El Embarazo con Gatos

Ya os presenté a GatitaNegra en su día y la verdad es que entre sus particularidades, como que es ciega, tiene una que me encanta, es bastante cariñosa. Futuro Papá decía que era arisca, pero no era así. Los gatos son muy particulares y dan el cariño a quien ellos quieren, no a quien les deben lealtad.

Lo que no sabe la gente, normalmente, es que los gatos son más independientes físicamente (buscan su propia comida, no necesitan que los lleves a pasear para realizar sus necesidades o se bañan ellos mismos), pero emocionalmente son más dependientes que otros animales de compañía, como los caninos. Que sí, que sí… que dentro de ellos vive un afán por la rutina y un amor por sentirse querido que es superior a sus fuerzas.

No le tendrás que dar de comer, pero como no reciban su dosis mínima de cariño o compañía se estresan.

Todos los animales, como muy bien sabemos, huelen las hormonas y se guían por su olfato. El embarazo tiene unas hormonas muy particulares y los animales reaccionan a ella sin poder evitarlas. Eso sí, cada animal, en su forma de ser, lo hace a su manera.

En el caso de GatitaNegra está extrapegajosa, pero a un nivel casi insoportable. En cuanto entro a la habitación en la que se encuentra, empieza a ronronear y a buscar la forma de subirse a mí para dormirse. Llega a ser bastante exasperante a ratos, porque es lo único que quiere: subirse a mi tripa y ronronearle a Futuro Bebé.

A veces está bien, sobre todo cuando me encuentro sola en casa y las hormonas atacan para hacerme triste… Es como si GatitaNegra las filtrara y no me dejara afectarme por ellas. Pero en otras ocasiones en las que está especialmente insistente y yo tengo que realizar mis quehaceres o estoy ocupada con trabajos manuales, tengo que rechazarla 3 veces al minuto.

¿Cómo han reaccionado vuestros animales de compañía durante el embarazo?

29 comentarios en “El Embarazo con Gatos

  1. Yo no tuve mascota en el embarazo, pero muchos años he tenido a un gatito y sé perfectamente de lo que hablas. Son animales tremendamente empáticos y en situaciones como una enfermedad, la regla o seguramente el embarazo procuran estar cerca y dar su apoyo. ¡¡Ayyy qué morriña me da, lo que le quería y le quiero ahora que ya no está!! un beso fuerte

  2. Ay, no veas lo que me gustan los gatos, me parecen super cariñosos. Salvo la mía, una siamesa, que estaba enamorada de mi padre. Que me odiaba cada vez que la tenía que poner en el transportín para llevarla a vacunar… Y que mordía a mi madre, cuando se cansaba de sus caricias.
    En los embarazos sólo he tenido perros, y muy bien, se han comportado muy bien. Vamos, que no les vi cambios.

    • Sabias que los gatos muerden cuando están más a gusto? Tienen tendencia a no poder resistirse a morder cuando sienten un irrefrenable deseo de amor. La mía me lame y cuando ya no resiste más porque le puede el amor, pega mordisco. Pero nada fuertes, aunque últimamente sí.

      Tengo entendido que la adaptación de los perros es más delicada si no están bien cuidados. Pero del gato me han llegado a decir que me deshaga de ella…

    • En general si es un animal bien educado y cuidado sin ningún problema, sí, la adaptación es fácil. Lo malo es cuando son demasiado posesivos o son los verdaderos amos de la casa. No es el caso de la mía (quiero creerme).

    • Los animales de compañía hay que dedicarles tiempo y mucho esfuerzo, como a los nenes. Entiendo que hay familias a las que no entre por temas de trabajo, no son un peluche. Ahora, el cariño que recibes a cambio de cuidarlos no tiene precio… Si quieres la mía te la dejo un ratito, mientras limpio baños o algo, jajaja

  3. Mi perra durante el primer trimestre se hacia pis en su colchoneta. Al pasar el primer trimestre empezo a dejar de hacerlo, y ahora ya hace unas semanas que no lo hace, asi que creo que lo hemos superado jeje. En cuanto a lo de estar mas cariñosa no se que decirte porque ella ya de por si es muy mimosa, hasta el punto que resulta pesada, asi que no se ha notado la diferencia jejeje

  4. La mia va x epocas.. En el 1 trimestre ni se me acercaba, y cuando lo hacia era para bufarme y arañarme.. Ultimamente se esta volviendo mu pesada, pero creo q le cojera celos a C. Bsts

    • Pues los celos los puedes evitar si la educas desde ahora. Los gatos no se ponen celoso de los bebés, ellos no son perros, no les importa cuánta gente vivirá en casa. Lo que no soportan los gatos son los cambios de rutina. Es decir, si ahora la dejas subirse al sofá y cuando el bebé nazca la dejas de dejar subirse… estará enfadada, pero no por Garbancita, si no por el cambio de rutina.

