La Fruta y Yo

No miento si digo que hasta los 22 años no habré comido más de 4 piezas de fruta en mi vida. Para mis padres supuso una pesadilla completa, porque no había manera de que las comiera. Por mucho que intentaran camuflarlas o con todos sus intentos por obligarme en público. Por mucho que yo quisiera y supiera lo buena que es para el cuerpo, no podía.

Al principio las vomitaba, directamente. Cuando me daban postre de fruta cuando era un bebé, echaba para atrás la fruta que comiera y todo lo que hubiera comido anteriormente que todavía conservaba en el estómago. Luego pasé a tener unas arcadas horribles. Al primer bocado, me veías llorando y con esos intentos por vomitar. Después no lo volví a intentar hasta los 22 años, con diferentes frutas.

Al tiempo, lo que me hacía tener arcadas era la textura de la fruta. Esa mezcla de sólido y líquido me sentaba muy mal. Así que el plátano empezó siendo la única fruta que podía comer… hasta que el potasio me daba dolor de tripa agudo.

Lo mío con la fruta no tenía remedio…

Hasta que un día un compañero de piso me comentó que él compraba potitos en el súper y así, al menos, comía fruta. Empecé a hacerlo, pero la verdad es que me parecían un poco caros. ¿Os podéis creer que jamás se me ocurrió que podía hacerme mis propios potitos?

Hasta que el otro día, con un comentario de matronaonline, me vino la luz. Ella me comentó (bueno, responodió a un comentario mío) que se hacía un zumo para desayunar con las cinco piezas de frutas que recomendaba la OMS al día. Así que lo hablé con Futuro Papá y pensamos que hacernos los potitos en casa para desayunar era una idea estupenda.

El domingo montamos una en la cocina que no os quiero ni contar. Porque entre semana el tiempo apremia y no podíamos dedicarnos a hacer un potito cada día, pero reservar un espacio de tiempo para hacerlo, ¿por qué no? Antes hacíamos tomate frito casero, ¡nos encanta todo lo casero! Pero no nos compensaba económicamente, aunque estuviera mucho más bueno. Así que hacer potitos va a ser nuestra nueva afición para los findes. Y como conservarlos en botes cerrados en el frigorífico conserva mejor las vitaminas, pues hacemos una tanda completa para toda la semana.

Todavía estamos a la búsqueda de la receta definitiva, sobre todo en cuanto a la cantidad de fruta necesaria. Hemos hecho para todo la semana de lunes a viernes. Ayer y hoy he tenido mi primera experiencia y puedo decir… ¡¡¡que me convence totalmente!!! Me encanta, porque está rico y no me molesta la textura. Por fin he encontrado una manera de comer fruta mucho más a menudo. Me preocupaba mucho este tema, pero por más que intentaba beber zumos, se ponían malos antes de acabar el brick. Ahora mato dos pájaros de un tiro: desayuno y como fruta.

Que también el tema desayuno me cuesta. Porque no me gusta comer la misma marca de galletas, o el mismo tipo de desayuno durante más de dos semanas. Esto suponía obviamente un problema, porque me aburría de desayunar y al final nunca lo hacía. Como el tema de los potitos cada vez es unas frutas diferentes, según la temporada, ¡aburrirse es mucho más difícil!

18 comentarios en “La Fruta y Yo

  1. Buena idea lo de los potitos! Yo ahora no como tanta fruta, ya conté en mi blog que mi mayor antojo en el embarazo fue fruta, comía en cantidades industriales… toda me parecía poca jaja.
    Un beso!

    • Yo es que no es que no sea de fruta, es que en mi dieta no existe ni ápice de su existencia nunca jamás… El año que más fruta he comido (el año pasado) en total habré comido 10 piezas de frutas en los 365 días del año…. Pero si las intenciones son tener a otro ser vivo dentro de mí, eso no me lo puedo permitir.

