La Regla Mágica

Después de mi post de FotoFinde VIII he descubierto que hay mucha gente que no sabe lo que es una regla mágica. Debo confesar que no conocía este nombre hasta este sábado pasado, porque cuando yo jugaba con ello de pequeña, vivía en PaísGermano y la denominación era diferente (aunque tampoco la recuerdo).

La regla mágica no es más que esto (es mi modelo en concreto):

Regla Mágica

Y la grandísima mayoría me dirá que eso para qué sirve. Pues para hacer peciosidades como éstas:

espirales

Por poner un ejemplo, claro. Porque así no parece ni siquira que queden cosas bonitas, aunque os puede ayudar para la hora de haceros a la idea de qué se podría hacer.

En realidad se llama espirógrafo (el nombre técnico) y sirve para hacer diversas espirales de mil formas, maneras y colores diferentes. Jugar con ello es más difícil de lo que parece, porque la rueda a veces se escapa de sus dientes o sin querer nos desviamos, por lo que la práctica es bastante importante. Creo que la edad más apta para jugar con ello es de 10 años en adelante… y digo “en adelante” porque a mis casi 30 años también me gusta jugar con ello, ¿qué queréis que os diga?

Yo me la encontré en el Mercado de Antigüedades de PueblitoMadrid por 5 euros, con bolígrafos de diferentes colores y todo. Lista para ser usada. Y como experimento usé mi agenda:
Espirales

Poco a poco voy cogiendo el truco y creo que podría quedar muy mono en algunas decoraciones tipo Scrapbook. O en tarjetas de felicitación… no sé, se me ocurren mil ideas.

La que tengo ahora es igual que la que yo tenía de pequeña. Como las espirales no se me daban tan bien como ahora, lo que más usaba era la plantilla de las letras, me pasaba horas escribiendo cosas con la regla. Ahora la parte que más usaré será el espirógrafo.

Cajita de Felicidad

Me encanta guardar recuerdos, sobre todo si son felices. Creo que tener un rincón en el que mirar cuando estamos tristes es importante para coger fuerzas, ésas que nos fallan cuando nos abruma una nube gris de tristeza. Por eso, todas las ideas que recogen el guardar los momentos felices en algún sitio, son muy bienvenidos en mi vida.

Es así como he creado el #FotoFinde. Creo que es importante tener un rincón donde recoger la felicidad, aunque ahora esté de moda el indignarse y despotricar sobre las cosas que nos ponen tristes.

Esta idea la recojí de otro blog, en esta entrada, donde la idea es recoger en un bote todas esas pequeñas cosas que nos hacen feliz a lo largo del año y recopilarlas el día del cumpleaños.

Mi cumple fue hace dos semanas, pero se me había olvidado por completo, y al recordarlo hoy, he decidido repetir este año. Para que no se me olvide he puesto una nota en mi despacho para tener un registro lo más fehaciente posible el año que viene.

Cajita de Felicidad

En todos los pos-its que meto pongo la fecha en la que escribo el papelito para luego ordenarlo cronológicamente y ver el transcurso de ese año. Estoy deseando poner uno que sea “X/X/X Nace mi hijo”.

Otra tradición sobre el cumpleaños es hacerme una foto y guardarla. Así puedes memorar cómo pasan los años y aparecen esas arruguitas que dan fé de que has sido feliz.

Tatuajes

Mis padres han sido desde que puedo llegar a recordar terriblemente insistentes en la idea de lo poco que les gusta ningún tatuaje. Creo que han intentado inculcarme esa idea desde el principio y siendo yo la niña buena que era siempre, creían que lo habían conseguido.

Hasta hace dos años, que descubrieron la primera parte de mi primer tatuaje (todavía no lo han visto completo). Vi en los ojos de mis padres la decepción. Estamos hablando de un tatuaje medio escondido en una pierna, que sólo se ve cuando me visto con faldas o vestidos.

Pero es verdad que una vez te has decidido a tatuarte, te entra el gusanillo. Y quieres más, sin darte cuenta, ya estás pensando en el siguiente.

Tenía la cita para el siguiente desde diciembre, para ayer. Un tatuaje no es sólo un símbolo, está lleno de significado y en éste la fecha era importante.

