Creaciones Nocturnas

Me parece realmente muy curioso cómo el tamaño de la tripa cambia según la posición que tengas. De pie también cambia.

Me he dado cuenta el miércoles que sin querer adelanto la cadera para llegar mejor a la parte baja de la barriga y así sentir que toco a mi bebé, pero la verdad es que luego me dan mini ataques de ciática. Que buscando información ahora me he encontrado con este artículo y manías mías que debo evitar como pone aquí:

– En la vida diaria, tanto en casa como en el trabajo, conviene evitar la posición sentada y “encajada” (por ejemplo, en un sillón), así como las posiciones fijas (como estar muchas horas delante del ordenador) o el uso de taburetes. Cuando la futura mamá se sienta, es mejor que no cruce las piernas. De noche, es preferible dormir sobre un colchón rígido.

Son cosas que yo hago muchísimo, es más, justamente estaba encajada en el sofá con el portátil encima y acabo de corregirme sentándome en la mesa con la espalda recta. Trataré de evitar cruzar las piernas aunque me costará la vida. Esta mañana, mientras desayunaba, justo me ha dado el primer ataquecillo leve de ciática y parece mentira, pero me he preocupado. No quiero dejar de ir a trabajar por una ciática como le pasó a una amiga. Si está en mi mano evitarlo, ¡¡a evitarlo!!

Pero me he ido mucho de tema… Estaba hablando sobre la visualización de la barriga ante las posturas. También con la ropa. Mientras que el miércoles, cuando llevaba un vestido, se veía perfectamente que estaba embarazada. El jueves y ayer no estaba tan claro. Entre que corregí la postura y que todavía puedo ponerme mi ropa normal, ¡¡y me queda ancha!! Ahí no había ni rastro de mis 17 semanas (cuatro meses) de tripita. Así que creo que poco a poco conseguirá evitarme la ciática corrigiendo mi forma de caminar, dejar de cruzar las piernas, levantarme de vez en cuando de mi sitio y sentarme adecuadamente.

Otra postura en la que la tripa se aprecia de forma diferente es tumbada. He decidido, desde la semana pasada, que también voy a hacerme fotillos a la tripa mientras estoy acostada. Aunque ésta no la publicaré mucho. La semana pasada podéis verla AQUÍ. Y esta noche pasada me puse creativa e hice esto:

Creaciones Nocturnas

29 comentarios en “Creaciones Nocturnas

  1. Yo sigo cruzando las piernas a ratos, si bien no tanto como antes. Lo de las piernas cruzadas es por la circulación… A mí es una postura que me resulta cómoda si estoy bien apoyada en un respaldo. Y créeme, conforme avanza el embarazo escasean las posturas en las que estás cómoda. Otra es la postura “despatarrada”, con las piernas abiertas, pero esa no queda muy fina en público.
    Una recomendación que te hago: si no tienes pelota suiza (las de pilates), compra una. No solo es ideal para hacer ejercicios de suelo pélvico (a mí es donde mejor me salen) y para ayudar a encajarse al bebé con ejercicios antes del parto, también es perfecta como silla porque te obliga a tener la mejor postura para la espalda. Yo no me lo creía, pero es comodísima. Y también puedes ayudarte de ella si te molesta mucho el peso de la barriga para practicar la postura del gato, el mejor ejercicio contra los dolores de espalda en el embarazo (la tienes en mi blog, en educación maternal).
    ¡Vaya rollo te he soltado! Un besazo…

  2. Haces muy bien en cuidar posturas para evitar la ciática. Con mi primer embarazo estuve de baja desde la semana 19 por culpa de “una ciática de caballo”, palabras textuales de la doctora de la mutua del curro. Tantas horas sentadas mas mi tremenda lordosis me dejaron fatal, el último mes me atacaba a las dos piernas y no podía casi ni moverme :(. Con el segundo , a pesar de estar preparada ya para que me pasara algo parecido, sólo me dio levemente en el último mes, aunque claro al estar en paro no estaba tantas horas sentada sin moverme del sitio. Respecto al tamaño de la barriga, uf, me acuerdo que con el primero estaba impaciente de que se me notara la barriga de embarazada y no pareciera un simple “empacho”, cosa que no me pasó hasta la semana 25, con el segundo la barriga se notó muuucho antes XD Lo que me hace mucha gracia es que ha sido justo en los embarazos cuando más camisetas ajustadas a la barriga he llevado, lucir barriguilla de embarazada mola 🙂

    • Jajajaja, es que esa barriguita pide lucirse… Que no se puede lucir todos los días de la vida 😀

      Pues me está costando y no sabes cuánto. Vivo con las piernas cruzadas y no sé cómo ponerme sin ellas. Ahora mismo mientras escribo me paso la vida recolocandome a ver si consigo sentirme cómoda sin cruzarlas.

