Ataques de Miedo

Quería escribir, desde hace una semana, sobre los pañales de tela que nos han llegado ya a casa. Enseñarlos, cómo los encontramos, por cuáles nos decidimos y por qué. Pero llevo unos días en los que siento el corazón un poquito acongojado.

Ayer concretamente todo estalló en una diferencia de opinión con Futuro Papá. Creo que las diferencias de opiniones enriquecen a una pareja que las afronta de forma madura y tranquila (cosa que Futuro Papá me enseñó a hacer, porque yo en ese aspecto soy más de echar sapos y culebras por la boca). Era sobre lo que siempre tenemos diferencias de opinión, sólo que cada vez me deja más echa polvo…

Llevo un tiempo en los que me sorprendo porque las hormonas del embarazo no se han hecho presentes en mi cuerpo. Pero creo que ya no puedo decir los mismo. Llevan unos días también haciendo mella y no ayudó a mi día de ayer. Pero hoy han estallado directamente…

Tengo pánico a la maternidad.

Sé que estoy embarazada, llevo disfrutándolo un tiempo y la verdad es que me encuentro mejor que nunca. Tengo ánimo y fuerzas para hacer lo que deseo, todavía no he tenido que comprar ropa premamá, aunque ya se ve la tripita. No sé, ¡¡me siento genial!!

Pero a veces… ¡¡me sorprendo de estar embarazada!! Por mucho que lo deseaba, lo veía como algo tan irreal, algo tantas veces pospuesto, algo tan lejano… Que estarlo ahora es como si no lo viviera con intesidad. Y no me preocupa estar embarazada, lo disfruto y lo vivo como algo natural, ¡¡como si siempre lo hubiera estado!!

Sólo que… cuando pienso que algún día Futuro Bebé saldrá de ahí, ¡¡¡¡me da pánico!!! ¿Mi teta le dará leche? ¿Dormirá a gusto en la cuna? ¿Estará a salvo en el carro? ¿Sabremos portearlo? ¿Sabré educarle? ¿Escucharé su primera palabra o la disfrutará otra persona? ¿Y sus primeros pasos? ¿Le daré lo que necesita?

Pero quitando esas cosas, ¡no llego a fin de mes! ¿Cómo voy a ser capaz de darle a Futuro Bebé todo lo que necesita? Soy un desastre en casa, ¿cómo podré quitarle de todos los peligros que le acechan en casa?

Hoy no me siento preparada, en absoluto, para ser madre…

40 comentarios en “Ataques de Miedo

  1. Tranquila, guapa, que a todas nos han dadoe sos ataques de pánico. Los temores de una madre primeriza te acechan así din más, de vez en cuando. Y sólo el hecho de que te cuestiones todo eso ya es una señal de que vas a ser buena madre, ¿no te parece? Claro que te saldrá leche, que sabrás parir y coger a tu hijo en brazos. Y sobre el dinero, a tu hijo no le faltará de nada. Quizá a ti sí, pero a él no, verás. Un beso y ¡a disfrutar!

  2. Esos miedos los tenemos la gran mayoría y es normal porque es una experiencia nueva. Piensa que serás la mejor mama para futuro bebé más que nada porque eres su única mama y aunque te equivoques en algo el te lo perdonará y te seguirá queriendo. El primer mes puede ser el más raro pero el truco es pasar mucho tiempo con tu bebé para conocerlo y darle lo que necesita en cada momento, eso te hará aumentar tu autoestima como madre y él estará tranquilo y confiado de que estas ahí siempre que te necesita. Déjate guiar por tu instinto en cada momento! Algo que me funcionaba si algún día lo pasaba mal era “resetear” por la noche y afrontar el día siguiente como un nuevo día!

  3. De verdad que vas a ser una gran mamá. ¿Sabes por qué? Pues precisamente porque si no te preocuparas por todas esas cosas que lo haces, no serías tan buena mamá. Y debes quitarte el pensamiento de que el resto de mamás no se sintieron o se siguen sintiendo después de serlo con dudas y angustias a diario.

    Por otra parte, lo de no sentirte plenamente consciente, yo no fui consciente del bebé hasta que no me lo llevé a casa y a veces aún la miro y me parece mentira: ¡si soy mamá, qué fuerte!

    Pero debes de estar tranquila y no precipitar acontecimientos, porque cada una de esas cosas que mencionas surgirán paso a paso y así es como deberás afrontarlas: de una en una. ¡Mucho ánimo, todo va a estar genial!

    • Sé que todas las buenas mamás en algún momento dudaron de su maternidad, pero el pánico de esta mañana me sobrecogió, no me lo esperaba, sentía auténtico rechazo por Futuro Bebé, era como si él no se mereciera lo que va a tener y no me corresponde a mí dárselo.

      Eso quiero creer yo… A ver qué ocurre, ¡¡ya os contaré!!

