Cómo cuidarte la cara #QueDiceMiPiel

El pasado jueves fui al evento que organizó Olay junto a Madresfera para aprender los cuidados que requiere una cara bonita. La verdad es que me sorprendí mucho porque aprendimos cosas que no sabía. Aunque normalmente me veáis sin maquillaje, sí me gusta tener un cuidado del cuerpo, sobre todo de la piel. Aprendí cosas muy curiosas e importantes que no sabía sobre cómo cuidarte la cara bien y quiero escribirlas para contárosla y, sobre todo, para no olvidarlas. Pero antes que nada, ¿qué productos utilizar?

#SkinAdvisor

Olay también nos enseñó su nueva aplicación para detectar aquello que necesita nuestra piel. A través de su web podéis dar de alta vuestro perfil y sólo con un selfie os hace un diagnóstico de cómo se encuentra vuestra piel y qué productos necesitáis para cuidarla mejor. Os da la edad que muestra tu cara que tienes. Tenéis que pinchar en un recuadro que abajo pone “Skin Advisor”.

cartel skin advisor de la web de olay

Por ejemplo, a día de hoy disfruto de mis 32 años lozanos la mar de bien. Accediendo a la aplicación, ésta me dice que tengo, según el cuidado de mi piel, pero no os voy a decir cuántos me dice a mí.

Para hacer el selfie debemos evitar hacerlo con sombras en la cara y procurar que sea con luz natural no directa. Cerca de una ventana o en una estancia muy bien iluminada, pero, sobre todo, evitar las sombras en la cara. Así el diagnóstico será fiable. La aplicación también te envía avisos por correo electrónico para recordarte de vez en cuando si la has cuidado (esto me viene bien, la verdad, soy un despiste). Y te dice qué productos considera que necesitas específicamente para lo que quieres conseguir.

Cómo cuidarte la cara por Fases

Yo sabía que el cuidado de la cara iba por fases. Primero limpieza, después tonificación y finalmente hidratación. Pero aprendimos que hay otra fase también muy importante: la nutrición. Normalmente está incluida en la hidratación, pero necesita de unos cuidados especiales y podemos considerarla aparte. Ahora os hablo de cada una de ellas.

Fase 1: La Limpieza

Llegué tarde y ésta me la perdí… Pero sí me percaté de lo importante que es hacer el proceso dos veces al día. Tanto por la mañana como por la noche. Al desmaquillarnos, sobre todo los ojos, debemos hacerlo de arriba hacia abajo. Es decir, arrastrar con el algodón y el desmaquillante de ojos el rimmel hacia la mejilla. Y después quitar de la mejilla los restos que se han desplazado. No volver el ojo loco y restregar el algodón a lo loco.

Después de desmaquillarse, limpiar la cara con producto específico. Hay un limpiador facial eléctrico, que yo uso, que es una maravilla y lo hace genial. Se puede usar durante la ducha y elimina mucho y muy bien todo. Cuando lo compré, os lo enseñé por los stories de Instagram y probablemente este martes os lo enseñe de nuevo (ya que lo he usado a diario y los martes os enseño productos que uso a diario). Aprovecharé y lo dejaré en los destacados de Instagram por si leéis este post dentro de un año.

Fase 2: La Tonificación

Ésta es la fase que más me gustaba siempre. Deja la piel muy fresquita y no pringa. Da una sensación muy agradable al momento del cuidado. Como me imagino que todas, usaba el tónico con algodón, poniéndolo con cuidado sobre toda la cara. ¡¡Pues no!! Nos enseñaron otro método.

Se aplica una cantidad en la mano y éstas se restriegan entre sí para calentar el producto y calentar las manos. De esta forma dejamos el producto y las manos a una temperatura ideal. Lo aplicamos sobre la cara poniéndolas suavemente sobre la piel, sin moverlas. Así activamos la microcirculación de la piel y el producto penetra mejor. Hay que hacerlo por toda la cara, simplemente poniendo las manos.

Fase 3: La Nutrición

Aquí nos hablaron de dos productos que desconocía por completo. El contorno de ojos y el sérum. Creo que cada uno merece su mención aparte y ambos son complementarios en esta fase.

Contorno de Ojos

Es la parte más delicada de la cara porque es donde se forman las arrugas. También las bolsas de los ojos y las ojeras. Al final resulta que es la que define toda nuestra mirada. Por lo que necesita un cuidado específico según el estado en el que se encuentre, y por ello, necesita un producto específico.

Para aplicarlo debemos hacerlo en el hueso que rodea el ojo, no en el párpado (cosa que yo no sabía). Para ello usaremos el dedo anular o el dedo corazón. Estos dedos tienen menos fuerza y son más recomendables por ello dado que esa piel es especialmente delicada. Primero se aplica el producto con pequeños toques alrededor del ojo.

Otra curiosidad es que según lo que buscamos lo haremos en una dirección u otra. Si buscamos firmeza para eliminar las arrugas comenzaremos desde la nariz en pequeños círculos extendiendo el producto aplicado en puntitos hacia fuera del ojo y después encima de la ceja (nunca dentro del párpado). En cambio si buscamos eliminar la bolsa de los ojos, lo haremos al revés. De la ceja hacia la nariz, para aprovechar el canal linfático del lacrimal y drenar el exceso de líquido.

El Sérum

Este gran desconocido. ¿Quién no ha escuchado en los anuncios esta palabra? Pues nos explicaron que sirve justamente para nutrir cada poro de la piel. Hace como un contorno de ojos, pero para el resto de la cara. Por lo que lo aplicaremos suavemente por toda la cara, menos en el contorno de ojos.

Después de aplicarnos el tónico, nuestra piel está fresca y tiene “ganas de comer”. Con el sérum conseguimos nutrir sus ganas de comer y hacerlo con aquello que necesita. Según nuestras necesidades deberemos usar un sérum u otro. Pero es el que se encarga de satisfacer esta necesidad. Siempre evitando el contorno de ojos.

