Experiencia: Tests de Embarazo

Creo que todas las buscadoras tenemos ganas de saber si estamos embarazadas cuanto antes y nos dejamos llevar muy fácilmente por los piscosíntomas. No soy una excepción y mi imaginación tiene mucho poder.

¿Qué son los psicosíntimas? Pues síntomas de embarazo que nos inventamos… Y es que hay muchos, desde las náuseas, hasta dolores de tripa, pasando también por, como me ha pasado a mí, los dedos dormidos. Sí, había momentos en los que se me dormía la mano y yo estaba convencida que era por el embarazo, y eso que había ovulado hace un día… Pero como tuve síndrome de túnel carpiano las últimas semanas del embarazo y los primeros meses después del parto, pues estaba convencidísima que ahora estaba teniendo el síntoma desde ya porque estaba embarazada. ¡¡Qué traicioneros son los psicosíntomas!!

Pero tengo muchas cosas que contaros. Por ejemplo, los tests de ovulación pueden predecir el embarazo. OJO, ¡”pueden”! Si predijeran el embarazo no existirían los test de embarazos ultrasensibles. También pueden equivocarse y predecir un embarazo que no es real o no predecir un embarazo real. Por eso siempre hay que confirmar con un test de embarazo. Esto ocurre porque la hormona LH (liberada durante la ovulación) se parece molecularmente muchísimo a la hormona hCg (segregada durante el embarazo) y, por tanto, la hormona hCg puede ser confundida por los test de ovulación como hormonas LH y, al ser más sensibles, detectar el embarazo antes que un test de embarazo. La posibilidad ahí está, pero no es la evidencia, por lo que nunca debe ser tomado como una predicción del embarazo.

En el mercado, igual que pasaba con los tests de ovulación, hay una cantidad ingente de tests de embarazos. Igualmente, los hay más fiables o menos, más sensibles o menos. Como todo, se puede mirar y revisar por internet cualquier información o experiencia personal.

En mi caso, los que encuentro en farmacia son más caros, fiabilidad estándar (alta) y una sensibilidad reducida. No predicen el embarazo hasta después de unos días tras la falta. Mientras que he comprado unos que tienen una fiabilidad muy alta y una extraordinaria sensibilidad. En la caja se puede leer que predicen el embarazo hasta dos días después de la implantación. E, incluso, carecen de línea de evaporación con una fiabilidad del 98%.

Sinceramente, ignorante de mí, pensaba que la implantación era lo mismo que la fecundación, ¡pero nada más lejos de la realidad! La fecundación se produce en el momento que el óvulo y el espermatozoide se encuentran y fusionan. Que esto ocurra, no garantiza un embarazo de éxito. Después comienzan un viaje bailando por las trompas de falopio donde el organismo estudia la compatibilidad del ADN del óvulo fecundado con el espermatozoide. Si decide que son compatibles, comienza la implantación. Pero en muchos caso, la mayoría, no existe la compatibilidad entre ese óvulo y ese espermatozoide, por tanto, no permite la implantación. Por eso, las estadísticas nos dicen que la posibilidad de éxito de que una mujer fértil y un hombre fértil obtengan un embarazo con éxito es de un 20%. Cuando conocí esta cifra me impactó muchísimo, pero es comprensible que el margen de búsqueda de un embarazo de éxito en dos personas que se preven fértiles sea de un año y, después, comienza la búsqueda de posibles problemas que causaran la infertilidad, si ésta existe.

Pues ese “baile” entre óvulo y espermatozoide por la trompa de falopio dura entre 8 y 15 días. Se toman su tiempo para decidir el color de ojos de quién o los lunares de cuál… Así que no es previsible cuándo ocurriría la implantación.

