#FotoFinde XXI

Normas y manual del #FotoFinde AQUÍ

#FotoFinde XXI

Ya lo sé, no quedan ni los restos del platazo de patatas fritas que nos han servido a Futuro Abuelo de FP, a Futuros Titos y a nosotros… Y es que disfrutamos de una velada en familia como pocas veces. Casi siempre es en casa de Futuros Abuelos, pero esta vez conseguimos convencerlos a todos para salir a tomar un cacharro fuera… ¡¡y hasta conseguimos invitarles nosotros!! La charla fue muy amena y las patatas estaban muy ricas…

Conseguir Linky

Semana a semana III

¿De Cuánto tiempo?: 7 semanas

Tamaño de Futuro Bebé: Un garbanzo… nada más ni nada menos.

Peso de Futuro Bebé: Y ahora es cuando me pregunto, ¿pesará lo mismo que un garbanzo?

Latido de Futuro Bebé: Ya debería haber dado los primeros latidos, pero no tenemos la suerte de haberlos escuchado… Sólo 5 días más.

Peso Ganado de Futura Mamá: ¡¡Sorpresa, sorpresa!! He adelgazado, estoy requetecontenta. Ahora mismo estoy en 73,8 kgs, por lo que estoy a -1,3 kgs.

Contorno de Barriga de Futura Mamá: Curiosamente también ha bajado y he vuelto a los 77,5 cms casi del principio.

Somnolencia de Futura Mamá: Noche de insomnio, noche de dormir bien… Vamos alternando.

Contracciones de Futura Mamá: Pues tuve una pequeñita ayer, la noté perfectamente.

Síntomas de Futura Mamá: Ni un sólo síntoma… Y estando a punto de entrar en las 8 semanas, me extraña. ¡¡¡Ojalá sea así hasta el final!!!

Estado de Ánimo de Futura Mamá: Esta semana se ha caracterizado por un estrés apabullante… Tanto, que ayer no pude hacer ni un post decente como habréis podido notar. No he tenido ni un segundo para mí misma

Irritabilidad de Futura Mamá: Relativamente alta sin llegar a extremos… creo que más por el estrés que otra cosa.

Mejor momento de la Semana: Cuando mi jefe puso música en el despacho mientras estaba hasta arriba de trabajo.

Esperando con ganas por parte de Futura Mamá: La puñetera primera ecografía del martes que viene.

Resumen de la Semana: Estrés, estrés, estrés, sin parar ni un minuto entre las mil tareas que tenía encima… A eso súmale que ayer nos dejó un rayo sin luz en casa, rompí una lintera, me quedé sin batería en el móvil mientras mi hermana deambulaba por la ciudad sin conocerla… ¡¡Muy divertido todo!!

¿Quién se ha enterado esta semana?: Futuros Abuelos… y la verdad es que nadie más.

Comentarios absurdos de otra gente: De repente el tema del embarazo está a mi alrededor… Así que tengo compañeras que comentan en falso que están embarazadas, jajaja. Pero bueno, ya se enterarán.

A Vista de Tripa:

A Vista de Tripa III

Lo siento, como os podéis figurar, por culpa de tanto estrés me lo he tenido que hacer en el baño del trabajo y así es como ha quedado la cosa…

Anuncio a Futuros Abuelos

No teníamos intención de anunciarlo tan pronto, pero se daba una circunstancia particular. Futura Abuela de FP se va al pueblo durante algo más de medio mes y teníamos pensado decirlo justo entonces, con la primera ecografía. No aguantábamos retener la noticia mucho más tiempo y deseábamos decírselo con mucha alegría.

Futuros Abuelos de FM se iban a tener que enterar por teléfono sí o sí y como Futura Tita de FM venía de visita unos días, tampoco tenía ganas de seguir con el secreto, así que nos decidimos y aprovechamos que Futura Abuela de FP nos invitara a comer para soltar la noticia.

Soy auténtica fanática de las sorpresas, me encantan y me motivan completamente, por lo que quise hacerlo de forma especial. Mi idea primera era con una tarta que tuviera figuras de bebés en ella (como las que hace Bitxuni AQUÍ), pero Futuro Papá es mucho más sencillo. Por lo que ideé algo intermedio, ¡una postal sorpresa! De esa manera siempre tendrían el recuerdo de cómo se enteraron y no dependerían exclusivamente de la memoria fotográfica y sonora para recordar.