Fase 4: La Hidratación

Igual que comer, nuestra piel necesita beber. Y aquí diferenciamos las cremas de día y las cremas de noche. Como hemos dicho al principio, este proceso deberemos hacerlo por la mañana y por la noche. Ahora vamos a ver porqué las cremas específicas en esta fase.

La aplicación en ambos casos es igual. Con toques suaves de dentro hacia afuera de la cara, evitando arrastrar piel. También se aplica en contorno de ojos con especial cuidado (dedo anular o corazón).

Crema de Día

Por el día, la piel de nuestra cara está sometida a muchos cambios de temperatura. En invierno pasamos del calor del hogar al frío gélido de la calle. En verano pasamos del calor abrasador al frío congelador del aire acondicionado. Estos cambios drásticos para la piel suponen un suplicio para nuestra cara.

Por eso la crema de día es específica. Trata de lidiar con las inclemencias a la que exponemos nuestra cara. Además, tiene un factor protector contra el sol también muy necesario, incluso en días nublados. Quizás no evite que nos podamos quemar, pero sí evitará consecuencias mayores.

Crema de Noche

Dado que por la noche no pasamos por tantos cambios que sometan a nuestra piel en una tortura, trata de recuperar lo que hayamos podido perder durante el día. Así que además de hidratar, recupera la piel. Por lo general, es otro toque de nutrición extra al sérum o contorno de ojos. Pero específico para el momento del día.

#MBDay18 Mi Crónica

Si no conocéis el #MBDay18, os informo que se trata de una jornada de blogging realizado por Madresfera. Una comunidad de blogs sobre maternidad, paternidad y familias. Incluyen una gala de premios de diferentes categorías. Pero os insto a asistir a esta jornada (que se celebra anualmente) tengáis blog o no, porque el amor que acompaña todo el evento es increíble.

Cómo ha sido el #MBDay18

Bueno, la jornada, en su resumen, podéis encontrarlo en la página de Madresfera. Encontraréis información detallada de las charlas que se han impartido. Incluso en su podcast “Buenos días, Madresfera” tenéis muchísima info al respecto. Y en breves, incluso podréis ver las charlas en diferido.

No voy a reinventar la rueda. Las charlas han sido increíbles, motivadoras, inspiradoras, de todo. Son tanto para blogs que ya tienen una trayectoria y una experiencia, como para quien se está planteando abrir su primer blog. Da lo mismo, algo de aprendizaje te llevas. Aprendes tanto y sales con tantas ganas de mejorar el mundo, que merecen la pena estés en el nivel en el que estés.

Y la gala de premios… Pues como todas las galas de premios es un mar de lágrimas emotivas. Si no es porque conoces al ganador, a los finalistas, es porque el discurso que dan te toca la patatita. Yo ya me llevé el premio con las menciones que recibí en el blog de Marta Rivas Rius y en el de Papá Montessori, con eso me doy por ganadora (aunque no llegué ni a finalista).

Cómo viví el #MBDay18

Tengo dos maneras de contároslo, cronológicamente o por prioridad de emociones. Creo que lo voy a hacer de la primera porque es la manera más lógica de poder contar una jornada, ¿no os parece?

Antes del evento

Había quedado con la maternidad today para ir juntas. Ella quería desayunar con la gente antes del evento. Vivimos relativamente lejos. ¡¡Me hizo madrugar a las cinco de la mañana para ir juntas!! Nunca había madrugado tanto para nada, en ningún trabajo, ni nada. Así que bueno, sonó el despertador y entre domida y emocionada, me encaminé al encuentro. Al salir de casa me encontré con copos de nieve cayendo del cielo… Pero el viaje acompañada fue mejor.

Cuando llegamos, nos encontramos con algunas personas en la puerta. Ahí estaban Marta Rivas Rius y Mamá Sin Red listas para desayunar. Se nos juntaron poco a poco más gente, si no recuerdo muy mal, Josevi Baeza, Zora Groothuis, La Quiles, Locas Madres Murcianas, Born To Be Pank, Las Aventuras de Mamá Pingüino… De repente, descontrolé. La cantidad de gente que empezaba a haber me estaban provocando cierta ansiedad. Empecé a saludar como la novia de una boda, sin saber a quién había saludado y a quién no.

En serio, saludaba y saludaba, y sentía cómo la ansiedad en mí estaba haciendo que tuviera lapsus tras lapsus. También es verdad que la tripa llevaba un día y pico teniendo pinchazos que estaba ignorando. No me quería preocupar por ello, pero un runrun en la cabeza había. Así que me debatía entre dejarme llevar por la ansiedad o mantener la calma. No sé cómo, estaba casi equilibrada.

Durante las charlas

Una vez hecho el “check in” y entrado en la sala donde se impartirían las charlas, la gente se iba sentando. Me habían reservado un sitio (porque yo seguía saludando), pero cuando fui a hacerme con él… Me lo habían quitado. Y todos los sitios cercanos a la gente que me lo estaban guardando, estaban ocupados. Por cierto, tuve el placer de conocer a Embarazo y Fertilidad. Vi sitio libre en la primera fila, y ahí me planté.

En mi experiencia del año pasado sabía que sentada en medio iba a estar sin parar de saludar (lo cual mola) y viendo cómo el resto se saludaba mientras intentaba delucidar si conocía a alguien de los que estaban saludando. Y las charlas, pues… siendo tan interesantes, se quedaban casi a medias. Así que agradecí estar tan cerca y poder atender bien a quienes las impartían. Mereció mucho la pena.

Las comidas

Había dos ratos entre unas charlas y otras. Un ratito de desayuno y otro ratito de comida. Que eran los ratos en los que seguías saludando. Y no sólo saludabas, también conocías a gente nueva.