Cuando lo comento hace dos semanas con una compañera del trabajo me dice que tenga cuidado porque si quiero quedarme embarazada el tatuaje podría influenciar. Que según ella tenía entendido, la tinta podría afectar al bebé y que tendría que esperarme otros seis meses para buscar.

Me extrañó mucho, pero en esta vida he aprendido que puede ser realidad cualquier cosa. Así que me puse a buscar por Internet más información.

Lo primero que encuentras es que no te recomiendan tatuarte durante el embarazo en la barriga. Bien, vale. Tiene su lógica hasta para un memo. La barriga está deformada y si lo haces durante, la barriga al salir el bebé se va a transformar mucho.

Después se me rompió otro mito. Sí te pueden poner la epidural con un tatuaje hecho en el lumbago, pero se pueden negar porque tiene su riesgo de introducir tinta en la espina dorsal. Por lo que no lo recomiendan en absoluto, pero en un momento dado depende más del tiempo que hace que te has hecho el tattoo y de la habilidad del anestesista, que de tenerlo o no.

Yo estaba buscando el problema de hacerte un tatuaje antes de buscar a Futuro Bebé, pero la información que encontraba era principalmente que desaconsejaban totalmente hacer un tatuaje en el primer trimestre y que el resto no tiene más problema que cualquier tatuaje normal con el peligro de infección que conlleva. Sobre todo si tu tatuador no es de fiar.

También que es verdad que antes las tintas tenían otra composición que era un poco tóxica para el cuerpo, pero no es problema hoy en día. Sólo que no lo recomiendan en absoluto para el primer trimestre.

Y ahí me juega una mala pasada la imaginación y pienso en hacerme uno durante el parto (es broma).

#NoSinMiTeta

Ayer me llegó este mensaje por parte de MotherOfTheLamb por el móvil:

“Esto te interesa: En España tras un cáncer de mama y superar a duras penas un tratamiento tan duro y atroz como una quimioterapia resulta que aún te queda pasar por algo peor. Te amputan la teta, en el peor de los casos y te dejan así años en una lista de espera para hacerte una reconstrucción. Este es mi caso, y como el mío, miles más:

No sin mi teta, es mi derecho

Un grupo de cientos de mujeres estamos reivindicando en blogs y redes sociales el derecho de una reconstrucción inmediata. Mañana no debería de hablarse de otra cosa para que se tome como noticia. Se ha creado un hastag #NoSinMiTeta para hacer campaña en Twitter todo el día. Y muchos blogs volverán a difundir el post de NO SIN MI TETA, ES MI DERECHO. Hoy me toca vivir a mi esta situación junto a miles de mujeres de este país, pero la lucha por cambiarlo es de todas, porque mañana puede pasarte a ti, a tu hermana, a tu madre…

Únete para gritar alto y claro, te esperamos: NO SIN MI TETA, ES MI DERECHO.”

Tengo la suerte de no haber pasado por nada similar ni sufrir a nadie cercano en una situación así, pero estoy totalmente de acuerdo de que es una lucha de todas. Así que aquí va mi pequeño granito de arena, un post rápido que espera que llegue lejos y al que se sumen muchos más posts para hacerle saber a nuestro Gobierno que es más importante mi teta que su gintonic.

No Sin Mi Teta

PD: Os animo a participar también en el Carnaval para incluir cada post en un mismo lugar AQUÍ

Diario de Bebé

Muchas habéis comentado en Diarios de Embarazo que me haga mi propio diario, pero sigo pensando que no es lo que quiero. Es una idea fantástica y así podría tener lo que yo quiera en mi diario, pero no es así. Porque no voy a poner información de la semana en la que estoy (perezosa natural que soy), no voy a hacerme preguntas a mí misma ni nada de lo que ya hay.

Otra cosa diferente, pero que se confunde fácilmente, es el diario del bebé. También pienso tener uno y ese sí va a ser personalizado. Es donde le contaré a Futuro Bebé cómo crece. Pondré sus primeras fotos, escribiré sus primeras palabras, tendrá su primer mechón, su primer diente caído y sus primeras uñas cortadas. Le contaré cómo fueron sus primeros años de vida… Pero sin añadir información de cómo debería haber crecido o qué debería haber hecho su madre.