Me acerqué a un distribuidor de postales en la zona en la que vivo y la que mejor se adaptaba era ésta (ya la habréis visto en el #FotoFinde XX):

Anuncio oficial para Futuros Abuelos de FP

Y la verdad es que no tuve que pensarme mucho el mensaje que les quise poner. Futuro Papá estuvo de acuerdo y les escribí con sumo cuidado:

Anuncio oficial para Futuros Abuelos de FP

La tarjeta la pusimos dentro de un pack de saladitos que compramos para el aperitivo antes de comer, de manera que se lo encontraran y no fuera un dárselo directamente.

Llegamos a su casa con los saladitos… y de repente todo eran hacer recados. Que si ayudar a cargar el coche, que si hablar sobre cosas, esperar a Futura Abuela, en fin. Que una hora y media más tarde ya les dijo Futuro Papá si les parecía bien que tomáramos el aperitivo, que venía con sorpresa.

Futuro Abuelo abrió el paquete, vió el sobre… Futura Abuela estaba llamando a su hermana por el viaje del día siguiente. Descubrieron el sobre y cuando vió la parte delantera, Futuro Abuelo me miró con una cara de… “¿Esto es lo que yo creo?”. Terminó de desempaquetar la tarjeta y al leer el mensaje de dentro y pasarlo a Futura Abuela que estaba a su lado al abrirlo, la emoción les pudo a ambos y se pusieron a llorar de alegría. Futura Abuela no se lo podía creer y lo retransmitía por teléfono todo a su hermana. Se les veía muy felices al recibir la noticia.

Como ya he dicho anteriormente, a Futuros Abuelos de FM hubo que contárselo por teléfono. Obviamente si lo saben Futuros Abuelos de FP lo justo es que lo sepan también Futuros Abuelos de FM, así que aproveché una aplicación en el móvil que tengo que graba las llamadas telefónicas y marqué el teléfono de mi casa de siempre.

Se puso como siempre Futura Abuela y le pedí que le diera el otro teléfono inalámbrico a Futuro Abuelo. Le pasó el teléfono y le pedí a Futuro Abuelo que le dijera a Futura Abuela que se pusiera al otro teléfono… Sin sospechar nada se puso y cuando me aseguré que estaban los dos les dije: “Os voy a hacer abuelos”. El grito de Futura Abuela de la emoción se escuchó en la Conchinchina, por lo menos. No se lo podía creer y estaba realmente radiante, feliz y chillona… Creo que se enteró hasta el Tato de que yo iba a ser madre. Cuando se calmó le pedí que no lo anunciara por ahí, que todavía es muy pronto y no queríamos que la gente se adelantara a las circunstancias. Futuro Abuelo enseguida se preocupó en saber la situación, de cuánto estaba, para cuándo nacería, etc.

Ambas familias lo han recibido la noticia con sumo agrado… Por supuesto que Futuras Titas también han recibido la noticia y ambas están contentas.

Semana a semana II

¿De Cuánto tiempo?: 6 semanas

Tamaño de Futuro Bebé: De una lenteja, según información sacada por internet.

Peso Ganado de Futura Mamá: Primera medición 75,1 kgs. Actualmente: 75,8 kgs, pero la verdad es que he tenido muchas fluctuaciones esta semana. Por ejemplo el lunes pesé 74,7 kgs, ayer 76,2 kgs, por lo que la gráfica sube y baja como quiere. Pero teniendo presente la medición actual, he engordado 0,7 kgs.

Contorno de Barriga de Futura Mamá: Esta mañana estaba en 78 cms… Me ha crecido ya un centímetro y todavía no he decidido qué pensar de ello.

Somnolencia de Futura Mamá: A ratos duermo mejor. Así que unos días mejor que otros, pero ahora mejor que la semana pasada.

Contracciones de Futura Mamá: Pues he tenido ya mis Primeras contracciones.

Síntomas de Futura Mamá: Un poquito de algo que se puede interpretar como useas.

Estado de Ánimo de Futura Mamá: En general muy bien, la verdad. Contenta y de vez en cuando algo sensible, pero nada incontrolable como con el SPM.

