Conciliación Laboral: Mis Primeros Pensamientos

Hace poco ha sido un tema muy común entre los blogs plantear el tema de la conciliación laboral con sus bebés recién nacidos. Futuro Bebé todavía sólo está en mente, pero también es algo en lo que voy pensando.

Me preocupa, es inevitable, piensas en ello desde el momento en el que te imaginas un bebé en tu vida. Piensas en cómo vas a combinar la vida laboral con la vida maternal y a mí se me han ocurrido estas ideas:

  1. Pido reducción de jornada. Al principio no va a suponer un cambio en el sueldo, pero al final pues sí. ¿Cuánto me puedo permitir dejar de cobrar para trabajar menos horas? Pues con los sueldos de hoy en día, ni media hora. Es algo que tendría que hablar con mi empresa y con Futuro Papá, pero hay cosas más importantes antes del tema de lo que pueda pasar de aquí a dos años, cuando el tema sea inminente.
  2. Busco otro trabajo más cerca de casa, que no gaste dos horas en el transporte a diario. Pero entonces tendría que buscar a alguien que lo cuide en los días libres escolares, como semana santa o navidades. El sueldo en mi trabajo actual no es bueno, pero sí me permite cuidarle en sus vacaciones y tener un mes entero en verano. Aunque esto no nos afectaría hasta dentro de cinco o seis años, pero luego será cuestión del resto de su vida.
  3. Pido una excedencia para cuidarle. Esto me dejaría sin sueldo directamente, por mucho que sea la opción que más me gusta, es la que menos me puedo permitir. Si en un momento dado fuera posible, ¿cuándo lo haría?

Mi horario también es difícil, pero se puede combinar con el horario de Futuro Papá. Aunque esperamos pronto una subida de categoría para él que implica un cambio de horario importante. Tenemos la firme intención de no implicar a los Futuros Abuelos, pero me queda la tranquilidad que tienen un horario permisible. Futuro Papá trabaja cerca de casa, es otra tranquilidad.

20 comentarios en “Conciliación Laboral: Mis Primeros Pensamientos

  1. Es complicadísimo… y parece que a nadie de los de “arriba” les interesa mucho que deje de serlo! Valora sobre todo si el tener que pagar a alguien te va a suponer gastar lo mismo que dejarías de ganar si te pidieras una reducción de jornada.

  2. Es complicado… yo he cogido reducción y la verdad es que estoy contenta, nos lo quitamos de otras cosas y listo, pero claro, cada situación es diferente.
    Espero que encontréis la mejor llegado el momento!

    • Todavía no sé cómo nos lo vamos a organizar económicamente dado que todavía queda un rato para que llegue el momento de decidirlo, pero es importante tener las opciones claras y no encontrarte con sorpresas llegado el momento.

      • Soy una persona que prioriza y Futuro Bebé va a estar por delante de todo siempre, pero es obvio que necesito dinero para cuidarle, por tanto trabajo… y deben ser compatibles. La conciliación es casi un sueño imposible, pero por lo menos pensarlo y tenerlo presente es importante.

  3. Cuando se tienen los niños, se hacen mil y una cosas para poder estar con ellos la mayor parte del tiempo. Mi marido trabaja con turnos. Yo fija de mañana. Hay días en los que tenemos que hacer cambios porque nos es imposible recoger o llevar a las niñas… Es complicado, pero se lleva a cabo bien, y yo antes de tomar cualquiera de las decisiones que tienes, esperaría a ver como se desarrollan los acontecimientos, porque luego los abuelos pueden echaros una mano, o hay una amiga que puede cambiar un turno…

    • Claro, lo único que pretendía con el post es tenerlo presente. El no encontrarme ante la situación a última hora y que se atropeye todo a sí mismo. Pero son decisiones que tomaré más adelante cuando llegue el momento. Igual que el tema de contar con los abuelos o no, yo prefiero también que no, pero seguro que están encantados también de llevarse al primer nieto a casita para cuidarlo…

  4. Es complicado, pero hasta que no llegue el momento tampoco puedes planteártelo mucho, cómo dices el papá esta pendiente de un cambio… por ejemplo.
    Esta bien que lo vayas pensando pero yo creo que hasta que no llegue el momento…

    • Sí, por favor. De momento todo lo que he leído es que es imposible, que no hay manera de compaginar tu vida laboral con un bebé y eso me tendría muy triste como tiene triste a todas las madres que leo.

  5. Yo tengo suerte en eso.
    Al ser profesora mis vacaciones serán siempre las mismas q las de garbancito. Y las tardes como muy tarde salgo a las 5.
    El resto del tiempo jugare con el horario del papi de garbancito.
    Mi principal “problema” serán los primeros meses, desde febrero a junio! Después ya el septiembre q viene tendrá un año e ira a la guarde!!!

    • A mí me pasa lo mismo, al trabajar en una escuela, las vacaciones coincidimos mucho (en verano sólo tengo un mes, ¡¡pero casi!!). Por lo que no me gustaría optar a un cambio que me ofrezca otras condiciones al respecto… Pero claro, ¿y el resto de los días?

    • Totalmente, porque en un momento dado te quitas un pesito de encima. Seguiremos igual de preocupados, es a mí a quien me apetece estar con Futuro Bebé, no lo quiero dejar con nadie, sea Futuro Papá o Futuros Abuelos, pero bueno… Por lo menos no estará con desconocidos.

Deja un comentario

trece + 19 =