Cómo superar un Aborto

Cada persona realiza su propia gestión emocional y en esto, no hay diferencia. Superar un aborto… ¿realmente lo conseguimos hacer? Aquí os dejo una reflexión de Mamá Jumbo al respecto: Mamá en Duelo. Lo que vengo a contaros no es cómo hacerlo, si no cómo lo he hecho yo, con la humilde esperanza de ayudar a otra persona a que encuentre su propia gestión de la situación.

El Duelo

Antes o después, de alguna manera, vivimos un duelo. Algunos más importantes que otros. Desde la primera decepción que tienes de tus padres como el fallecimiento de un familiar. Y todos los duelos se caracterizan por unas fases concretas (aunque no definitivas). A veces las fases no siguen el orden concreto, otras veces se salta directamente de una fase a otra sin haberla percibido, pero éstas son:

  1. Negación
  2. Ira
  3. Negociación
  4. Depresión
  5. Aceptación

Info sacada de AQUÍ. Quizás en el Duelo por un Aborto deberíamos añadir la Culpabilidad en lugar de la Ira.

Mi Duelo para Superar un Aborto

Las primeras fases del duelo las pasé bastante rápido, la verdad. Sabía que era una posibilidad, pero hasta que finalmente no me dijeron que el embrión se había desprendido, no me lo creí. La verdad es que lo negué hasta el momento que lo vi fuera y, finalmente, hasta que mi ginecóloga me confirmó en la Revisión del Aborto que todo estaba limpio.

He estado enfadada, lo podéis escuchar en el podcast del post Los Sentimientos tras el Aborto. Ese sentimiento de soledad… Ese momento en el que te das cuenta que eres la única que ha sentido y vivido realmente a ese Bebé.

Y he negociado… Me he prometido a mí misma que ayudaría a toda madre que necesitara acompañamiento o asesoramiento para pasar por esta etapa tan dura. Me estoy planteando formarme para hacerlo… Y que jamás olvidaría a mi bebé. Aunque sea la única quien lo recuerde, ha sido mi embarazo.

Después de todo, lo he aceptado. Creo que en esta fase de aceptación me quedaré para siempre… porque no pienso dejar de ser una Mamá en Duelo. Eso sí, lo que me ha ayudado mucho a aceptarlo ha sido un ritual.

No he pasado por la culpabilidad ni por la depresión, pero he pasado tantas veces por ella en mi vida sin estar en duelo que ya, simplemente, no me lo permito.

El Ritual

Estamos acostumbrados a ceremoniar siempre lo bueno y tenemos toda clase de rituales para hacer ceremonias de todo lo bueno que nos pase en la vida. Las fiestas de cumpleaños no son más que rituales para celebrar la llegada al mundo… ¿y qué pasa cuando no ocurre esa llegada al mundo?

También tenemos rituales para la muerte, pero no se les llama con ese nombre. Se les llama “funerales”. Y me voy a remitir, con vuestro permiso, a la etimología de estas palabras:

  • Ritual (“Rito“): La palabra rito viene de la palabra en latín ritus, el cual se refería a las ceremonias religiosas. La idea del rito es que se tiene que realizar en cierto orden. La palabra latina ritus se asocia con la raíz indoeuropea *ar- (mover, ajustar, hacer actuar), que estaría presente en palabras como aritmética, arte, orden.
  • Ceremonia: (acto público que se realiza de acuerdo con las reglas o ritos fijados por la ley o por la costumbre) viene del latín caeremonia, compuesto por Caere y Monia. Caere era una antiquísima ciudad etrusca cerca de Roma, donde sacerdotes etruscos celebraban sus ritos.
    La terminación monia llevaría el sufijo -ia (cualidad, abstracto femenino) sobre el sufijo monium, como en matrimonio o antimonio que parece venir del etrusco e indica conjunto de actos y rituales.
  • Funeral: Esta palabra genera más controversia, pero se puede observar que se entiende sólo en el ritual y la ceremonia de enterrar.