Pude saludar a Gema de Gemelos al Cuadrado, a Tere de mi Mundo con Peques, a Paula de Amor Desmadre, a Sonia de O mundo au reves, a Criando Pulgas, a Chibimundo, a Reiniciacc, a Sunne… ¡¡¡a un millón de personas!!! Me siento fatal porque no os puedo mencionar a todas. También estuve con Nanoc. Ay, si me da vuelta en la cabeza toda la gente. ¡¡Y todos tan maravillosos con tanto amor!!

Me llevé mucho amor. Amor a raudales, con cariño, con abrazos, con todo. Si es que todavía se me saltan las lágrimas con todo lo que pude abrazar, besar, etc.

También había varios concursos y sorteos de las marcas patrocinadoras en las que participé. Y hubo una feria del libro madresférico donde podías comprar libros sobre maternidad y paternidad y que los autores te lo firmaran. Yo quería unos cuantos, pero no tenía presupuesto y no pude adquirir ninguno. Me sentía fatal, los quería todos… pero hay que ser realista y si no se tiene, no se puede tener.

La despedida

Pues llevaba, como dije al principio, varias horas (dos días) con pinchazos en la tripa. Pues cuando me levanté de la silla al final, flipé. ¡La tripa me había crecido! En serio, me lo estaba imaginando, pero puedo confirmar que los pinchazos eran porque el útero se estaba ensanchando. Así que entré por la mañana con una tripa fofa de gorda y salí por la noche con una tripita de preñi.

Entre el madrugón, el embarazo, la preocupación, la ansiedad, la cantidad de amor, los saludos infinitos, lo interesante de las charlas… ¡¡todo!! Estaba agotada. Así que cuando terminó, por mucho que me habría encantado quedarme para una cena con la gente, necesité irme. Y haciendo caso a mi cuerpo, me fui.

Me despedí de quien pude, porque no me encontraba con fuerzas ya para despedir a todos los que había saludado. Pero con unas ganas del #MBDay19 que ni os lo imagináis.

Gracias, Madresfera, por darnos tanto amor y por dejarnos dar el amor a otros.

¿Los test de ovulación pueden predecir un embarazo?

Os comentaba en este post que corre el rumor que los test de ovulación pueden predecir un embarazo antes que un test de embarazo. Y, como todo, he querido experimentarlo por mí misma y contaros si esto es verdad, o no, con mis propias conclusiones. Pero siempre hay que tener en cuenta que esto no es una verdad universal.

¿Cuál es la teoría?

Parece ser que la hormona LH (liberada durante la ovulación) se parece molecularmente muchísimo a la hormona hCg (segregada durante el embarazo) y, por tanto, la hormona hCg puede ser confundida por los test de ovulación como hormonas LH y, al ser más sensibles, detectar el embarazo antes que un test de embarazo.

Esto no es así en todas las mujeres, ni con todos los tests. Por lo que esta teoría hay que cogerla con pinzas. Conozco una mujer a quien los test de ovulación no le detectó la ovulación, pero sí le detectó el embarazo. Me sorprendí mucho cuando me lo contó, pero no me parece increíble. Cada mujer somos un mundo.

También sé que hay mujeres a quienes el test de ovulación no le detectó el embarazo. Así que no podemos tomar esto como una ciencia cierta, sólo como una posibilidad. Y la única manera de averiguarlo, es experimentarlo por nosotras mismas.

¿Cómo ha sido mi experiencia?

He tenido varios meses de búsqueda. Y poco a poco pues fui tomando una dinámica. Ya no me hacía test de ovulación para detectar la ovulación y en el último ciclo incluso tuve mis síntomas físicos habituales de ovulación. Aunque después del aborto, no los había tenido desde hacía meses. También debo contaros que ese ciclo ocurrió cuando estaba prevista la Fecha Probable de Parto de mi estrellita y tenía los ánimos al respecto muy revueltos, como os contaba en este post o en este otro.

De todas formas, con un rayito de esperanza (y sabiendo que saldría negativo de todas formas porque era muy pronto), el día de Reyes me hice un test de embarazo. Había ovulado el 1 de enero, estaba en el día 20 del ciclo. Si todo fuera bien, estaría apenas en la semana de implantación. Aquello era imposible que saliera positivo aunque lo estuviera. Y así fue, un bonito blanco nuclear que se pulió la mitad de ese rayo de esperanza.

De todas formas, el 8 de enero por la noche sentí un enorme pinchazo en el vientre. Recuerdo perfectamente que estaba fregando platos mientras veía una serie en el iPad. Tuve que parar tres minutos para soportar el dolor y enseguida pensé: “si este mes me quedo embarazada, se está implantando justo ahora”. Pero no me lo quise creer, cosas de ser pesimista positiva.

Como todos los meses, la semana después de ovular empezaba a hacerme todas las mañanas test de ovulación para verificar si predecían el embarazo. Así que justo me lo había hecho el 8 de enero por la mañana. Salió negativo, era el día 22 del ciclo. Y, como siempre, tiré la tira del test. Esa noche tuve el pinchazo y al día siguiente me hice otro test de ovulación, también salió negativo, y también tiré la tira del test. Aquello no estaba funcionando…

¿Los test de ovulación pueden predecir un embarazo?

Día 24 del ciclo, 10 de enero del calendario (3 semanas y 2 días). Me hago un test de ovulación y… ¡sale positivo! Enseguida me hice un test de embarazo, no me lo podía creer, ¿estaba embarazada? Como anteriormente, usé un test de embarazo de alta sensibilidad. Bueno, pues si lo ponías en luz natural, pero no directa, en una inclinación de 45º respecto a la ventana, entrecerrando los ojos y poniendo mucha intención, ¡¡se veía el positivo!!