      Tampoco fue una ciática con dolor horrible. Pero me lo he tomado como un aviso, algo de ser consciente de evitarlo a toda costa. ¡¡Espero conseguirlo!!

    • Si ya me cuesta esconderla, tengo que ir muy anchota para que no parezca y aún así la gente observadora sí se da cuenta, jajaja. Supongo que al final pues marcará mucho más, ¡¡ya lo veremos!! Me iré haciendo las fotitos en diferentes posturitas 😉

  3. Hola!! Soy Marta y acabo de conocer tu blog. Al leerlo me ha hecho recordar muchos momentos con mi bebé. Ahora mi peque ya tiene 15 meses 🙂
    Me gustaría invitarte a conocer mi blog.
    En él hablo y hablaré de las cositas que hago para peques y también os invito a un sorteo.
    Espero que te pases y participes!
    Un saludo y muchas gracias!
    Marta

  4. Las ciáticas son horribles, a ver si con esos cambios de postura evitas dolores, porque mucho me temo que en el embarazo, por la presión del útero, cada vez mayor, sobre los nervios, siempre acaban yendo a más.
    Preciosa esa barriguita 🙂

    • No ha sido una ciática muy fuerte, aunque sí la justita para meterme el susto en el cuerpo y evitar malas posturas… ¡¡¡¡Pero son tan cómodas!!! Cuesta muchísimo sentarse correctamente en el trabajo, por mucho queme mueva mucho por ahí 😛

  5. Lo de las piernas cruzadas me traía loca el.1 embarazo. No se sentarme con las piernas rectas al trabajar, antes me siento en plan indio en la silla de la oficina!! Y otra cosa que me daba mal era el dormir del lado Izquierdo, había noches q parecía una obsesión y no conseguía dormir porque en cuanto cambiaba de lado me despertaba. Lo de la ciatica es un rollo a ver si no te va a más, tb deberíamos andar muchopara estar en forma…me da una pereza…

    • Anda, ¡y que lo digas! Yo estoy casi desesperada, también soy de sentarme en plan india en la oficina, pero uffff. Ahora no debo. Espero conseguir que no me dé la ciática definitiva, pero no resulta nada fácil, la verdad. Pero bueno, a ver si funciona lo del balón de pilates si la consigo 😀

      Y lo del lado izquierdo, no tengo problemas. He conseguido un método por el cual cruzo la pierna de arriba para no tener antojo de ponerme boca abajo y consigo dormir casi cómoda. Y moverme no me preocupa, creo que también es sano. Lo que me sorprende es que todavía no me despierto por las noches para tener que orinar 🙂

    • Sí, me la dieron en la ecografía de las 12 semanas y me encanta también, jajaja. Seguro que es majo, jajaja.

      Supongo que también ellos ahí dentro se situarán según se sientan más cómodos dependiendo de dónde les llegue la gravedad. Pero siempre le siento en el mismo sitio y es tan raro que la barriga salga desde tan arriba…

    • Pues asusta mucho cuando te lo dicen varias amigas, además, casi en plan amenaza:

      “Yo me tuve que dar de baja a las 18 semanas porque me dio un ataque de ciática que no se me quitó en todo el embarazo”…

      Y ahora es como época de curro bastante alto como para permitirme una baja, que ya han tenido bastante consideración en decidir ponerme a alguien un mes y medio antes de que se me considere posible la baja por enfermedad.

  6. Muy original la foto! Yo me hice una foto todas las semanas de la tripa pero ahora me arrepiento de no haberme hecho más, así que tu aprovecha y hazte muchas, que luego te gustará recordarlas! Un beso

Deja un comentario

dos × 2 =