En conclusión, en el caso de un aborto es cierto que no podemos realizar un funeral siempre. Sería una ceremonia si participan dos o más personas y estuviera establecido por ley o costumbre en el acto del Rito o Ritual.

Creo que esta parte es fundamental para superar un aborto, realizar un ritual para ayudarnos a aceptar que ese Bebé No Nacido ha existido y que ya no existirá más. Y ahora que tenemos los conceptos más claros, nos podemos concentrar en decidir un Ritual.

Mi Ritual para superar un Aborto

La verdad es que no se podría establecer un ritual genérico… Siempre dependerá de la fase del duelo que nos encontremos, de tener el cuerpo para hacerlo, incluso de querer usarlo. Debemos adaptar cada ritual a una misma.

Por suerte tengo un don para ello. Se me da extraordinariamente bien crear rituales (no sé porqué). Pero nada más pensar que tenía el cuerpo, supe que necesitaba hacer un ritual en su honor. En ese ritual debería intervenir el Fuego, porque soy muy fuego y porque mi concepto de fuego es de purificar las cosas. Y esa herida necesitaba purificarla. Y el ser que habitó en mí necesitaba llegar a las estrellas.

Había pensado en enterrarlo para que se uniera a la tierra y salieran los frutos de lo que no pudo dar en vida. Pero cuando pensé en dónde lo enterraría sabía que ese sitio se convertiría en sagrado y no podría permitir que nadie lo pisoteara. Pensé llevarlo al cementerio, que ya de por sí es sagrado, y enseguida supe que no era una opción para mí. Necesitaba emocionalmente dejarlo libre.

Lo envolví en algo blanco, le dije palabras salidas del corazón… y lo dejé volar para que nos acompañara toda la vida desde las estrellas. Convertí su cuerpo en humo para que le fuera fácil estar en todas partes.

Abortos

Yo tuve un embarazo deseado y buscado con el Bebé No Nacido. Pero hay embarazos deseados y no buscados. También hay embarazos no deseados y, desde luego, no buscados. Eso imprime en el aborto su propia gestión. Incluso los abortos provocados pasan por un duelo y, en ocasiones, necesitan un ritual. ¡Nunca es tarde para ello!

Muerte Mental

Todos tenemos un mal día de vez en cuando. Esto es así. Y no es nada malo tener un mal día. A veces el mal día lo tiene el otro y lo paga contigo. Yo, normalmente, procuro reservarme el mal día para mí y evitar que los demás lo sufran, a veces no consigo evitarlo y acto seguido pido perdón. En estos caso yo practico algo de lo que últimamente lo dice más gente y no sólo yo: la Muerte Mental. Últimamente la he tenido que practicar más de lo que me gustaría, como os cuento AQUÍ.

¿Qué es la Muerte Mental?

Soy de la opinión de que lo que nos define son nuestros actos, no nuestros pensamientos. Y, con todo el amor del mundo, a veces me cruzo con gente a la que quiero/necesito matar para sentirme mejor. Ya sea porque el mal día lo tengo yo o porque el mal día lo tiene el otro y me está tratando mal. Para no hacerlo porque nadie tiene la culpa de los malos días de nadie, intento relajarme con la Muerte Mental. Como su nombre indica, se trata de matar mentalmente (¡siempre con y por amor!). Hay varios tipos de Muerte Mental en función de a quién estamos asesinando:

Muerte Mental Cercana

A veces, la persona con quienes tenemos un encuentro desagradable o una disputa abierta es muy cercana. Un familiar directo, mi marido, padres… Por ejemplo, el otro día vino un familiar directo a enseñarme cómo tenemos que realizar la Operación Pañal en casa. No tuvo en cuenta que sigo susceptible tras la pérdida, que esa persona no es madre/padre para darme lecciones, indudablemente lo hacía con toda la buena intención del mundo… pero yo no tenía el día para poner en práctica mi sordera selectiva y asentir sin más.

