Charla Preparto I. En el Hospital

Se supone que se pondrían en contacto conmigo a partir de la Semana 20 para recibirla alrededor de la semana 24, pero la verdad es que me avisaron mucho antes como podéis imaginaros. Aprovechando que ahora es una época de curro tranquila, cosa que el mes que viene no podré decir lo mismo, y que Futuro Papá podía ir, dado que trabajando a turnos dependemos de muchas citas por él, aprovechamos y fuimos.

La charla trataba de que cada profesional que asistía el parto te explicaba cómo funcionaba el mecanismo desde su punto de vista y que conocieras las responsabilidades del personal en cada una de sus actividades. De esta manera la charla la impartió un matrón, un neonatólogo, una ginecóloga y una anestesista.

El matrón nos habló, sobre todo, de los signos del parto. Cuándo debemos acudir al hospital. Primero nos explicó sobre las contracciones, que según se va acercando la fecha, éstas se juntan más en el tiempo y en el momento que tengamos contracciones regulares, porque al principio no lo son, cada 5 minutos y que no se relajan con el reposo, debemos ir preparándonos para acudir tranquilamente al hospital. También si la bolsa tiene rotura o fisura, son dos cosas diferentes. En el caso de rotura de bolsa, lo que vulgarmente se llama romper aguas, debe acudirse con tranquilidad al hospital. La fisura es más difícil de detectar porque va más bien goteando, así que cuando la zona está demasiado húmeda como para ser el flujo, pues de caminito que vamos. En ambos casos es muy importante el color, si el color del líquido que empieza a salir es transparente o blanquecino, podemos ir en un rango de dos horas, esperar al marido que salga de trabajar y todo eso, en cambio si el líquido es verdoso (el feto ha hecho necesidades dentro) debemos olvidarnos de la tranquilidad, pero si ya es rojo… no hay tranquilidad que valga.

Todo esto no se contempla en caso de partos y cesáreas programados, claro. Que en esos casos funciona todo de manera distinta. Primero, no se entra por urgencias, si no por la recepción del hospital.

Otra cosa que nos ha explicado es el sangrado durante la gestación. En caso de que sea menor o igual que una regla, no hay que alarmarse en absoluto, es normal. El problema es cuando está acompañado de dolor y es bastante más que una regla… Luego nos ha explicado que él da clases preparto y que llamemos alrededor de la semana 21 o 22 para coger sitio en el siguiente comienzo de clases. Nos puso un vídeo muy bonito y se despidió.

Después entró el neonatólogo. Es el pediatra que debe asistir el parto. Nos explicó las ventajas y el funcionamiento del piel con piel en el bebé. No tardan nada en ponerlo y durante dos horas no separan al bebé de la madre para hacer las mediciones. Durante las cesáreas el padre no puede estar con la madre, y la madre no está para hacer el piel con piel, así que se lo llevan enseguida al padre para que el padre sea el que haga el piel con piel al bebé. Después nos enseñó la sala de incubadoras, que no tienen horario para los padres, son de puerta abierta para padres, para que estén con el hijo todo el tiempo que ellos consideren oportuno mientras el bebé recibe los cuidados especiales. La familia cercana puede visitarlos durante el día del jueves, el resto se lo dejan sólo a padres. Nos explicó en qué casos se llevan a los niños a las incubadoras y cómo funcionan.

Tras él llegó la ginecóloga. Yo estaba un poco inquieta por los casos de los bebés que necesitaban incubadoras y Futuro Bebé se había manifestado por primera vez por entonces, así que no recuerdo mucho de la charla que dió la ginecóloga, la verdad. Recuerdo algo de que hablaba del proceso del embarazo y del parto, y cuáles eran los protocolos en caso de parto urgente y parto programado, y cuándo se da cada uno. Pero no me preguntéis detalles que yo estaba buscando más signos de Futuro Bebé.

Y entonces entró la anestesista. Nos habló de los escasos efectos secundarios de la epidural y de cómo la aplicaban. Te la puedes poner en cuanto desées, no hay tiempo mínimo ni tiempo máximo (luego especifico), en cuanto entras al hospital puedes decir que te la pongan, te llevan a quirófano, te ponen un catéter (que es una especie de vía directa a la zona epidural de la espalda), te suministran la mitad de la dosis en el acto y luego la otra mitad te la van poniendo poco a poco, de esta manera si el parto es más largo, te siguen poniendo la anestesia según la vayas necesitando. En caso de que solicites la epidural demasiado tarde para que haga el efecto deseado, te inyectan la raquídea, tiene más efectos secundarios y es más delicada de poner, pero evitan en lo máximo que sufras. Nos puso un vídeo de su aplicación y se terminó la charla.