Creo que podéis deducir vosotros mismos cómo ha ido la evolución de los tests con la siguiente imagen:

test de ovulación pueden predecir un embarazo

Os he puesto la imagen original, pero os subo también una imagen modificada digitalmente para que podáis apreciar un poco mejor las diferencias. Espero que os resulte también útil:

test de ovulación pueden predecir un embarazo

Una pequeña aclaración, las tiras verdes son los test de ovulación y las tiras azules son los test de embarazo. Los he puesto cronológicamente, aunque el primer día, con los nervios, puse la fecha del revés. Creo que se aprecia muy bien cómo los test de ovulación van oscureciendo cada día y los test de embarazo va apareciendo la línea poco a poco.

Finalmente, el 18 de enero me repetí la prueba de embarazo. Después de ver líneas en los tests de embarazo tan claras y sufrir un aborto, necesitaba ver una evidencia de que aquello iba bien. Y salió tan oscura como la línea de control.

Conclusión

En mi caso y con esas tiras puedo confirmar que un test de ovulación puede predecir un embarazo. Pero no sé qué habría ocurrido con otras tiras de ovulación. O qué ocurrirá con esas mismas tiras, pero en otra mujer. De todas formas, os dejo los enlaces de Amazon (afiliados) por si queréis adquirir esas mismas tiras y tener vuestra propia experiencia:

Tests de Ovulación (pack de 50 tiras)

Tests de Embarazo (pack de 10 tiras)

Y contadme en los comentarios, ¿os animáis a probar? ¿Lo habéis probado? ¿Os ha funcionado?

Test de Helecho a fondo

Hace mucho tiempo, os contaba AQUÍ mi experiencia con la Prueba de Helecho justo cuando me había quedado embarazada del que por entonces era Futuro Bebé. Con el embarazo, el nacimiento, la lactancia y el tiempo, fui dejando poco a poco la prueba definitiva para demostrar si el test de helecho funciona o no. Pero hoy vengo a rescatarlo y a daros mi opinión.

¿Qué es el Test de Helecho?

Os lo cuento también rápidamente en ese post, pero os lo vuelvo a contar por si lo puedo dejar un poco más claro. Es un test de ovulación basado en la saliva. Las diferentes etapas de un ciclo en la mujer tienen diversas consecuencias físicas que se pueden medir de varias formas. Una es el Test de Ovulación más conocido y del que os redacto mi experiencia AQUÍ.

Pero otra forma de medirlo es porque la ovulación produce un aumento en la cantidad de estrógeno y ésta, a su vez, provoca una mayor salinidad en la saliva que se puede detectar fácilmente. Poniendo una gota de saliva seca bajo el microscopio se pueden ver la cristalización de la saliva en forma de helechos.

¿Es fiable el Test de Helechos?

Como todo, depende de cada mujer. Conozco casos en los que los tests de ovulación por orina no detectan la ovulación de la mujer, esto no quiere decir que no haya habido ovulación. Y hay casos en los que una mujer puede tener más estrógenos durante todo su ciclo y no detectar el aumento durante la ovulación, por tanto el test de helechos no sería fiable. Pero en general, sí es algo fiable.

¿Qué ventajas tiene el Test de Helechos?

Lo bueno que tiene es que es reutilizable. Lo compras una vez y puedes usarlo tantas veces como necesites a lo largo de tu vida. Depende de la marca, aseguran una durabilidad mayor o menor. Dado que se trata de un microscopio portátil, se puede arañar y no dar resultados.

Cosa que, por ejemplo, me pasó a mí. El Fertilcontrol que me tocó en el sorteo que os comento en el post anterior, cuando volví a intentar usarlo, sin haberlo movido de sitio en 3 años y sin haberlo manipulado, tratando de guardarlo como se indica, cuando lo volví a coger, estaba totalmente arañado. Os lo enseñé en esta foto de Instagram:

Así que me tuve que comprar uno de mi propio bolsillo.

¿Cómo puedo interpretar el Test de Helecho?

La interpretación es bastante sencilla. Si sólo hay líneas y puntos, no hay helechos, por tanto no ha habido aumento de estrógenos y todavía no está cerca la ovulación. Si empieza a verse helechos, la ovulación podría producirse en breve y sería buen momento para iniciar las relaciones. Y cuando se ven muchos helechos, entonces estamos en esos días, ¡¡a fabricar bebés!!

Mi Experiencia con el Test de Helecho

Igual que la vez anterior, el primer ciclo que lo probé, no conseguí ningún resultado. No había helechos por ninguna parte, aunque el test de ovulación sí había dado positivo. Supuse que algo no estaba haciendo bien, así que decidí darle otra oportunidad al mes siguiente.

Te recomiendan usar una gota algo generosa, sin pasarte, y preferiblemente de debajo de la lengua. Además, no debes usar la primera saliva de la mañana y dejar 2 horas después de la última comida o bebida para usarlo (sí, ni agua). No ponerla con los dedos ni con la lengua y quitarle las burbujitas. Yo empezaba a sospechar que el error estaba ahí, no conseguía poner bien la saliva, que en sí misma requería de una ciencia infusa importante. ¿Qué es una gota generosa, pero no demasiado? Yo intenté cubrir todo el microscopio, pero siempre sin que fuera una gota excesivamente gorda. Y aún así, no me funcionaba. Hasta que un día me cabreé y eché una gota generosa de verdad, con la lengua, sin burbujitas, de debajo de la lengua y, en lugar de esperar los 20 minutos que te recomiendan para que se cristalice (se seque), esperé 3 horas. Pero así, sí pude ver helechos.

Aquí no se ven helechos, sólo puntitos. Era el día 13 del ciclo, la ovulación estaba realmente muy cerca si no estaba ocurriendo ya. Y así lo decía también el test de ovulación.