Hice el grandísimo esfuerzo de asentir sin más, pero como no conseguía la sordera selectiva… pues la maté mentalmente. Durante un rato fue como si no existiera para mí, como si la hubiera eliminado del planeta. Y al cabo del rato volvimos a conversar como si nada.

Muerte Mental Laboral

En otras ocasiones ocurre que la persona es nuestro compañero de trabajo. Hay casos en los que ha hecho algo tan grave que no se puede achacar a un mal día. Aún así, tenemos que seguir tratando con esa persona dado que la vida laboral nos obliga a ello. No queremos, nos hace sentir muy furiosos tener que tratar con esa persona, pero la obligación laboral se impone y debemos tratar con ella.

En ese caso la Muerte Mental puede ser selectiva. Simplemente matamos a esa persona en el plano más sentimental y sólo tenemos relación con ella en el plano profesional. Incluso cuando hayamos tenido una relación cercana con ella anteriormente… asesinas esa parte sentimental a favor de una relación profesional sin altibajos.

La intención siempre es buscar el equilibrio, antes que nada, el nuestro propio. Y si se dan las circunstancias en las que no queremos hablar con alguien, pero tenemos que hacerlo… matarlo mentalmente en el plano sentimental alivia muchas tensiones y equilibra.

Muerte Mental Definitiva

También hay casos en los que nos cruzamos con alguien, ya sea porque le conocemos desde hace poco tiempo e incluso alguien que haya sido amigo íntimo, con quien no queremos volver a cruzarnos jamás. Y la vida nos sale favorable porque la distancia física con esa persona lo permite.

Pero la distancia emocional, por alguna razón, nos trae todo el rato a la cabeza la mala idea que nos haya inculcado. Ya sea una diferencia de opinión o cualquier disputa irreparable, no paramos de darle vueltas a lo que nos ha dicho… Entonces practico la Muerte Mental Definitiva.

Para mí estás muerto“,  ¿lo has escuchado o dicho alguna vez? Decirlo es un acto y ese acto hace muchíiiisimo daño. A veces un daño irreparable en la persona que lo tiene que escuchar. En cambio si lo hacemos mentalmente… La mente tiene mucho poder y si decidimos pensar algo, conseguiremos vivir pensando en ello. Y la Muerte Mental es de esas cosas que no hacen daño a nadie porque se queda en la mente. Pero ofrece un beneficio a la persona que lo piensa dado que siente un auténtico alivio en sus tensiones.

Ahora que sabes lo que es, ¿has practicado alguna vez alguna de las Muertes Mentales que menciono? ¿Conoces más tipos de Muertes Mentales?

#RetoMes Junio 2017

He tardado más de lo que me habría gustado publicar este #RetoMes. No recuerdo ni siquiera el último en el que participé y con mi recién estrenada maternidad, ni siquiera participé en los últimos que se hicieron. El Carnaval de Posts del #RetoMes desaparecieron y creo que era una forma muy bonita de conocernos entre nosotros, conseguíamos hacer piña y superarnos a nosotros mismos.

Así que tras peticiones recibidas y preguntar a mis compañeras de equipo, acordé reiniciar este carnaval con todas las personas que quiera participar. Copio las normas de AQUÍ para quien no conocía este maravilloso carnaval (lo he transformado un poquito para hacer más fácil la gestión entre organizadores y participantes):

#RetoMes – Normas

  1. Un reto cada mes, de ahí el hashtag: #RetoMes
  2. Existen categoría de organizadores y participantes. Uno de los organizadores es el que propone el reto y también al organizador que propone reto el siguiente mes.
  3. Todos pueden participar, tanto como organizadores o como participantes.
  4. El participante que quiera convertirse en organizador sólo tiene que apuntarse AQUÍ. Si sólo quieres ser participante, sólo tienes que incluir tu post en el Carnaval de Enlaces con el reto a final de mes.
  5. El organizador que le corresponde crea el Carnaval de Enlaces para gestionar a los participantes.
  6. El reto se propone la primera semana del mes y se participa la última semana del mes.
  7. Los organizadores deberán publicar un post en sus respectivos blogs para anunciar el #RetoMes, aunque no sea el suyo.
  8. Todos los organizadores deberán linkar las normas.