Supongo que para que se entienda mejor: el diario del embarazo es para mí, para ver cómo evoluciono, para tener un recuerdo de lo que sentí. Mientras que el diario del bebé es para Futuro Bebé. Es mi regalo a su vida y merece todo el esfuerzo del mundo.

No digo que yo no lo merezca, pero no es comparativamente igual el Diario de Embarazo, donde pienso desahogar mis angustias sin tapujos ni disfrazar nada, que el Diario de Futuro Bebé, donde tendrá la historia de su nacimiento y crecimiento.

Por eso llevo unos días mirando cosas de scrapbooking.

Para quien se encuentra con este término por primera vez (como yo hace una semana): es hacer un álbum con decoraciones propias, desde cero. Con recortes, pegatinas, botones, lazos, etc. Si buscáis hay verdaderas preciosidades muy meritorias.

De repente el “washi tape” forma parte de mi vocabulario. Me vuelvo a enamorar del mundo de las pegatinas. Me pongo a buscar un “roller date stamp” que me fascine. Encuentro troquelados baratos por los que me tiraría de cabeza. Y estoy indecisa si comprarme una tabla de corte o no.

Ayer compartí estas inquietudes con Futuro Papá y con mucha sabiduría me recomendó hacer un scrapbook lo más económico posible antes de hacer el Diario de Futuro Bebé. Así que, ¡Álbum de Boda, allá voy!

Diarios de Embarazo

Me encantan los diarios, no lo puedo evitar. Me gustan de todo tipo, los que son rellenables y los que son totalmente en blanco. Escribo diario desde los 14 o 15 años, no he sido nada constante, he tenido épocas de no escribir, pero también se pueden ver en mis múltiples blogs que no puedo parar de escribir durante una temporada demasiado larga.

Llevo unos días pensando en el diario de embarazo, que a mi forma de entender es diferente al diario del bebé. ¡Y es que me muero de ganas por tener uno! Pero no me vale cualquiera, así que me puse a investigar.

De los primeros que he podido ver ha sido éste Libro de Embarazo. Me parece una verdadera cucada, tiene de todo para rellenar y es bien bonito, un diseño muy currado con ilustraciones majas. Pero le falta información sobre las diferentes etapas del embarazo y por eso no me hace mucha gracia.

Al ver las opciones que hay por internet, pero no haber disponibilidad para verlos online antes de comprar como en el anterior, decidí acercarme a la Fnac e investigarlos antes de comprar.

Hay uno que sí encontré para echarle un vistazo por internet: Diario de mi Embarazo. Es de los que tienen mucha información, pero sólo un pequeño apartado para rellenar con los datos que se te ocurran. Para verlo, pinchad en la imagen del libro AQUÍ.

Luego he podido ver La Agenda para el Embarazo y la verdad es que es de las que más me gustan. No he encontrado imágenes de su interior en internet, pero sí he bicheado directamente el libro, así que os puedo poner las que he conseguido “robar”:

DSC_0003 DSC_0004 DSC_0005 DSC_0006

Tiene mucha información sobre el embarazo y sobre lo que no es el día a día, te hace preguntas concretas, pero no de semana en semana. Creo que podría agobiarme un poco no rellenar un día y que no me haga preguntas concretas sobre mi estado de ánimo. Estoy más acostumbrada a rellenar en estos casos que en divagar.

Otra que he podido ver es esta Agenda del embarazo. Igualmente no he encontrado imágenes aclaratorias por internet, así que he ido a ver el libro. Aunque sinceramente, no hay mucho que aclarar, es lo único que tiene:

DSC_0007

DSC_0008

Por supuesto que para gustos los colores y sinceramente es un diario muy colorido que me podría gustar. Tiene separaciones en las diferentes etapas del embarazo y es muy cuco. Lo bueno es que tiene el mismo formado para la agenda del primer año del bebé:

DSC_0009

Pero de todos los que he visto, el que más me ha gustado es El Álbum de mi Embarazo. Tiene un resumen de información sobre cada semana y bastante hoja para rellenar con diferentes preguntas:

DSC_0235 DSC_0234 DSC_0233 DSC_0232

Creo que es mi favorito, pero me voy a esperar no vaya a ser que caiga alguno por parte de alguna amiga.