Irritabilidad de Futura Mamá: Un poquito más irritable de lo normal, pero nada destacable.

Mejor momento de la Semana: Cuando Futuro Papá me toca la barriguita y se preocupa por mí cuando me duele la barriga. Sobre todo ese momento en el que me sorprendió con un abrazo desde atrás, se agarra a mi tripa y declara que es feliz. Le pregunto porqué (puede parecer evidente, pero de verdad que no lo tenía claro) y me dice: “Me gusta ser padre”. Casi lloro de felicidad ahí mismo.

Cosas que echa de menos Futura Mamá: En general nada. La verdad es que poniendo un poco de cuidado no tengo ningún problema de nada. Por ejemplo, ya he congelado el jamón que voy a comer mañana de aperitivo.

Esperando con ganas por parte de Futura Mamá: ¡¡La primera ecografía!! Pero hasta dentro de dos semanas, nada de nada. ¡Menuda desesperación! Ah, y contárselo a todo el mundo a bombo y platillo.

Resumen de la Semana: Quitando la decepción del fin de semana, ha sido una semana muy normal… Gimnasio, trabajo. Quizás final de curso un poco histerizante, pero nada que no pudiera controlar. Hubo un momento en el que me preguntaron que porqué no bebía cerveza o vino (en la fiesta de fin de curso) y declaré que no había nada que me apeteciera, una exjefa se acordó de que me gustaba la cerveza negra y se preocupó en decirle a mi jefe de ahora que para la próxima pillara Cerveza Guinness para mí. Mi jefe me “echó la bronca” por no decirle que yo quería Cerveza Guinness…

¿Quién se ha enterado esta semana?: AmigoA, por un lado es de los que me vino preguntando si lo estaba y por otro… seguramente no le vuelva a ver y después de compartir con él  un montón de cosas no quería dejar de compartir con él esto.

A Vista de Tripa:

A Vista de Tripa II

Reflexiones de Futuro Papá: Tenemos que ser una pareja fuerte y no contárselo a nadie más hasta que lo decidamos juntos.

¿Náuseas?

Uno de mis mayores temores cuando me quedara embarazada eran las náuseas. Ya dije en algún post que no me gusta comer… no encuentro el placer en ingerir alimentos, lo hago porque lo necesito, pero hasta los 22 años no he tenido la sensación de hambre nunca. Todavía se percibe la desesperación de mi madre cuando cuenta cómo me ataba a la silla y me tenía dos y hasta tres horas en la mesa sin televisión ni juguetes para que me comiera un plato y yo seguía teniendo la voluntad más fuerte. Es más, recuerdo perfectamente cuánto lloraba cuando me hacía ingerir cápsulas para tener hambre… Lo reconozco, darme de comer era una pesadilla.

Cuando descubrí el hambre se me abrió el apetito… De repente todo era comestible, tuviera el sabor que tuviera (menos la fruta), pero no me negaba a probar lo más absurdo del mundo. Recuerdo un día que un compañero vino a traerme algo que le regalaron: lenguas de pato. Era una bolsita como de chuches cerradas herméticamente que tenía dentro 3 o 4 lenguas de pato que se vendían en tierras orientales, me los ofreció… Y me los comí. Por cierto, saben a choped.

Y no sé porqué, pero Futuro Papá afirma que tengo un estómago a prueba de bombas. Una vez fuimos a uno de nuestros restaurantes favoritos con unos amigos, comimos lo mismo… y al día siguiente tuvieron todos gastroenteritis, menos yo. Me ha visto comer cosas que a nadie le sentaría bien y revolvería el estómago de cualquiera… y ahí estaba yo, sin inmutarme lo más mínimo. La apertura de mi apetito ha sido épica desde entonces…

Y hasta ahora.

Yo me esperaba tener esas náuseas en las que te pasas el día disimulando que vas corriendo al servicio para deshacerte de lo que has ingerido últimamente. O al menos rechazando todos los olores habidos y por haber… también corriendo al cuarto de baño. Me esperaba esas náuseas en las que rechazas comidas en concreto porque pensar en ellas se te revuelve el estómago…

Como cuando tenía ganas de patatas fritas y pensar en ellas se me quitaban las ganas de comer.