Aquí tengo que contaros que en el día 23 del ciclo, 7 después de la ovulación (DPO), por la tarde, me tumbé un momento en el sofá y sentí unos pellizcos suaves en el útero. Fue muy extraño, no sé si era la implantación o no, yo quiero pensar que sí, porque fue en el día 8 DPO de la primera ovulación (siempre se cuenta la última ovulación, normalmente), por lo que encajaría en los días que comenzaría el proceso de la implantación. ¡¡Os podéis imaginar mi emoción!! Otro psicosíntoma por lo que confirmaba mi embarazo indudablemente. Por la mañana me había hecho el primer test de embarazo y había salido negativo, como me imaginaba. Pero las ganas de saber me podían, llevo realmente muy mal la incertidumbre (es algo en lo que tengo que trabajar muy seriamente).

Si era cierto que ese día era el día de la implantación, a los dos días, según el test que me había comprado, tendría que dejarse ver por los tests de embarazo. Así que el día 9 DPO, 25 del ciclo, me hice el siguiente test con el primer pis de la mañana (es en el que más se concentra la hormona hCg). Yo esperaba poder intuir una sombra de una sombra del test de embarazo. Pero nada, era un clarísimo negativo. Me llevé una decepción. A los dos días repetiría y estaría más claro.

Día 11 DPO, 27 del ciclo. Según mi calendario de ciclos menstruales era el día que me tendría que venir la regla, por lo que esperaba que se pudiera ver un positivo claro. Pero nada, aunque si me esforzaba y le ponía ganas… yo era capaz de ver la sombra de una sombra. Al menos es lo que quería creerme. Os juro que poniendo el test en cierta inclinación respecto al Sol, se intuye muy lejanamente una posible sombra. Pero no lo consideraría un positivo por más ganas que tuviera. Al día siguiente me haría otra prueba.

Día 12 DPO, 28 del ciclo. No sabía qué pensar, me he llevado un chasco con los tests. O no eran tan ultrasensibles, o tenían fallo de fabricación o la posibilidad de embarazo se desvanecía… Pero aquí sí se intuye una posible sombra de embarazo. Si lo veías con el Sol, se veía. Aunque en las fotografías no se apreciaba igual de bien por más que he buscado una foto buena. En persona se veía mejor yo me daba por satisfecha. Anuncié nuestro embarazo a Papá Fúturo.

Día 13 DPO, 29 del ciclo. Aquí sí que la falta de regla es oficial y, sinceramente, lo gasté porque lo tenía, básicamente. Aquí se ve la sombra del embarazo hasta en la fotografía, aunque hubiera que fijarse muy bien. Me decepcionó bastante que siendo posiblemente un embarazo múltiple y siendo unos test de embarazo ultrasensible no fuera bastante más evidente el embarazo. Yo sí aprecio que la sombra se duplica día a día, en lugar de cada dos días como es lo habitual… Pero claro, sólo lo veo yo.

¿Lo veo porque tengo ganas de verlo y mi imaginación me juega malas pasadas o es realidad? Hasta la primera eco no lo sabríamos, pero sí…

¡¡¡ESTOY EMBARAZADA!!!

Por si no lo sabíais, me lo contó una amiga. Si no estás segura de ver correctamente el test de embarazo, puedes hacer una foto del test y poner filtros a través del móvil para confirmar si la sombra es real o no. Normalmente bastaría con ponerlo en negativo. Yo tuve que usar filtros más complicados para que pudieran verse…

Aquí os enseño una foto de los tests al natural y con la foto filtrada para que vosotras mismas veáis la diferencia. Son la misma foto. En mi caso he tenido que usar PicsArt, dentro de la app: Efectos – Colores – Invertir – Cantidad máxima y Luz Dura.

TestEmbarazo

Escucha”Experiencia: Tests de Embarazo – PM 13″ en Spreaker.

Experiencia: Test de Ovulación

Como ya he anunciado en podcasts anteriores, voy a hablaros de mi experiencia con los test de ovulación. Es mi primer ciclo de búsqueda, por lo que no puedo certificar su resultado hasta el comienzo de mi próximo ciclo o un test de embarazo positivo. En ningún caso, un test de ovulación es garantía de embarazo. Se realiza para conocer mejor el ciclo menstrual de una mujer y ese conocimiento puede ayudar a tener un embarazo con éxito, pero no es imprescindible para quedarte embarazada si hay dificultades. Sólo es útil para conocerte mejor como mujer.

