuimos a uno de nuestros restaurantes favoritos con unos amigos, comimos lo mismo… y al día siguiente tuvieron todos gastroenteritis, menos yo. Me ha visto comer cosas que a nadie le sentaría bien y revolvería el estómago de cualquiera… y ahí estaba yo, sin inmutarme lo más mínimo. La apertura de mi apetito ha sido épica desde entonces…

Y hasta ahora.

Yo me esperaba tener esas náuseas en las que te pasas el día disimulando que vas corriendo al servicio para deshacerte de lo que has ingerido últimamente. O al menos rechazando todos los olores habidos y por haber… también corriendo al cuarto de baño. Me esperaba esas náuseas en las que rechazas comidas en concreto porque pensar en ellas se te revuelve el estómago…

Como cuando tenía ganas de patatas fritas y pensar en ellas se me quitaban las ganas de comer.

Has leído bien: se me quitan las ganas de comer, pero en ningún momento se me revuelve el estómago. Hoy de camino al trabajo me vino a la mente lo parecida que es mi sensación como cuando mi madre me obligaba a comer… No es que tuviera náuseas en su término conocido por lo que se suceden las arcadas o te planteas ir al baño. Si no que es como cuando se me cierra el estómago. Llega la hora de la comida y siempre hay algo mejor que hacer, no la echo de menos en absoluto y de ninguna manera.

Claro que ahora no soy la niña pequeña dependiente… Ahora hay un ser que depende de la comida que ingiero. Y sin abusar, procuro tenerle bien alimentado. ¡Hasta como fruta! No os imagináis la fuerza de voluntad que hay que tener para ello. Futuro Papá se sienta a mirarme cuando como fruta porque dice que es todo un espectáculo…

40 comentarios en “¿Náuseas?

  1. Me he visto completamente reflejada en tu descripcion de cuando eras pequeña. Una de mis tias aun sigue diciendome que soy la unica niña que ella ha conocido que hacia bola hasta con el yogur jajaja. Lo de las nauseas tambien me da mucho miedo, porque para mi es una de las peores sensaciones del mundo, no suelo ponerme mala del estomago pero las pocas veces que me pasa lo paso fatal, prefiero una gripe con su fiebre y todo, de verdad… en fin, tendremos que pasar por lo que nos toque, que le vamos a hacer… mucho animo con la fruta! Jajaja

    Un besito!

    • Si tienes el estómago fuerte puede que te pase como a mí… que no tienes. En fin, ya contaré qué pasa más adelante porque yo todavía estoy desconcertada con el tema. Igual no tengo náuseas nunca jamás. Pero también creo que igual es un poco pronto para saberlo 😉

  2. Qué bien lo de la fruta, eres una campeona! Y no soy nada de fruta, pero ahora no paro de comer fruta a todas horas porque me apetece! Increíble! He pasado de gastar 5 euros en fruta y verdura a 25 por semana! Y créeme que aquí con 25 compras un carro lleno hasta los topes! Yo tampoco tuve náuseas, sólo vomité un día pero creo que fue por nervios (el día de la eco 12). Ánimo que vas muy bien!

    • El espectáculo es por la cara de asco y las ganas de vomitar que se me notan, como en las películas mudas, jajajaja. Las odio a muerte máxima… A ver si me pasa a mí lo mismo con la futa porque de verdad que me puede completamente.

  3. Que mal debió pasarlo tu madre cuando eras pequeña y no comias! Yo en el embarazo si pasaba más de 2 o 3 horas sin comer algo se me revolvía el estómago, pero en cuanto comía lo que fuera se me pasaba y vomité pocas veces. A mi también me dio por la fruta, podía pasarme el día entero comiendo fruta, nunca tenía suficiente jeje… Un beso!!

    • Soy el espectáculo comiendo fruta porque parece que la voy a vomitar en cualquier momento, pongo una cara de asco propia de cualquier película muda, jajajaja. Se nota todo el disgusto que tengo al comerla, jajajaja.
      Mi madre lo pasó fatal, hacía cosas muy raras, jajajaja. Yo es que ahora sólo es falta de apetito lo que tengo, pero no tengo problemas con comer en sí.

  4. Qué bien, fruta! El embarazo nos hará… ¡sanas! A mi la fruta me gusta cada vez más, sobre todo desde que no como carne. Ahora me ha dado por batidos de fruta y verdura… hay gente que pone cara de asco, pero a mi me parecen deliciosos!

    • Yo me llevo fatal con la fruta y si me quitan la carne, me quitan la vida. Yo soy carnívora y sería incapaz de vivir sin ella. Ya he congelado el jamón que me voy a comer mañana porque no sabría vivir sin él…

      • Yo tampoco, me la enseñó matronaonline y luego lo he visto en un manual de mi ginecóloga. Congelarla durante 24 horas a -20ºC mata la toxoplasmosis, por lo que ya, una vez descongelado y a temperatura ambiente, se puede comer sin problemas. Y como en mi carnicería te la envasan al vacío…

        Yo es que soy de comerme la carne en su salsa de sangre, sería incapaz de vivir sin ella.

  5. Uy como m recuerdas a mi… Hasta los 8 años no comía NADA.. Después lo que tu dices comía porq había que comer y a partir de los 23/24… Me lance a la comida y subí y pocos meses de los 45 q pesaba a 53… (Q falta me hacia la verdad)… Y en lo que al embarazo se refiere… Los tres primeros meses se me quitó el hambre luego volvió… Luego tuve un par de semanas (el momento equis) en que vomitaba todo pero…. No debía de ser el embarazo sino los nervios… Y ahora como normal
    Náuseas ninguna… Sólo un día que papa garbancil estaba comiendo un yoghourt de coco y tuve que irme… Me dio muchísimo asco el olor….

