El Embarazo después de un Aborto

Cuando supe que estaba embarazada de mi Bebé Arcoíris me encontré con un cúmulo de sensaciones que no me esperaba. No sabía cómo sería el embarazo después de un aborto, pero no me lo esperaba como estaba siendo. Fue un golpe de realidad tan brutal que mi mente no concebía el embarazo.

Cuando recibes la noticia del embarazo

Ese positivo, que no te esperabas, ese saber que estás embarazada. Esa sensación indescriptible de saber que vas a tener un/otro parto. A mí me embargó la alegría, la satisfacción, la incredulidad… No olvidemos que la ovulación fue en la fecha de la FPP. Cosa que no tiene porqué afectar, pero para mí sí resulta muy significativo emocionalmente.

Volvería a ir a ecografías… y ahí empezaba a dividirse todo en cierto miedo y culpabilidad. Deseaba saber que todo estaba bien, pero sólo sentía miedo de que todo estaba mal. Y me sentía culpable porque el ser que habita en mí siente lo que yo siento y no quiero que sienta miedo, quiero que sienta lo feliz que es su madre por tenerle dentro. Pero sólo siento miedo y culpabilidad.

Puedo gestionar fácilmente la culpabilidad. Sé que es un sentimiento, no una realidad y me resulta muy fácil decir que no necesito la culpabilidad para nada porque no me aporta nada positivo. Pero el miedo es algo distinto…

El miedo del embarazo después de un aborto

¿El miedo es irracional? Siempre lo he justificado como una alarma del cuerpo que te previene de peligros. En el momento en el que el miedo te limita, te bloquea y te hace sufrir, entonces es un miedo irracional.

Estoy muy enfadada conmigo por no poder quitarme ese miedo irracional. Por no disfrutar del embarazo que deseo tener. Por no hacerme fotos, por no escribir mi semana a semana, por no creérmelo. Y es que si lo pienso, no me puedo creer que este embarazo vaya bien. Me resulta inconcebible.

En el momento en el que os escribo esto ya he tenido dos pequeños riesgos de aborto (que os tengo que contar). No los he sentido como reales, eran como una ilusión (como si supiera que no iba a abortar). Pero no me imagino teniendo a mi Bebé Arcoíris en brazos, no me creo que vaya a darle el pecho.

Con Niño Fúturo me pasé todo el embarazo imaginándomelo fuera. Con Futurito Bebito me cuesta incluso imaginármelo dentro. Y no os podéis hacer una idea de lo que duele escribir estas palabras, pero son la verdad. Sé que amo con toda mi alma también a Futurito Bebito y que el miedo se irá cuando esté en mis brazos (o parte del miedo que tengo, al menos), pero la verdad es que ahora de verdad… no me lo creo.

No me creo mi embarazo

No me ha venido la regla, antes de eso incluso un test de embarazo dio positivo. Ya he escuchado su corazón latir, que es algo que no pude vivir con Futurito Bebé. Le he visto moverse, me dicen que todo está bien… ¡Hasta he tenido algún síntoma de embarazo esporádico! Alguna náusea afortunada y un mareo ilusorio… La semana pasada me ha crecido un poquito la tripa.

En mí siento que todo es una ilusión. En septiembre la vida continuará como si nada hubiera cambiado. Yo pierdo mis ganas de todo en cada día que pasa. Aunque no me dejo…

Lo único que me trae la realidad de mi estado es compartir mi embarazo. Así que eso haré, con toda mi ilusión y todas mis ganas. Contaros todo lo que ha pasado hasta ahora y todo lo que pasará hasta entonces. Futurito Bebito es mi Bebé Arcoíris.

2 comentarios en “El Embarazo después de un Aborto

    • Sí, es algo que no esperas y que no sabes cómo sentir, cómo gestionar. Todo se complica un poco… Pero bueno, vamos a intentar ser positivos y pensar que de todo se sale. ¡¡Gracias por el comentario!!

Deja un comentario

cuatro × 2 =