Por la tarde, volví a poner una gota de debajo de la lengua usando la lengua en el microscopio…

En los bordes se aprecia la formación de unas líneas. ¿Conseguís verlas? En la parte de arriba. Empieza a haber unos pequeños helechos. La ovulación estaba en camino…

Día 14 del ciclo, cuando suelo tener la ovulación normalmente. Como podéis ver, en casi el centro, se aprecia perfectamente la formación de helechos. Y así también lo confirmaba el test de ovulación:

Y al día siguiente, el día 15, era muy obvio que había helechos, como se puede ver en este test. Todo estaba lleno de helechos casi por todas partes, aunque resultaba bastante difícil enfocarlo con el móvil.

Y el test de ovulación también daba un positivo todavía bastante claro:

Conclusión

Puedo confirmar que el Test de Helecho funciona en mi caso. Pero, sinceramente, no me lo habría comprado sabiendo lo que sé ahora. No es un test económico, a pesar de que se puede reutilizar y demás. Como curiosidad para probar, es algo caro. Al precio al que están las tiras de ovulación en tiendas como Amazon (enlace afiliado), no lo dudaría y compraría, por ejemplo, este pack de 50 Test de ovulación (LH) Core Tests 25 mlU/ml 3 mm (es el que me compré yo y, después de varias pruebas en otras cosas que también os enseñaré, me sobraron y todo).

PD: En el podcast hay sorpresa final. Prometo que ha sido totalmente improvisado.

Convergencia Solidaria, ¿qué es?

De vez en cuando me gusta dar a conocer cosas que descubro, o me descubren, que considero de interés social. Suelen ser cosas sociales y en esta ocasión no va a ser lo contrario. Os quiero hablar sobre Convergencia Solidaria.

¿Qué es Convergencia Solidaria?

Es una iniciativa que pretende movilizar a otros blogueros y blogueras para que pongan a disposición de la solidaridad el mayor capital que poseen: su capacidad de involucrar a otras muchas personas que los leen y los siguen con asiduidad.

Lógicamente, en esta parte me veo implicada. Así que iré desgranando de forma comprensible de qué se trata.

¿Cómo trabajan en Convergencia Solidaria?

Blogdads propone una campaña solidaria de sensibilización sobre la discapacidad intelectual, así como de donación de recursos económicos para la Fundación Gil Gayarre, una entidad sin ánimo de lucro que lleva 60 años trabajando para mejorar la vida de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo.

Es decir, tratan de recaudar fondos para la Fundación Gil Gayarre que trabaja (sin ánimo de lucro) en mejorar la vida de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo. Estas donaciones no son “gratis” a cambio puedes recibir algún premio y te invito a visitar su página para descubrir cuales. Quienes desean hacer donaciones participan en sorteos realmente chulos. En serio, id a verlos, seguro que os animáis y encima estáis favoreciendo una buena causa.

¿Por qué colaboro en la divulgación de esta campaña?

Pues la verdad, esto es más tema personal. Ya que habéis llegado a leer hasta aquí, pues me apetece que me conozcáis un poquito mejor, aunque creo que no es la primera vez que lo digo, sí que lo dije hace muchísimo tiempo.

He sido voluntaria en una Asociación de Discapacitados en mi pueblo. Fue hace mucho tiempo, cuando el tiempo me sobraba y ya conocía el voluntariado. El voluntariado me parece una forma extraordinaria de devolver algo bueno. A mí me han ayudado desinteresadamente muchos desconocidos en mi vida y se lo quiero devolver a otros desconocidos. Con el voluntariado te aseguras de devolvérselo a alguien que lo necesita.

En esa Asociación cogí de la mano a adolescentes que tenían discapacidad. Algunas impedían su desarrollo normal en una sociedad, otras no tanto, pero como adolescentes sentían la necesidad de formar parte de un grupo con sus iguales. Hacíamos actividades con ellos cada fin de semana para ir introduciéndoles en la sociedad y sacándoles de la burbuja que tenían en casa.

Era maravilloso acompañarles. Unos no necesitaban tanto acompañamiento… ¡¡y ayudaban!! Eran muy conscientes de sus capacidades y trataban de llegar y superar los límites que se les imponía. Tenían mucho amor que dar a todo el que lo quisiera recibir. Y necesitaban recibir mucho amor de quienes se lo querían dar. Vivían cada vínculo que creaban de forma muy intensa. No medían el amor en ninguna de sus formas.

Poco a poco han ido creciendo y dejando de ser adolescentes. Ahora me los cruzo en la calle y forman parte de la aglomeración de personas mayores. Tienen sus dificultades, pero también sus ganas de superarse. Hay mucho que aprender de ellos y ofrecerles esas oportunidades para que nos lo enseñen y podamos aprender es algo que admiro.

Y por eso te participo esta forma de poder contribuir a que estas personas formen parte de tu día a día y puedas aprender con ellas.

Balance 2017 y Propósitos 2018

Ha comenzado un nuevo año, en diciembre sólo escribí el Sorteo que realicé. Ha sido un mes difícil y unas fechas complicadas, sobre todo emocionalmente. Pero eso no me exime de culpa. No os quería tener abandonados, tengo mil cosas que contar y para reanimarme a hacerlo, voy a contaros mi balance 2017 y propósitos 2018, ¿qué os parece?

Balance 2017

El año empezó del revés. Perdimos a Bisabuela Fútura apenas al empezar y tiñó de gris todo el principio de año, pero la cosa no mejoró.

Al poquito, perdí mi trabajo y todo lo que acarreó en cuanto a trámites y a gestión emocional. Y encima, no he encontrado trabajo tampoco.

Y para colmo, sufrí un aborto. Desde entonces soy incapaz de decir “tener un aborto”, los abortos se sufren.

Pero siendo justos, también han pasado cosas buenas. He conocido a muchísima buena gente con quienes he hecho lazos muy fuertes. Madres blogueras que siento muy cercanas.

