Hoy tengo miedo

Sé que es una situación pasajera, mañana o pasado volveré a estar ansiosa por ser madre… Pero hoy, hoy lo veo con perspectiva.

Un bebé cambia la vida… y no sabes cuánto hasta que esta vida ocurre. Nunca he tenido miedo a eso, es más, deseo ese cambio. Dentro de mi tengo una vida que quiero sacar y vivir, es una vida con Futuro Bebé. No necesito más viajes, ni más salidas, ni descubrir más mundo… quiero vivir mi vida con Futuro Bebé, al lado de Futuro Papá, por supuesto.

Pero en días como hoy tengo dudas, no de desear esa vida. De verdad que no necesito más experiencia que la que realmente deseo. Tengo dudas porque no sé si seré capaz de dar todo lo que esa vida requiere. Soy perezosa por naturaleza y no me quiero permitir la dejadez que de vez en cuando me sale en cuestiones de quehaceres. No quiero que Futuro Bebé viva en una casa donde sus juguetes estén tirados de cualquier manera, la plancha por hacer, sin ropa porque no pongo lavadoras.

Soy consciente que ese futuro tiene una rutina que implica dormir mal, ir a trabajar, cuidar de un bebé, no dejar de cuidar a mi marido y tener la casa decente… Por lo que el tiempo para mí desaparece. Lo disfrutaré de otra manera, mediante la felicidad de los míos, pero no será mi vida, no me realizaré en mí. Y odiaré mi trabajo por no poder estar más tiempo dedicándole a los míos.

¿Seré capaz? En ratos como hoy el desánimo me puede. Quiero comentar los posts que leo… menos mal que tratan sobre lo bien que se lo pasan con los pequeños de la casa en el #FotoFinde, pero hoy tengo miedo.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

42 comentarios en “Hoy tengo miedo

  1. Es mejor no pensarlo futuramama,y además tampoco es tan malo como lo pintan,que la gente tiene mucha manía de asustarnos con cosas tipo: uyyyyy prepárate, ahora no vas a dormir,ya veras.. y no tiene por que ser así. Por ejemplo yo dormir duermo igual que antes por que me ha salido lironcito y poco madrugador.
    La maternidad es maravillosa y descubres facetas de ti que no sabias que tenias,ves que no era para tanto y te descubres a ti misma haciendo cosas sin darte cuenta cuando antes pensabas que iba a ser demasiado.
    Confía en ti y haz oídos sordos a las “amenazas” de la gente de lo “duro” que es ser madre.

    • Si lo peor no es que nadie me haya dicho nada, es una reflexión propia que se inspiró en mi ser esta mañana… Es mi propia conciencia a saber que las cosas no van a ser como son, que no me importa, lo que tengo miedo es a no ser capaz de hacerle frente.

      Como cuando me vine a vivir con mi marido… Ha sido muy duro y todavía no estoy preparada después de 6 años viviendo juntos. Y con el bebé no hay marcha atrás, por mucho que sepa que ahora sí la tengo con Futuro Papá.

  2. Nononono, no te dejes lo más importante! Tú.
    Para cuidar de tu bebé, cuidar de tu marido y cuidar de la casa, primero tienes que cuidar de tí misma. Si tú no estás bien cuidada, no podrás ser el apoyo que puedes llegar a ser para tu bebé, tu marido y tu casa. Y no te olvides de tu marido, él, más que nunca, cuidará de tí, de tu bebé y de tu casa. Lo de dormir mal y odiar que el trabajo te quite tiempo para estar con los tuyos… 100% cierto, eso es duro, pero estando bien cuidada, incluso con eso podrás 😉

    • Sí, pero soy consciente que lo que no puedo es dejar de hacer la casa por estar vaga un día en el sofá (como ahora), porque implicaría que Futuro Bebé se coma una pelusa… Y todo esto sin contar con GatitaNegra, que también requiere sus cuidados, por muy felina que sea.