#RetoMes – ¿En qué consiste?

Se trata de realizar un reto propuesto por un bloguero. El bloguero organizador que le corresponde cada mes es quien decide el reto y cualquiera puede participar. Puede ser desde realizar recetas, hacer fotos, construir juguetes, propuesta de actividades con niños… ¡¡El mundo está lleno de retos!!

Algo que es fácil para ti, puede ser un mundo para otra persona. En este carvanal tratamos de superarnos, de conocernos a nosotros mismos, de darnos a conocer a los demás y de conocer a los demás.

#RetoMes Junio 2017

Como me ha tocado a mí volver a lanzar este maravilloso carnaval y me gusta mucho la fotografía, mi propuesta consistirá en hacer una foto. Parece fácil… pero en la foto deben salir todos los miembros de la familia (mascotas incluidas).

Soy la primera que protege ferozmente la privacidad de imagen de mi familia, por lo que no es imprescindible enseñar las caras. Podemos pixelarlas, poner pegatinas encima, lo que queráis. Lo importante es que luego tendréis esa foto para el recuerdo y para siempre.

El plazo para publicar el post y presentarlo al carnaval de posts está entre el 26 de junio 2017 hasta el 2 de julio 2017.

Y la persona que propongo para el #RetoMes Julio 2017 es, sin lugar a dudas, Mamá Sin Red.

¡¡Ánimo!!

#AclaraLaPsoriasis

La primera vez que me topé con una persona con psoriasis fue una persona a quien me presentaron. Hablaba poco, escondía las manos, pero parecía una persona con muchas cosas que contar y que yo tenía interés en conocer porque me parecía una persona interesante.

Cuando no estuvo presente me explicaron que tenía psoriasis y que se sentía un poco inseguro con ello. No era nada contagioso, pero el tema era delicado para él.

Hablo de esto porque está activa la campaña de #AclaraLaPsoriasis donde Madresfera participa con ESTE POST, que lo explica superbien toda la campaña, la verdad y no me atrevería a decir algo que no estuviera dicho ya. Además, está este carnaval de post para que escribamos todos algo que nos haya ocurrido y que no hayamos tirado la toalla.

A mí me ha recordado a una situación que ya escribí AQUÍ. Y quiero rescatarlo para que, si lo lee alguien con psoriasis, sepa que de todo se sale. No hay nada más bello que sufrir la vida para hacernos grandes de verdad. Pásate por estos sitios y encuentra apoyo, e incluso solución, a lo que te aflige: AccionPsoriasis, Tú Cuentas Mucho.

Escucha”#AclaraLaPsoriasis – PM 18″ en Spreaker.

¿Por qué hacer la compra del supermercado online?

Hace unos tres años escribí este post. No vengo a contaros nada nuevo al respecto, pero sí afianzarlo con tres año de experiencia y de forma algo más esquematizada.

¿Qué consigues cuando haces la compra online?

  • AHORRAS TIEMPO

Ahorras muchísimo tiempo, la verdad. Por varias razones:

  1. Puedes hacerlo en horario que el supermercado no está abierto.
  2. Nada te interrumpe mientras haces la compra
  3. No pasas por pasillos en los que no necesitas comprar nada
  4. No tienes que esperar una fila en la caja
  5. Puedes hacerlo mientras haces otras actividades

Alguna vez he ido con Niño Fúturo al supermercado y la verdad es que la atención se desvía del propio hecho de comprar. También, para ir de un producto a otro tienes que pasar por unos pasillos en los que no quieres coger nada, sobre todo en las grandes superficies. Y, a veces, las filas para pasar por caja son bastante grandes o, el que va delante, tiene una compra que no termina de pasar nunca. Además, yo lo he hecho durante el trayecto de ida y vuelta del trabajo, incluso mientras trabajaba en los ratos más tranquilos. Una vez incluso tomando unas cañas en una terraza un domingo por la tarde…

  • AHORRAS DINERO

Fue de lo que más me sorprendió de la compra online, pero es verdad.

