DIY Velas

Muchas me habéis pedido que escriba el manual para hacer velas que tiene Futuro Papá y visto el éxito que tienen los posts de cocinitas de otras blogueras ahora en Navidad, y que las velas se hacen en la cocina… Y coincidiendo que hoy mismo Futuro Papá se ha animado a hacer una vela y me ha dejado hacer el reportaje fotográfico a gusto… ¡¡Tachán!! Os traigo el post sobre cómo hacer velas en casa.

Antes que nada los materiales y los instrumentos. Estamos hablando de velas fabricadas desde 0, sin material reciclado (aunque también se pueden hacer y el proceso sería el mismo). Los materiales han sido comprados en el mismo sitio donde compré el Aceite de Rosa Mosqueta, en Riesgo. Me atrevo a detallaros incluso los enlaces de los productos directamente.

DIY Vela

Estamos hablando concretamente de:

– 1 kg de Parafina en Perlas (aquí)
– 1 kg de Cera de Abeja (aquí)
– Mecha para velas 3mm grosor (aquí)
– Pabilos para velas (aquí)

*Todos los materiales son variables. Por la experiencia que tenemos ahora, creo que no habríamos comprada tanta cera de abeja sabiendo que la proporción es bastante diferente. Aún así, como tenemos intención de seguir haciendo velas, tendremos que comprar mucha más parafina.

Ahora los instrumentos que necesitaremos para todas las velas indiferentemente (y que no se gastan). Si usáis otros, recordar que después no se pueden usar para contener ningún alimento.

DIY Vela

Finalmente nos quedamos con los materiales que mostramos arriba, pero obviamente probamos muchos antes de que definitivamente fueran éstos. Básicamente son los siguientes:

– Un molde (vaso de plástico)
– Una forma de sujetar la mecha (la rejilla)
– Algo que haga el hueco de la mecha (el palo)

Al principio hacíamos la vela sin el hueco, directamente con la mecha. Pero al encenderla ésta se torcía y acababa tumbando la vela y haciendo que chorrée y malgastaba mucha cera. Y probando con hacer el hueco se solucionó este problema, así que os enseño la técnica que mejor nos funciona a nosotros.

Antes en lugar de una rejilla usábamos unas varas metálicas (la de los pinchos morunos), pero se acababan tambaleando y la verdad es que la rejilla nos da muchísima más fiabilidad. Bueno, que me desvío en explicaciones…

Antes que nada, preparamos la mecha. Le enganchamos a uno de los pabilos. Primero debemos haber medido la longitud de la mecha, obviamente tiene que sobresalir del molde que elijamos, así que la referencia es el molde.

DIY Vela

Hemos probado con una mecha más gruesa que cualquiera de las comerciales porque parece ser que dan más luz y, por lo que hemos comprobado, así es. La llama de la vela es considerablemente más alta. En nuestra experiencia, al poner la mecha doble (sobraba bastante), era demasiado alta y generaba humos, por lo que nos quedamos con ese grosor en particular. Nos resulta perfecto.

El pabilo hay que engancharlo muy bien a la mecha, hace falta apretarlo con unos alicates, tenedlo presente.

Ahora viene el kit de la cuestión… Cocinar la cera para la vela.

La ponemos en un frasco, cualquiera vale. Hemos asignado esta taza metálica porque, con la experiencia, aprendimos que es mejor que tenga asa para agarrar cuando haya que sacarlo del fuego (no sabéis lo que os estoy ahorrando con la experiencia, jajaja. Esperar a este post ha merecido la pena con todos los disgustos que os estoy ahorrando a base de experiencia).

DIY Vela

Podéis hacer la vela enteramente de parafina, pero nosotros preferimos agregarle cera. La proporción que usa Futuro Papá (reconozcámoslo, yo no hago la vela), es de 75% parafina + 25% cera. Nos ha ido muy bien con esta proporción y no hemos probado con otra, pero aquí sois libres de aportar vuestra propia experiencia al respecto.

No recuerdo qué propiedades aportaba la parafina o la cera a la vela, pero por lo tengo que tengo entendido una la hace más derretible y la otra le aporta más durabilidad. La proporción anteriormente mencionada nos resulta óptima.