      No sé, me cuidaré mientras trabajo, jajajaja. Y a ver dónde estoy para entonces…

  3. No te agobies anda!
    Un bebé implica muchos cambios, entre ellos el que no te importe tanto tener el salón lleno de juguetes.
    Yo era de las de mi casa tiene que estar siempre perfecta y ahora… La mayoría de los días es casi casi una leonera.
    Me encantaría tenerla recogida pero cambian las prioridades y después del trabajo quieres jugar con tus peques y disfrutar de ellos y si tienes un rato un día plancharás pero otro escribes en el blog, eso es así.
    Y luego los fines de semana zafarrancho de limpieza 😃

    • La cosa es que ahora no me importa tener el salón lleno de trastos, jajajaja. Pero sí que miro a mi alrededor y soy consciente que muchas cosas cambiarán, los ceniceros ya no podrán estar tan accesibles, las cosas pequeñas tendrán que estar en alto o en “reciclaje”, jajaja.

      Sé todo lo que ello implica, pero si no soy capaz con los quehaceres ahora… ¿Cómo será después? ¿Valgo para madre? Sé que me estoy emaparayonando… pero en casa no tengo ningún apoyo al respecto y necesitaba desahogarlo.

  4. La vida te la cambian, sin duda. Pero a mucho mejor. ¿No dormir? Depende del día pero luego te miran con esa carita de felicidad y piensas: ha merecido la pena. Serás más que capaz de hacer todo y más. Recuerda que las madres tenemos poderes ;-). Muchos besos y ánimo! Y si algún día necesitas contar algun miedo especial, aquí tienes a tu comunidad de mamis blogueras para darte consejos/experiencias y, sobretodo, animarte!! Ser madre es lo mejor del mundo!!

    • Pues sí, por eso lo he contado, porque sé que es circunstancial de ahora y que se me pasará, pero no implica que no lo tenga y tengo que sacarlo de mí para continuar. Es que si no… iba a no volver a publicar por ese mismo miedo y tampoco me parece el plan.

  5. dicen que la maternidad te cambia completamente.Seguramente cuando seas madre todo lo que hoy te da tanto miedo pase desapercibido y deje de ser un problema.
    Te deje un premio en mi blog!guapa!!

    • No es un problema, pero está ahí… es como la sombra que no quieres ver, pero me niego a renegarla. Es una sombra de la luz y creo que también merece su mención, su aceptación, su reconocimiento… para luego poder caminar con esa sombra a la espalda.

  6. Yo entiendo y comparto tus miedos, pero aún así te digo algo que últimamente yo escucho mucho: hay cosas que sólo hay que hacerlas y disfrutarlas, y no analizarlas y pensarlas demasiado. Yo, que soy una maniática de la planificación, esto me parece imposible y hasta una “irresponsabilidad” Cómo no voy a pensar en lo que entraña tener un bebé, si probablemente sea la decisión más importante de mi vida?
    Pero mientras tengas esos miedos no avanzas, y tú quieres avanzar y tener a tu futurobebé, así que hoy disfruta de la no plancha y de la no aspiradora, y deja que las cosas surjan solas 😉

    un besito!

    • Si soy la primera que lo sé… es justamente lo que le digo a Futuro Papá. No hay nada que el niño te vaya a quitar, los miedos seguirán ahí lo tengas o no lo tengas. Pero chica, me he despertado con ese afán por ser una madre ideal, no mucho… Pero ya me entiendes.

      Tengo comprobado que si no plancho hoy, se me acumula para mañana… Así que mejor vamos a seguir haciendo las cosas. A la hora a la que escribo estos posts ya tengo todo lo de casa hecho, al menos lo encomendado para ese día o el tiempo que tengo para dedicarle. Mi horario es por la tarde.

  7. Ayyyyyyyyy pero no te preocupes!!! esas cosas salen solas, te adaptarás perfectamente a la situación ya verás…es algo increible y merece tanto la pena!!! bueno te permitimos esta entrada a modo de desahogo…

    Besosssssssssssssssss

  8. Son muchos cambios, pero una se adapta.
    Además, si la torpe del chupete del post del otro día es madre, no lo vas a poder ser tú???? Pues claro que sí, y además tú te estás informando y luego sale todo solo, ya verás. Cotilleando blogs de primerizas cansinas como yo puedes ver que no es tan horrible, auqneu cuando lleguen las rabietas te cuento… pero vamos, que no es tan horrible como lo pintan!!!!

    • Si tampoco pienso que yo no sepa, jajaja. Mi problema es que pienso que yo no puedo. Que por muy sobre ruedas que vaya la cosa, siempre habrá algo que yo no pueda hacer. Sobre todo si ahora me saturo con el tema de la casa, ¿cómo será después? No creo que sea horrible, simplemente que tendré bronca todos los días con alguien por algo, jajaja.

