Carta a la #InfertilPandy

La gente cree que aceptar la infertilidad es tan fácil como decir de un día para otro: “Bueno, pues vamos a hacernos tratamientos de fertilidad” y punto, pero a veces no se paran a pensar los sentimientos que hay detrás.

Yo no puedo decir que lo comprenda.  He tenido la suerte de no tener que verme en esa situación, pero sí debo admitir que he tenido el sentimiento de impotencia y también empatizo con ese sentimiento de frustración. Mi caso no es comparable en absoluto, yo deseaba ser madre y me costaba mucho aceptar que no era el momento de serlo. Pero cuando quieres serlo y es el momento, pero el momento no llega… la frustración es incalculable.

Nadie sabe, sin sufrirlo, por lo que pasa una persona que, al igual que todos, ven una injusticia tan grande como el maltrato infantil y ella, con tanto amor que le sale por los poros de la piel, no se lo puede dar a un ser salido de sus entrañas.

Y da igual lo que se le diga, el sentimiento es único.

Desde aquí sólo quiero reinvindicar el derecho de esas personas por ser reconocidas. Que quien lea este post y no haya reflexionado sobre ello, piense en el dolor que sufre una madre que no puede tener hijos con la misma facilidad que otra persona. Esa impotencia y esa frustración de tener que ser más constante y soportar unos tratamientos que cuestan dinero… un dinero que cuesta mucho esfuerzo ganar hoy en día. Todo para tener lo mismo que una niñata de 15 años tiene por su irresponsabilidad.

¿Es mejor madre? Jamás juzgaré a una madre por su manera de llegar a ello, eso lo tiene que decidir el hijo criado en ambos senos, no yo. Pero reconocer su lucha y su dolor… YO LO APLAUDO. Admiro esa constancia, esa perseverancia en conseguir un sueño cueste lo que cueste, esa lucha diaria por no dejarse caer en la autocompasión. Y lamento mucho la falta de reconocimiento hacia esos sentimientos camuflados como envidia.

16 comentarios en “Carta a la #InfertilPandy

  1. Totalmente de acuerdo en el apoyo a esas mamis que no consiguen llegar a serlo y su lucha es heroica en muchas ocasiones… pero para ensalzarlas y apoyarlas tampoco es necesario, creo yo, faltar a las que han llegado a madres por accidente. Que mi caso no es ni uno ni otro, pero también es admirable el esfuerzo de muchas mamis adolescentes que, después de un error, se ponen el mundo por montera y dan todo por sus pequeñines. ¿O es que todas las madres adolescentes son unas niñatas y merecen serlo menos? Creo que eso supera con creces cualquier error que hubieran tenido antes y las hace increíbles por saber tropezar y levantarse con orgullo… Yo veo a todas mamis y todas ellas preciosas, ¿no te parece?

        • He procurado ser gráfica en el caso, pero no es nunca peor madre… Como ya he dicho, no voy a juzgarlo yo. La experiencia que tengo es que no es peor madre. Pero el post trata de quien ve como alguien irresponsable es madre sin quererlo y ella que lo quiere con toda su alma sacrifica tanto.

          • si lo entiendo. Pero me refiero que tampoco es fácil para alguien que no lo desea quedarse embarazada… son dos situaciones extremas y las dos difíciles para la madre (tanto la que se queda sin querer como la que lo ansía y no puede…). Me pongo en el lugar de ambas y es dificilísimo!!! no envidio a ninguna

  2. Gracias por este reconocimiento y empatía hacia nosotras. Yo al fin lo he conseguido, aunque como sabéis me ha costado muchas lágrimas. NO me considero especial, ni más fuerte ni luchadora que nadie porque se que todas en mi misma situación serían capaces de hacerlo.

    Muchas gracias me ha emocionado el post.

    Besosssssss

  3. Aisss como te entiendo..tengo SOP me quede embarazada de mi hija no se ni como llevo en la busqueda del segundo 2 años y creo que cada vez esta más lejos y cada vez más embarazadas nos rodean.Animo cariño!!

