Confesiones a AmigaN

Con el frío que hace en esta época por donde vivimos la verdad es que no se antoja nada salir de fiesta. Si le sumamos los diversos problemas que tiene ahora mismo AmigaN, pues tampoco acompaña. Así que estos últimos fines de semana celebramos reunión directamente en casa, donde la chimenea da bastante calor.
Se vienen siempre AmigaN y AmigaV mientras cenamos unas ricas pizzas y nos pimplamos de porquería chuchetera (cosa que me empezaré a quitar en breve).
La semana pasada Futuro Papá hizo amago de anunciar que se aproxima el momento de dejar que las cosas ocurran, pero no le dejaron hablar. Me dió mucha pena porque era su manera de enfrentarse a esta historia. Compartir sus preocupaciones (por si alguien le dice que ni se le ocurra que no corren tiempos propicios o algo por el estilo). Pero la verdad es que está todo el mundo muy receptivo con la idea de buscar a Futuro Bebé.
Por fin encontró este fin de semana el momento de anunciárselo a AmigaN. Dio un brinco de alegría porque no se lo podía creer. Sabe lo mal que lo paso desde hace un tiempo por no empezar ya la búsqueda, así que se alegró mucho por nosotros. Sé que va a ser de las que mejor me van a poder asesorar en la aventura.
AmigaN ya es mamá desde hace tiempo y tiene una filosofía de crianza que encaja mucho con nuestra manera de ver una buena educación: “Un niño debe comer arena y saber que la leche viene de la vaca”.
AmigaV lleva poco tiempo en nuestras vidas y todavía la estamos empezando a conocer.

2 comentarios en “Confesiones a AmigaN

  1. El momento de comenzar la búsqueda es muy emocionante, y conozco ésa emoción de quere contárselo al mundo… Pero a veces no ocurre tan rápido como se espera, así que mucha paciencia 🙂

Deja un comentario

2 × 5 =