  1. Compras sólo lo que necesitas, no te distraes con compras superficiales.
  2. Puedes comparar precios de un mismo producto de un sólo vistazo
  3. Puedes organizar mejor tu presupuesto al ver el precio final antes de pagar

Al no pasar por pasillos prohibidos, la vista no se va a esos productos en los que picas sin voluntad propia. Por lo que gastas meno dinero en ello. También es mucho más fácil comparar el precio de los productos. En la misma lista que te aparece, viene el precio por unidad, por kg o por litro y es fácil elegir el que mejor se adapta a tu presupuesto. Si aún así te has pasado de lo que tenías previsto, no cuesta nada eliminar algo de la lista antes de pagar, te ahorras el aprieto de paralizar la fila para quitar productos de la cesta y el agobio de ver la cara de hastío a la cajera.

  • GANAS SALUD

Eso es algo que he descubierto después y con el tiempo. Sobre todo ahora que se valora mucho más el etiquetado y los valores nutricionales

  1. Puedes revisar el etiquetado antes de poner el producto en la cesta. Además, de forma más cómoda dado que no hay letra pequeña. Ves lo que hay, tal cual.
  2. Compras lo que tienes en la lista de la compra según el menú semanal.
  3. No cargas un peso excesivo o desequilibrado a un segundo sin ascensor.
  4. Te quitas el estrés del supermercado clásico en todas sus formas.

Una de las razones principales por las que optamos por la compra online en supermercado fue el exceso de peso, pero al ser más fácil revisar el etiquetado y los valores nutricionales de lo productos esto también ejerce una mejora en la calidad de nuestras comidas.

  • Desventajas

Pues la única desventaja que veo es que si usas el buscador, muchas veces te pone en la lista más productos que los que esperabas. Por ejemplo, cuando buscas “Huevo” también te pone en la lista el “Flan de Huevo”. Pero es un mal menor, sería comparable a pasear por pasillos que no necesitas pasar.

  • Conclusión

Creo que en resumen podemos concluir que el supermercado online nos ayuda en todas las facetas de la organización: en tener una dieta más sana, tener más tiempo y tener más dinero.

PD: Como recomendación personal sí que debo decir que los productos frescos siempre en el mercado o en establecimientos afín. La carne en la carnicería, el pan en la panadería, la fruta en la frutería, el pescado en la pescadería, etc. Nada es más sano que eso.

Escucha”¿Por qué hacer la compra del supermercado online? – PM 17″ en Spreaker.

Experiencia: Test de Ovulación

Como ya he anunciado en podcasts anteriores, voy a hablaros de mi experiencia con los test de ovulación. Es mi primer ciclo de búsqueda, por lo que no puedo certificar su resultado hasta el comienzo de mi próximo ciclo o un test de embarazo positivo. En ningún caso, un test de ovulación es garantía de embarazo. Se realiza para conocer mejor el ciclo menstrual de una mujer y ese conocimiento puede ayudar a tener un embarazo con éxito, pero no es imprescindible para quedarte embarazada si hay dificultades. Sólo es útil para conocerte mejor como mujer.

¿Qué son los Test de Ovulación?

Un test de ovulación consiste en unas tiras reactivas a la hormona LH. Esta hormona se libera cuando se produce la ovulación y se puede medir a través de la orina. Nos ayuda a conocer el mejor momento para tener prácticas sexuales y concebir un bebé. O todo lo contrario, cuándo no tener prácticas sexuales para evitar un embarazo.

Quizás te interese:
¿Los tests de ovulación pueden predecir un embarazo?
Test de Helechos a fondo

Se pueden comprar en la farmacia o, como todo, por internet. Hay mucha variedad de precios y es importante fijarse en la fiabilidad de las tiras y en las instrucciones de la misma, que también pueden variar. Yo compré en farmacia por la urgencia de realizar los test y tuve que comprar los que tenían disponibles, habría preferido otros más económicos e incluso más fiables, pero para realizar esta experimentación no tuve opción.