  4. Pues sí que es duro y mucho. El sentimiento de tristeza, impotencia y frustración, las ganas de llorar, muchas veces sólo lo comprende la que pasa por ello porque nadie se para a pensar en estas situaciones. Yo no tuve que recurrir a clínicas, al final tuve embarazo natural, pero tardé dos años y medio en tener mi primer positivo… Así que sé lo que se siente cuando no llega lo que tanto deseas y a tu alrededor sí. En fin, mucho ánimo a todas las que se encuentran en esta situación, seguro que llegará!

  5. Me sumo al aplauso y ánimo para todas las que no abandonan su sueño y sacan fuerzas (y dinero) de donde no lo hay para realizarlo, para poder coger en brazos a sus pequeños. Y aplaudo también a las que deciden adoptar y vuelcan todo ese amor que llevan dentro en una personita que es tan hijo de ellas como los demás. Mi admiración para todas, y todos, que los padres aquí también tienen su mérito por el apoyo y la lucha constante, mano a mano.

  6. Gracias Futura mamá por este post ilustrativo. Yo sé a qué te refieres cuando hablas de “la niñata” y la que no puede. De todos modos, yo tengo días muy buenos pero también días muy malos en los que me quedaría en la cama y no vería a nadie. He perdido muchas aptitudes sociales por culpa de este problema y eso es algo que me atormenta.

    un beso

  7. Gracias por el post. Leo y oigo muchos comentarios del tipo “va, mujer, dos años no es nada, vosotros a relajaros y todo llegará”. Estas frases son las habituales, no se tiene en cuenta lo que pasamos, los días fértiles, los tratamientos, las pruebas, las esperanzas, las desesperanzas, la montaña rusa emocional y física. Esto es muy duro, mas de lo que yo pensaba. Hay días que yo también tengo ganas de meterme en la cama y no salir, y de que me hagan una lobotomía y me olvide del tema, pero esto no se olvida: quiero ser mamá y lo conseguiré, de un modo u otro.
    Ánimo a todas las super luchadoras!

  8. Totalmente de acuerdo contigo. Es un sufrimiento que se tiene por querer cumplir un deseo y no poder llegar, nadie parece entender el tiempo, la desesperación, y las esperanzas puestas en los tratamientos, adopciones, etc… Hay que ser muy fuerte para llegar al objetivo final.

  9. Creo que hay mucho desconocimiento sobre este tema, buen ejemplo de ello es que la mayoría de la gente, ante un relato de “llevamos x tiempo intentándolo” responde “bueno! tranquila, eso es porque estás obsesionada, cuando dejes de pensarlo llegará”.
    Hasta que no estás metida de lleno en esto no ves la realidad, muchos embarazos de conocidas han llegado después de muchísimo tiempo de búsqueda, incluso tras tratamientos de fertilidad, pero no se dice por intimidad o por miedo a los comentarios de gente que no sabe de qué va el asunto.
    Otras veces se sabe lo que hay, pero no estamos muy acostumbrados a lidiar con situaciones dolorosas para otros, muestra de ello es el típico “bueno, al menos tenéis salud, una casa, un trabajo…” son comentarios que intentan animar de buena fe, pero remueven lo más hondo de la rabia en las personas con problemas de fertilidad.
    Hasta que socialmente no estén más reconocidas estas situaciones, la empatía será difícil de conseguir.

    Ah! y lo que dices de que no es comparable una situación a otra, a veces leo críticas en internet porque menganita se queja de que lleva 8 meses de búsqueda y yo llevo 3 años! o porque fulanita se queja de que en la eco han visto que es un niño y es una niña, con la de FIV a las que se ha sometido… nos comparamos demasiado. Que una persona lleve 3 años de búsqueda no significa que alguien con unos meses intentando lograr un embarazo no esté viviéndolo de manera mucho más negativa. Hay que entender y aceptar que no todos sentimos igual 😉

Deja un comentario

dos × 4 =