DIY Vela

La cera de abeja es más difícil de partir de lo que parece, así que en esta ocasión lo hemos hecho a base de calentar una navajita que derretía a su paso la placa que necesitábamos.

DIY Vela

Todo esto lo ponemos al baño maría en el tarrito que seleccionamos con anterioridad y esperamos a que se derrita.

DIY Vela

Lo siguiente es preparar la mecha un poquito más. Parece mentira, pero es muy útil darle un baño de cera. Por un lado para dejarla bien tiesa y que sea fácil entrar en el agujero, y por otro, a la hora de quemar es mejor (no me preguntéis porqué).

DIY Vela

Primero metemos un extremo de la vela en la cera derretida (recomendación: el lado del pabilo) y cuando esté frío, el otro lado. Hasta que esté toda la mecha llena de cera… Lo malo es que esta es la parte en la que uno se quema. Hay que aguantarla un poco estirada hasta que esté algo seca la cera.

Una opción después de que la cera esté algo seca es dejarla colgando.

DIY Vela

Y una vez que tenemos la cera totalmente derretida, procedemos a ponerla en nuestro molde. Lo cual lleva diferentes pasos, dado que tendremos que ponerle la mecha en ese mismo paso. Así que primero, lo primero, ponerlo en el molde:

DIY Vela

Insistimos en poner el máximo cuidado posible, por favor. Estamos hablando de temperaturas bastantes altas y podemos quemarnos tan sólo cogiendo el bote o echándonos, sin querer, la cera encima.

Con cuidado, ponemos el instrumento que hayamos elegido para el hueco de la mecha y el soporte para mantenerlo:

DIY Vela

Y ahora básicamente hay que esperar que la cosa esté un poco más fría, pero falta un paso:

DIY Vela

No os penséis que aquí termina esto, porque una vez que se enfría notaréis que parece que la vela se ha succionado. No queda exactamente igual de horizontal como lo habéis dejado en caliente, aquello encoje e incluso llega a hacer agujeros, como podéis observar en esta foto:

DIY Vela

Hay que volver a derretir cera de la que nos ha sobrado y rellenar hasta que quede lo más liso posible.

Y… ¡¡ya está!! Sacamos la vela de su molde (por experiencia, al ser un molde de plástico transparente puedes ayudar a evitar el vacío poquito a poco. Con los moldes de cristal no hay esos problemas, la verdad es que como la vela encoje, resulta más fácil sacarla de un molde tan duro. En el de plástico es más difícil, pero ciertamente tiene una forma mejor y más alta, por eso nos gusta.), después hay que sacar el palo… Que tampoco es nada fácil, pero con insistencia se consigue.

Se pone la mecha dentro de la cera y ¡voilá! Tenemos una preciosa vela fabricada en casa.

DIY Vela

Y ahora os conmino a desarrollar vuestra creatividad y a introducir elementos en la creación de estas velas. Si finalmente me decido, os contaré mis experimentos… Existen tintes para velas, también se pueden poner pegatinas y bañarlos en cera para que parezca de la propia vela, se les puede agregar elementos como hojas secas o piedras del campo. ¡¡Creatividad al poder!!

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

11 replies on “DIY Velas”

  1. Pero que chulada y no parece nada complicado! Muchas gracias por compartir!!!!

  2. Me parece fantástico!!! qué bonita os ha quedado…

  3. mamapuede dice:

    Te ha quedado muy bien pero vamos, ya te digo yo que no me pillas a mi en esas 😂😂

    Feliz año guapa!

  4. Ostrás qué trabajazo, imaginé que sería muchísimo más sencillo! has probado a añadirle aceites para hacerlas aromáticas? fíjate que yo pensaba que se colocaba la mecha en el molde sujetándola por arriba y se iba añadiendo la cera caliente, no sabía que se introducía después, qué curioso!

  5. PepajCalero dice:

    Gracias futura mama. Me ha encantado esta entrada, porque es muy didáctica y gráfica. Las fotos son geniales y ayudan un montón. Pensaba que era más fácil y que primero se colocaba la mecha en algún molde y después la cera. Gracias a ti me animaré a hacerlo. Tú lo has hecho sencillo.

  6. uff, qué laborioso, no? Sabes que yo siempre creí que se hacía ya la vela con la mecha dentro? nunca se me ocurrió que se pudiera meter después 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − uno =