Dos Semanas sin Anticonceptivos Hormonales

Ya lo sé, llevo demasiado poco tiempo todavía sin anticonceptivos. Pero ni siquiera sé si he acertado o he metido la pata hasta el fondo. El que me lo haya quitado a mitad de ciclo me tiene un poco en ascuas para saber cuáles son realmente los síntimas que he ganado pasado por esos motivos.

Tengo un día de bajón por cada día de subidón, tengo mi cuerpo mareado entre llorar y reír. Voy por el mundo como pato sin cabeza y hoy no me importa nada ni nadie que mañana tengo llorera porque no me han saludado.

También es verdad que han coincidido varios elementos en mi vida diaria que me tienen un poco mosqueada. AmigaN me ha hecho daño, es el principal problema que tengo ahora mismo (real y no inventado). Ella considera que le he hecho daño yo y que debería conocer sus circunstancias para perdonarle el daño que me ha hecho. (Menudas dos elementos nos hemos juntado). Yo le he pedido una cosa y me prometió que lo cumpliría, pero no sólo no ha cumplido (que habiéndolo prometido para mí ya es grave) si no que ha estropeado la parte de la que me he tenido que ocupar yo dentro de la promesa. (Ya lo sé, me explico como un libro cerrado, pero no quiero dar exceso de detalles).

Futuro Papá hace todo lo que puede para hacerme feliz, y me voy a quedar con esta parte. No quiero agobiarle con el tema del instinto maternal, pero de vez en cuando no puedo evitar sacarlo a coalición. Y eso que no lo menciono ni de lejos la mitad de las veces de las que yo pienso en ello. Tampoco lo hablamos en plan serio, sino que comento que un día me volveré loca por las ganas de ser mamá (y ahí se queda la cosa).

En el trabajo en cambio tengo un poco de miedo. Creo que es gran parte de la raíz de la ansiedad que tengo. Estoy muy a gusto en el puesto que tengo, por horario, por mis tareas y por compañeros. Según mi experiencia, esto dura poco… Y si dentro de poco tengo pensado formar parte de las madres que hay en mi empresa, ¿cómo me repercutirá? Ahora mismo no sé cómo me valoran en mi empresa, y eso me asusta. Estoy un poco perdida e indecisa en mi vida laboral y eso también me asusta.

24 comentarios en “Dos Semanas sin Anticonceptivos Hormonales

  1. A mi me pasó lo mismo cuando las dejé… Yo las dejé cuando terminé el blíster, y mis hormonas estuvieron cosa de un mes (o algo más) en una montaña rusa a diario… MaridoGuapo no se como me aguantó, la verdad… Y cuando parecía q la cosa volvía a su sitio, accidente!! Y lo sensiblona q estaba… Madre mía q inicio de año más malo he tenido!! Un mes después del accidente sigo un poco chof a días, pero ya mucho mejor!!

    • Ya verás como acabará en la mejor de las situaciones!!! Los chofs creo que no son fáciles de quitar prácticamente nunca, tenemos que encontrar la manera (o ranas) para ver cómo afrontamos día a día las cosas 😉

  2. Se juntan muchos factores como para culpar a las hormonas. Creo que, ante esas situaciones, hormonada (artificialmente), sería complicado ir con una sonrisa feliz durante todo el día.
    Cuando te falla alguien en quien confías se sufre mucho, cuando en la pareja no hay consenso sobre un tema, hay tensión. Y los miedos en el trabajo es inevitable que perturben la tranquilidad de una… Piensa que esto suelen ser rachas pasajeras y que en tu mano está mejorar o cambiar detalles de cada situación 😉

    • A veces quiero pensar que soy capaz de afrontar las situaciones que se me presentan y que no es tan difícil darte cuenta de cómo tú misma tienes que subirte el ánimo. No quiero decir con ello que echando las culpas a las hormonas soy menos responsable, pero sí me resulta más fácil afrontarlo. Que en esta ocasión es un cúmulo de todo, pues indudablemente. Pero… ¿qué pasará el día de mañana, cuando una persona dependa de mí y no pueda tener estos altibajos tan extraños? Quiero pensar que soy capaz de afrontarlo, ojalá sea verdad.

      • No sólo serás capaz de afrontarlo, sino que además puedes y DEBES permitirte esos altibajos aún en esa situación. Pretender anular nuestros sentimientos negativos sólo nos crea frustración y ansiedad, es mucho más enriquecedor asumirlos, asimilarlos y afrontarlos con la misma naturalidad con la que gestionamos nuestros sentimientos positivos (inteligencia emocional pura y dura ;))

      • Desde luego, nunca podré renegar de ellos. Pero a veces lo más difícil es reconocerlo, más que sobrellevarlos. Tengo un poco de miedo de hacer daño por no reconocer la situación real a tiempo, porque una vez que sé que es un altibajo… pues me vuelvo a centrar un poquito.