Un test de ovulación consiste en unas tiras reactivas a la hormona LH. Esta hormona se libera cuando se produce la ovulación y se puede medir a través de la orina. Nos ayuda a conocer el mejor momento para tener prácticas sexuales y concebir un bebé. O todo lo contrario, cuándo no tener prácticas sexuales para evitar un embarazo.

Se pueden comprar en la farmacia o, como todo, por internet. Hay mucha variedad de precios y es importante fijarse en la fiabilidad de las tiras y en las instrucciones de la misma, que también pueden variar. Yo compré en farmacia por la urgencia de realizar los test y tuve que comprar los que tenían disponibles, habría preferido otros más económicos e incluso más fiables, pero para realizar esta experimentación no tuve opción.

Los que he podido probar dan diez tiras reactivas que te recomiendan realizar a partir del día 10 del ciclo cada 24 horas hasta obtener una tira en positivo. Después, desechar el resto de tiras para el siguiente ciclo o, como están convencidos y te convencen de que te vas a quedar embarazada, para tirar. También traen un dispositivo que te indica si la tira es positiva o no a través de una pantalla.

Conozco otros test de ovulación que te recomiendan comenzar en el día 10 del ciclo cada 24 horas y, cuando se empieza a marcar un poco la posibilidad de ovulación, hacer la prueba cada 12 horas hasta que obtienes un positivo sin lugar a dudas. Eso ya es cuestión de quien se hace los test de ovulación.

Yo he seguido las instrucciones y me he hecho los test cada 24 horas, pero me las he seguido haciendo hasta que se han terminado las tiras de los test de ovulación. Así que en total me he hecho 10 tests de ovulación.

Día 11 del ciclo – Test 01

Me podía la emoción de empezar a probar, así que a las 17h comencé a hacerme la prueba con Niño Fúturo pululando por ahí. Conseguí que se quedara medianamente tranquilo y la pude realizar con relativa tranquilidad. Estaba muy entusiasmada por probar el cachibache.

Éste fue el resultado de aquél día, yo quería ver rayita aunque no la hubiera:

01

Día 12 del ciclo – Test 02

En este día estaba Papá Fúturo en casa, era día no lectivo y se había pillado vacaciones a mi solicitud. Así que mientras jugaban en el pasillo a la pelota, yo ahí entretenida a lo mío. Yo no noté nada raro, pero la ilusión me seguía pudiendo:

02

Día 13 del ciclo – Test 03

Esperaba que ya se viera algo más de rayita, posiblemente saliera un positivo. nos pillaba de viaje a casa de Abuelos Fúturos de MF (mis padres, vaya). Así que me lo hice en cuanto pude y fue bastante más tarde que las 24 horas. Pero no me sorprendió nada lo que vi:

03

Día 14 del ciclo – Test 04

Yo esperaba ovular este día, la verdad. Yo esperaba ver la cara sonriente y un positivo enorme de grande. Pero no fue así. Era el primer día que pasaba en casa de mis padres y no sabía cómo iba a poder realizarme la prueba, pero conseguí despistar a mi madre y me la hice:

04

Día 15 del ciclo – Test 05; Día 16 del ciclo – Test 06

Tendríais que verme cómo me he hecho los test en casa de mis padres para que no me pillaran porque mi madre enseguida se pensaría que estoy directamente embarazada… Buah, momentazos.

Esa mañana sentí perfectamente dolor de regla en el útero y un pinchazo enorme. Pensé que después de retirarme el DIU dejaría de notar la ovulación con tanta evidencia, pero no fue así. Sentí perfectamente como por la mañana, sobre las 10h ahí salía el óvulo a vivir su vida. Aún así, me esperé a la hora aproximada para realizar el test pensando que saldría negativo. Con eso de estar en casa de mis padres no pude hacer foto en directo para comparar del test sin aparato. Lo mismo me pasó con el siguiente, así que las junté.