Has leído bien: se me quitan las ganas de comer, pero en ningún momento se me revuelve el estómago. Hoy de camino al trabajo me vino a la mente lo parecida que es mi sensación como cuando mi madre me obligaba a comer… No es que tuviera náuseas en su término conocido por lo que se suceden las arcadas o te planteas ir al baño. Si no que es como cuando se me cierra el estómago. Llega la hora de la comida y siempre hay algo mejor que hacer, no la echo de menos en absoluto y de ninguna manera.

Claro que ahora no soy la niña pequeña dependiente… Ahora hay un ser que depende de la comida que ingiero. Y sin abusar, procuro tenerle bien alimentado. ¡Hasta como fruta! No os imagináis la fuerza de voluntad que hay que tener para ello. Futuro Papá se sienta a mirarme cuando como fruta porque dice que es todo un espectáculo…

Prueba de Helecho

Tenéis un post más exhaustivo sobre la Prueba de Helecho AQUÍ

Creo que pocas personas sabemos lo que es la prueba de helecho. Yo me he enterado gracias a Tus Patucos y Mis Tacones en este post, la verdad. Porque antes no tenía ni idea sobre qué era eso.

Resulta que se trata en un Test de Saliva por el cual, después de secar la saliva puesta en la placa de un microscopio, se pueden apreciar unas formas de helecho en ellas en el momento en el que se está ovulando. La verdad es que ella lo explica mejor en su post, pero yo he querido reflejar mi experiencia con el tema.

Por suerte, en un sorteo que hizo precisamente Tus Patucos y Mis Tacones AQUÍ, fui la afortunada que se llevó una Prueba de Fertilcontrol para realizar el Test de Saliva o Prueba de Helecho y conocer mejor mi ovulación.

Tenía intención de hacer una evaluación después de un mes de prueba, pero resulta que fue mi último ciclo y no he podido completarlo hasta el final. Pero sí os quiero contar una curiosidad. ¿Recordáis la Historia de la Concepción?

Pues ese mismo 23 de mayo me llegó mi premio y me hice la primera prueba de helecho que resultó así:

Prueba Helecho I

En principio se deduce que no estaba ni cerca de ovular, por lo que me temo que no lo estaba haciendo bien.

Ahora para conocer cómo hacer que funcione mejor tendremos que esperar al próximo ciclo menstrual… Y me temo que tardará un año o así en llegar. Pero aquí os dejo esta información por si os interesa investigar más.

#FotoFinde XIX

Normas y Manual del #FotoFinde AQUÍ

#FotoFinde XIX

Ha sido un fin de semana básicamente decepcionante… AmigaC, que conocimos este finde, anuló finalmente una cena para conocernos más y se nos quedó tan mal cuerpo que nos pusimos un poquito gruñones entre nosotros. Ese momento fue de cuando he llegado antes de la hora prevista de trabajar y me pude tirar en el sofá mientras Futuro Papá trabajaba y chateábamos… Finalmente decidimos cenar por nuestra cuenta, pero no sé qué tiene ese momento tan de relax, que lo disfruté un poco como un momento de gloria inesperado. Creo que GatitaNegra se me tumbara encima de la barriga ronroneando hizo también mucho para no ponerme gruñona del todo.

Conseguir Linky

Mis Primeras Contracciones

La verdad es que de momento no tengo síntomas evidentes de embarazo, a ratos hasta lo dudo, tengo que mirar el test de embarazo para ser consciente, porque no noto nada raro así en general.

Pero luego el viernes pasado, de repente, sentía pinchazos ahí abajo. Llegué a asustarme bastante, porque nunca me había dolido así. No eran insoportables, podía disimularlos, pero pinchaban mucho… Era como si me pellizcaran fuerte y, aunque fue algo esporádico que sólo ocurrió 3 o 4 veces, me asusté. Acudí a matronaonline para las dudas en Twitter (yo no sé qué sería de mí sin esta buena mujer por la red).

También Lectora esclareció el asunto en este comentario y parece ser que entre otras cosas… ¡¡tenía mis primeras contracciones!!

El bebé crece y necesita más espacio… La verdad es que viene muy bien explicado AQUÍ.