¿Y vosotras? ¿Habéis tenido diario de embarazo? ¿Cuál es vuestro favorito? Me ayudaríais mucho con vuestras recomendaciones.

Daisypath o Lilypie

Un fin de semana hablando con AmigaS sobre herramientas en la red, información online y demás me comentó que durante su embarazo entraba a un foro y usaba un calendario muy mono de cuenta atrás durante su embarazo. Estuvimos dos semanas buscándolo cada una por su cuenta y el domingo por fin nos sentamos a averiguarlo. Y entonces lo encontramos: Lilypie.

Navegando por la página, no sé cómo, he llegado a una exactamente igual que ahora se llama Daisypath. Ambas funcionan igual, así que no cuestioné cuál usar para probar.

Se trata de una barrita muy cuca que puedes poner en el lateral del blog, en la firma de foros o en servicios múltiples de la red para mostrar en qué estado de evolución está… lo que sea. Puedes elegir desde cuánto falta para tu boda hasta cuánto ha pasado desde tu boda. Tu cumpleaños tiene la mismas opciones y un sinfín de fechas más. Pero lo hablamos por el momento del bebé, así que es en lo que nos centramos y la verdad es que las barrita son una auténtica cucada. He visto a varias que lo tienen ya puesto, por lo que esto no será una novedad para ellas, pero muchas quizás queráis poneros una de estas barras.

Yo me la pondré más adelante, cuando Futuro Bebé ya esté dando tumbos por mi tripa, pero para quienes queráis recordar cuanto falta para el cumple o algo así, pues también tenéis la opción.

Aquí tenéis una muestra en la que está configurado mi próximo cumpleaños:

Daisypath - Personal pictureDaisypath Happy Birthday tickers

Puedes editar la barra que mostrar, el color de fondo, el muñecajo, el texto que se muestra, si quieres ponerle tu avatar o no. Por ejemplo aquí tenéis otra posible configuración con lo mismo (es un poco muy al azar):

Daisypath Happy Birthday tickers

Ambas tienen también aplicación para el móvil, aunque es de pago. Puedes configurarte igualmente diferentes barritas:

Daisypath

Sinceramente, no creo que merezca la pena el precio, pero es elección de cada uno. La cuenta online es gratuita y tiene un sin par de elecciones donde publicar, lo cual se agradece muchísimo. Si os animáis y tenéis dudas, podéis escribirme al mail o dejarme comentario.

Ácido Fólico: Sí

Llevo semanas pensando en el tema del ácido fólico. Al final decidí que me lo empezaría a tomar el día de mi cumpleaños, que ya no queda nada. Sería como un homenaje a mí misma cuidándome como Futura Mamá que soy. Pero con el incidente del fin de semana, al comprar el test de embarazo, también compré el ácido fólico, porque si ya estaba embarazada, iba con bastante retraso al respecto.

Decidí cuál por esta entrada de Bitxuni. Me he aprovechado que ya se ha informado sobre esto y no me he planteado qué marca gracias a ella. Pero sigo teniendo dudas.

En principio no es incompatible con ningún medicamento de los que estoy tomando (ahora mismo: Enantyum por la rodilla). Tampoco tengo ninguna contraindicación más. Pero no sé si debería hacerme una analítica primero. Pero tampoco me quiero obsesionar con el asunto…

Total, que después de consultarlo con Futuro Papá, que me apoya al 100% en lo que decida, creo que me lo voy a empezar a tomar a partir de hoy.

Parece mentira, pero cada uno de estos pequeños pasos que no suponen una diferencia en nuestra vida, pero que llevan a algo tan grande como a concebir a otro ser, se convierte en algo tan importante que sólo deseamos compartirlo con quien nos comprende. ¿No os pasa? Sin venir a cuento, tomar una vitamina es crucial y muy importante.

Mi Experiencia con la Copa Menstrual

La verdad es que ya forma parte de casi todas mis amigas y hay pocas mujeres que no la conocen, pero creo que nunca sobra hablar de ella para seguir difundiendo la palabra. Parece que me pagan por venderla, y aunque me lo han ofrecido, no es así, lo prometo. (Ahora sí las vendo, os cuento más al final o podéis pasar AQUÍ). Os cuento cuál ha sido mi experiencia con la Copa Menstrual hasta este febrero del 2014.