Al día siguiente volvíamos de vuelta a casa y otra vez, durante el viaje, tuve un dolor de regla y un pinchazo enorme… Como era por la tarde y paramos en un área de servicio, me hice el test ahí. Que si en casa de mis padres es una odisea, en un baño público no tiene parangón:

05

Y sí, esto significa que, definitivamente, he ovulado dos veces este ciclo. Otra cosa es si ambos óvulos llegarán a buen término, pero los antecedentes están ahí… (os recuerdo que mi padre es mellizo y mi suegra es melliza).

Día 17 del ciclo – Test 07; Día 18 del ciclo – Test 08; Día 19 del ciclo – Test 09; Día 20 del ciclo – Test 10

Como he dicho con anterioridad, me hice todos los tests para hacer una comparativa fiable. No sabía si al día siguiente el test seguiría dando positivo, cómo sería. Así que os cuento. Ya volvía a estar en la comodidad de mi hogar y me lo podía hacer tranquilamente en la intimidad de mi casa. Como me esperaba, pero no me terminaba de querer creer, salió negativo

Y ya aquí la cosa se desbarajustó un poco. Me despisté a la hora de archivar las fotografías en la galería del móvil. Tener vacaciones y un niño pequeño es incompatible con la lucidez mental:

07

Como podéis ver, me hice todos los tests. Sabiendo lo que sé ahora, creo que me habría dejado alguno para demostrar si se pueden usar realmente como test de embarazo, cómo hacerlo y si da resultado (en caso de que este ciclo haya resultado positivo, por supuesto). Os lo contaré con más detalle en el post del Test de Embarazo.

Os hice la foto en el mismo día que me hacía el test con cada cada tira por dos razones. El resultado de test en la maquinita sólo está visible durante diez minutos después de obtener el resultado tras hacerse la prueba y, cuando retiras la tira, podrás verlo únicamente durante 3 minutos más.

Os lo cuento al detalle. Cuando insertas una tira, el aparato señala que espera recibir la prueba de orina, una vez que la recibe, parpadea durante 3 minutos para señalar el resultado mientras la tira se reactiva con la orina. Una vez que tiene el resultado lo muestra durante 10 minutos y si retiras la tira (aunque ya haya pasado una hora desde que te dió el resultado) te lo deja ver durante 3 minutos más. Esto pasa porque el aparato funciona con pila y si lo deja puesto de forma permanente, se gastaría la pila con la primera muestra.

La foto de la tira cada día la he realizado por si luego cambia perceptiblemente. Así podréis comparar en qué casos da positivo y en qué negativos aunque luego la tira desvirtúe el resultado que la reactiva.

Y aquí os dejo una foto recién hecha con todas las tiras señaladas en su día y en su hora (menos la del 14/04 que debí perderla y no la encuentro):

Todos

Ha sido una experiencia muy grata realizar los tests de ovulación. Ahora conozco mejor mi cuerpo y sé que puedo confiar en que me señala por sí mismo cuándo ovula. Quizás me anime a probar con otra marca por hacer la comparativa y desde aquí invito a que me hagáis recomendaciones de marcas, tests y me contéis vuestra propia experiencia para quien haya realizado estos tests.

Escucha”Experiencia: Test de Ovulación – PM 10″ en Spreaker.

Maternidad en el Paro

Pensaba escribir este post cuando todo el litigio hubiera terminado, cuando hubiera podido cerrar el capítulo del todo y esta nueva aventura hubiera obtenido un sentido, una razón de ser… Pero ha ocurrido lo único que no me imaginaba.

El pasado 15 de febrero, tres días después del segundo cumpleaños de Niño Fúturo, me invitaron a una reunión privada con el director de mi empresa. Lo primero que pensé y que dije: “es para algo malo. Si es para algo bueno, te llama RRHH, si es para algo malo, es el director”. Y así fue…

Rescindieron mi contrato con palabras tan amables como “has hecho una labor prodigiosa en estos años que has estado con nosotros”. ¿Por qué me echaron? Tengo mi opinión, me dieron la suya y en la carta de despido pone otra cosa muy distinta.

