Ácido Fólico: Sí

Llevo semanas pensando en el tema del ácido fólico. Al final decidí que me lo empezaría a tomar el día de mi cumpleaños, que ya no queda nada. Sería como un homenaje a mí misma cuidándome como Futura Mamá que soy. Pero con el incidente del fin de semana, al comprar el test de embarazo, también compré el ácido fólico, porque si ya estaba embarazada, iba con bastante retraso al respecto.

Decidí cuál por esta entrada de Bitxuni. Me he aprovechado que ya se ha informado sobre esto y no me he planteado qué marca gracias a ella. Pero sigo teniendo dudas.

En principio no es incompatible con ningún medicamento de los que estoy tomando (ahora mismo: Enantyum por la rodilla). Tampoco tengo ninguna contraindicación más. Pero no sé si debería hacerme una analítica primero. Pero tampoco me quiero obsesionar con el asunto…

Total, que después de consultarlo con Futuro Papá, que me apoya al 100% en lo que decida, creo que me lo voy a empezar a tomar a partir de hoy.

Parece mentira, pero cada uno de estos pequeños pasos que no suponen una diferencia en nuestra vida, pero que llevan a algo tan grande como a concebir a otro ser, se convierte en algo tan importante que sólo deseamos compartirlo con quien nos comprende. ¿No os pasa? Sin venir a cuento, tomar una vitamina es crucial y muy importante.

24 comentarios en “Ácido Fólico: Sí

  1. El problema de tomarlo por tu cuenta es que no sabes si tu cuerpo ya tiene suficiente ácido fólico o no… Porque hay alimentos que contienen de por sí. Yo he empecé a comer alimentos que contienen cuando me informé para comer bien (http://tuspatucosymistacones.wordpress.com/2013/12/18/somos-lo-que-comemos/). Mi gine no me lo recetó porque me dijo que con mi alimentación no me hace falta, y que puede resultar obsesivo si después de un tiempo intentándolo no lo consigo y la pastilla sólo me recuerda mi “fracaso” (http://tuspatucosymistacones.wordpress.com/2014/02/21/la-visita-pre-concepcional/). No me hizo analítica ni nada, pero siempre he tenido unos buenos niveles de todo.
    La cuestión es, no hace mal tomar unas vitaminas, ¿pero las necesitas?

    • Mi problema es mi alimentación. No como en casa y la mayoría de las veces no me llevo comida preparada o es insuficiente. No soporto la comida de tupper y con lo poco que me gusta cocinar, reconozco que la alimentación equilibrada no la tengo. A veces me pregunto qué gen tengo para estar sana. Como dije en otra entrada, no me gusta comer, eso me salva de estar mucho peor.

  2. A mi no me hicieron ninguna analítica para empezar a tomarlo. Mi médica me aconsejó que no fuese con yodo porque da mas efectos secundarios, pero luego con la tiroides si que tuve que cambiar de versión por recomendación del endocrino.
    Yo creo que en mi dieta diaria tampoco es que tome demasiado ácido fólico porque alimentos como el brócoli no los puedo tomar…
    De todas fromas las últimas analíticas me han salido muy bien, no tengo que tomar ningún suplemento más, ni hierro ni nada. Mejor.

  3. Aquí expliqué por qué hay que aumentar (y en qué cantidad) el consumo tanto de ácido fólico como de yodo y hierro durante el embarazo: http://matronaonline.wordpress.com/2013/11/15/suplementos-nutricionales-parte-1/
    Aquí cómo conseguirlos mediante la dieta: http://matronaonline.wordpress.com/2013/11/18/suplementos-nutricionales-parte-2-naturales/
    Y aquí por medio de suplementos artificiales: http://matronaonline.wordpress.com/2013/11/19/suplementos-nutricionales-parte-3-artificiales/

    Elegir una una u otra fuente es una decisión personal, pero jamás unas pastillas deben sustituir a una alimentación sana y equilibrada, porque pueden surgir otros problemas que unas pastillas de vitaminas no van a prevenir ni solucionar.
    No es necesario hacerse ninguna analítica, porque estas pastillas no son medicamentos.