¿Qué es la Copa Menstrual?

Es una herramienta para el ciclo menstrual como el tampón o la compresa.

¿Cómo es la Copa Menstrual?

Es un recipiente muy parecido a una copa (de ahí su nombre) hecha por silicona médica y un pitorro.

experiencia con la copa menstrual copa menstrual

¿Cómo funciona?

Se introduce en la vagina y se cambia cada 12 horas aproximadamente. Se usa la misma copa cada vez.

Esto suele dar mucho asquito y es lo que principalmente echa para atrás. Pero no debería ser un problema, ya que se pone a hervir cada principio y final de ciclo y sacarla y volverla a poner no tiene riesgo. Lo siguiente de lo que la gente que no lo ha probado se queja es que ves tu sangre. Si esto es un inconveniente, mejor no sigas leyendo.

Curiosamente lo que no sabe la gente es que la sangre huele cuando tiene contacto con el oxígeno. Al no haber llegado a salir y no tener contacto, esta sangre no huele.

Ventajas de la Copa Menstrual

No tiene productos químicos que dañan la flora vaginal. No hay riesgo del síndrome del shock tóxico por el que mueres sin darte cuenta. Dura unos 10 años. No genera residuos. Puedes bañarte con ella sin problemas. La amortizas en menos de cuatro meses.

Pero lo mejor es lo increíblemente cómoda que es. La gente no se lo cree, pero te olvidas durante un tiempo que eres mujer. No quita los dolores, pero sí la molestia de cambiarte.

Yo la he llegado a tener puesta sin cambiarla durante todo lo que me dura la regla. El último día manchaba, es verdad, pero no era peligroso.

Inconvenientes:

Sólo la primera vez que la pones. Aunque en mi caso fue al quitarla. Pero sólo es la “insapiencia” de la primera vez. Al siguiente ciclo ya le has pillado el truco y te ríes de esa primera vez.

Por lo demás, no conocidas.

Indicaciones

Cada mujer, igual que su regla, es única. Las hay que no usan el pitorro para nada y se lo cortan, las hay que sin pitorro son incapaces. Luego está el tema de ponerla, hay varias maneras de hacerlo. También de cuánto tiempo se pone, depende del flujo. Eso cada mujer tiene que descubrir la suya porque hay tantas maneras de llevarla como colores del pelo naturales.

Mi experiencia con la Copa Menstrual

Estamos hablando de una mujer a la que le encanta probar todo aquello desconocido y nuevo. Pero que encima tenía la desgracia de ser alérgica a las compresas (incluso a las hipoalergénicas) y que no conseguía empapar bien los tampones, así que los tenía más tiempo del recomendado con los riesgos que eso implica o le dolía bastante cuando llegaba la hora de quitarlo.

Cuando descubrí su existencia me lancé a todas las farmacias del pueblo y los herbolarios dado que al día siguiente comenzaba un ciclo nuevo. Todas me miraban con cara de asquito. (Sé que el herbolario ahora la vende).

Como no la encontré, tuve que comprar por Internet y esperar al siguiente ciclo.

Me pillé una Fleurcup pequeña. La primera vez que me la puse estaba encantada, mi problema fue al sacarla. ¡Ya me estaba planteando ir al hospital! Fleurcup es una marca que sólo tiene dos tamaños y la pequeña que tenían me quedaba bastante grande. Acabé acostumbrándome, pero se me hacía raro la fuerza que tenía que hacer para sacarla.

Descubrí una oferta de la Copa Meluna y decidí probarla. Tienen diferentes texturas y más tamaños. Primero probé la Clasic Tamaño M, y me pasaba lo mismo que con la Fleurcup. Así que me enviaron la Soft Tamaño S, ¡¡y fenomenal!! Me gustó mucho, pero cuando ya tienes costumbre de usarla, es mejor una con más consistencia. Creo que la recomiendo como primera copa, para quien no está muy segura a la hora de quitarla. Yo no aguanté más de un año con ella y me pasé a la Clasic Tamaño S. Ahora estoy realmente encantada.

No me extiendo mucho más, aunque podría, para no aburrir a quien ya la tiene.

copa meluna

PD: AQUÍ mi experiencia después del parto.