Así que de la noche a la mañana pasé a ser una desempleada más de este país. El susto que me llevé al cuerpo os lo podréis imaginar. Esa inseguridad laboral repentina. Era lo mejor, sin duda. Estaba pasando por períodos depresivos por el trabajo y liberar esa carga ha sido muy beneficioso. Pero el miedo es mucho miedo.

El pasado viernes habría sido el final de este camino. El encuentro en la conciliación donde cerraría este capítulo, pero nada más lejos de la realidad. No se presentaron… Así que la pesadilla continúa. Es muy probable que ahora también os cuente esta parte del proceso.

Los primeros días fueron completamente de incredulidad. Niño Fúturo se había puesto malo y no debía ir a la guardería, tenía que encontrar quien se pudiera quedar con él… y repentinamente yo podía quedarme con él. Al día siguiente me había pedido el día de vacaciones, así que tampoco estaba siendo un día raro. El sábado fue el Madresfera Blogger’s Day y me distrajo muchísimo. Además, tenía un millón de proyectos pendientes de sacar adelante. Y llegó el lunes, el lunes en el que, por casa, todo volvía a la normalidad. Yo empezaba mis papeleos oficiales para normalizar mi nuevo estado laboral… Las cosas de Palacio, van despacio, amigos míos. Pero bueno…

A día de hoy todavía lo veo todo un poco incierto. Largas charlas interiores y con Papá Fúturo sobre cómo afrontamos este nuevo futuro. Decisiones importantes que tomar sobre la vida familiar por ese cambio laboral. Muchas cosas removidas dentro de mí sobre qué y cómo hacer. Y mucho miedo. Cuando tienes carga familiar, un despido se vive con otra perspectiva y el centro no eres tú mismo.

Escucha”Maternidad en el Paro – PM 09″ en Spreaker.

Primer Ciclo de Búsqueda

Comienza nuestro primer ciclo de búsqueda. A pesar de ser mi futuro segundo embarazo, realmente es mi primera búsqueda. Niño Fúturo fue una estrella fugaz que se hizo realidad, por lo que tengo todos los nervios a flor de piel.

Es la primera vez que no hay barreras anticonceptivas sin estar ya embarazada. Se me acumulan las sensaciones, las esperanzas, las ganas, las ilusiones.

Se me juntó el hecho de que empezara la regla y tuviera el síndrome premenstrual a la vez. Normalmente el premenstrual me llega una semana antes. Además, al retirarme el DIU, la regla vino con su sangrado de antes de quitármelo y con el dolor de aquél entonces. ¡¡Que ya tenía hasta olvidado!! Por lo que se me juntaron todas las hormonas con todo el comienzo de ciclo. ¡Menuda pesadilla!

Pero en estos momentos es inevitable que las ilusiones ganen un poquito. A pesar de que en casa el resto de los miembros de familia se la pasan pochos o trabajando. Papá Fúturo lleva dos meses sin levantar cabeza, ¡¡todos los fines de semana está enfermo por algo!! Y Niño Fúturo le va a la zaga… esta semana estamos teniendo noches realmente horribles.

Pero quitando esta parte, me resulta inevitable mirar el calendario de Womanlog o de Ovuview y hacer mis cálculos. Me sé mis sexy days de memoria, más o menos he calculado cuándo me haría la prueba de embarazo… Ya he calculado mi posible FPP.

Aún así, por mi pesimismo natural, también me voy concienciando que puede ser un ciclo negativo. Es difícil entrar en esta dinámica, la ilusión supera cualquier barrera. Pero pensar que puede salir una prueba con resultado negativo desde el principio es difícil de asimilar. ¿Por qué lo hago?

Bueno, soy una persona muy pasional, que vive por sus emociones. Las emociones se alimentan con ilusiones y cuando dejo que éstas se hagan dueñas de mi vida… la desilusión me mata. Si no dejo que la posibilidad de un negativo me “agüe” la fiesta, llegar a tener un negativo de verdad podría arrasar con todo mi ser.

La posibilidad está ahí, es mi primer ciclo de búsqueda y me siento inflada de nuevas emociones.