    • Pues de momento me estoy librando y voy a quedarme con esa parte, jajaja. Si esto vuelve a cambiar, pues os volveré a escribir al respecto, pero la verdad es que ahora mismo simplemente no tengo nada de ganas de comer…

      Y anda que de pequeñas, las que somo así, no lo pasamos mal…

      • Futuro Papá era completamente distinto… devoraba todo lo que se le ponía por delante. Espero que salga algo intermedio, jajajajaja. También es verdad que mi madre fue muy bestia alimentándome de pequeña.. no conocía la introducción paulatina de alimentos, jeje.

  6. En mis dos embarazos he tenido muchas nauseas. Yo soy de las que disfruto comiendo y más si es algo que me gusta, en eso no e puedo decir nada por que si me salto una comida me muero, jejejeje!!
    Besitos

  7. Yo tampoco tuve nunca nausea pero tenia un algo en el estomago que me daba todo asco! Pase a odiar mis alimentos favoritos! Y cosa curiosa lo que mas me apetecia siempre era fruta! Sera porque la piccola lo necesitaba? Creo que si… 🙂

    • Uy, la fruta no me entra de ninguna de las maneras, al menos no me apetece… La tengo que comer y me obligo a ello, pero si fuera por mí o Futuro Bebé, jamás. Creo que ha salido a mí, carníiiiivoro.

  8. Yo tuve pocas náuseas, solo a causa de hipoglucemia: se me pasaban comiendo algo, en cuanto establecí la rutina de comer cada 3 horas se me pasaron. Hubo alguna comida que me daba asco y antes me gustaba (sardinas, frutos secos), pero ya se me pasó. Pero hay algo con lo que no me atrevo: el zumo de naranja. Alguna vez me ha apetecido, pero siempre que lo he tomado (5 o 6 veces) se me ha revuelto el estómago. La única vez que vomité fue media hora después de un zumo de naranja.

    • Pues vaya, espero no tener nada de eso, pero vamos… Estoy ahora mismo muy contenta sin síntoma alguno. Ojalá fuera así todo el embarazo. También es verdad que Futuro Papá me previene y me dice ejercitar las lumbares y tal. A ver si consigo no sufrir casi nada 😛

  9. Yo con la petite estuve nauseabunda hasta casi el momento de dar a luz. Pero no lo recuerdo como algo malo, vamos, no llegué a vomitar como me pasó con l’aînée. Y las ganas de comer creo que siempre han sido las mismas.
    Haces bien en cuidarte, y comer por futuro bebé 😉

    • Al menos lo intento, aunque debo reconocer que me cuesta bastante. La fruta no consigo tragarla de ninguna de las maneras. Yo espero que esto siga así, sin náuseas reales, sino como un intento de ellas sin llegar a nada 😉

  10. Yo de pequeña era mal comedora. Y de lo que me gusta puedo comer platos y platos. Durante el embarazo tb me tuve que cuidar… dieta!! porque al estar en reposo sino me podía poner enorme. Nunca había comido tan regular las 5 comidas diarias, a la plancha, sin fritos… merece la pena el esfuerzo!! yo solo tuve un poco de mal cuerpo al principio, que el cuerpo me pedía más comida y al no almorzar por ejemplo me encontraba fatal!

    • Yo con la rodilla me pasó lo mismo, como estaba quieta todo el rato, cuidé la comida y hasta conseguí adelagazar, pero debo reconocer que en el fondo sobre todo perdí masa muscular y aún me está costando recuperarlo 🙁

  11. Yo de pequeña comía bien, en la adolescencia me estropeé y as´sigo. Durante el embarazo comí fatal (espero que no le salga ninguna tara a la bichilla por mi culpa, pero no estaba yo para cambiar de alimentación en esos momentos). Eso sí, de las náuseas, vómitos y demás estrobos me libré desde el primer día. No te obsesiones con la comida, porque tampoco es cuestión de que te pases estos meses sufriendo y agobiada por llevar una dieta extra sana.

    • No, pero por lo menos una pieza al día o cada dos días sí quiero… Por lo menos. También porque estoy recién operada y el sobrepeso que acarrea un embarazo no estoy segura de que la pueda soportar mi rodilla y no puedo andar dándole cargas innecesarias si no está bien controlado. Y es que si m e miras bien, todavía cojeo. Es el pánico que tiene sobre todo Futuro Papá, que me quede maltrecha para lo que me queda de vida y Futuro Bebé será un terremoto sobre quien poner cuidado… 😉

  12. Qué suerte hija mía, no solo en el embarazo, si no en general, no tener hambre! Para mi es un gran placer y así se me ve el trasero! jejejeje. Me alegro de que vayas sin nauseas, es importante, y m e ha hecho mucha gracia lo de que da gusto verte comer fruta.

  13. Qué suerteeee!!! por cierto, si te aparecen… jengibre. Lo venden en polvo, infusiones, cápsulas… y alivia bastante! y si aparecen nada más levantarte, deja la noche anterior algo sólido y muy seco (una galleta, un biscote de pan tostado) en la mesilla, cuando te despiertes cómetelo sin levantarte y, después, levántate. Ayuda un montón!

  14. A mi me paso lo mismo al principio del embarazo! luego en la semana 16 o así, ya me empezó a apetecer todo mas que antes xD era como tener siempre la regla, con ganas de comer solo porquerías! Al final engorde bastante por no cuidarme y hoy casi un año después de dar a luz, sigo con 6kg mas… 🙁 En el próximo me cuido mas!!

Deja un comentario

11 − 6 =