  3. Yo estoy con matronaonline puede haberse juntado todo. Poco a poco e intenta no agobiarte… no consigues nada agobiándote ahora por cosas que no están en tu mano (como el embarazo o lo del trabajo). Con lo de las amigas te doy la razón, se pasa mal! Ánimo y besos!

  4. No debería afectar en lo laboral.
    No se cuál es tu puesto, o empresa pero en general no ponen excesivos problemas.
    Lo de las amistades! Yo estoy pasando una temporada horrible a nivel relaciones personales en lo laboral.
    Y te aseguro q es durísimo!!!
    Un beso y animo

    • No, la verdad es que no me afecta en mi vida labora, es mi vida laboral la que me afecta a mí, jajaja.
      Respecto a las relaciones laborales… ¡¡¡si yo te contara!!! Por eso aprecio tanto tener ahora mismo una relación fenomenal con los compañeros. Creo que es algo básico, si no las tenemos, hay que procurar solucionarlo porque podría llevarnos al desastre. De verdad te lo digo por experiencia propia.
      Muchisimas gracias por el beso y el ánimo 😀

      • Soy maestra interina, es decir cada año cambio de centro u de compañeros. Puedo presumir de tener buena relación con gente del resto de los centros, pero este año,,,, digamos q hay una manzana podrida q esta pudriendo toda la cesta…
        En fin.
        Mil besos

        • Bueno, pues aguanta el tirón 😉 Ya verás como cuando menos lo pienses tendrás compañeros mejores. Menos mal que sólo los tienes que aguantar un rato, aunque sigue siendo molesto, sobre todo durante un embarazo. ¡Mejor no lo pensemos y quedémonos con que habrá tiempo mejores! 😀

    • Desde luego, lo de lo laboral no lo había pensado hasta que escribí el post, pero se me hizo un poco la luz. Es una de las cosas en las que no paro de pensar, por lo que me preocupa más de lo que me gustaría.
      Hormonas, asquerosas, no se están quietas ni para atrás… Argh.

  5. Yo te diría lo que te ha dicho Rural, que no te agobies por cosas que no están en tu mano. Me pongo en tu lugar, agobiada por ejemplo con el tema del embarazo y qué pasará en tu trabajo…. si todavía ni siquiera lo estás buscando… ¿Para qué agobiarse con es, por ejemplo si aún es algo que ni está planteado? Ya tendrás tiempo para agobiarte con eso, ya… De momento, céntrate en lo que hay y verás que todo va mejor.
    Es que se te han juntado muchas cosas a la vez!!!!

    • Si lo sé, además que soy muy de vivir el presente. Pero a veces el instinto me mata por dentro y no puedo evitar “consolarme” pensando en cómo será mi vida con Futuro Bebé, pero ahí está mi yo pesimista para ponerme la peor situación posible… (Ya verás el post de mañana, jajaja).

    • Yo lo intento, luego hay momentos que puedo y otros en los que no… Pero sobre todo necesito desahogar. Y es que con Futuro Papá la cosa se vuelve complicada porque empieza a desahogar él y yo no tengo ánimo para los dos…

    • Sí, pero no tenía fuerzas para afrontarlo. Sólo quería deshacerme de ella ne mi vida. Esa actitud con 18 o 22 años puede llegar a comprenderse depende de la vida amistatil que se haya tenido, pero a mi edad… No podía controlarlo y eso era lo que me mosqueaba en tema hormona.

  6. Te entiendo con lo de explicar algo pero sin querer dar muchos detalles, parece que contandolo le pones “nombre” al problema y luego nunca se sabe ni quien puede llegar al blog y leer lo que hemos escrito asi que mejor en el anonimato. Lo de las hormonas pues esperemos que pronto se estabilizen para que al menos estes algo mas tranquila, aun asi que tu chico este contigo apoyandote sigue siendo lo mejor 😉

    • Es eso, que no sé quién puede llegar. Porque tampoco es un secreto en mi vida que soy bloguera… pero tengo tantos, que despisto. Jajajaja.

      Sí, pero esa semana casi ni nos veíamos… Ha sido todo muy atropellado y manejar mi cabeza no es fácil. Pero bueno, ya pasó la semana del horror y a ver cómo discurre ésta.

Deja un comentario

2 × tres =