¿Cómo son los Test de Ovulación?

Los que he podido probar dan diez tiras reactivas que te recomiendan realizar a partir del día 10 del ciclo cada 24 horas hasta obtener una tira en positivo. Después, desechar el resto de tiras para el siguiente ciclo o, como están convencidos y te convencen de que te vas a quedar embarazada, para tirar. También traen un dispositivo que te indica si la tira es positiva o no a través de una pantalla.

Conozco otros test de ovulación que te recomiendan comenzar en el día 10 del ciclo cada 24 horas y, cuando se empieza a marcar un poco la posibilidad de ovulación, hacer la prueba cada 12 horas hasta que obtienes un positivo sin lugar a dudas. Eso ya es cuestión de quien se hace los test de ovulación.

Yo he seguido las instrucciones y me he hecho los test cada 24 horas, pero me las he seguido haciendo hasta que se han terminado las tiras de los test de ovulación. Así que en total me he hecho 10 tests de ovulación.

¿Cómo ha sido mi experiencia?

Día 11 del ciclo – Test 01

Me podía la emoción de empezar a probar, así que a las 17h comencé a hacerme la prueba con Niño Fúturo pululando por ahí. Conseguí que se quedara medianamente tranquilo y la pude realizar con relativa tranquilidad. Estaba muy entusiasmada por probar el cachibache.

Éste fue el resultado de aquél día, yo quería ver rayita aunque no la hubiera:

01

Día 12 del ciclo – Test 02

En este día estaba Papá Fúturo en casa, era día no lectivo y se había pillado vacaciones a mi solicitud. Así que mientras jugaban en el pasillo a la pelota, yo ahí entretenida a lo mío. Yo no noté nada raro, pero la ilusión me seguía pudiendo:

02

Día 13 del ciclo – Test 03

Esperaba que ya se viera algo más de rayita, posiblemente saliera un positivo. nos pillaba de viaje a casa de Abuelos Fúturos de MF (mis padres, vaya). Así que me lo hice en cuanto pude y fue bastante más tarde que las 24 horas. Pero no me sorprendió nada lo que vi:

03

Día 14 del ciclo – Test 04

Yo esperaba ovular este día, la verdad. Yo esperaba ver la cara sonriente y un positivo enorme de grande. Pero no fue así. Era el primer día que pasaba en casa de mis padres y no sabía cómo iba a poder realizarme la prueba, pero conseguí despistar a mi madre y me la hice:

04

Día 15 del ciclo – Test 05; Día 16 del ciclo – Test 06

Tendríais que verme cómo me he hecho los test en casa de mis padres para que no me pillaran porque mi madre enseguida se pensaría que estoy directamente embarazada… Buah, momentazos.

Esa mañana sentí perfectamente dolor de regla en el útero y un pinchazo enorme. Pensé que después de retirarme el DIU dejaría de notar la ovulación con tanta evidencia, pero no fue así. Sentí perfectamente como por la mañana, sobre las 10h ahí salía el óvulo a vivir su vida. Aún así, me esperé a la hora aproximada para realizar el test pensando que saldría negativo. Con eso de estar en casa de mis padres no pude hacer foto en directo para comparar del test sin aparato. Lo mismo me pasó con el siguiente, así que las junté.

Al día siguiente volvíamos de vuelta a casa y otra vez, durante el viaje, tuve un dolor de regla y un pinchazo enorme… Como era por la tarde y paramos en un área de servicio, me hice el test ahí. Que si en casa de mis padres es una odisea, en un baño público no tiene parangón:

05

Y sí, esto significa que, definitivamente, he ovulado dos veces este ciclo. Otra cosa es si ambos óvulos llegarán a buen término, pero los antecedentes están ahí… (os recuerdo que mi padre es mellizo y mi suegra es melliza).