14 comentarios en “Charla Preparto I. En el Hospital

    • Mi idea de todas maneras es no pedirla hasta que realmente lo vea necesario, si puedo pasar el parto sin epidural, sin epidural que me hago un parto… Es lo que decía Futuro Papá, ¿qué te va a decir una anestesista? Pero él tampoco se fía.

  1. Conozco casos que por poner la epidural demasiado pronto se les cortó el proceso de dilatación y acabaron en cesárea, otros en cambio no pasó nada. Cada cuerpo funciona a su bola, hay mil experiencias distintas, incluso en la misma mujer puede pasar una cosa diferente en cada parto. Lo mejor es estar lo más informada posible de sus efectos y según se vaya presentando el parto, decidir. El parto, es un proceso mental además de físico, y saber que si por el motivo que sea no puedes aguantar el dolor puedes optar por una anestesia, te hace estar más tranquila.

    • Debemos tener presente que la antestesista tira a su terreno… Yo prefiero no ponérmela, la verdad. Pero no sé qué pasará llegado el momento. Me siento más tranquila conociendo el proceso de la epidural en ese hospital. Cuando me la pusieron para la operación, la verdad es que no fue así, pero no se pueden comparar las situaciones, desde luego.

  2. Yo acudí al hospital sin dolor ni contracciones…iba estupéndísima como a dar un paseo cuando UPMF salió de trabajar y todoporque me sentía humeda…resulta que tenía la bolsa fisurada y el ginicólogo me echó una bronca por no haber ido antes!!! es importante, pero yo estaba bien…menos mal que me dio por ir.

    • Desde luego, más vale prevenir que curar en esas situaciones. Aunque antes o después se supone que debería tener esta información, la verdad es que me siento más tranquila teniéndola ahora. Las clases de preparación al parto sí las haré en el momento que tocan, pero creo que esta información debería ser más pública de lo que es

  3. Me parece genial que en tu hospital tengan estas iniciativas y os expliquen todo el proceso. A mí solo me dieron las clases de preparación en el último trimestre. Me parece muy interesante sobre todo la información que os pudo dar el neonatólogo.

    • A mí también. Luego las clases de preparación al parto serán otra cuestión y será de otra manera, la verdad. Pero creo que esto es básico para saber qué va a pasar o qué puede pasar y cómo afrontarlo desde tu punto de vista. Que luego ando como pollo sin cabeza por no haber tenido la información antes 🙂

  4. Que la mamá en una cesárea no está para hacer el piel con piel? vaya… que en ese hospital no lo harán (como en la mayoría), pero cada vez son más los que se suman a este procedimiento, el piel con piel en las cesáreas. La mamá está con anestesia epidural, exactamente igual que tras un parto y para el bebé lo mejor es estar con ella (el piel con piel sólo tiene beneficios). Vaya, yo he estado en hospitales donde se hace y no sólo es perfectamente posible, sino muy recomendable y satisfactorio! no dejan al menos que sea el papá quien haga el piel con piel?
    La epidural puede ponerse con 1 centímetro o con 10, por poder, se puede. Una inducción con el cuello cerrado y la oxitocina a chorro es muy cañera, la epidural ha de ponerse cuando la madre la solicite. Eso sí, influye notablemente (hay mucha bibliografía científica que lo corrobora) si se administra antes de la etapa activa del parto (3-4cm), pues aumenta las tasas de cesárea y de partos instrumentados enormemente.

    • Yo ni siquiera entiendo porqué el padre no puede estar con la madre durante la cesárea. Entiendo que no le van a meter donde está la barriga, pero sujetando a la madre, dándole la mano… Yo lo he visto en partos que el padre está con la madre durante una cesárea, ¿por qué no lo hacemos? Yo ni siquiera entiendo eso… Así que figúrate que no hagan el piel con piel con la madre por cesárea. Pero bueno, al menos estoy segura que dejan hacer el piel con piel al padre en tal caso No me gustaría tener una césarea en cualquiera de los casos.

      Muchas gracias por ampliar la información sobre la anestesia. Mi intención en principio es no ponerla, luego ya veremos… Pero me gustaría vivir el parto en su plenitud. ¡A ver si lo consigo!

  5. Son muy útiles las charlas preparto, y la gimnasia que te hacen hacer, aunque claro, ahora las futuras madres saben más porque se informan, algunas se mal informan, otras no, pero las dudas es conveniente resolverlas con los profesionales.

    • Estoy totalmente de acuerdo contigo. Yo puedo tener ideas sobre la anestesia o no, pero nadie me lo va a decir mejor que una anestesista. Lo que pasa que claro, el anestesista también suele tirar a su terreno y ahí tenemos información de matronaonline (en el comentario anterior) donde comenta las desventajas de una epidural demasiado pronto. Que por poder, se puede… pero no está exento de consecuencias.

Deja un comentario

cuatro × uno =