  9. ¡No sabes cómo te entiendo!, precisamente esta noche no podía dormir y estaba desesperada ya, porque tenía mucho sueño y cansancio pero no era capaz de conciliar el sueño y pensé “Buf, pues cuando el bebé nazca si que no voy a poder dormir” y también me entró ese sentimiento de miedo, por todo lo que va a cambiar mi vida. Pero supongo que en cuanto cambie no echaremos de menos nuestra vida pasada, eso espero! 🙂
    Ánimo!

    • Pero por lo menos ya lo tienes dentro de tiiiii. Es algo que me encantaría, pero hija… Me comprometí a ser mejor ama de casa antes de buscar y soy incapaz, ¿qué pasará cuando esté Futuro Bebé? No sé si es miedo, pero desde luego que madre mía, ¡qué angustia!

  10. No te agobies pensando en esas cosas! La vida cambia pero las prioridades tambien! Veras q cosas q ahora te importan mucho con su llegada, dejaran de tener importancia! Lo haras genial! Todas lo hacemos dia a dia! Lo importante es vivirlo y dar lo mejor de ti, el resto llega solo y poco a poco todo se pone en su lugar! Ya veras! Animas y un beso

    • A eso estoy dispuesta, me muero de ganas por tener a Futuro Bebé entre brazos y me fastidia mucho las mil dudas de Futuro Papá. Pero bueno, hay que andar ese camino y me ha pedido que le dé la mano, para ir a la vez y no yo por delante, así que seguro que saldrá todo bien 😀

  11. Esos miedos los hemos tenido todas, antes, durante… Ser madre es bellísimo, pero también duro en algunos momentos, las preocupaciones, las dudas… Y que también coartamos un poco de nuestra independencia para dársela a nuestros hijos. Pero ellos nos ofrecen muchas cosas más, a cambio y sin cambio, que nos llenan plenamente.
    Besos especiales.

    • Sí, eso lo sé… No tengo mierdo a no tener tiempo para mí, mi miedo es a no ser capaz de hacerlo todo lo que quiero hacer, básicamente. No quiero hacer cosas que ahora sí hago porque soy perezosa…

  12. El miedo es normal, yo aveces también creo que no voy a valer para madre, pero creo que cuando el bebe nace la mama nace, y nos preocuparan otras cosas, siempre abra algún miedo pero lo sabremos llevar, y yo voy a estar a tu lado

  13. Como te entiendo. Me pasa igual. Tengo muchas ganas de quedarme embarazada, pero cuando me imagino realmente esta situación… me bloqueo y me pregunto: ¿y ahora qué? ¿Seré capaz de llevarlo bien, seré buena madre? Supongo que todas nos preguntamos lo mismos. Al final, todos somos capaces de serlo, por algo la naturaleza nos dotó de la capacidad de reproducirnos no?

    • Mi miedo en realidad no va sobre mi capacidad de ser madre, sino mi capacidad de ser otras cosas mientras soy madre… ¿Ama de casa? Si no lo soy ahora sin ser madre, ¿cómo lo voy a hacer con un churumbel pegada a mí?

  14. No te tienes que preocupar. Todas tenemos esa sensación de ser perezosas, pero creo que cuando tienes un bebé todo el subidón de hormonas que se desata ya no tiene freno. Sacarás ganas y fuerzas no sabes de donde y ni siquiera te lo vas a plantear.

  15. No tengas miedo guapa! Ser madre es lo más maravilloso que nos puede pasar y de un día para otro te conviertes en una superwoman, ya verás. Es normal que ante lo desconocido te asustes, pero te digo por experiencia que podrás, porque sacarás las fuerzas, la energía y las ganas de donde sea, porque darás todo lo que tienes para sacar adelante a tu txikitin/txikitina.
    Tu vida cambiará, pero ver la carita de esa cosita que TÚ has traido al mundo te compensará todo el sacrificio. Tendrás días agotadores, pero como todas 🙂 y mañana será otro día 🙂
    Yo también me asusto y a veces pierdo mucho la paciencia, pero bajones tenemos todos con hijos y sin hijos.
    Hoy no te pases por mi blog si no quieres, que hablo de miedos jejeje Me debería aplicar yo también todo lo que te digo 🙂 Un besazo guapisisisiisima!

Deja un comentario

Diez − dos =