Día 17 del ciclo – Test 07; Día 18 del ciclo – Test 08; Día 19 del ciclo – Test 09; Día 20 del ciclo – Test 10

Como he dicho con anterioridad, me hice todos los tests para hacer una comparativa fiable. No sabía si al día siguiente el test seguiría dando positivo, cómo sería. Así que os cuento. Ya volvía a estar en la comodidad de mi hogar y me lo podía hacer tranquilamente en la intimidad de mi casa. Como me esperaba, pero no me terminaba de querer creer, salió negativo

Y ya aquí la cosa se desbarajustó un poco. Me despisté a la hora de archivar las fotografías en la galería del móvil. Tener vacaciones y un niño pequeño es incompatible con la lucidez mental:

07

Como podéis ver, me hice todos los tests. Sabiendo lo que sé ahora, creo que me habría dejado alguno para demostrar si se pueden usar realmente como test de embarazo, cómo hacerlo y si da resultado (en caso de que este ciclo haya resultado positivo, por supuesto). Os lo contaré con más detalle en el post del Test de Embarazo.

¿Cómo funciona el Test de Ovulación?

Os hice la foto en el mismo día que me hacía el test con cada cada tira por dos razones. El resultado de test en la maquinita sólo está visible durante diez minutos después de obtener el resultado tras hacerse la prueba y, cuando retiras la tira, podrás verlo únicamente durante 3 minutos más.

Os lo cuento al detalle. Cuando insertas una tira, el aparato señala que espera recibir la prueba de orina, una vez que la recibe, parpadea durante 3 minutos para señalar el resultado mientras la tira se reactiva con la orina. Una vez que tiene el resultado lo muestra durante 10 minutos y si retiras la tira (aunque ya haya pasado una hora desde que te dió el resultado) te lo deja ver durante 3 minutos más. Esto pasa porque el aparato funciona con pila y si lo deja puesto de forma permanente, se gastaría la pila con la primera muestra.

La foto de la tira cada día la he realizado por si luego cambia perceptiblemente. Así podréis comparar en qué casos da positivo y en qué negativos aunque luego la tira desvirtúe el resultado que la reactiva.

Y aquí os dejo una foto recién hecha con todas las tiras señaladas en su día y en su hora (menos la del 14/04 que debí perderla y no la encuentro):

Todos

Ha sido una experiencia muy grata realizar los tests de ovulación. Ahora conozco mejor mi cuerpo y sé que puedo confiar en que me señala por sí mismo cuándo ovula. Quizás me anime a probar con otra marca por hacer la comparativa y desde aquí invito a que me hagáis recomendaciones de marcas, tests y me contéis vuestra propia experiencia para quien haya realizado estos tests.

Quizás te interesa saber también lo que es el Test de Helecho, AQUÍ.

Escucha”Experiencia: Test de Ovulación – PM 10″ en Spreaker.

Sello de Calidad con Madresfera: Cabify Baby

He tenido la oportunidad de probar Cabify Baby, un sello de calidad ofrecido a través de Madresfera.

¿Qué es Cabify?

Cabify es un servicio de vehículos privados que te recogen para llevarte a un destino. Se diferencian de un servicio de Taxi normal porque los coches son de alta gama y puedes hacer reservas por adelantado del servicio. Es más, antes de realizarlo ya vas a conocer el precio y podrás geolocalizar el coche que va a venir a buscarte en la aplicación.

Incluso te facilita el contacto del conductor que realizará tu servicio, los datos básicos del coche para que puedas reconocerlo, los datos básicos del conductor. Te ofrecen agua en cada servicio y tienes disponible revistas. Los coches son realmente amplios.

¿Y qué es Cabify Baby?

Quienes somos padres y priorizamos la seguridad de nuestros hijos sabemos muy bien que los Sistemas de Retención Infantil (SRI) son de extrema importancia. Cuando usas un servicio de Taxi ordinario y necesitas llevar a tu bebé/niño en el coche eres tú quien debe responsabilizarse del SRI. Si no lo llevas, el Taxi os traslada, pero no se hace responsable de la seguridad del bebé/niño (ni de los 200€ de multa si te pillan).

