El engaño de las parejas de hecho

Es una historia muy triste, pero también es real.

Nosotros no queríamos casarnos, pero tras informarnos no lo dudamos. Para salvaguardar nuestros intereses hicimos separación de bienes, es muy práctico y creo que merece la pena. Se puede hacer en cualquier momento y sólo es un trámite. Me siento mucho más tranquila que con el régimen de bienes gananciales. Los únicos requisitos ya lo hacíamos antes.

Aquí os dejo el testimonio de alguien que os puede ayudar a verlo desde fuera. Porque casarse no sólo es bonito, cuando hay hijos, es necesario.

10 comentarios en “El engaño de las parejas de hecho

  1. Yo la leí el otro día, y aunque había cosas que sabía, había otras que no. No es que quiera casarme para tener un día bonito, un vestido bonito o que mis hijas me lleven la cola de un hipotético traje, es que quiero salvaguardar el futuro de ellas en caso de que alguno de nosotros no pueda seguir. Y aunque es una pena que no se equiparen ambos modelos, deberían ser más flexibles en algunos casos como el de Diana, que por dos meses, no puede tener ese subsidio. ME parece indignante.

  2. Nosotros teníamos claro que si queríamos tener hijos había que casarse. Es así de simple en este país. De todas formas no tiene porqué cambiar nada en tu relación de pareja, no hay ni porque hacer fiesta, ni invitados, ni luna de miel ni nada. Simplemente vas al juzgado, firmas un papel que te da una seguridad enorme si algo no va como debiera ir y ya puedes volver al trabajo o a casa o a donde quieras. Nada ha cambiado en el día a día pero todo ha cambiado ante la ley.

    • Unos amigos míos habían pensado en aprovechar el bautizo de su hijo para hacerlo en plan sorpresa para la gente y no comprometerse a una boda… Sé que una boda es muy aparatosa, pero no tiene porqué serlo.

  3. Lo he leido todo con el corazón en un puño 🙁 qué cosas… sé que iba por otro lado la historia, pero me he imaginado sóla sin mi marido y me he puesto a llorar pfffff!!!

    Bueno, a lo que iba… Nosotros no tenemos testamento hecho, pero sí que llevo un tiempo pensándolo, sobre todo desde que nació sagutxu. Aunque sea algo de lo que no guste hablar, hay que tenerlo atado por si las moscas (todo madera)…

    Un besazo!!

    • No sé… es que casarse y ser pareja de hecho es diferente. Yo entiendo que la ley lo contemple de otra manera, lo que no entiendo es que te engañen cuando te dicen que es equiparable… No es lo mismo, si no, no me habría casado yo tampoco.

    • Pues no, y yo siempre lo supe. Cuando nos lo preguntamos fuimos a alguien que nos asesorara, preguntamos en mil sitios, queríamos estar seguros. Y teníamos claro que no era lo mismo, si no… yo no me habría casado, la verdad. Lo hicimos por trámite, no porque nos hiciera ilusión.

Deja un comentario

Once − Once =