Diario de Bebé

Muchas habéis comentado en Diarios de Embarazo que me haga mi propio diario, pero sigo pensando que no es lo que quiero. Es una idea fantástica y así podría tener lo que yo quiera en mi diario, pero no es así. Porque no voy a poner información de la semana en la que estoy (perezosa natural que soy), no voy a hacerme preguntas a mí misma ni nada de lo que ya hay.

Otra cosa diferente, pero que se confunde fácilmente, es el diario del bebé. También pienso tener uno y ese sí va a ser personalizado. Es donde le contaré a Futuro Bebé cómo crece. Pondré sus primeras fotos, escribiré sus primeras palabras, tendrá su primer mechón, su primer diente caído y sus primeras uñas cortadas. Le contaré cómo fueron sus primeros años de vida… Pero sin añadir información de cómo debería haber crecido o qué debería haber hecho su madre.

Supongo que para que se entienda mejor: el diario del embarazo es para mí, para ver cómo evoluciono, para tener un recuerdo de lo que sentí. Mientras que el diario del bebé es para Futuro Bebé. Es mi regalo a su vida y merece todo el esfuerzo del mundo.

No digo que yo no lo merezca, pero no es comparativamente igual el Diario de Embarazo, donde pienso desahogar mis angustias sin tapujos ni disfrazar nada, que el Diario de Futuro Bebé, donde tendrá la historia de su nacimiento y crecimiento.

Por eso llevo unos días mirando cosas de scrapbooking.

Para quien se encuentra con este término por primera vez (como yo hace una semana): es hacer un álbum con decoraciones propias, desde cero. Con recortes, pegatinas, botones, lazos, etc. Si buscáis hay verdaderas preciosidades muy meritorias.

De repente el “washi tape” forma parte de mi vocabulario. Me vuelvo a enamorar del mundo de las pegatinas. Me pongo a buscar un “roller date stamp” que me fascine. Encuentro troquelados baratos por los que me tiraría de cabeza. Y estoy indecisa si comprarme una tabla de corte o no.

Ayer compartí estas inquietudes con Futuro Papá y con mucha sabiduría me recomendó hacer un scrapbook lo más económico posible antes de hacer el Diario de Futuro Bebé. Así que, ¡Álbum de Boda, allá voy!

15 comentarios en “Diario de Bebé

  1. Uys, yo vi albumes de scrap en alguna web, tengo que mirar en cual era, porque eran ideales, para poner las fotos, tarjetitas, bien organizado… Luego lo miro y te digo.

    • La única que se tiene que sentir satisfecha con ese trabajo eres tú misma… Nadie te puede exigir nada en lo que emprendes más que tú, a menos que sea ese otro quien emprende, pero vamos. Yo lo tengo claro, por intentar que no quede, por mucha mierdecilla que me quede, será mi esfuerzo, mi sudor y mis lágrimas las que se quedan ahí 😀

  2. Mi pirimer blog fue de scrapbooking jaja, me pasaba horas y horas a diario haciendolo…así lo constatan mis albumes en la estantería. Estaba apuntada a foros, iba a talleres, haciamos “swaps” (intercambios de materiales) etc. Ya tengo algún album de scrap para el niño y no te vas a arrepentir, quedan preciosos con tantísimos detalles que puedes ponerles.
    Un consejillo que puedo darte, yo cojo albums de hojas plastificadas. (decorados o sin decorar)Así tu haces tus paginas en cartulinas o donde quieras y luego las metes en las fundas y quedan protegidas para siempre.Y de anillas,por el tema de que se “ahueven” si metes demasiado relleno. Para albums como estos que llevan tantos adornos pegados y tantas cositas,no está de mas protegerlo para que no se caigan las cosas de tanto verlos.

      • SI quieres ideas hay un libro de scrap de el circulo de lectores con muchisimas ideas (claro que en google pones album scrap y salen cientos jaja), yo borré mi blog de scrap hace años pero si quieres ver fotitos de mis paginas te puedo pasar algunas. Son de cuando empecé por lo que son fáciles para empezar. Y de tiendas también puedo decirte que al principio yo compraba en tiendas online pero luego descubrí el maravilloso mundo del scrap en ebay y nada que ver en cuanto a precios.
        Es un hobbi super chulo !
        Voy a ver tu album.

Deja un comentario

dieciocho − 16 =