Cabify ha ido un paso más allá y ha puesto a nuestra disposición el servicio de llevar el SRI en sus vehículos, sin tener que preocuparnos nosotros por llevarlo.

Suelen llevar el Grupo 1/2/3. Si tienes un Bebé que necesita un Grupo 0 o Grupo 0+ sí que deberás reservar el servicio con antelación. O si necesitas llevar dos SRI. Cualquiera de estas dos últimas opciones supone un recargo de 5 euros. Pero el servicio Cabify Baby no tiene recargo respecto a un Cabify Lite si no necesitamos usar el servicio adicional.

Qué me ha parecido después de probarlo

A mí me ha sorprendido muchísimo. Pero mejor voy paso a paso de cómo ha sido mi experiencia.

Lo he usado dos veces a través del sello de calidad. Ambas para acudir a un evento de Madresfera (para la ida y la vuelta desde el Intercambiador de Buses Interurbanos al evento en cuestión y ahorrarme todo el viaje en Metro que implicaba dicho recorrido).

El primer recorrido lo reservé el día anterior a través de la aplicación. Me notificaron tanto a través de la aplicación, como a través de correo electrónico, que la reserva estaba confirmada en cuanto asignaron un conductor a dicho recorrido, es decir, al día siguiente, unas horas antes de la reserva, lo tenía todo confirmado sin problemas.

Yo llegué antes de la hora prevista y, por suerte, el conductor también había llegado antes. La aplicación me avisó en cuanto llegó el conductor y me encaminé a la zona del mapa donde se veía reflejado que estaba el vehículo. Como indicaba qué vehículo era, color y matrícula, no tuve ningún problema en identificarlo y el conductor fue muy amable ayudándome en todo momento. Por un lado a instalar el SRI y por otro lado a cargar el carrito de paseo en el maletero. Yo enganché a Niño Fúturo a la silla y me subí al otro lateral.

Nada más subirme me ofreció agua y revistas, me preguntó si había usado el servicio anteriormente y me facilitó el acceso a la WiFi del coche si quería usarlo. Siempre fue muy cordial y muy atento a mis necesidades. La aplicación me indicaba el recorrido que estábamos realizando y el tiempo que faltaba para llegar a destino. Además del precio que tendría hacer ese recorrido, que no varió y me pareció realmente económico para lo que estaba recibiendo a cambio.

Cuando llegamos, igualmente me ayudó a sacar el carrito del maletero y desinstaló el SRI para su siguiente servicio. Me comentó que siendo un día entre semana no tendría problema en adquirir otro servicio al terminar el evento, dado que no sabía cuándo terminaría y no podía reservarlo con antelación. Así que el siguiente recorrido lo solicité “en directo”.

La verdad es que mi experiencia cuando lo pedí fue un poco desafortunada. Tardó mucho tiempo en llegar, pero la conductora tuvo la amabilidad de llamarme para indicarme dónde se encontraba y porqué estaba tardando. Sí podía ver que otras compañeras del evento tuvieron menos problemas para solicitarlo y llegaron antes.

Cuando conseguimos encontrarnos, igual que en el servicio anterior, fue muy amable, atenta y agradable. Mantuvimos una conversación durante el recorrido muy ameno y, como el recorrido me lo conocía, siguió mis recomendaciones al indicarlas. Parece ser que llevaba muy poco tiempo trabajando y por ello tuvo algunos pequeños errores que, para mí, son perdonables.

Si tuviera que objetar algo, la verdad, sería que los SRI son a favor de la marcha, en lugar de a contramarcha, como me hubiera gustado. Pero siendo un recorrido dentro de ciudad a baja velocidad he hecho la vista gorda.

Por lo demás, me ha gustado mucho lo asequible que me parece el servicio. Es más, ahora conociéndolo, seguramente lo use sin tener Sello de Calidad. La experiencia ha sido muy agradable y el precio está a la mano de cualquier bolsillo. Y en caso de no estarlo, se conoce el precio antes de hacer el recorrido (tipo presupuesto), por lo que se puede tomar la decisión en cada momento.