¿Cómo fue tu primer ciclo de búsqueda? ¿Llegaste a pensar que podría ser negativo? ¿Cómo te sentiste cuando tuviste el resultado?

PD: Podcast pendiente de enlazar. Podéis seguir el enlace AQUÍ. Lamento las molestias.

Escucha”Primer Ciclo de Busqueda – PM 08″ en Spreaker.

Visita al Especialista. Endocrino

Ayer tenía visita con el endocrino para revisar la analítica de sangre que me hice el mes pasado. Fue muy rápida, detectó hipotiroidismo subclínico de nuevo, me preguntó sobre la idea de quedarme embarazada y me recetó eutirox.

Entré acobardada y no pude preguntar todas las dudas que me surgieron antes y ahora sobre el significado de mi analítica. Por ejemplo, si no tuviera intención de quedarme embarazada próximamente, ¿me habría recetado el eutirox?

Esto me recuerda de nuevo avisar a quienes tienen intención de tener un embarazo y han sufrido en algún momento de su vida hipotiroidismo sublínico, aunque haya sido sin tratamiento y a pesar de haber desaparecido, la importancia de visitar a un endocrino antes de la búsqueda de ese embarazo. Os lo cuento también AQUÍ.

Citas Ginecológicas

Se acercan las citas ginecológicas… Son cosas que con Papá Fúturo no puedo hablar tranquilamente porque se pone bastante nervioso. Hemos llegado a un acuerdo. Yo he tenido que retrasar mi búsqueda y él adelantar la suya para cuadrar la nuestra. Estamos pensando entre marzo y abril, pero con mis ansias, me cuesta  mucho esperar a quitarme el DIU para entonces. Básicamente porque me gustaría tenerlo este año y, por esas fechas, se complica todo mucho para conseguirlo.

Si no recuerdo mal de la vez pasada, en la primera cita me hará analítica de sangre y la citología. Para confirmar los resultados antes de la búsqueda o durante la misma. Por tanto, he conseguido una cita para final de este mes y otra para 3 semanas después que nos cuadran bien de horas. Porque si me espero, Papá Fúturo tendrá la excusa de que no le va bien de horas y no me gustaría que eso fuera una razón para retrasarlo más de lo necesario.

En mi caso, al tener que quitarme el DIU, pues es inevitable esta cita para comenzar la búsqueda. Podría decidir quitármelo en la primera cita, sin esperar los resultados. Pero no es lo que tengo acordado con Papá Fúturo, por lo que no lo haré.

¿Para cuándo el segundo?

La gente ya me lo empieza a preguntar, los que me conocen poco y apenas intentan hacerlo ya empiezan a soltar esa pequeña pregunta que mata por dentro a cualquiera que desea ser madre…

¿Para cuándo el segundo?

Mi respuesta interior para gente que, como ya he dicho, ni siquiera intenta conocerme me la tengo que comer: “¿A ti qué te importa?”. Pero no soy persona de faltar al respeto de nadie aunque me lo estén faltando a mí.

En mi familia están siendo momentos de una salud dudosa. Papá Fúturo tiene que ir a revisión con el especialista en columna. Y estamos temblando… Bebé Fúturo sigue con las revisiones en el Otorrino. Y yo… de eso no quiero hablar en público, es delicado.

Por éstas y otras muchas razones, mi búsqueda del segundo en esta ocasión la voy a llevar en secreto. Seguiré escribiendo posts sobre la evolución y todo ello, porque una de las cosas que tiene mi blog es un pequeño archivo personal sobre lo que  me ocurre. Pero no se publicarán hasta que lo decida aunque estarán publicadas en el día que se han escrito. Por lo que será un blog útil a partir del nacimiento del segundo.

Perdonadme, pero no encuentro fuerzas en esta ocasión para que mi segundo embarazo sea público. Ni siquiera en mi ámbito laboral, tengo un ferviente deseo de una discreción descomunal. No estoy embarazada (por si algún compañero me estuviera leyendo), pero si lo estuviera, tampoco lo voy a decir.