También lancé mis pequeños servicios y hasta productos. Nunca imaginé lo lejos que ha llegado mi Kakebo (incluso para mí). Me está ayudando bastante a subir el inexistente autoestima que tengo.

En cuanto a los propósitos que me puse para este año… ¡Vamos a verlo!

  • Ovuview y Womanlog

Me había propuesto usar estas aplicaciones de móvil mejor. Y, la verdad, al poco dejé abandonado Ovuview, pero no Womanlog. Sigo usándolo día a día sin haber dejado de registrar nuestras actividades.

  • Cuidados Personales Diarios

Aunque no he llegado lo lejos que me imaginaba, ¡¡he mejorado muchísimo!! Creo que eso de cuidarme no se me da muy bien, pero lo intento y hasta lo consigo. Ahora hasta lo hemos implantado en la rutina familiar para mejorar esto bastante más en 2018.

  • Usar Agenda

Esto ha llegado a un nivel muy pro. Se ha convertido en mi registro diario y me encanta hojear a día de hoy mi agenda del 2017 y reconocer los días por los sentimientos que he transmitido. Ahora pongo fotos, escribo lo que ha pasado, cuento cómo me siento. Me he vuelto exigente con cómo debe ser la agenda, en su tamaño, en su contenido, ¡¡todo!! No me reconozco.

  • Resumen del Día

Se trataba de escribir mínimo un tuit diario durante cada día del 2017 para hacer un mini resumen de cómo ha sido el día. Creo que no aguanté un mes. Me saturé un poco con eso de la foto diaria de Instagram. Además, me parecía redundante, escribirlo en la agenda y también en Twitter…

  • Ahorrar

Estoy muy sorprendida. El Kakebo Digital en Excel me ayudó muchísimo con esto. Sí es verdad que ahora mismo está muy descompensado lo que gano con lo que gasto (y no porque me dé caprichos, es que la vida está muy cara y el paro es excesivamente poco). Me había propuesto acabar el año sin números rojos y puedo decir que acabé con un colchón bastante majo. A ver si para este año lo supero con creces y ahorro mucho.

  • Lectura

Leer, mínimo un libro al mes. Y sí, lo he conseguido. No recuerdo ahora mismo cuántos libros me he leído, pero han sido más de 12. Contando con que uno de ellos ha sido el primer tomo de El Quijote.

No me acordaba que me había hecho tantos propósitos, la verdad. Pero el balance ha sido bueno en cuanto a cumplirlos. Creo que esto de los propósitos me funciona… ¡Vamos a por los del 2018!

Propósitos para el 2018

  • Publicar más en Instagram

Con esto de que me había saturado con el 2016, he publicado bastante pocas. Y me he lanzado con los stories de Instagram. Así que, sin comprometerme a que sean diarios, sí quiero proponerme un mínimo de 3 fotos a la semana. Pero bien hechas, con cámara Reflex y todo. Si salen más fotos, pues tampoco me voy a limitar, pero quiero hacer una galería bonita.

  • Usar más y mejor Facebook

Creo que es la red social a la que más tirria le he tenido toda la vida, pero también es verdad que ha sido en la que más cercana he sentido a la gente. Es en la que mejor conecto y la que, el año 2017, más me ha aportado. Así que a ver qué aprendo de esta herramienta. Os lo contaré todo por la Fan Page a la que os invito seguir. Los mensajes siempre serán personales (casi pongo una carita sonriente por la costumbre).

  • Sacar más partido de Mamifutura

He hecho pequeños pinitos. Tenéis el Kakebo disponible para adquirir (hasta le he hecho una página web propia). Tengo lo de las copas puesto, pero muy parado. Creo que Mamifutura como tal podría ayudarme con el bache económico por el que estoy pasando y no lo estoy aprovechando. Creo que debo enfocarme más en la idea que la gente se está perdiendo la oportunidad de ser más feliz. Tengo mucho que aportar, pero no me lo creo.

  • Profesión

El 2017 me ha dado una visión de vida mucho más amplia de lo que tenía. Me ha hecho ver que mi vida profesional es muy larga y queda más del doble de lo que apenas he trabajado y que puedo aportar, todavía, lo mejor de mí. El mundo se lo merece y lo necesita, así que tengo que enfocarme para dar toda la felicidad que soy capaz de aportar al Mundo. ¡Vamos a por ello!

  • Alimentación

Estoy decidida a mejorar mi alimentación. Y de paso, la de toda mi familia. Llevo un tiempo planteándome lo, dándole vueltas, imaginándomelo, enfocándolo, pero hasta que no ha llegado el Año Nuevo, no me he decidido. He comenzado la primera semana, otra vez, con dejar el azúcar del todo y lo estoy consiguiendo. Y en cuanto volvamos a la rutina, habrá más verduras, legumbres y comida realmente sana en los menús del día a día. Aunque sé que la organización es básica para conseguirlo… Creo que llegaremos a base de golpe de remo, poquito a poco haciendo el camino.

  • Familia

El aborto del año pasado y el no quedarme embarazada desde entonces me han hecho enfocar mi maternidad de forma más… Resiliente. Aceptar lo que venga como quiera venir y superar las dificultades que se presenten. Actuar según las necesidades que vayan surgiendo y seguir disfrutando la vida con la mirada que tiene mi hijo respecto a ella.

Y aunque tengo algún propósito más, quiero dejarlo aquí. Los otros me los guardo y se lo contaré a quienes quieran saberlo, y me lo pregunten.

¡¡PRÓSPERO 2018!!

Sorteo 2017

Este año ha sido muy duro para mí, quien me sigue lo sabe bien. Pero tengo la espinita clavada de haber dejado pendiente un sorteo por realizar y he decidido que ahora lo saco de nuevo a la luz con condiciones increíblemente más simples. ¡Espero que os guste! En este Sorteo 2017 quiero celebrar el final del año y que tengáis un regalo extra por Navidad.

¿Qué podéis ganar?

Un curso de Podcasting de Nación Podcast

Yo lo hice y me parece de muchísimo más valor de lo que cuesta. Podréis hacer vuestro propio podcast y tenéis herramientas a vuestra mano que seguro que ni conocéis. Pues Sunne nos enseña a manejarlas todas para hacer el mejor podcast del universo. ¡No te lo pierdas!

Conjunto tejido a mano de No Sin Mis Patucos

Igual que la vez anterior, No Sin Mis Patucos colabora en este sorteo con un precioso conjunto que podrás poner a tu bebé y que esté precioso (o regalárselo a alguien). Está confeccionado a mano. Es una obra artesanal que hasta yo quiero para mí.

Kakebo en Excel del año 2018

Si quieres saber qué es esto, ¡entra AQUÍ! Te lo cuento al detalle. Se trata de controlar tu economía doméstica durante todo el año 2018 y conseguir ahorrar. Terminarás las próximas navidades con la mejor sensación del mundo, habiendo ahorrado para ese viaje especial que deseas desde hace años.

¿Cómo puedo participar en el Sorteo 2017?

¡¡Muy fácil!! Sígueme en Facebook y sigue la página del sorteo en el que quieres participar, rellena el formulario (para reconocer si sigues el requisito), ¡¡y ya está!!

Las Páginas de Facebook son las siguientes:

Mamifutura

Nación Podcast

No Sin Mis Patucos

Y no olvides rellenar este formulario para asegurarte que participas:

¿Hasta cuándo puedo participar en el Sorteo 2017?

Puedes participar desde ahora y hasta el 20 de diciembre 2017 a las 23:59. El sorteo lo haré a través de Sortea2 y anunciaré el/la ganador/a de cada sorteo el 22 de diciembre 2017 a través de las redes sociales y contactaré con ellos por su perfil de Facebook y correo electrónico (si lo ha facilitado en el formulario).

Qué es un Kakebo o el Método Kakebo

Conocí mi primer Kakebo hace unos 3 años. Me pareció un término un poco extraño, pero en cuanto supe en qué consistía, ya me enamoré de los Kakebos y me hice velozmente con uno. Y cuando me sumergí en el método aplicándolo a mi vida… fue increíble. Pero vamos por partes.

¿Qué significa Kakebo?

Su significado más literal traducido al castellano sería “libro de cuentas para la economía doméstica“. Lo creó la japonesa Motoko Hani y su intención era ayudar a las mujeres a gestionar su economía familiar. Es una mujer apasionante, os recomiendo conocerla más profundamente si os interesan las feministas.

Su primera edición es de 1904 y estaba dirigida a mujeres. Su intención no sólo era conseguir ahorrar en todas las casas de Japón, si no también empoderar a la mujer.

Parace ser que lo consiguió y a día de hoy es un imprescindible, a mi parecer, en una economía familiar.

¿En qué consiste el Kakebo?

Es un libro de cuentas donde controlas los gastos y los ingresos del dinero. Pero si queremos entrar en detalles, el método Kakebo va más allá de hacer cuentas, se trata de entender cómo ahorrar.

Su objetivo principal es el ahorro y, según el método, el ahorro real lo consigues si entiendes en qué gastas el dinero. Para ayudarte a comprenderlo parte de la base de que hay Gastos Fijos que no podrás evitar. Y otros Gastos Variables en los que sí puedes ahorrar. Los Gastos Variables los divide en 4 partidas según su objetivo.

Es decir, ¿por qué gastas ese dinero en café? Pues por ocio, porque perfectamente te lo puedes hacer en casa con café comprado en el supermercado y ahorrarte 1 €. Ahorrando 1 € (o más) al día, teniendo presente que no tomamos café todas las mañanas, podríamos estar hablando de ahorrar 25 € al mes. Hay personas que no ganan tanto en un único día de trabajo.

Entrando en profundidad sobre las 4 partidas del Kakebo

Voy a explicarlo un poco para alguien que no entiende muy bien qué es eso de partidas. Es un palabro que se usa en el mundo financiero/económico para referirse al objetivo con el que gastamos ese dinero. Por ejemplo, si gasto 1 € en pan ese dinero tiene el objetivo de “Supervivencia”, por lo que se pondría en esa partida.

¿Cuáles son las partidas del Kakebo?

Como he dicho antes, se divide en 4 partidas básicas que puede ocurrir en cualquier hogar. Supervivencia, Ocio, Cultura, Extras. La verdad es que puede ser muy subjetivo. El cine puede ser Ocio para alguien, pero Cultura para otra persona.

Motoko Hani considera la cultura esencial para cualquier persona y por ello lo ha puesto como una partida aparte. Como para incentivar que cultivemos nuestra mente. Cosa que hace con el propio Kakebo. Porque si sabemos en qué gastamos y cuánto gastamos en cosas que no son importantes, podemos ahorrar.

Otras curiosidades del Método Kakebo

Si me preguntaran por qué triunfa este método, yo diría que es increíblemente completo y, sobre todo, fácil. Te guía para realizar las cuentas en una visualización sencilla y bonita. Tiene la capacidad también de recordar aquellos momentos en los que has ido a tomar un café con tu amiga. Porque debes apuntar todos los gatos, incluso el pan que compras cada día. Por lo que ves las cosas que has hecho.

Y tiene la curiosidad de que te ayuda a ser muy consciente de los gastos innecesarios. Y ése es su gran fuerte. Cuando ves cuánto dinero has gastado en salir a cenar, te planteas dejar de salir. Puedes gestionar tu presupuesto mucho más claramente y hacer de ti un Gran Ahorrador. (Te lo dice una derrochadora nata)

Al final te ayuda a verlo todo con estadísticas que realizas tú mismo con las cuentas que has hecho. Si lo tienes todo apuntado y todo calculado, en una gráfica te plasmas la realidad de tu economía.