Ahora hago Asesoramiento para la copa menstrual. Después de tanta experiencia y con un estudio de mercado exhaustivo, me tomo la libertad de invitaros a pasaros por mi página de Asesoramiento de la Copa Menstrual: AQUÍ.

Compra del Súper Online

Llevo años planteándome el tema de hacer las compras de comida online. Pero Futuro Papá (sensato entre otras muchas de sus virtudes) me razonaba con motivos muy convincentes de que no era muy buena idea. Y siempre lo he dejado pasar.

Pero en mi cabeza (cabezota) siempre estaba que no era tan mala idea. Que ahorraba muchísimo tiempo (cada vez que hacemos la compra grande solemos tardar entre dos y tres horas, ¡estamos hablando de toda una tarde!), además de todo el peso que tienes que subir a un piso X sin ascensor. A estas alturas de nuestras vidas es algo soportable y llevadero, no cuesta tanto y ayuda a ejercitarte. A salir de la rutina y concienciarte de la falta de alimento que tenemos. La verdad es que ir al Súper en físico tiene muchas ventajas. Te encuentras con gente que normalmente no ves, haces migas con la panadera (ya me conocen todas) y te recomiendan qué llevarte (siempre con un guiño). La cajera se sabe mi nombre y me pregunta por mis dolencias, por la boda…

Creo que soy demasiado sociable. Echaré esas cositas de menos.

Aún así, en mi conciencia, pensaba que podría formar parte de nuestro Futuro hacer la compra online. Principalmente por el ahorro de tiempo y el ahorro de peso. (Daros cuenta que no hablo del ahorro de dinero). Yo me lo planteaba más factible a la hora de tener a FuturoBebé en casa, pero bueno.

Nunca nos habíamos puesto a hacer comparativas de precios de Físico vs Online. Aunque sí entre varias tiendas. Pues el otro día recibimos una magnífica recomendación de parte de un amigo para realizar las compras en un Supermercado Online. Y oye, pues lo probamos. Nunca hemos tenido miedo a comprar online, pero a veces necesitas recomendación.

Falta decir que los alimentos frescos ni nos planteamos comprarlo online. Una cosa es el aceite, la leche, los refrescos, las conservas, el papel higiénico, los productos de limpieza, etc. y otra la carne, las verduras y el pescado. Por suerte en PueblitoMadrid hay carnicerías donde nos conocen los dueños y siempre saben cómo queremos lo que compramos, fruterías y verdulerías donde también nos tienen cogidos el punto, la panadería de la dueña cotilla. En fin, que la intención era ahorrarnos peso y tiempo, pero jamás perder esa “relación” con la gente que ofrece la mejor comida.

Cuando nos pusimos a comparar entre las tiendas físicas más multitudinarias y el Super recomendado la diferencia de precio no era mucha en las marcas más conocidas. ¡Pero en Super recomendado los gastos de envío eran prácticamente gratis! Y también tienen muchos descuentos en marcas blancas y ofertas cada día muy interesantes. Te hacen un pack regalo de bienvenida y otra cosa no, pero atentos son un rato. Te llaman para confirmar los datos y puedes concretar en un plazo de dos horas la hora de entrega. Y por lo que nos han dicho y lo que hemos vivido, el repartidor siempre es muy majo. No es un rancio de los que tienes que aceptar lo que te dan y dar las gracias.

A mí, personalmente, me ha sorprendido el ahorro del dinero. No me lo esperaba. Lo que hemos comprado en esta ocasión, en la tienda física, habría salido por 50 o 70 euros más. Y casi hemos derrochado en plan: 2 botellas de 5L de aceite, 6 coca-colas para aprovechar el ahorro de peso. La primera vez que compras te ahorras el IVA y es que siempre te regalan algo por una cosa u otra.

Nuestra experiencia, junto la de quien nos lo ha recomendado, ha sido muy grata. Seguramente acabe formando parte de nuestro día a día, siempre con lista previamente hecha.

Si os apetece, podéis echar un vistazo. Y si os convence, enviadme un e-mail y os invito, ¡así todos ganamos algo!

Tu Despensa Online

Tenéis que tener en cuenta que la navegación al principio cuesta, pero al final es bastante intuitiva.