La Rutina de cepillarse los dientes de Bebé Fúturo

Hace mucho tiempo, cuando no me afectaba en absoluto, leí diferentes posts sobre cómo otras madres iniciaron la rutina de cepillarse los dientes de sus churumbeles. Una cosa me quedó muy clara: cuanto antes, mejor. Por ahorrarnos las arcadas y las peleas por conseguir que, por lo menos, se lo meta en la boca.

Así que a los seis meses empezamos a instaurar la rutina del cepillado de dientes. Poco a poco, por las noches, después del baño y antes de leer un cuento, cogía el cepillo de dientes de dedo (ése que se pone en el dedo de un adulto y es quien dirige el cotarro en la boca del bebé).

En el mercado hay muchísimos tipos, pero me decidí por ése porque tenía cerdas. No como los cepillos normales, pero sí se parecía. Eso nos ahorraría alguna que otra arcada, estoy segura.

La verdad es que no lo hemos hecho todos los días, pero sí mínimo una vez a la semana. Y la verdad es que al principio jugaba más con las cerdas a tocarlas que a dejar que entraran a la boca. Poco a poco se acostumbró a que entraran e incluso acabó metiendo él el cepillo.

Llegó un momento que jugaba con el cepillo en lugar de meterlo en la boca y cuando yo lo metía con el dedo… ¡¡¡Menudos mordiscos!!!

Ahí fue cuando decidimos comprar un cepillo de dientes normal para bebés. Con un tope para que no se lo metiera entero en la boca.

Cual fue mi sorpresa cuando desde el primer día se lo mete en la boca, se lo pasea por todos los dientes, por las encias del fondo y se pasa así diez minutos.

Nunca nos ha visto cepillarnos los dientes a los padres, porque lo hacemos antes de acostarnos por si picoteamos algo después de dormirse Bebé Fúturo. Pero es una rutina que le gusta y que aprendió desde pequeño. Nos ha ayudado mucho también con la dentición activa.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

3 replies on “La Rutina de cepillarse los dientes de Bebé Fúturo”

  1. MamiDuditis dice:

    Ayyyyy yo voy súper tarde con este tema… Tiene dos dientes y no se los hemos cepillado nunca! Tengo que ponerme ya, a ver cuantos “bocaos” me llevo!

  2. YO le dí a UNMF un cepillo a modo de mordedor incluso antes de tener dientes jejejeje y desde entonces casi todas las noches se los lava y digo casi, porque ahora con la edad del pavo hay noches que es iomposible o se los tengo que lavar yo…tu te crees!? ainsssss

  3. Yo me he llevado unos cuantos bocados a cuenta del cepillo-dedal (o como leches se llame). Ahora que utilizamos un cepillo más parecido al de los adultos, me falta que no se lo meta hasta la campanilla 😄

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =