Adaptación a la Lactancia Materna; Primera Crisis de Lactancia

Entre unas cosas y otras al final tengo que hacer dos posts en uno con la misma temática. Prometí contaros cómo ha ido el tema de la lactancia, el peor tema de todos hasta el momento…

No nos engañemos, por mucho que te digan, es más difícil de lo que nos imaginamos. Nos venden la imagen de que el bebé se engancha a la teta a la primera y sin ayuda, pero no es así. La lactancia requiere mucha paciencia y mucha insistencia y que nadie os diga lo contrario: prácticamente todas podemos dar el pecho.

La lactancia ha sido mi mayor miedo en todo el proceso del tercer trimestre, mucho más que el parto en sí. Soy una persona con los pechos muy sensibles y temía un dolor atroz en el enganche (y luego veremos que no me equivocaba). Sabía que quería dar el pecho, pero cuando manifestaba este miedo a las madres que me rodeaban, todas (y con todas quiero decir prácticamente todas) se explayaban en intentar hacerme entender que ellas quisieron, pero no pudieron. Y obviamente cada una con su frasecita de: “y no pasa nada por dar biberón”.

Me mordía la lengua queriendo decirles que no es así, que sí pasa, que yo quiero dar teta, que lo que hace falta es paciencia y perseverancia. Pero esto es otra historia.

A la hora de la verdad, pues con la cesárea tuve calostro más tiempo del debido, Bebé Fúturo se quedaba hipoglucémico entre toma y toma, por lo que nos dieron refuerzos en jeringa cada 3 horas. Como la lactancia iba a ser a demanda, la primera noche le dábamos cada vez que se despertaba (una vez en toda la noche) tras lo cual nos echaron una soberana bronca porque tenía que ser cada 3 horas exactamente.

La segunda noche fue un infierno y todas las noches que dábamos refuerzos fueron una auténtica pesadilla. Al final optamos por dejarlo, entre otras cosas, porque ya dejé de echar calostro y podía nutrir a Bebé Fúturo con leche materna.

Y Bebé Fúturo le encantaba chupar del pezón… por más que las matronas me ayudaban a corregirle el enganche, Bebé Fúturo cogía el pezón con mucho gusto. Razón por la que tuve grietas en uno de ellos que luego desarrolló mastitis. ¡¡Pero no me rendí!!

Una mañana me desperté y decidí ir a la farmacia a por unas pezoneras. La verdad es que me perdí la clase de lactancia y no tengo muy claro si esto se enseña en esa clase o no (¡menuda clase me perdí, justo la que más necesitaba!). Así que me dejé guiar mucho por la intuición y me compré las pezoneras susodichas y… ¡¡¡voilá!!!

Gracias a las pezoneras, mi paciencia y perseverancia hemos conseguido establecer una lactancia a demanda exitosa.

________________________________________________________________________________________

Se me olvidó mencionar en el post de la visita al pediatra que nos mandó un suplemento de vitaminas para Bebé Fúturo. Por lo visto lo mandan para todos los bebés con menos de un año y no hemos sido menos. No nos explicó nada al respecto, fue muy seca en su atención, aunque sí nos pareció que era una buena pediatra, pero extremadamente seca.

Bueno, pues coincidió que le dimos a Bebé Fúturo su primera toma de suplemento y después estuvo 5 horas seguidas tomando leche. Yo estaba ya desesperada, a las 2 de la mañana me quería morir… Las tetas ya me escocían y las sentía muy vacías. Menos mal que al final se calmó y se durmió, pero fueron 5 horas agotadoras de no parar de darle teta.

No sabía si era por ardor de estómago que la leche le calmaba (cuando parecía que se quedaba saciado le retiraba del pecho y acto seguido lloraba como un descocido porque quería seguir comiendo), si el suplemento de vitaminas ejercía el poder de aumentar su apetito o si yo no tenía suficiente leche para Bebé Fúturo.

Desesperada buscando por internet encontré que la primera crisis de lactancia (alrededor de las dos primeras semanas después del nacimiento) consistía en una demanda exagerada de teta para aumentar la producción de leche de las domingas. Aunque no había cumplido las dos semanas, quiero pensar que era eso, su primera crisis de lactancia.

21 comentarios en “Adaptación a la Lactancia Materna; Primera Crisis de Lactancia

  1. Por protocolo se les manda a los bebes,mínimo durante el primer año o así, un suplemento de vitamina D, hay opiniones de todos los colores al respecto. El que le mandaron a mis hijos sabía fatal y donde caía mancha que no se quitaba 🙁
    Lo de decir “no pasa nada por dar biberón” se suele decir con la mejor intención, ni mucho menos para animar a que se cambie teta por bibe. Pero por el propio conocimiento de toda madre que sabe que la teta es mejor, más alguna que otra tendencia poco comprensiva hace que cuando una madre por H o por B no puede dar el pecho, se sienta bastante mal así que esa frase mitiga un poco. Te lo dice una que casi cae en una depresión de las gordas por no poder dar más alla de los 20 días pecho a su primera hija. Y todavía casi 5 años después me reconcome.

  2. Nuestra primera crisis fué a los cuatro días con la subida, y sí, a los quince otra, y luego a las siete semanas, creo recordar.
    SrtaDíaz se enganchó muy bien y no me dolía, pero en ésas crisis, de tanto chupar, notaba los pezones como escocidos de la frecuencia… Un dolor grande y deseperado, casi daban ganas de tirar a por las pezoneras pero muy puntual, a los dos días pasaba. Hemos tenido la suerte de ni una grieta ni nada, a veces me asombro de lo fácil que nos ha resultado porque la verdad es que tanto mal comentario sobre la lactancia me hizo esperar que fuese más difícil.
    Nosotras tomamos tres gotitas de vitamina al día, es por un año y por ejemplo Planeando ser Padres tiene un post porque fué a un evento dónde le explicaron de que era la cosa.
    ¡Ánimo valiente! Verás como vosotros podéis y dentro de nada sois unos expertos en lactancia y estáis de lo más felices. 😘😘😘

  3. Lo importante es lo q has hecho, tener paciencia e insistir. Enhorabuena por haberlo conseguido!! En cuanto a la vitamina, yo a Bombón no se la di, hacíamos muchos paseitos con el solecito de la tarde o por las manaanas, por eso no se la di. Ya nos contarás tus progresos, en nada serás una experta jejeje Feliz día! Muack!

  4. A mi también me vinieron con ese mismo cuento, y yo pienso muchas veces que por más que intenten justificarse, en el fondo saben que no querían dar el pecho. La que quiere “apechuga” con todo lo que ello conlleva y lucha por conseguirlo. Y tu lo sabes al 100%.
    Las crisis teteras las hay en todas las etapas, armate de paciencia, aquí a los 17meses aún tenemos algunas…
    Ánimo que lo estas haciendo de lujo.
    Un saludo!

  5. Oleeeeee claro qué sí, el que algo quiere algole cuesta!!! es difícil pero a mí me pasó como a tí, tenía tan claro que quería dar teta, inclñuso hacía muchísimo tiempo que no paré hasta conseguirlo; con grietas, ingurgitaciones mamarias, dolores y horas y horas sentada con la teta al aire sobre todo al principio.

    Lo de las vitaminas me ha dejado un poco sorprendida, a nosotros solo nos mandaron la vitamina D ¿?

  6. Cuántas crisis nos quedarán por superar (en todos los ámbitos, claro)? Pero no te preocupes que lo importante es superarlas con éxito.
    Nuestra primera crisis fue justo al llegar a casa, con el SUBIDÓN de la leche, yo creía que me reventaban, me tuve que ir al centro médico y allí me ayudaron muchísimo (en ese momento y siempre), empezó a manar leche a chorro, y nosotros en casa creyendo que el sacaleches no funcionaba… lo que hace no saber. Me salvaron de una mastitis segura, ufff
    Ánimo con ello!

  7. Bravo por ti!! Al principio es difícil pero luego te aseguro que vale muchísimo la pena, para mí ha sido las mejor experiencia de la maternidad, en serio. Yo también tuve grietas y recurrí a las pezoneras, que también nos ayudaron mucho.
    En cuanto a lo de las vitaminas, no sé, aquí sólo nos dan la vitamina D y es durante año y medio porque el sol por quí arriba no lo catamos mucho jejejeje

  8. Primero que nada decirte que me alegro mucho que vas para adelante, tu bebé va creciendo y la lactancia tiene lo suyo, pero ya veo que vas salvando los obstaculos. Tienes un grupo de lactancia o matrona que puedas consultar? Eso a mi me ayudó mucho sobre todo en el primer mes. Según mi matrona, la lactancia se instaura al finalizar el primer mes, así que animo y un tropezón no es caida! A mi las grietas me duraron casi dos meses, usé pezoneras bastante tiempo.
    Respecto al comentario del blog de lioukinia, me produce mucha tristeza, porque cada madre hace lo mejor que cree y puede. No somos quien para juzgar. Ir con la verdad como bandera, diciendo que es “tu opinión” cuando nadie te la ha pedido, es ponerse en un pedestal de “super madre” en el cual, realmente estas?

  9. Eres una campeona!

    Para mi lo mas duro ha sido el tema de la lactancia y me ha hecho tomar conciencia y respetar mucho a fondo por ser unas luchadoras a todas las madres que la han sacado hacia adelante, porque es dificilisimo para la mayoria y eso nadie nos lo habia explicado tan claro.

    Respeto sinceramente también la decisión de quien no ha querido desde el inicio dar teta, y consuelo a las que no han podido pese a intentarlo diciendole que sus hijos no son menos queridos ni mucho menos ni se van a criar en peores condiciones que los de las que si lo hemos hecho, que no os señalen con el dedo por eso que sois tan mamas (y muchas mejores) que las que damos el pecho!

    Yo me apoye en las matronas y gracias a ellas no abandoné, y es cierto que hasta el mes y medio o dos meses no tenia yo sensacion de seguridad con el tema.

    Un besazo enorme! Animo, eres una gran mamá

  10. Felicidades, no es fácil establecer una lactancia exitosa, a mí del primero también me costó, lo bueno es tener las ideas muy claras de lo que quieres hacer. Y sobre todo teta a demanda. Y si te puedes poner en contacto con algún grupo de apoyo a la lactancia ya verás que bien . Muchos besos y ánimo.

  11. que campeona!! yo también pienso cuando me dicen que no han podido dar pecho porque les hacía daño, que es que no han tenido suficiente perseverancia, pero bueno a ver cuando yo me vea en la situación…aunque querer es poder!! y si esa es la idea creo que se puede conseguir! Felicidades!

  12. ¿Hay alguna asociación como la liga de la leche por donde vives? A mi me ayudaron mucho con este tema, sobre todo porque tengo pezones planos pero conseguí dar la teta a las leonas y sin pezonera, a la peque le daba tanto asco que jamás tomó biberón. Más adelante incluso le hacia la papilla de cereales con mi propia leche.

  13. Esto de la lactancia es todo un mundo, desde luego para las mamis es un sacrificio la verdad; yo no he tenido problemas con los enganches ni las tomas, pero me traen de cabeza las ingurgitaciones y las mastitis En plena crisis se te pasa por la cabeza todo, pero cuando la superas te sientes genial, todo por nuestros pequeñines.
    Me quedo por aquí mamifutura te invito a visitarme si te apetece.
    http://unangelllamadomama.blogspot.com

Deja un comentario

dos × 5 =