Reto Kakebo. Día 13

Bien, ¿cómo llevas el reto? ¿Estás al día? Habrás vivido muchas emociones, pero ahora viene la montaña rusa oficial. Quien avisa no es traidor…

Vamos a hablar de los gastos. Como hay mucho que analizar en esta parte, lo haremos poquito a poco. Con calma, porque es la base en la que se sustenta nuestra mayor posibilidad de cumplir con el objetivo y nuestra promesa. Como hemos visto en el día anterior, no es la única.

Para hablar de gastos tenemos que diferenciar dos conceptos muy grandes dentro de los mismos:

Gastos Fijos

Son aquellos gastos inevitables que sustentan nuestro bienestar. Todos los compromisos adquiridos mensualmente para hacer nuestra vida una vida mejor.

Están los gastos fijos básicos como el pago de un alquiler o de la hipoteca. Dentro de éstos también están los suministros como el agua, la electricidad, el gas. Incluso el combustible para el coche.

Hay otros gastos fijos que adquirimos por comodidad. El pago de un seguro de salud, la cuota del centro educativo de nuestros hijos, un préstamo adquirido. Si el gimnasio lo pagas mensualmente, también debería catalogarse en esta sección.

Cuáles son los gastos fijos los eliges tú y solo tú. Pero para que tengas una base en la que fijarte, son gastos mensuales habituales e inevitables. Yo en esta categoría tengo una formación que pago mensualmente y que podría meter en gastos de cultura, pero prefiero tenerlos como gasto inevitable.

Como son gastos inevitables, los podemos considerar gastos principales y tenerlos muy presentes aunque los pasen a mediados de mes. En este punto el Kakebo se vuelve muy eficaz porque teniendo un gasto fijo presente a principio de mes aunque nos lo pasen a mediados, podemos asegurar su pago y conocer exactamente nuestro presupuesto para los gastos variables.

De los gastos variables hablaremos mañana porque se las trae. Pero os traigo tareas para hacer:

  • ¿Cuáles son tus gastos fijos?

Haz una lista y pon todos los gastos fijos que tengas con una cantidad media.

¿Te plantearías eliminar algún gasto fijo que no te aporta el beneficio que consideras que debería? Quizás no eliminarlo, pero sí reducirlo. ¿Aprovechas realmente tu cuota de televisión de pago? ¿Hay alguna tarifa de móvil más económica que podría beneficiarte más?

Tampoco es ninguna tontería revisar tus gastos fijos de vez en cuando.

Deja un comentario

Soy Zana, al marcar esta casilla consientes que gestione tu información personal para mantenerte informado de las novedades de mi web. No cederé tus datos a nadie y puedes darte de baja en un click. Más información en la política de privacidad de mi página.

1 × uno =