      Tienes que reeducarla desde ahora. La mía lleva educada desde siempre 😀

    • Síiii, GatitaNegra es amor… Yo creo que cuando nazca Futuro Bebé reconocerá antes sus ronroneos que mi corazón, jajajaja. Yo espero que se haga a ese sonido del ronroneo y luego sea fácil arrullarle con ese tipo de sonido blanco.

  5. Me siento totalmente identificada… Mi gata más mayor está extremadamente pesada y cariñosa, necesita amorcito… Yo creo que mi bebé va a nacer reconociendo sus los maullidos y quejidos que suelta cada vez que la echo de encima mía… No se entera que entre mi barriga y el poco espacio ya pesa mucho para tenerla encima, además la tonta está incómoda, pero le da igual… Esta gata fue madre, por lo que creo que está todavía más concienciada de mi estado… Aquí la tienes con sus gatitos… Era morir de amor… https://patadita.wordpress.com/2014/09/07/el-parto-en-casa-de-una-mamifera/

    • Futuro Bebé va a nacer reconociendo antes el ronroneo de GatitaNegra que los latidos del corazón de su madre, de eso estoy segura. Además que mi gata no se inmuta cuando Futuro Bebé le da patadas todo feliz por lo que siente… Es todo un caso el tema gatos.

      ¡¡¡Tu gata es preciosa!!! Me encanta el tono gris oscuro que tiene, ays, la quiero para mí 😛 Pero en mi casa sólo hay sitio para una gatita, jo. La mía está castrada desde el principio.

      • jajajajajajaja… Cómo me gusta!!! Mi bebé la da pataditas para que se quite de encima, le molesta el peso, estoy segura!! Si pongo yo el brazo también me da patadas… Y la mía tampoco se inmuta, hay veces que creo que no las siente, pero tiene que sentirlas!!!
        Buah!! Quiero yo a esta gata… Tiene ya 11 años, pero sigue siendo mi bebé…
        El tema gatos da para largo y nosotros tenemos 5… Si CINCO!!!
        🙂

      • una vez que tienes uno y sabes cuidarlo… es lo mejor. Yo, porque no me dejan en casa, pero la tendría llena sin rechistar, ¡¡vamos!!

        Yo no creo que se muevan porque estén molestos, todo lo contrario… Es como cuando bailan cuando les pones música, lo hacen porque les gusta.

  6. Cuando se ponen extra-pesaditos no hay quién los aguante! Recuerdo un día con la mía que hasta acabé llorando de la desesperación, porque no me dejó en paz en no se cuántas horas… ni caminar, ni sentarme, ni encerrarla en otra habitación (cuando salía era peor jajaja). Pero le da a rachas. Tenemos dos gatos y una perra. La que peor lo ha llevado desde que está la niña en casa es la gata (esta que es tan pesadita). Se estresó al nivel de hacer pis fuera del arenero pero creo que fue por falta de atención por nuestra parte. Al final, siguiendo consejos de Lectora, profe y mamá, le empecé a dar más mimos, premios, etc. y se le pasó. Ella reclamaba su dosis, pobrecita… Son un amor 🙂

    • Sí, no se ponen celosos de los bebés como la gente dice, simplemente están acostumbrados a unos mimos y unas normas que no soportan que se les cambie. Yo estoy implementando un cambio rutinario de higiene y mimos por lo que le paso el cepillo todas las mañanas y así no me preocupo de pelos mucho y ella se siente atendida. Espero seguir cuando ya esté Futuro Bebé.

    • Los perros son otro mundo muy distinto, la verdad. A ellos hay que educarles a acomodarse con un nuevo miembro de la familia, les cuesta más adaptarse a ese cambio, fíjate.

      ¡¡No sabía que tenías un perro!! Ya podrías hablarnos de él 🙂

Deja un comentario

trece − 12 =