La historia de una madre opositora (libro)

Zana (15 años), una tarde cualquiera en su casa: Quiero escribir un libro. Dentro de mí nace esa necesidad como si fuera una verdad universal. No sé, se me ocurren siempre mil historias, puede que alguna sea buena y merezca tener sus propias páginas. Voy a empezar ahora.

¿Por qué escribí un libro?

Por aquel entonces no tenía ordenador en casa. Recuerdo la imagen perfectamente, un folio de cuadrados pequeños de mi carpeta del colegio y un boli bic transparente. Me recuerdo escribiendo una historia en ese primer folio. Me imaginaba haciendo fotocopias y enviando a las editoriales y recibir respuestas negativas, y finalmente la positiva. Y la interrupción de mi madre para comer.

Ahí se quedó la historia de ese primer libro. Cuando volví, lo releí y descubrí mil fallos. Nació la inseguridad de mi faceta escritora. Sabía que algún día escribiría mi libro, que cambiaría muchas vidas para mejor, pero tenía mucho que practicar. Así que empecé leyendo todo libro que cayera en mis manos.

Con el tiempo y una amiga de los chats de IRcap descubrí los blogs… Tenía 17 años y me creía capaz de cambiar el mundo y mucho más. Mi primer blog sería lo que todo el mundo querría leer. ¿Y sobre qué iba a escribir? No lo sabía… Tenía que practicar para cuando escribiera un libro de verdad. No pensaba que lo fuera a leer nadie. Sólo era un rincón donde escribir como si fuera el libro y tantear el terreno, leer a otras personas en sus propios blogs y recibir comentarios sobre cómo mejorar. Se convirtió en el único rincón del mundo donde podía ser yo misma… Ya entonces ponía mucho cuidado con mis datos privados, pero eso no significaba que no podría usarse para utilizarme.

Desde entonces volví a dar muchos saltos blogueros hasta terminar en este rincón que bien conocéis o que acabáis de descubrir. Y ha llegado el día en el que os puedo hablar de un libro mío. ¿El único? No lo sé… pero sí el primero.

¿Por qué “La historia de una madre opositora”?

Cuando opositaba, en los pocos ratos que podía, que coincidía siempre con la hora de dormir de Bebito Fúturo y su eterna tetada, leía libros sobre oposiciones. Me ayudaba a estar enfocada, aunque no fuera el temario, y soportar la intranquilidad de parecer que no haces nada mientras alimentas a tu pequeño vástago (hormonas que te hacen sentir siempre culpable de hacer cosas aunque parece que no las haces).

Acabé leyendo casi todos los libros que por entonces había disponibles. Y ninguno era realista con la situación que yo estaba viviendo. Había consejos muy útiles que aplicaba, algunos estaban muy bien escritos. Todos tenían algo de paja para rellenar, pero no estaban escritos para madres opositoras.

Mi Instagram sobre oposiciones (opomamifutura) estaba teniendo bastante éxito. La compañía que sentía cuando me desahogaba del duro camino de una madre opositora era increíble. Muchísimas madres me decían que se sentían reflejadas en mí porque decía las cosas como eran. La oposición es dura, la maternidad es dura, el combo es… casi mortal. Pero ahí estaba, día tras día, cual hormiguita, coleccionando ratos de estudio como pequeños tesoros.

Así que me decidí por escribir ese libro que necesitaba leer, pero que no existía todavía. Pero antes necesitaba conseguir mi plaza para demostrar que era posible. Y que todas podíamos hacerlo.

¿Cómo se hizo realidad?

Como habéis leído antes, lo de escribir un libro me viene desde pequeña. Sabía que algún día lo haría, lo que no sabía era cuándo, ni cómo, ni de qué.

Un buen día se cruzó ante mí una oferta para “Autopublica tu Libro“. Es algo que ya estaba barajando desde hacía años, había descubierto Bubok y pensé que sería la herramienta perfecta para hacer mi libro realidad. No depender de editoriales era justo lo que quería. Aún así, aunque tenía decidido que iba a gestionarlo con Bubok, el curso me llamó la atención.

La oferta era tentadora y me apunté. Se abrió ante mí la posibilidad de que quizás no sería un libro de ficción, si no de no ficción. Tal y como he escrito mil veces en mis blogs. Podría hablar sobre la maternidad. Explicarle al mundo mi experiencia y ayudar a otras madres a ser felices con su maternidad. Abarcaría todo el mundo maternal, para que fuera completo…

Y entonces decidí opositar y dejé aparcado el proyecto, hasta que terminé de opositar y decidí escribir otro libro. Tras repensar también que ya había muchos libros sobre maternidad y lo que yo querría leer, ya está escrito porque ya lo he leído en otros libros.

¿Cómo puedo comprar el libro?

Finalmente he autopublicado en Amazon, así que te dejo pinchando en la imagen el enlace para poder adquirirlo tanto en formato papel, como en formato digital. Que también está disponible en su plataforma Unlimited:

Deja un comentario

Soy Zana, al marcar esta casilla consientes que gestione tu información personal para mantenerte informado de las novedades de mi web. No cederé tus datos a nadie y puedes darte de baja en un click. Más información en la política de privacidad de mi página.

10 + cinco =