    Hice un trabajo de investigación durante 2 años y ya os adelanto que ninguna marca comercial alcanza la mínima cantidad de hierro que la OMS recomienda incrementar de forma diaria durante el embarazo. Muchas marcas se acercan, pero llegar, no llegan (y no me refiero al hierro que te dan cuando en la analítica te sale anemia, sino al que la OMS recomienda para evitar que en alguna analítica aparezca ésta).
    El ácido fólico sí que suelen cumplirlo todas, pero el yodo es sorprendente cómo algunas marcas de las más caras tampoco llegan a las recomendaciones de la OMS, sin ir más lejos, el Gestagyn, que acaba de comercializar una línea para la preconcepción y ni por esas han ajustado la dosis. Se quedan en 150 microgramos y en la caja aseguran que es el 100% de la cantidad diaria recomendada pero… no hay más que consultar en la OMS para ver que el mínimo son 200.

    • ¡¡¡Así da gusto tenerte por aquí!!! Muchísimas gracias por las molestias tan útiles.

      Hierro y yodo nunca me han supuesto un problema. Tengo una alimentación muy rica en ambos en general, pero sí que el ácido fólico no suele estar muy presente. Mi intención no es sustituir los alimentos, sino enriquecer lo que tomo. Cada vez soy más consciente de mi alimentación y me tomo más en serio el tema saludable de ésta, pero he decidido tomar un aporte vitamínico porque no quiero encontrarme con problemas en el futuro.

      De verdad que agradezco de corazón todas tus indicaciones, me parecen extremadamente útiles. ¡¡¡¡Vente a mi lado ahora mismo!!!!

      • jajajaja de molestia nada de nada!!!

        Creo que la base es una alimentación sana y variada, pero realmente los suplementos artificiales son extremadamente útiles en el embarazo y su búsqueda. Es complicado calcular el aporte adecuado de nutrientes día a día… y no sólo eso, sino que el ácido fólico, por ejemplo, se destruye con el calor de los alimentos cocinados, así que hay que andar haciendo mil cálculos para ver lo que realmente se toma.

        Aunque físicamente no esté al lado, virtualmente sí!! 😉

      • Muchas gracias por estar ahí!!!

        Como dices, creo en una alimentación saludable (no necesariamente sana. Una hamburguesa es saludable [preferiblemente del carnicero]). Total, que es una de las tareas pendientes que tengo conmigo misma. Estoy consiguiendo reducir lo más perjudicial de mi dieta, pero ahora tengo que aprender a introducir en ella ciertas carencias que tengo. Sobre todo respecto a la variedad en la misma comida.

        Pero bueno, esto da para un post aparte, jajajaja.

  4. A mi me lo recomendó la comadrona cuando empezamos a buscar. Me recomendó el Natalben preconceptivo que está pensado para antes de quedar embarazada. Y lo tomé dos meses antes de quedar embarazada hasta los 5 meses o así, aunque sólo es necesario hasta las 14 semanas.
    Tanto la comadrona como la ginecóloga me lo recomendaron sin haberme hecho ninguna analítica ni nada.
    Mucho ánimo!

    • El junio pasado fui al ginecólog y me dijo que todo estaba bien, que si decidía quedarme por junio, volviera para hacerme analíticas, pero que si me quedo por estas fechas, sólo fuera si me quedo embarazada.

      Por eso no he ido todavía y no me ha hablado de estas cosas, jeje. A ver si se solucionan mis problemas y nos ponemos a buscar y ya sí que voy 🙂

  5. A mí tampoco me hicieron analíticas. Me recetaron Yodocefol desde el mismo día en que le dije al médico de cabecera que quería quedarme embarazada.A los 5 meses me quedé, así es que ya me vino bien comenzar antes. En principio, si tenemos una alimentación normal ninguna mujer tiene déficit de ácido fólico, pero como las consecuencias pueden ser tan graves para el bebé ¡yo creo que es mejor prevenir!

Responder a Futura Mamá Cancelar respuesta

nueve − 7 =