Las Cuentas del Kakebo

Si tengo que ponerle una pega al método es que… te obliga a gastar tiempo para hacer las cuentas aritméticas. Y a veces éste no lo tenemos. Con mi primer Kakebo hubo dos o tres semanas que sólo apuntaba lo que había gastado, pero cuando pude sentarme a hacer las cuentas… me había pasado de presupuesto.

Por eso me dije que seguro que existía este método en Excel. Y sí, había cosas para controlar tu economía familiar basado en el método, pero no tan… visual, no tan… pragmático. Así que una buena mañana me senté y comencé a crear mi propio Excel basado en el método Kakebo. Tardé una semana entera en comenzar a tener algo decente. Recuerdo que fue un día de septiembre del 2016. En lo que quedaba de año lo puse en práctica y fui mejorando cosas.

Kakebo en Exel

Y finalmente creé el Kakebo Digital en Excel de Zana 2017. Me llevó mucho esfuerzo, aprendí muchísimo de Excel. Aprendí muchísimo sobre economía familiar. Pero tenía que depurarlo aún más. Después me despidieron y ahora estoy desempleada, por lo que se ha convertido en una herramienta básica para controlar mi presupuesto.

Este año he salido de mi zona de confort y he decidido ponerlo a la venta por una cantidad de dinero más simbólica que otra cosa. Por dos razones, la principal… porque cuando pagamos por algo nos comprometemos con ese algo. Y considero muy importante comprometerse con el ahorro. Pagas por ahorrar, pero va algo más alla… Pagas para que tú te lo tomes en serio.

Por otro lado, también reconocer el esfuerzo que ha supuesto crear el Kakebo. Han sido varias horas de mi vida. He puesto mucho esfuerzo y mucho cariño en que quede bonito y en que sea práctico. Este año he mejorado cosas del Kakebo 2017. Por ejemplo, he eliminado fallos que tenía, he mejorado la visualización, he eliminado gráficas poco funcionales… Creo que me merezco que paguen por mi esfuerzo para valorarme a mí misma, sobre todo ahora que estoy desempleada.

Kakebo Excel 2018

#VDLN Divina Providencia

Sigo estanto un poco… delicada. Pero si me ha dado fuerzas algo, además de la ayuda profesional, de amigos y familiares a quienes agradezco cada una de las palabras que me han regalado, ha sido esta canción.

No he podido parar de escucharla en bucle. Y me he visto obligada emocionalmente a comprar el segundo disco del grupo que no tenía y que es otra maravilla igual.

Os aviso que es Power Metal, pero la letra es… oro puro.

Más información sobre el carnaval, en ESTE ENLACE.

¿Qué me hace ser buena madre?

Quiero recalcar que este post es, sobre todo, opinión personal. No hay un decálogo de la buena madre que podamos seguir para ser esa madre perfecta, porque siempre dependerá quiénes somos, cómo somos, quiénes son nuestros hijos y cómo son nuestros hijos. Es más, ¿existe realmente la buena madre? Yo creo que sí, pero nunca deberemos tomarnoslo como una etiqueta. Todas somos buenas madres y todas somos malas madres.

¿Quiénes somos y cómo somos?

Sí, es algo diferente. Cuando digo “quiénes somos” me refiero a todas aquellas cualidades en nuestro ser que no podemos elegir. Nuestra nacionalidad es la que es, aunque la cambiemos, hemos nacido, crecido y aprendido en un sitio y todo lo que ese sitio tiene como carga social, es lo que define, en parte, quiénes somos. No podemos elegir a nuestros propios padres, con sus propias características, creencias, crianzas, vivencias, experiencias, etc. Eso también nos hace ser quienes somos.

Y el cómo somos es lo que sí podemos elegir. Tengamos que cambiarlo o no, pero podemos elegir cuán amables, sociables, sinceros, honestos somos. Podemos ser una persona distinta a lo que podríamos ser, es decir el quiénes somos no es obligatorio que sea definitivo, simplemente nos hará recorrer una senda hasta llegar al cómo somos más o menos larga o intempestuosa, pero tenemos potestad en decidir cómo somos.

¿Cómo es una buena madre?

En mi opinión, y recalco que es mi opinión, una buena madre no la define otra madre. Yo no soy quién para decir si tú, ni siquiera si yo, eres/soy una buena madre. Mucho menos cómo debe ser una buena madre…

¿Entonces? Pues creo que el único que puede definir a una buena madre es cada hijo. Y con cada, quiero decir que hay tantas buenas madres como hijos para definirlas. Y si eres bimadre, eres dos buenas madres, si eres trimadre eres tres buenas madres o… Puedes ser una buena madre y una no tan buena madre, a la vez.

Yo no soy quién para juzgarte y no permito que seas quién para juzgarme. Tengo muy claro que mi objetivo es procurar la felicidad a mi/s hijo/s enseñándoles valores, principios, el poder del sacrificio y límites, con amor, paciencia, cariño… infinita paciencia. Confianza, seguridad. Son palabras de mi día a mía, porque el sacrificio va intrínseco en la felicidad.

Y para ser una buena madre… hay que hacer todo lo que esté en el corazón para que los hijos crezcan felices. Pero la felicidad no quita lo malo, la felicidad no es un estado.

¿Cómo puedo ser una buena madre?

Ámate a ti misma, sé honesta contigo, no te juzgues, demuéstrate lo que te quieres, trátate bien, sé feliz. Si tú no te amas a ti misma, es difícil que ames a nadie más, y mucho menos que puedas enseñar a amar.

Eres una buena madre. No soy quién para juzgar si lo eres, ni siquiera tú eres quién para juzgar si tú lo eres. El único que lo podría hacer es tu hijo/a cuando sea madre o padre.