  4. Ahh ¡que recuerdos! ¡cuantos ataques!
    No te preocupes que estás dentro de lo normal y esperado 🙂
    No es de las cosas que se dicen más, pero no todas nos sentimos que nacimos para esto de la maternidad. No todas las mujeres creemos que hay un cierto instinto que hace que todo te salga facilmente.
    Lo mejor de todo es que eso no se termina cuando nace tu hijo. No pánico, pero las dudas de si estarás haciendo bien, si podrás, si no la vas a traumar de por vida…
    Pero yo creo que es muy saludable tener miedo. Te lleva a pensar en lo que estás haciendo. Y pensar te lleva a hacer lo mejor que puedas. Y con eso, tu hijo tendrá más que suficiente. Eso y mucho amor.
    Yo te diría que temas mucho mas el día que nada de esto suceda. El día que te sea indiferente estar haciendo bien o mal. Ahí si, preocupate.
    Mientras, seguí compartiendo y nosotras compartiremos contigo porque no estás sola. Madres como nosotras, siempre hubo.
    Mañana sentirás que puedes con todo, y al otro día no, y al otro si, y al otro no…
    Besos

    • Sí, yo siempre he pensado que estas cosas ayudan a desarrollar el pensamiento para abrirnos a los caminos de la sabiduría. Es estúpido bloquearse por estos sentimientos, sólo que cuesta mucho pasarlos… Hoy he encontrado un gran apoyo y me han ayudado a salir del círculo vicioso un poquito, lo cual se agradece muchísimo 😀

  5. Seguro que serás una buena madre, es normal que te pase todo eso por la cabeza, creo que a todas nos pasa en algún momento más tarde o más temprano. Lo mejor es que te dejes guiar por tu instinto, por lo que tu bebé te vaya pidiendo e intenta no tener ideas preconcebidas, adáptate a lo que vaya surgiendo y sobre todo, disfruta de la experiencia de ser mamá, una mamá que no es perfecta como no lo somos la mayoría, la que te diga que es la madre perfecta…ejem, sospecha de ella 😛 Y piensa en la gran ventaja que tenemos las madres hoy en día, una red virtual de apoyo llena de otras mamás a las que preguntar 🙂

    • Síiii, me habéis ayudado muchísimo a salir de ese círculo vicioso que a ratos te bloquea. Me he sentido bloqueada desde hace unos días, pero no era capaz de definirlo y cuando llegué al punto de dejar de publicar o incluso de entrar al blog por esto… Supe que tenía que sacarlo para dejar correr y seguir adelante con entusiasmo y ganas.

      Es un poco una especie de llamadas de atención, pero comedidas y justas, nunca he pensado que fueran malas 🙂 ¡¡Muchas gracias por estar ahí!!

    • Sí, pero cuando llegan al punto de bloquearte y no poder escribir sobre otras cosas mucho más importantes… el agobio es tremendo. Ahora ya me siento liberada, por todo el apoyo que me dáis, por haberlo soltado y no sentirme tan culpable, por muchas cosas. Pero estaba dejando de escribir por eso que sentía y no identificaba.

  6. Como ya te han dicho creo que todas hemos vivido esos momentos de pánico en los que no te ves preparada para semejante reto. Pero lo lograrás!! Aunque te asaltarán de vez en cuando, creo que eso es inevitable.
    Relajate y disfruta, lo demas ya ira viniendo! Un beso

  7. Ay, hermosa… como ya te han dicho, a todas nos pasó eso al principio. Y luego resulta que sí sabes hacerlo ¡y tú no vas a ser menos! Te vas a sorprender de ti misma muchas veces, para bien. Así que paciencia para que estas sensaciones pasen… porque verás que eres una mami estupenda =)

  8. ¡¡Futura Mamá en pánico!! Es normal, escucha, muy normal tener dudas, temores, miedos. Darle vueltas a la cabeza, pensar en qué hacer, qué no hacer, cómo hacer, cómo no hacer… Sé que decirte que estés tranquila no sirve de nada. Pero el instinto lo tienes, y con él saldrás adelante. Intenta, eso sí, no ponerte nerviosa antes de hora, porque hay solución para (casi) todo, y estresarte antes de tiempo, no sirve de nada.

    • Sí, supongo que estaba bloqueada por tantas dudas y necesitab, básicamente compartirlos. ¡¡Hoy vuelvo a estar a tope!! Y se agradece el sentimiento de apoyo que he recibido por vuestra parte, la verdad. Me he sentido mucho mejor, no sé… es como que ya no estás tan sola y abandonada ante el mundo.

  9. ES normal tener estos ataques de miedo, a medida que se va acercando el momento nos asaltan las dudas, pero ya verás como cuando tengas a tu peke en brazos vas haciendo todo sobre la marcha. Yo tenía pánico a que se pusiese malo por si no lo sabía cuidar y al final eres como un termómetro andante, en seguida detectas la fiebre o cualquier cosilla que se salga de la normalidad. Verás como todo va genial. Un beso y ánimo!

    • Sí, entiendo que estos ataques pues dan de vez en cuando, pero ya empezaban a bloquearme incluso con el blog y necesitaba sacarlo para seguir dejando fluir las ideas. He recibido tal cantidad de apoyo que me siento de nuevo con energías renovadas y con ganas de comerme el mundo mientras me toco la barriguita 😀

  10. No te estreses, no hagas demasiados planes, el ritmo lo va a marcar el pequeñajo en casi todo y todo debe de ir surgiendo. Infórmate sobre todo lo que quieras, pero mentalízate de que no todo va a salir bien y que muchas cosas las tendrás que afrontar en el momento.

    Vas a ser una buena madre. Un beso!

    • Sí, pero a veces es más el miedo, no sé, es raro. Sabía que era normal, pero el agobio repentino de este miedo es como muy raro. He recibido mucho apoyo por vuestra parte y ya me siento de nuevo mejor… Pero en ese rato donde son esos pensamientos los que fluyen, uffff, se pasa horrible.

Deja un comentario

dos × 2 =