  2. Oye, a mí nunca se me habría ocurrido lo de los potitos. De todas formas, yo estoy en el lugar opuesto, me gusta la fruta y los potitos me dan repelús. Si me mandas comerme uno pues me lo como, pero como gustar, gustar, no me entusiasman.

    • A mí, por una confluencia de viviencicas, como has podido apreciar. Yo es que la aborrezco en general, menos en potitos, jajaja. Y a mí me puedes mandar a comer una pieza de fruta que si no es de las 4 que me gustan, no me las como en absoluto, jajaja.

  3. Peeeeero cómo me alegro de que te haya gustado la idea!!!! yo siempre he comido fruta, pero desde que hago eso, como mucha más! Eso sí, con las cantidades me pasa como a tí, aún no me apaño y muy a menudo hago de más. Lo que sí procuro es que lleven mayoría de naranja, melón, sandía o pera de agua, para que quede más líquido y no haga falta usar cuchara, así se hace menos pesado. A mi hay muchas frutas que no me gustan nada solas (la naranja por ejemplo, la huelo y hasta me dan arcadas), pero así todo mezclado… está riquísimo!!!! 😀

    • A mí no me importa usar cuchara, la verdad. Y es que con el zumo tampoco me apaño. Me agobio con tanta frescura, jajajaja. Creo que el potito ha sido la mejor invención y encontrármelo de nuevo ha sido lo mejor que le podría pasar a Futuro Bebé (que sé que debería comer fruta por mí misma, pero… sinceramente… es que no xD). Ya encontraremos las cantidades de fruta correcta y espero pronto encontrar una combinación satisfactoria para mí también 😀

      • jajajaja yo por mí misma también comía poca fruta. Fíjate, que a mis 29 años descubrí mi alergia al melocotón… en la vida había comido uno (porque no me gusta nada el olor), pero como en estos mixes míos hay sitio para cualquier fruta, lo eché. Bien bueno oye! eso sí, como si acabara de besar una ortiga!

        • Jajajajaja, pues a ver si descubro yo alguna alergia a alguna de las frutas ahora a esta edad también, jajaja. Pero me encanta que me hayas dado la idea, creo que por fin he encontrado mi manera de comerla porque antes sólo se quedadba en deseo.

  4. Pues muy bien hecho! Ya verás como enseguida lo notas en la piel y en todo. Yo tampoco soy mucho de fruta y ya hace años que me hago un zumo todas las mañanas. Hoy, por ejemplo, de naranja, pera y fresa. Buenísimo! Y ya con eso y poco más que coma durante el día, tengo el cupo hecho 🙂 Yo desde que lo hago me siento mucho mejor y ahora noto que en cuanto me tomo el zumo Celia también empieza a moverse, creo que le gusta 🙂

    • La verdad es que en general no me he sentido mal con la piel, estoy muy orgullosa de ella porque es muy suave y aterciopelada. ¡¡Me encanta!! Pero creo que va a ser lo mejor para Futuro Bebé y es lo único que me importa, la verdad. No sé todavía cómo he podido vivir casi 30 años sin comer fruta y no tener casi ningún problema raro de salud, jeje.

  5. Me has recordado a #maridito, que el contacto con la fruta le produce vómitos (no me lo creía, y de novios le forcé a tomarse una cereza, y empezó con arcadas por la textura! y nunca más claro!) A mi me encanta la fruta, toda, y tomo mucho más que 5 piezas al día… con #maridito lo que hago son zumos como ya te han dicho por aquí arriba, y así sí los toma sin problemas!

    • Jajaja, es que en zumo también me aburro… No me gustan en general, es como si no estuviera comiendo fruta y los sabores son demasiado característicos. Yo en visto mi solución en los potitos 🙂 Menos mal, ¡¡¡que falta hace si quiero traer a Futuro Bebé sanote!!!

  6. Yo como mucha fruta, a bocados con piel sin piel no se como sea me encanta!!! Pero eso de los potitos también, y batidos de fruta ^^ me encanta todo!!! Podrías poner la cantidad y la receta de un potito como sugerencia!

Deja un comentario

1 − 1 =